miércoles, 15 de junio de 2011

La bicicleta pública en Zaragoza

Zaragoza, por su orografía, tamaño y climatología ofrece unas condiciones idóneas para que la bicicleta se convierta en una seria alternativa de transporte. La excelente acogida que han demostrado los vecinos de la ciudad a las medidas que se han llevado a cabo para promover la bici, el parque de bicis publicas y otras medidas de movilidad sostenible confirman la apuesta por una ciudad más amable, segura y sostenible.
La bicicleta pública en Zaragoza

Una pincelada del sistema de bicicleta pública Bizi


Zaragoza es otra de las grandes capitales españolas que también ha apostado fuerte por un medio de transporte urbano, ecológico y sostenible como la bicicleta, el origen de este sistema hay que datarlo en el cambio que experimentó la capital aragonesa con motivo de la Exposición Internacional de 2008, fecha de implantación de las primeras bicis públicas en la ciudad.

La bicicleta pública en Zaragoza

El parque de Bizis de Zaragoza


El sistema Bizi Zaragoza cuenta en la actualidad con un parque de 1.300 bicicletas públicas con 130 estaciones de aparcamiento que ha recibido el nombre comercial de “Sistema Bizi Zaragoza” y que gestiona desde su origen en 2008 la empresa de equipamientos y publicidad Clear Channel -www.clearchannel.es-, que tambien opera en Barcelona.

Breve historia del Bizi y perfil de usuario


La bicicleta pública en ZaragozaBizi fue puesto en marcha el 28 de mayo de 2008, con 30 estaciones y 300 bicicletas. Actualmente existen 130 estaciones repartidas por el centro de Zaragoza y algunos barrios de la periferia.

El parque actual es de 1.300 bicicletas a disposición de 30.000 abonados activos. El reparto por sexo de los abonados es de 52, 67% de hombres y el 47,33%. de mujeres.

En cuanto a los grupos de edad, El grupo de 31 a 35 años supone un 16,1% de los usuarios, de 26 a 30 años el 14,76% y de 36 a 40 años el 14% de usuarios. Los mayores de 56 años son el 8% de los abonados

Operativa del Bizi


La utilización de las bicis del sistema de Zaragoza es similar a la de Barcelona ya que la empresa concesionaria es la misma.

La bicicleta pública en ZaragozaSe utiliza como modelo de bici la llamada “smartbike” que tiene como una de sus mayores virtudes el ser bastante liviana y manejable. La Smartbike dispone de un manillar amplio y ergonómico, sillín de altura regulable, cambio de 3 velocidades, pata de sujeción en posición de reposo, sistema automático de iluminación nocturna y cesta portaequipajes delantera.

Como novedad, desde el pasado 3 de diciembre de 2010 el servicio Bizi se encuentra entre los servicios municipales donde se puede utilizar la Tarjeta Ciudadana, que es una de las llamadas tarjetas inteligentes o sin contacto.

Guia y Normas de uso de Bizi


Antes de poder utilizar este servicio, tienes que activar tu tarjeta. Introduce tu nombre de usuario y password en www.bizizaragoza.com entra en la 'Zona de Usuarios' y sigue los pasos que aparecen en el apartado 'Activar Tarjeta'.

La bicicleta pública en ZaragozaRetirada y uso de la bicicleta:
Una vez activada tu tarjeta, puedes dirigirte a cualquier estación, donde encontrarás un TAS (Terminal de Acceso al Servicio). Acerca la tarjeta al lector del terminal y sigue las instrucciones que aparecerán en pantalla. Así, una vez verificados tus datos, el TAS te informará de qué bicicleta puedes retirar y automáticamente la soltará del punto de anclaje.

Los primeros treinta minutos de trayecto están incluidos en la tarifa de abonado. A partir de estos treinta minutos y hasta llegar a dos horas de uso del servicio abonarás 0,50€ por fracción de treinta minutos. La bici no se puede utilizar más de dos horas por trayecto. Transcurrido ese tiempo, tendrás una penalización de 3€ por hora o fracción de más.

Después de utilizar la bicicleta, debes devolverla a la estación más cercana a tu destino sobre un punto de anclaje libre. La luz verde encendida te indica que la bicicleta está bien aparcada.

La bicicleta pública en Zaragoza

La Oficina de la bicicleta


Se pone en marcha en 2008 bajo la autoridad del Servicio de Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza. Este organismo responde a la necesidad de actuar de manera estratégica por parte de los agentes implicados en la mejora de la movilidad y la cultura de la bicicleta. Asimismo desde la oficina se da respuesta a los ciudadanos que, a través de un Buzón de Quejas y Sugerencias. Las Funciones de la Oficina de la Bicicleta son las siguientes:

  • Proyectos y obras de vías ciclistas y pacificación del tráfico en la ciudad

  • La implantación, ampliación y planificación del sistema Bizi de bicicleta pública

  • El Plan de Refuerzo de la red de aparcabicis


  • La bicicleta pública en Zaragoza

    La Ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas y el Plan Director


    Entra en vigor en verano de 2009 mediante aprobación unánime por parte del Pleno Municipal. La Ordenanza reúne las disposiciones relativas a la circulación en la vía pública, estableciendo las normas y delimitando con claridad los derechos y obligaciones de los distintos usuarios de la misma. Además se ha elaborado el Plan Director de la Bicicleta, que desarrolla una serie de medidas de fomento y concienciación que, paralelamente a la ejecución de infraestructuras, integren a la bicicleta entre los modos habituales de transporte de la ciudad.

    La bicicleta pública en Zaragoza

    Repercusión del Bizi en Zaragoza


    En apenas tres años se han registrado 4,5 millones de usos acumulados y se han recorrido 13 millones de kilómetros, equivalente a más de 300 vueltas al mundo o 34 veces las distancia entre la Tierra y la Luna. Se ha evitado la emisión a la atmósfera de 2.000 toneladas de CO2. Se han realizado más de 750.000 visitas a la web www.bizizaragoza.com Además se han efectuado más de 20.000 visitas presenciales a la oficina de atención al usuario del sistema Bizi.

    La bicicleta pública en Zaragoza

    Los datos del Barómetro Anual de la bicicleta en España 2010


    A iniciativa de la fundación Bureau Veritas y bajo el patrocinio de la DGT. Se han realizado 800 entrevistas desarrolladas en Zaragoza entre los meses de Junio y Julio de 2010. El resultado ha sido que nueve de cada diez entrevistados en Zaragoza conoce Bizi y prácticamente todos ellos lo valoran de forma positiva. A esto hay que sumar la creación de una densa red segregada de carriles bici, la construcción del Anillo Verde Ciclista de Zaragoza y la organización de viajes de ocio y recreo con las propias bicis del sistema en fines de semana y festivos.

    21 comentarios:

    1. Echo de menos el dato de cúanto representa el desplazamiento ciclista frente al total de desplazamientos en Zaragoza. 

      Por lo demás, un artículo interesante.

      ResponderEliminar
    2. Muchas gracias por tu artículo, Miguel Ángel.

      El sistema de bicicleta pública en algunas ciudades como Barcelona o Sevilla es un éxito (parece que en Zaragoza también lo es), mientras que en otras es un auténtico fracaso, con poca utilización por parte de los ciudadanos, robos, vandalismo...

      ¿Cómo será en Madrid si llega algún día?

      *DONT_KNOW* *DONT_KNOW* *DONT_KNOW*

      ResponderEliminar
    3. En Madrid, una utopía.

      ResponderEliminar
    4. ¿En Madrid? Cambiando de alcalde. 

      Por desgracia no ha sido así y el pueblo soberano lo ha refrendado, así que enhorabuena a Gallardón, a Aalto y a sus millones de partidarios. 

      Réquiem por la movilidad ciclista. 

      ResponderEliminar
    5. Buena parte de los usuarios de bici de alquiler usan el servicio como complemento al transporte público, o para despreocuparse del tema de los robos.

      Dado que debe haber unas 400.000 bicis en Madrid (según se puede ver el Día de la bici), igual es mucho más barato solucionar estos dos temas si el presupuesto no da para un sistema de alquiler.

      Modificar la normativa de acceso de bicis al metro cuesta CERO.

      Un registro de bicis en común con otras ciudades cuesta un poquito más, pero es una medida que sí o sí habrá que tomar para reducir robos (y que está en el programa electoral del PP), y todavía es más barata que el Bicing.

      Creo que son pasos previos que habría que hacer, para no sobredimensionar un sistema de alquiler de bicis que en muchos casos podría haberse solucionado con las bicis de cada uno.

      E incluso, no estaría mal contar con el granito de arena de las empresas que ya ofrecen bicis de alquiler, para que adopten el mismo modelo de bici todas ellas, intercambiable, como germen de un sistema público-privado, en el que a lo mejor el ayuntamiento se limite a aportar fondos para abaratar el servicio, y que igual le sale más barato que los 3.000 año/bici que al parecer se gastan en Barcelona.

      ResponderEliminar
    6. villarramblas, ¿3000 por año y por bici??? 
      Con eso estrenaría una bici como mi preciosa y estupenda urbanita cada mes!
      no-puede-ser  8-0

      ResponderEliminar
    7. Todo eso que dices está muy bien, pero tiene poco que ver con el concepto de la bici de alquiler, que como bien dices arriba, es un complemento al transporte público,. Corrijo: ES transporte público.

      Modificar la normativa de acceso al metro cuesta cero, pero dudo que en horas punta (y en muchas no punta) sea factible/posible/recomendable llevar bicis sin causar molestias y perjuicios a otros usuarios, a no ser que se estableciera un lugar específico para lelvarlas ( y eso sí cuesta dinero)

      El registro de bicis... pues sí está muy bien, pero no tiene mucho que ver con esta historia. Los robos (y aún más el vandalismo gratuito) disuaden a mucha gente de dejar la bici en la calle, pero no es el problema principal que disuade la movilidad en bici en Madrid. Robos hay en Amsterdam todos los que quieras, y mira.

      "Contar con el granito de arena de las empresas de bicis de alquiler" me parece que es cargar sobre las espaldas de esta gente un problema con el que no tienen nada que ver, y obligar a pequeños empresarios, con lo "achuchá" que está la economía a efectuar inversiones dudosamente rentables. Y además una bici de alquiler y una bici pública no son lo mismo ni tienen la misma función. 

      Esas cuentas de "3000 euros por año y bici de Barcelona, incluyen la bici, el mantenimiento, el personal, la administración, la financiación y miles de conceptos más. Si hiciéramos esas cuentas con un autobús, veríamos por cuanto sale. De todos modos es un servicio en el que cubrir pérdidas a base de inversión publicitaria es posible.

      A mí el concepto de "Bici pública" me parece una de las mejores cosas que le han pasado a la bici en los últimos años. El concepto no es tanto despreocuparse de robos como evitarse molestias y procurar comodidad: sales de casa, coges una bici en la calle, llegas al cercanías, dejas la bici, montas en el tren, transbordas con el metro, sales del metro, cojes otra bici y llegas al trabajo. Y a la vuelta al revés.

      Sin cargar con la bici por escaleras, meterse en vagones llenos, plegar y desplegar, tener que subirla a casa y todas esas cosas que tan bien conocemos todos.

      Es cierto que el concepto se ha "pervertido" con sistemas pequeños, mal mantenidos y casi ornamentales, que han sido un fracaso básicamente porque no respondían a ninguna necesidad o demanda, sino que eran puro maquillaje ecológico por parte de algunos Ayuntamientos.

      Los que están hechos con ambición y respondiendo a la demanda (Bicing, Sevici, Valenbisi, Velib, las "Boris Bikes" londinenses) están funcionando bastante bien, con todos sus problemas (más de la cuenta en el bicing de Barna, que seguramente ha "pagado la novatada" de ser el primero)

      En cuanto a si hay o no dinero... pues lo de siempre. Lo que no hay es interés. Si hay dinero para acristalar el patio de Cibeles o para pintar los buses de azul, debería haberlo para esto. Y entidades privadas interesadas en colaboprar hay, te lo aeguro. Otra cosa es que a lo mejor no son las más... ummm... ¿cercanas?  

      ResponderEliminar
    8. Es que el Mybici me parece más un invento turístico que para complementar el sistema de transporte público. Si lo que buscamos es lo último, el sistema debería ser así:

      1. Gestión por el consorcio de transportes: tarifas integradas con el resto de transportes,

      2. Sistema común para todos los servicios de la comunidad de Madrid: que un usuario de Mybici pueda devolver la bici en Leganés.

      3. Estaciones focalizadas en nodos de transporte (estaciones de cercanías, sobre todo) y zonas con mucha afluencia (universidades, zonas comerciales, etc).

      El sistema Mybici que propuso el ayuntamiento, no conecta estaciones de cercanías y se ciñe al centro de Madrid, con una finalidad algo más turística, por lo que sí se podría gestionar con la iniciativa privada. 

      Por cierto, ya hay bastantes sitios de alquiler en el centro de bicis, nadie les está haciendo cargar con los costes de nada. Se trataría simplemente de subvencionarles parte de su coste a cambio de unificar sistemas entre distintas empresas, para potenciar este modelo de negocio a un menor coste para el ayuntamiento.

      En definitiva: Mybici público como complemento al transporte público sí. Como servicio turístico, que lo pague también la iniciativa privada.

      ResponderEliminar
    9. El coste del bicing. Mejor ser muy eficientes con lo que proponemos, que no podemos permitirnos lujos.

      ResponderEliminar
    10. Estoy de acuerdo totalmente con los puntos 1 y 3. El segundo me parece algo menos necesario (que no rechazable. De hecho sería un gran avance un sistema de bicipública que abarcara Madrid y al menos toda la primera corona metropolitana).

      Los sitios de alquiler de bicis en el centro sí que tienen una vocación marcadamente turística y/o de ocio. Están muy lejos de poder ser la base de un sistemà tan amplio y complejo como el de las bicis públicas. Hay una serie de costes de mantenimiento e infraestructura, desde los seguros hasta el sistema informático que es tán muy lejos de las posibilidades de las empresas de alquiler de bicis.

      En otras palabras: es como si pidiéramos que la EMT se basara en las empresas de alquiler de autobuses. inabarcable, creo yo.

      No tiene nada que ver un sistema en el que unas cuantas tiendas alquilan bicis por un detreminado tiempo con un sistema que propicia una altísima rotación, necesita paradas en la calle, un sistema informático centralizado, operarios disponibles permanentemente...

      Una cosa es aprovechar lo que tenemos y otra caer en la precariedad. Entre un sistema pobre y nada, mejor nada. por lo menos así nadie te puede acusar de "dilapidar subvenciones".

      Se suponía que el "Mybici" empezaría por el centro para después irse ampliando al resto de los barrios (si hubiera que creer al Ayuntamiento, algo que en este asunto no suelo hacer)

      En tu última frase estoy totalmente de acuerdo. De hecho establecer un sistema de bici pública con esa vocación turística sí es pisar el negocio de los negocios de alquiler que ya existen.

      ResponderEliminar
    11. La comparación con la EMT es acertada. Se trata de que no nos vendan como EMT lo que al final sea un MadridVision en un área en la que lo único que se conseguiría serían ciclistas a cambio de peatones.


      Igual las 1000 estaciones que tenían previstas en una primera fase podrían empezar a distribuirse de otra manera, con menor densidad pero abarcando más territorio en lugares muy puntuales en los que hay una afluencia de gente muy concentrada y una ineficiencia del transporte público. Ejemplos:

      Mar de Cristal + empresas de la M-40 a 1-2 km.

      Intercambiador Moncloa + C.Universitaria (las facultades más alejadas del metro).

      Chamartín + Pza.Castilla (para no tener que coger el metro para una estación entre intercambiadores).

      ResponderEliminar
    12. Estoy preocupado. Últimamente estamos de acuerdo en todo. :-D

      ResponderEliminar
    13. Creo que el sistema está bien como complemento, para ser usado en circunstancias no habituales, por turismo u ocio o para iniciarse en la movilidad ciclista, pero para hacerlo a diario, es mejor utilizar la bici propia.

      <span>"...sales de casa, coges una bici en la calle, llegas al cercanías, dejas la bici, montas en el tren, transbordas con el metro, sales del metro, cojes otra bici y llegas al trabajo..."</span>

      El primer día que te toca una bici que no está fina mecánicamente, maldices, el segundo te acuerdas de la familia del mecánico que la revisó y el día que vas con la hora justa a coger una y no quedan... te vas a la tienda y te compras una ;) , que sea de tu talla, que te guste y que no pese 20kg.

      Como elemento de marketing para fomentar la movilidad ciclista es estupendo, pero para un uso diario y serio no.

      ResponderEliminar
    14. Atención

      Aviso importante para ciclistas de Madrid río y amigos del carril bici en general.
      Mirad en la segunda foto una señal que hay en el carril bici que viene a decir: pasear SÍ, correr NO

      ResponderEliminar
    15. @Wheels,

      Hay que tratar a los peatones y otros ciclistas respetuosamente, así que me gusta la señalización (aunque bueno, en Madrid río, voy a 20-25km/hra cuando no hay peatones y freno y adelanto debidamente cuando los hay).

      Lo que pasa es que yo soy capaz de ir a la misma velocidad de los coches, e incluso más rápido si hay tráfico, y por eso voy en la calzada, y espero que ni en Zaragoza ni en Madrid no lleguemos a ser como los neoyorquinos, que se ven obligados a estar en el carril bici. Yo nunca pedí un carril bici, solo respeto de parte de los conductores y sobretodo, taxistas. 

      ResponderEliminar
    16. Los sistemas de bici publica tienen, a mi modo de ver, un gran inconveniente: que tenga la dimensión adecuada, es decir que tanto el parque de bicicletas como la red de puntos de anclaje sea la adecuada para la demanda, si no sale carisimo.

      ResponderEliminar
    17. Lo de los taxistas es un caso perdido.
      Yo creo que no se respetan ni entre ellos. :(

      ResponderEliminar
    18. Parece que Valencia es otra de las ciudades donde la bici publica esta teniendo una emorme aceptación....

      ResponderEliminar
    19. Wheels, depende del trayecto que hagas. Si haces un par de kilómetros entre la estación de cercanías y tu curro, o entre la estación de metro y el centro comercial, te importa poco un ligero descentre o que la bici pese 20 kilos. Digamos que no es un sistema para "ciclistas" sino para gente que usa la bici igual que puede usar el tren o el bus.

      De hecho este tipo de sistemas se llaman "De última milla" porque están pensados para que sean lo más parecido a ir en coche de puerta a puerta pero con transporte público. Ahora si vas a hacer un trayecto de de 20 kilómetros diarios en bici, pues sí, mejor cómprate una bici "apañá".   

      ResponderEliminar