lunes, 6 de febrero de 2012

Bicicletas versus automóviles

Por David Ortega, concejal de UPyD del Ayuntamiento de Madrid
Fuente: El Imparcial

La vida es evolución, cambio y como seres sociales que somos, el entorno en el que vivimos nos influye y determina. Sin duda que, junto al televisor y al ordenador, es el automóvil uno de los grandes inventos que caracterizaron el siglo pasado. Sin embargo, y especialmente en las grandes ciudades, el automóvil se está convirtiendo en un verdadero problema para la calidad de vida y para la salud de los ciudadanos. Y, curiosamente, la rústica y sencilla bicicleta está comenzando a ganar muchos enteros en la mayor parte de las grandes capitales de Europa y de parte de España.

Madrid, como ciudad más poblada de España, con sus cerca de tres millones y medio de habitantes, sufre especialmente el problema de la contaminación del aire y es el coche la principal causa. Es importante que comencemos a cambiar el chip respecto del uso del coche y de la bici en la ciudad, dándonos cuenta que es principalmente un cambio de hábitos lo que precisamos para comenzar a abandonar el uso del coche y comenzar a usar más la bici. Es verdad que unas mejores infraestructuras como los carriles bici, el alquiler de bicicletas, las escaleras mecánicas para los tramos más empinados, ayudarían mucho, pero insisto, es decisivo que el conductor del coche empiece a asumir que por las calles de Madrid también pueden circular bicis y hay que respetarlas al máximo, al igual que los ciclistas deben de respetar todas las normas de circulación. Entre todos tenemos que transformar a Madrid en una ciudad más amable con las bicis, pues su uso, como veremos, solo nos aporta ventajas.



David Ortega llegando al ayuntamiento en bici

De entrada Madrid no es una ciudad excesivamente grande, su almendra central tiene poco más de seis kilómetros (de Conde Casal a Moncloa) y los famosos repechos de Madrid -la excusa habitual que suele utilizarse para desistir de su uso- tampoco son tantos, se pueden sortear callejeando y las bicis actuales tienen los suficientes cambios y ligereza para que sean mucho más llevaderas. A partir de ahí todo son ventajas. El uso de la bici en vez del coche nos aporta un medio de transporte totalmente limpio, tanto desde el punto de vista de los humos, pero también de los ruidos. La bici también es mucho más barata y en tiempo de crisis y con el precio de la gasolina, la compra de una bicicleta se amortiza en pocas semanas. Por otro lado se gana en salud y felicidad, la práctica del deporte nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos, mientras que normalmente el uso del coche nos estresa y nos suele poner de peor humor. La bici da otro estilo de vida y ambiente social a la ciudad, la hace más simpática, agradable, humana. El coche en la ciudad es ya más pasado, la bici es el futuro. Además, España en contraste con el Norte de Europa, donde se utiliza mucho más, tiene mejor clima y eso corre a nuestro favor.

Si reflexionamos sobre todo lo descrito anteriormente, el lector se puede dar cuenta que puede utilizar la bici mucho más de lo que piensa. Usamos el coche por costumbre, pero en Madrid se nota cada mes que pasa que la bicicleta está conquistando más espacio y más terreno. Todos ganamos con ello, y cuantos más seamos los que usemos la bicicleta, más rápida será la transición del coche a la bici. En pocos años podemos tener una ciudad diferente, más sana, más agradable, más ecológica, en definitiva, más humana. La clave, entre otras cuestiones, es cambiar el chip y que cada cual individualmente decida dar el cambio, dejando su coche en casa y cogiendo la bici, al principio le puede costar un poco, pero en seguida le cogerá el gustillo, perderá el miedo a circular junto con los coches y así contribuirá a que el cambio se consolide.

14 comentarios:

  1. Estemos de acuerdo o no con su política, hay que reconocer que tiene más razón que un santo. A ver si algún día el bicifinde que publicasteis el día de los Santos Inocentes se hace realidad y vemos a la Botella y su señor esposo montados en un tándem...

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado su articulo, en concreto que haga enfasís en que es preciso un cambio de habitos ante todo.
    Esperemos que su ejemplo cunda en el ayuntamiento

    ResponderEliminar
  3. Mejor todavía, una bicicleta eléctrica que te ayude en el pedaleo para subir cuestas. Te ahorras gasolina, te ahorras el gimnasio y te ahorras el coche, arreglos, seguros, etc:
    http://www.goldenmotor.es

    ResponderEliminar
  4. Me gustaría que los políticos se dieran cuenta que, con ideas y poco dinero (o nada) se pueden hacer muchísimas cosas.
    Agradecería al representante de UPyD en el ayuntamiento de Madrid, solicitara aparcamientos de bicicletas vigilados en las estaciones de cercanías y las salidas de metro. Esto y la información para rodar sin peligro y respetando las normas, sería suficiente para dar un impulso grande al uso de la bicicleta, sin gastos suntuosos. Y por supuesto cambiar nuestro COCHECENTRISMO.

    ResponderEliminar
  5. Otra manera de llamar la atención sobre las bondades de la bici y la imposibilidad de seguir usando el coche en la ciudad, sería ir al Parlamento (o su lugar de trabajo) en bicicleta, como el representante de Equo. También estaría bien pedir una "bici oficial" en lugar del coche oficial que le pueda corresponder a su grupo y, desde luego, pedir aparcamientos públicos y vigilados, como ha dicho otra persona

    ResponderEliminar
  6. Imagino, en el caso de David Ortega, puedes leer este artículo de sus deseventuras cuando trata de ir en bici al ayuntamiento (que es la foto que se ve en este artículo):
    http://www.enbicipormadrid.es/2011/12/bicis-si-pero-no-en-el-parking-oficial.html

    ResponderEliminar
  7. Pedal a pedal la bici se va haciendo un hueco esta ciudad que siempre ha arrastrado el prejuicio de que "no está echa para la bici". David tiene toda la razón cuando dice que esta ciudad no es tan grande. Hay que recordar que el anillo ciclista son 64 kilómetros y recorre casi el perímetro del municpio. Y ya no es solo factible dentro de la ciudad, si hubiera una infraestructura mínima (un simple arcén un poco más ancho) sería muy fácil moverse incluso entre la ciudades de la periferia (Alcorcón, Getafe, Leganés) y el centro de Madrid. Pero tiempo al tiempo. Estoy seguro que veremos estas infraestructuras. El sentido común es tozudo.  

    ResponderEliminar
  8. ¿Consiguió que le dejasen aparcar? ¿Quien era el cansino histórico que se lo impedía?

    ResponderEliminar
  9. soy una persona que salgo todo los dias con la bici nos dice siempre que somos un peligro con las bici , hoy casi me coje un coche yo voy siempre por carri bici pero alguna vez se coje carretera si mo me tiro a la derecha me atropella era una con la letra L ERA UNA NOVATA pero siempre lleva la razon en la autocuela dice la separacion de los ciclitas , gracias a dios que me salbado teniamos que hacer un pasacalle por todo madrid para que nos vea y que tambien andamos por madrid no solo los coches gracias

    ResponderEliminar
  10. >:o No se entiende nada!!!

    ResponderEliminar
  11. ,,  , ,  ... ... .. . , , , por favor alguien reparta ls puntos y las comas en el texto de arriba y yas de paso colouqe algna letras   ;)

    ResponderEliminar
  12. Jose, 31 errores cuento en 6 líneas. Aquí pedimos unos mínimos de ortografía y gramática, si no es imposible entenderse. Por favor, vuelve a redactar el mensaje, al menos con puntuación.

    ResponderEliminar
  13. En mi opinión, muy buen artículo. Es importante que haya un cambio de hábitos y de mentalidades en Madrid y esto queda reflejado. Ojalá tuviéramos este apoyo también de la alcaldesa.

    ResponderEliminar
  14. ... tú llevas casco en tu foto 

    ResponderEliminar