jueves, 15 de septiembre de 2011

'La bicicleta se afianza como alternativa de transporte' ... noticia de 1980

Juan José Fernández para El País (13/07/1980)

La aparición de la bicicleta en sus primeras formas, aún rudimentarias, supuso una verdadera conmoción social ya en el siglo pasado. Actualmente, al cabo de muchos años, y poco a poco, pese a sus lógicas limitaciones, aquel instrumento de dos ruedas, saludable, no contaminante, ahorrador de energía (salvo la positiva del propio usuario), se afianza día a día como alternativa válida en el transporte urbano y en el excursionismo, denominado en el caso de la «bici» cicloturismo.

'La bicicleta se afianza como alternativa de transporte' ... noticia de 1980. Fuente: capturadordeimagenes.blogspot.com
El pasado 31 de mayo, sábado, 36 ciudades de Dinamarca se vieron invadidas por manifestaciones masivas de ciclistas, en petición de mejores condiciones para la circulación urbana sobre sus vehículos de dos ruedas. Según la policía, el número de manifestantes llegó a alcanzar los 18.000 en la capital, Copenhague, y los 7.000 en Aarhus, la segunda en habitantes del país. En 1979, una manifestación similar había reunido alrededor de 50.000 personas. Días antes, el domingo 11, Francia vivió el Día de la Bicicleta, manifestación organizada por la Unión Nacional de las Dos Ruedas y los distintos comités cicloturistas del país, bajo el patrocinio del Ministerio de la Juventud, Deportes y Recreación. Más de 200.000 ciclistas participaron en la jornada. En España esto sólo se lleva a cabo en algunas ciudades. Madrid, con la iniciativa de Radio Popular, ya ha celebrado dos ediciones con enorme éxito.

Cuando en Europa las manifestaciones en pro de la bicicleta no cesan es el síntoma claro de lo mucho que queda por conseguir en ese campo, una vez demostrado palpablemente que es necesaria. Madrid, gracias al interés tomado por el ayuntamiento en su nueva etapa, está siendo pionera en facilitar poco a poco el acceso de los ciclistas a sus calles, como transporte o como simple ejercicio. A nivel de tráfico en carretera, para el cicioturismo, la dirección general parece no querer enterarse, por el momento, de ciertas exigencias mínimas, como unos arcenes -ya ni siquiera carriles- debidamente asfaltados o limpios. Es de esperar, en todo caso, un futuro mejor y menos peligroso para los aficionados al excursionismo en carretera.

El ejemplo multitudinarío de las fiestas de la bicicleta, no real y, desde luego, molesto para el automovilista, sí ha servido (y podrá seguir haciéndolo) como concienciación ciudadana sobre la utilidad de la «bici». Más de 50.000 juntas, un solo día al año, resulta un absurdo irreal, pero al menos «ha movido» el tema. Las pocas protestas de los vecinos de la calle del General Mola, entre Alcalá y María de Molina, acotada de las nueve de la mañana a las tres de la tarde los domingos y festivos para todo tipo de vehículos sin motor -pero no a transportes públicos o urgencias- han quedado acalladas por el ejemplarizante espectáculo que ello ofrece. Las futuras inauguraciones de los circuitos del Retiro y la Ciudad Universitaria -después del verano-, así como el siguiente de la Casa dé Campo -para 1981- no tendrán por qué suscitar ya molestia alguna, al estar al margen de la calzada.

Sin embargo, todos los pasos deben darse para llegar a ese ideal, fáctible en gran número de zonas, de la bicicleta como alternativa válida en el transporte urbano. Humos y contaminación aparte, naturalmente, pues en coche o andando todos respiramos el mismo aire. Bien está cerrar un día la circulación en gran parte de Madrid; cada semana, una calle, o incluso auslar circuitos. Pero lo real también es que el automovilista se conciencie de respetar al ciclista -como ocurre en Europa, donde nadie pita ni «parece tener siempre prisa»-, y que éste, en ciertos días, como los festivos, por poner nuevamente un ejemplo actual, se convenza de que puede circular por Madrid sin ese peligro que a veces se exagera por ir sobre dos ruedas. Evidentemente, como en cualquier actividad, el ciclista debe estar preparado y, en el caso de la circulación, cumplir las normas lógicas para soslayar su teórica indefensión. Un usuario que circule en zig-zag por no saber montar bien será mejor que se entrene antes de ser atropellado, aunque sólo sea por invadir el reducido espacio vital del tráfico. Por ello es norma que en el velódromo de General Mola, sean mayoría los niños.

'La bicicleta se afianza como alternativa de transporte' ... noticia de 1980. Fuente: capturadordeimagenes.blogspot.com
Si es por ver el futuro con optimismo, no sería descabellado pensar, por ejemplo, en un facilísimo pasillo en la Castellana. Bastaría con quitar metro y medio del carril más lento de los automóviles -el más cercano al carril-bus-, poniendo una simple separación indicativa de carril-bici. Precisamente, la Castellana, como en un futuro también podrían ser General Mola o Bravo Murillo, son calles suficientemente amplias (y por ello, de más rápida y peligrosa circulación) como para hacer conveniente esa mínima separación. En otras, más estrechas, bastaría con que entrara el civismo para permitir la convivencia bicicletas-autos, que en un plazo inverso a los problemas energéticos deberá favorecer a las primeras, a los pequeños ciclomotores y a los transportes públicos.

Limitaciones relativas


En cualquier caso, soslayado el tema «peligro», las limitaciones al uso de la bicicleta no son mayores que las del propio individuo -su comodidad, sus fuerzas, la calidad del «instrumento» utilizado y las dificultades del terreno-. Todo va unido, pues depende de lo que «quiera» hacer cada uno en ella. Si se trata de dar un simple paseo, sin salir de una urbanización, por ejemplo, o si el usuario es un niño, una bicicleta plegable, de ruedas pequeñas, sirve perfectamente. La producción española, estimada en casi un millón de bicicletas por año, se ha lanzado en gran parte, desde el principio de la demanda, en esa dirección. Sin embargo, si lo que quiere la persona es rodar más distancia, hacer cicloturismo, en suma, incluso subir ciertas cuestas, las bicicletas ya deben ser de mayor tamaño, con la amplia gama de precios que el comprador desee. Por menos de 20.000 pesetas, aunque en el mercado se puedan encontrar de 100.000 y más, superligeras, gracias al titanio, es posible adquirir una máquina que no suponga una carga exagerada. De lo que sí tiene que darse cuenta el usuario es que las limitaciones -como a la hora de comprar un coche o un traje- deben estar en él mismo, sin que intervengan los «accesorios» en un primer plano. Esto supondría haber hecho la mala inversión de aburrirse y dejar la «carga». Uno de los máximos inconvenientes que se plantean para el uso de la bicicleta en Madrid -no sería el caso en muchas ciudades españolas, completamente llanas- estaría en las «cuestas». Sin embargo, al margen ya de unos cambios apropiados y una calidad media en la máquina, en una persona normal físicamente, es el ritmo continuado y el «saber montar» el que resuelve casi todo. Incluso se puede solucionar una subida muy pronunciada echando pie a tierra sin mayor problema ni vergüenza. Desde luego, así es una manera bien fácil de cambiar de dirección o para cruzar discos, convirtiéndose en peatón por conveniencia. El hecho claro es que a la bicicleta se le pueden sacar muchos más rendimientos que los inconvenientes ancestrales de un país antideportivo, pero que quiere dejar de serlo por su cambio de mentalidad o porque las circunstancias económicas le van a obligar a ello en gran medida. Si la bicicleta es una solución, hora es ya de olvidar peligros o comodidades y de empezar a cambiarla por el coche. Las veces que eso se haga, al menos, habrá un coche menos circulando.

33 comentarios:

  1. Increíble. Han pasado 30 años y no hemos avanzado nada.

    Es increíble -y decepcionante- encontrar cómo se hablaba en 1980 de "un facilísimo pasillo en la Castellana". 

    De plena actualidad. Si el artículo lo escriben ayer, sigue valiendo casi cada palabra. 

    En el artículo original, después del título, dice: "Madrid, pese a su orografía, ciudad pionera en favorecer su uso". Eso sí ha cambiado. Para mal. 

    ResponderEliminar
  2. ¿Y la sensación esa de: "todavía no se ven muchas, pero esto está a punto de eclosionar"? Es realmente inquietante.

    ResponderEliminar
  3. En los '80 pego un bajón enorme hasta casi desaparecer la bici como transporte, de hecho desaparecieron los pocos repartidores en bici que quedaban (bueno quedamos alguno que hacíamos el reparto en bici, en mi caso por la zona centro y de mi propio negocio) y hasta finales de los '90 su crecimiento fue de uso deportivo y lúdico, no estamos ni de coña como entonces (eramos cuatro siendo generosos, ahora somos cinco o seis pero en continuo crecimiento) si bien el Madrid que dio la bienvenida a la década de los ´80 era mucho mas pequeño y con pocas barreras arquitectónicas, la realidad social era diferente y propició el abandono de la bici como transporte y sin embargo hemos mejorado, hay mas coches pero lentamente sus conductores van aprendiendo como comportarse (excepto energúmenos y de estos también los hay a pedales y son menos previsibles que los automovilistas).  Ahora hay una necesidad de algunos sectores de la sociedad de la libertad y economía que puede ofrecer la bici como medio de trasporte por mucho que se trate de complicar su desarrollo con reglamentos absurdos e innecesarios y limitar o encerrar sus trayectos, el uso de la bici como medio de transporte seguirá creciendo. No es necesario actuar sobre el tráfico en bicicleta, la bici tiene actualmente todo lo que necesita (barreras arquitectónicas aparte) es sobre el resto del tráfico condicionado por la distribución y dispersión de la ciudad sobre lo que hay que trabajar si se pretende que esta sea mas amable sobre todo para los peatones.

    ResponderEliminar
  4. <span>A puntitísimo de eclosionar estaba, no me cabe la menor duda...</span>

    ResponderEliminar
  5. De lo que se deduce que por mucho que saquemos las bicis a la calle ppor nuestra cuenta, hasta que no haya un esfuerzo institucional por adaptar la ciudad a la bici, esto no "eclosiona".

    ResponderEliminar
  6. La eclosión llegará en cuanto se hagan carriles bici POR EL CENTRO DE LA CIUDAD.Ni antes,ni después.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, ya se puede ver bastante bici por el distrito centro, sin necesidad de carriles. Y empieza a haberlas en sitios más insospechados, como Bravo Murillo, que no es precisamente una calle amable.

    ResponderEliminar
  8. Hombre, yo creo que ayudaría bastante un "facilísimo pasillo ciclista en la Castellana". Por dos razones: 

    - Porque es la calle más hostil a la bici, con tramos de auténtica autopista en los que a los coches que van a menos de 80 los pitan, incluidos taxis y autobuses. 

    - Porque es donde están el 90% de las oficinas de empresas grandes de la ciudad. 

    ResponderEliminar
  9. <span>Y puestos a pedir ¿por qué no combatir activamente esa hostilidad? Calmado de tráfico, radares, educación vial, etc.  </span>
    <span>Para echarse a un lado al "facilísimo pasillo" y dejar el tráfico como está, ya están los laterales, bastante más lentos.</span>

    ResponderEliminar
  10. Decir que "se ven bastantes bicis" es de un conformismo supino. Es más que antes, claro, pero si pasas de 0 bicis a 1, has aumentado un 100%. Lo cual suena bonito, pero no es ningún éxito. Totalmente de acuerdo con Pericay: o se hacen carriles bici por el centro (y centro-periferia) o aquí la bici no va a eclosionar jamás.

    ResponderEliminar
  11. ¿Cuál es el problema que le ves a ese "facilísimo pasillo"? ¿Tienes alguna alternativa mejor? ¿O es simplemente una posición puramente ideológica? Y antes de que contestes: no, los laterales no me parecen una alternativa cómoda ni agradable. 

    ResponderEliminar
  12. matemáticamente, de 0 a 1 es infinito. el 100% sería de 1 a 2...
    (es broma)
    lo q es inquietante es el buenismo de los periodistas y de las mentiras de los políticos con todo esto de la promoción de la bici, la implicación en solucionar los problemas de movilidad... de lo q se deduce de q o tomamos el toro x los cuernos o no va a venir nadie a solucionarnos nuestros problemas en esta materia y en otras.

    ResponderEliminar
  13. Mejor me lo pones, si aumenta infinito. Es bonito coger el toro por los cuernos, pero te aseguro que el coche no llegó a su posición dominante sólo por la voluntad de los aficionados al coche. Ni por el civismo de los conductores de carretas y caballos. Eso sí, es responsabilidad nuestra exigir a los políticos que hagan lo que tienen que hacer. Pero de ahí a pensar que sólo con nuestra buena voluntad vamos a conseguir algo importante... utopía pura y dura. 

    ResponderEliminar
  14. pues yo ya he eclosionado y cuando me muevo por madrid suelo ver por lo menos una  8-) .
    Ayer bicimiercoles, mañana biciviernes...

    ResponderEliminar
  15. Pues ese "facilísimo pasillo" generará un efecto llamada con lo que será un rotundo éxito y como estará realizado siguiendo los estándares de diseño se colapsará enseguida, momento en el que se descubrirá que es una mierda mas que no vale para nada y encima estaremos peor que antes porque ni siquiera podremos usar esa calzada tan hostil que gracias a ese "facilísimo pasillo" perpetuará el estatus y la hegemonía del tráfico motorizado. Y mejor no hablamos de los problemas de seguridad que ocasionará, cualquier cosa vale menos hacer cumplir la reglamentación actual y dar la formación necesaria para que gente novel o insegura sepa gestionar su espacio en la calzada y que no tiene los efectos secundarios que supone engordar los bolsillos de los caciques de turno a golpe de "facilísimos pasillos".

    http://ciudadciclista.org/3244/mitos-y-leyendas-carrilbicistas-la-castellana-esa-avenida-vetada-a-la-bicicleta/

    ResponderEliminar
  16. Desconozco la historia, pero no me imagino a los conductores de automóviles reclamando calzadas y normas preferentes.

    Supongo que mas bien fue un fenómeno social y de progreso mal entendido lo que hizo que todo el mundo quisiera tener un coche. Una vez se llenó la ciudad de automóviles no habría mas remedio que favorecer la movilidad de esta nueva mayoría

    Las calles se llenarán de bicis cuando la mayoría de la sociedad lo quiera. El carril bici, puede ayudar a promocionar este cambio de mentalidad, pero no es el único sistema, ni el mas barato, ni el mas eficaz.

    ResponderEliminar
  17. Los laterales son una opción media, algo más tranquila que el centro, pero no son la mejor, claro está. Se podría pacificar el tráfico ahí y mejoraría bastante.
    El problema que le veo al "pasillo" es doble:
    1. Por un lado, no ataca el problema de los coches, simplemente se olvida de él por un rato (hasta llegar al cruce)
    2. Pone la responsabilidad de la conducción ciclista en la infraestructura del ayuntamiento. 
    Prefiero que la gente aprenda a desenvolverse en todas las calles que tener una infraestructura en una sola. Si hay que hacer carril-bici, que sea en un sitio de verdad insalvable (por ejemplo, una autopista).

    ResponderEliminar
  18. Vaya, veo que no nos vamos a poner de acuerdo. Creo  que estáis profundamente equivocados y que ese tipo de ideas son un freno al desarrollo de la bicien Madrid. El tiempo lo dirá. Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. André, digamos que es un debate que va para largo sin conclusiones obvias. Sí que podemos llegar a un punto en común:

    Ya que el ayuntamiento no tiene un duro y nosotros (ciudadanos) no tenemos capacidad de decisión sobre si se hacen carriles bici o no, nuestra única herramienta para fomentar el ciclismo en Madrid es enseñar a la gente a montar por las calles que ya existen, buscándoles rutas fáciles y que con su ejemplo animen a otros a usarla también.

    La pregunta es: con la ciudad que tenemos ¿a cuántas personas podemos convencer? Creo que no se ha probado a hacer nunca y ahora tenemos los medios para descubrirlo.

    ResponderEliminar
  20. El lateral de la Castellana sentido Sur a su paso por AZCA es para auténticos suicidas.

    ResponderEliminar
  21. Busque en Google información sobre las Autobahn de Hitler, el Volkswagen, la "Conspiración de General Motors", la red de tranvías de Los Ángeles y el plan de autopistas de Eisenhower. Y busque también información sobre las recomendaciones para el desarrollo del Banco Mundial entre los años 60 y 70. Se sorprenderá mucho. Y verá que  el desarrollo del coche a gran escala no es tan espontáneo como usted piensa. En cuanto a si los conductores han pedido o no calzadas y normas preferentes ¿Conoce usted muchas autopistas de los años 20?  

    ResponderEliminar
  22. Pero vamos a ver, Villarramblas y Chuparuedis, que no queréis carril-bici en la Castellana: 

    ¿Habéis subido de Atocha a Cibeles por la calzada? Yo sí, y es de las situaciones más peligrosas que te puedas imaginar. ¿Iríais así al cole con el niño en la silla ? Yo no. Y en ese tramo no hay laterales...

    Los de los laterales, ¿habéis pasado por los recién estrechados laterales entre Cibeles y Colón? Cuando están completamente saturados de choches y autobuses (casi siempre) no hay manera de pasar entre ellos y vas a su paso de tortuga moribunda. ¿No sería major tener una vía expedita para ir a 15km/h? Chuparuedis, esto lleva tiempo en la Avenida Diagonal (la equivalente a la Castellana en Barcelona) y no se ha producido esa situación apocalíptica que describes de colapso. Es más, funciona bastante bien. 

    No digo carril bici en todas las calles, pero Villarramblas, tú mismo me das la razón al decir que en autopistas sí. Será mejor que 5 carriles para coches en cada sentido. 

    ResponderEliminar
  23. Si, pero funciona muy mal! He ido alguna vez para suicidarme, pero sigo aquí. Los carriles suizida ya no son lo que eran :(

    ResponderEliminar
  24. Ayala, tienes toda la razón si lo que pides es un carril de preferencia para evitar atascos, pero entonces pide eso y no te conformes con una chapuza de ir a15/h.

    De todos modos no entiendo ese afán de ir por la Castellana. Que si, que quedaria muy bien un carril bien hecho por ahí, pero el que no lo haya no es excusa para no poder usar la bici - hay un millón de alternativas!

    ResponderEliminar
  25. Ayala, razón tienes, el Paseo del Prado es poco apto para ciclistas no expertos y no me importaría que se reformase para facilitar la vida a los ciclistas. Pero como bien dice Axel, hagamos las cosas bien: En Barcelona los carriles de la Diagonal son estrechos, lentos, molestan a los peatones y son peligrosos en todos sus cruces por los coches que giran a la derecha.

    ¿Quieres un carril bici de verdad para el Paseo del Prado? Mira que tenga las siguientes características:
    0. Por la calzada, por supuesto, nada de dar por saco a peatones.
    1. Sentidos separados. Los bidireccionales son más peligrosos, sobre todo en cruces
    2. Anchura suficiente para ir rápido y poder esquivar un bache, por ejemplo (más de 2m por sentido)
    3. Que te permita salirte de él para girar a la izquierda, para esquivar incidencias, etc. (es decir, sin separación).
    4. Que haga los cruces por la calzada teniendo a los coches que van a girar delante o detrás, nunca a un lado, que es peligroso (cruces compartidos, como los carriles bus, vaya).
    5. Que no coincida con el carril bus (en algunos tramos de la Castellana se puede hacer, en otros habría que cambiarlo de sitio).
    6. Que sea voluntario, no se trata de que los coches piensen que con el carril-bici al lado, la bici está proscrita de la calzada.

    No es un "facilísimo pasillo".  Los que pensáis en un facilísimo pasillo para conseguir muchos ciclistas en poco tiempo, pensad en las consecuencias (peatones, seguridad en cruces, deslegitimación de la bici en la calzada, despreocupación del ciclista por las normas). Mejor hacer las cosas bien, aunque se tarde más. No hay prisa.

    ResponderEliminar
  26. ¿De verdad no hay prisa? ¿No puede ocurrir que estemos dejando pasar una ocasión histórica? Relea el artículo de 1980. Ellos también pensaban que la "revolución" estaba al caer. Tal vez si que haya prisa.

    Los problemas con los peatones, la inseguridad en los cruces, la desligitimación de la bici en la calzada y la despreocupación por las normas son hechos que ya ocurren. Sin pasillo, fácil o difícil. 

    ResponderEliminar
  27. Entiéndeme Julio. No significa que haya que dormirse en los laureles, requiere mucho trabajo, pero creo que las cosas hay que hacerlas bien para que sean sólidas y no una moda pasajera. Desde este blog hacemos todo lo que está en nuestra mano, no esperamos a que los cambios sucedan sino que los promovemos activamente.

    Tenemos una herramienta, internet, que nos da unas posibilidades de difusión e información que no existían en 1980. Y el tema de la bici hoy por hoy es en gran porcentaje un tema de prejuicios y falta de conocimientos, por lo que esta difusión que realizamos es fundamental.

    Los problemas con los peatones, inseguridad en cruces, la desligitmación de la bici en la calzada y la despreocupación por las normas se agravan cada vez que hay una acera bici. Haz la prueba.

    ResponderEliminar
  28. Villarramblas, me parecen muy bien tus caracteríasticas con alguna salvedad: 

    0. Por la calzada. Por supuesto. 
    1. Sentidos se parados. Sin duda. 
    2. Anchura para esquivar baches. Y si no hay baches, tanto mejor. 
    3. Sin separación. Eso no lo veo tan claro. 
    4. Cruces por la calzada. Claro. 
    5. No coincida con carril-bus. Correcto. 
    6. Voluntario. No acabo de verlo, si es tan bueno todos querremos ir por ahí. 

    Yo añadiría: 

    3, Separación. ¿Por qué? Muy sencillo, si no la pones se convierte en un carril-moto. Ya, ya sé que me dirás que el civismo y tal, pero como eso no existe, separación. También por protección, aunque algunos lo llamen "falsa sensación de seguridad"
    7. Semáforos específicos que adelanten el verde unos segundos, para facilitar los giros. 

    ResponderEliminar
  29. La "eclosión" hay que forzarla
    Publicidad, difusión, medios, etc
    Muy pocos somos los que nos apuntamos por nosotros mismos, el resto tendrán que ser bombardeados con impulsos externos para animarse, eso es asi
    Podemos pasar otros 30 años esperando y esperando
    Pongo como ejemplo Sevilla donde hasta la empresa de transporte se ha quejado por el número de viajeros de autobús que ha perdido ya que ahora van en bici, ¿y por qué? porque hay una red de carriles bicis que cubre la ciudad, porque hay un sistema de prestamo de bics 
    Cuando haya carriles por el centro, cuando haya bicicletas de alquiler, podremos presenciar una eclosión

    ResponderEliminar
  30. 3 y 6. No siempre la posición a la derecha es la mejor para tu destino, piensa en un giro a la izquierda.También, para que la bici no pierda el derecho de estar en la calzada, recelo de la separación física y de su obligatoriedad.

    No se trata sólo de mejorar las condiciones de la bici, sino de que los coches aprendan a compartir el espacio y respetar a los otros ciclistas. Obligar a usar el carril-bici es un mensaje al coche de que la calle es suya. Es peligroso.

    7. Perfecto lo de los semáforos.

    ResponderEliminar
  31. "Hay que" no. "Hemos de", que aquí todos somos parte activa. La difusión institucional es importante, pero no es el único método.

    Me atrevo a decir que el boca a boca, la publicidad viral, las redes sociales funcionan incluso mejor.

    Y lo mejor es que están en nuestras manos, no en las de un ayuntamiento con poca voluntad.

    ResponderEliminar
  32. Lo del giro a la izquierda es cierto. Aunque en el Eje Castellana-Recoletos-Prado sólo se da en Atocha, Cánovas, Cibeles, Cánova, San Juan y Castilla, que yo recuerde. El resto son raquetas con giro previo a la derecha. 

    Con los semáforos de avance se conseguiría mitigar en gran medida, creo yo. 

    Un placer tener este debate, Villarramblas. 

    ResponderEliminar
  33. Bueno, yo me ponía en un caso más general. A fin de cuentas, en Castellana bastaría con restringir el tráfico en los laterales. Pero en el resto de las calles no hay opción.

    ResponderEliminar