sábado, 16 de octubre de 2010

Guía Express de los tramos más atractivos del Camino de Santiago a pie

Lo mejor de lo mejor de la Ruta Jacobea

Lo que no te puedes perder en el Camino de Santiago
Desde una óptica exclusivamente deportiva, el Camino de Santiago no deja de ser inmenso sendero de más de 700 kilómetros donde encontraremos etapas aptas para todos los gustos. A la hora de elegir los mejores tramos de la Ruta Jacobea nos decantamos por aquellos que aúnan la belleza del paisaje con alguna peculiaridad del camino: el tipo de superficie, el perfil, etc.

A continuación te vamos a seleccionar los que para nosotros son quizás los tramos más espectaculares de la ruta. No estan todos los que son, ni son todos los estan y recuerda que en cualquier caso si eres senderista para ganar la Compostela has de hacer al menos los 100 últimos kilómetros a pie.

Lo que no te puedes perder en el Camino de Santiago
Roncesvalles-Pamplona. 45 kilómetros. Caminos y senderos típicos del Pirineo Atlántico al que se le pueden añadir 25 kilómetros adicionales hasta Saint-Jean-Pied de Port.

Logroño-Santo Domingo de la Calzada. 50 kilómetros. Salvando la excepción de zonas muy puntuales, este tramo es una síntesis del paisaje de La Rioja y de la importancia de los viñedos en esta región. Pequeños pueblos y gente muy amable.

Lo que no te puedes perder en el Camino de Santiago
San Juan de Ortega-Atapuerca. 15 kilómetros. El misterio y la soledad de los antaño terribles Montes de Oca junto a uno de los hitos mundiales de la paleontología: la Sima de los Huesos de Atapuerca donde vivió el europeo más antiguo del que hay constancia.

Hontanas-Frómista. 35 kilómetros. Castilla en estado puro. En primavera una autentica gozada de paisajes de llanura y de cereales aún verdes. Pueblos históricos y parajes de singular belleza como Castrojeriz o el puente sobre el Pisuerga. Apenas hay desniveles y los kilómetros pasan volando.

Lo que no te puedes perder en el Camino de Santiago
Sahagún-El Burgo Ranero. 15 kilómetros. Aquí se comprende el significado de la palabra “andadero” que no es otra cosa que un sendero trazado en paralelo a una carretera y sembrado de arboles de sombra. El peregrino se sumerge en este paisaje y solo ha de preocuparse de andar y andar… nada más.

Hospital de Orbigo-Astorga. 20 kilómetros de terreno rompepiernas con unos curiosos tonos rojizos y con pequeños bosques en los que sería fácil perderse de no ser por la inefable flecha amarilla. Al final Astorga una de esas ciudades donde merece la pena parar.

Lo que no te puedes perder en el Camino de Santiago
Astorga-Foncebadón. 24 kilómetros. La mítica subida a la Cruz de Hierro si se hace caminando es muy llevadera, incluso haciéndola por los senderos originales. Una ascensión con una recompensa final la Cruz de Ferro y el gozoso descenso a Ponferrada.

Villafranca del Bierzo-O Cebreiro. 28 kilómetros. Otra de las ascensiones clásicas del Camino. Una sucesión de pueblos que de repente dan paso a la llamada Faba una zona sumida en la absoluta soledad y en la cima O Cebreiro, la entrada a Galicia.

Lo que no te puedes perder en el Camino de Santiago
Triacastela-Sarria. 19 kilómetros. Nuestra recomendación es clara, hay que hacer la variante de San Xil un camino que mantiene intacta la esencia de Galicia, ya iréis en otra ocasión a Samos.

Pedrouco-Santiago. 20 kilómetros. No es el tramo de Camino más bonito, ni el más exigente desde el punto de vista técnico pero sin embargo es el más emocionante ya que supone la llegada a Santiago y la famosa vista de la Catedral desde el Monte del Gozo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada