martes, 23 de octubre de 2007

Corredor ambiental del río Manzanares (II)

(...viene de aquí)

Si queremos realizar el recorrido completo de la Senda ecológica, deberíamos empezar en el Complejo Deportivo Somontes. En realidad a mí me gusta ir en bicicleta desde casa (en otra entrada puedo contaros cómo llegar hasta allí sin riego de ser atropellado por los miles de coches de la M-30 y M-40), pero para los que prefieran ir en coche, hay un aparcamiento justo antes de la entrada al Complejo Deportivo. Si ese aparcamiento estuviese lleno, hay otros dos en la carretera de El Pardo. Los que prefieran ir en bus, el 601 con cabecera en Moncloa, tiene la parada allí mismo, al otro lado de la carretera.

No está muy bien señalizado el inicio del circuito, pero si nos acercamos al río veremos unos carteles que lo indican. El primer tramo discurre entre la valla del Complejo Deportivo (piscinas, tenis, pádel, golf,..) y el río Manzanares. Es un camino con buen firme de arena y grava compactada, y con mucha vegetación en los laterales.


Recorrido ese primer kilómetro, el camino pasa junto al primero de los aparcamientos de la carretera de El Pardo, una zona con merenderos, mesas, y una fuente, ideal para descansar y comer luego al volver del paseo.

Después pasaremos bajo la línea de ferrocarril, en una zona más abierta, en la que no es raro encontrarse con pescadores en el borde del río.


Una vez atravesado El Pardo, por un paseo arbolado llegaremos a la parte más cuidada del río Manzanares, en la que hay zonas de descanso de madera muy agradables para tomarse un descanso y contemplar el río más de cerca.


En esta zona encontramos vegetación de ribera. En las partes más próximas al agua se sitúa la vegetación palustre, compuesta principalmente por eneas, juncos y arbustos que protegen las orillas. Más alejadas del agua podemos encontrar grandes choperas, y en las zonas más frescas, fresnos y olmos.


El último tramo se abre en un gran anillo, con alguna pequeña cuesta, que acaba en Mingorrubio, desde donde podemos tomar el autobús de regreso, o volver por el mismo recorrido.

Yo os recomiendo cruzar el puente (está algo escondido), para pasar a la otra orilla del río y poder ver de cerca los ciervos del Monte de El Pardo. Claro está, que detrás de la valla, porque esos terrenos son de Patrimonio Nacional, y no se puede acceder al interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada