Menú horizontal

lunes, 30 de septiembre de 2013

La DGT fabrica realidad

Escrito por Inaki Diaz de Etura

¿Os ha pasado alguna vez que un automovilista, molesto por ver ralentizada su marcha, os acuse de "ir haciendo eses"? A mí, sí; varias veces. En ningún caso iba haciendo ninguna "ese", nunca las hago, ¿para qué iba a hacerlas? Y, sin embargo, las personas que me acusaron de ello estaban convencidas de que así era. Lo tenían muy claro.

La DGT fabrica realidad
Lo que pasó en todos esos casos es que encontraron un elemento (esa bici) que no esperaban y que les molestó; que rápidamente encontraron un culpable de su malestar: por supuesto, la bici. Pero, como saben que no pueden acusar a la bici por estar ahí, la acusan de alguna otra cosa que sí sea punible. Lo de las "eses" es un lugar común: ¡todo el mundo sabe que las bicis hacen "eses"! Y que eso es peligrosísimo en este mundo de coches. Y no vamos a dejar que la realidad nos estropee esta magnífica explicación donde la culpa de mis males la tienen los demás.

Es un sencillo ejemplo de realidad fabricada. ¿De dónde han sacado estos automovilistas que las bicis zigzaguean? Quizá de sus propias experiencias infantiles... más probablemente, lo han oído en algún sitio en edades más recientes. ¿Dónde?

Me he acordado mucho de este ejemplo en las últimas semanas ante la actual campaña de la DGT. Observando fríamente lo que se cuenta, se podría inferir que algunas de las causas de accidentalidad ciclista en nuestro país son:
• las bicis ocupan demasiado espacio
• las bicis hacen cambios bruscos de dirección
• las/os ciclistas no oyen el resto del tráfico
• las/os ciclistas no usan casco
• las/os ciclistas no usan ropa reflectante
• las bicis no respetan los semáforos

La experiencia diaria de quienes usamos la bici no coincide en absoluto. Las estadísticas de accidentes, tampoco. Una y otras dibujan un panorama muy diferente de causas:
• los coches van demasiado rápido
• los/as automovilistas no esperan encontrarse con bicis
• las bicis circulan arrinconadas

Ésta es la realidad auténtica. Lo de arriba, la "realidad" que fabrica la DGT con su propaganda. Y nuestro problema es que es aquella la que llega a la gente: se acaba convirtiendo en real, ocultando lo que de verdad pasa en las calles y carreteras.

Así, cuando algún periodista se haga eco de algún atropello mortal, no se preguntará a qué velocidad iba el vehículo a motor o si miró bien antes de incorporarse a otra vía sino si el ciclista llevaba casco o auriculares. No cuestionará a quien atropella sino a quien es atropellado. Esto es extensible a la gente que pase por allí o al personal de policía que haga el atestado.

Sucede en muchos ámbitos de la vida socio-política. En el caso que nos ocupa, la movilidad, el sistema -de la mano de su brazo ejecutor, la DGT- genera una realidad en la que la bici aparece como un elemento molesto, intruso, problemático. Es la bici la que genera los problemas y la respuesta es magnánima: perdonarle la vida... con un precio. Un precio que a quienes conocemos la realidad nos parece injusto pero que a quien vive en la realidad generada le parece lógico y normal.

La Dirección General de Tráfico funciona, así, como sutil aparato de propaganda: no acusa a las bicis de nada sino que asume que son de una cierta manera y habla de lo que tenemos que hacer con ellas. Crea lugares comunes que luego nos son asignados indiscriminadamente y que sirven para justificar restricciones al tráfico en bici: las que ya conocemos, las que nos intentan asignar ahora y las que vendrán.

La DGT fabrica realidad

26 comentarios :

  1. Soy ciclista urbano y muy a mi pesar debo decir que "las bicis no respetan los semáforos" es ampliamente cierta. Basado en mi observación del comportamiento ciclista podría decir que es mayoritario los ciclistas que no los respetan. Es más, estando yo parado en semáforos he visto como varios ciclistas se han saltado el semáforo.


    Me da rabia porque están manchando la imagen de todos los ciclistas.


    Aún queda mucho por educar, tanto a conductores como ciclistas.

    ResponderEliminar
  2. A mí nunca me han acusado de hacer eses, la verdad es que nunca me han acusado de nada, pq como ellos van metidos en su coche bien encerraditos podrán pensar lo q sea, cagarse en mis muertos por no dejarles avanzar más rápido, pero la comunicación es nula y yo no me entero

    ResponderEliminar
  3. Si quieres saber cuántos ciclistas se saltas semáforos, entra en el pajarillo azul que hay a la derecha (twitter) y busca #bikesurvey. Ahí estamos midiendo esas cosas.

    ResponderEliminar
  4. Fíjate bien que lo que dice el texto no es que los ciclistas no se salten semáforos sino que eso no es una causa identificada de origen de accidentes. Alguno habrá por esa causa pero no es habitual. Las causas típicas de accidentes son las tres que vienen listadas debajo.

    ResponderEliminar
  5. Entiendo lo que dices, sin embargo, que no sea causa de accidentes no significa que deje de ser menos cierto.


    Mi comentario era una pequeña autocrítica con ese punto concreto porque realmente me molesta mucho.

    ResponderEliminar
  6. Entiendo lo que dices, sin embargo, que no sea causa de accidentes no significa que deje de ser cierto.

    Mi comentario era una pequeña autocrítica con ese punto concreto porque realmente me molesta mucho.

    ResponderEliminar
  7. Cuánta razón Iñaki, el ciclista es el elemento "estorbo" que circula por la carretera. Cuántas veces adelantan de mala manera para luego quedarse parados en el semaforo de más adelante, mirandote con cara de odio cuando les vuelves a adelantar. Y claro, eso les daña su orgullo y vuelven a adelantar bufando: "Pxxxs bicis"... sin saber que se van a volver a parar en el siguiente semáforo.. jeje
    Creo sinceramente que la gente que esa agresividad al volante tiene algún tipo de problema en su vida y no sabe cómo focalizarlo.

    ResponderEliminar
  8. Estoy muy de acuerdo, el principal motivo con diferencia para mi es que muchos conductores no esperan encontrarse un ciclista, y muchas veces incoscientemente ni te ven, no te consideran un elemento de trafico. Ya me ha pasado varias veces que se han incorporado a una carretera cuando estaba pasando yo. Para solucionar esto lo que hay que hacer es informar de ello a la gente y sobre todo conseguir que haya muchos ciclistas para que no se estrañen al verte ;)

    ResponderEliminar
  9. A mi y a otros nos increparon por ir en paralelo el Sabado pasado

    ResponderEliminar
  10. A mi y mis compañeros el Sábado día de la vuelta a la M-10 nos increpo un conductor por ir en paralelo por nuestro carril y tenia sitio de sobra para pasar

    ResponderEliminar
  11. Madrid enfurece a cualquier conductor que circule por sus atascos. Si además lo unes a tener poca inteligencia, nos salen ese tipo de conductores enfurecidos agresivos con las bicis, % que en los taxistas aumenta. Hace falta que la DGT eduque de verdad a esta gente.

    ResponderEliminar
  12. esto hubiera sido un tema muy interesante en la mesa de ciclismo urbano de ayer, en el matadero

    http://ciclistasurbanosmadrileos.blogspot.com.es/2013/09/mesa-redonda-tu-que-haces-para.html

    ResponderEliminar
  13. asi fue nuestra mesa sobre ciclismo urbano
    http://ciclistasurbanosmadrileos.blogspot.com.es/2013/09/mesa-redonda-tu-que-haces-para.html

    ResponderEliminar
  14. Yo muchas veces hago "eses", sobretodo para esquivar los baches y en todo caso a una velocidad adecuada y sin salirme de mi carril.

    ResponderEliminar
  15. Mi último "contacto" con el trafico por la ciudad ha sido el lanzamiento de un huevo desde un coche que me adelantaba. La pasada semana en la calle Antonio López.

    ResponderEliminar
  16. El ciclista que va por el centro del carril respeta más semáforos que el que va pegado a la derecha. Posiblemente el último todavía se crea un poco peatón.

    ResponderEliminar
  17. Estoy de acuerdo contigo. Aunque en las intersecciones de varios carriles y rotondas, si no hay una parte habilitada para motocicletas delante, y mientras los vehiculos en madrid siguan sin utilizar sus intermitentes, seguiré posicionandome sobrepasado el semaforo y no arriesgar mi vida detrás.

    ResponderEliminar
  18. Pedazo de fotos, jejeje, debería ser obligatorio llevar cesta con flores en la bici urbana.
    A ver si se las vuelvo a poner ya y puedo ir a la prefiesta del sábado, que para la del domingo las llevo seguro y con sillita delantera.
    ;-)

    ResponderEliminar
  19. Sin duda vivimos en un país de paletos amargados dentro sus latas, en muchos lugares de los países vecinos las bicis tienen muchas preferencias, las cuales aquí están prohibidas y que, yo al menos, llevo haciendo desde que voy solo por la calle en bici porque no le veo el perjuicio siempre que se respete y se tenga un mínimo de educación, cosa que un porcentaje muy alto de conductores no saben ni lo que es. Por ejemplo los semáforos son ámbar para las bicis siempre en la dirección que no interrumpas el paso de los que tienen el verde, está permitido ir en sentido contrario en calles pequeñas de una sola dirección, se puede ir por la acera y calles peatonales siempre que vayas a una velocidad adecuada y sin molestar a los peatones, esta permitido circular por el carril bus y este te adelanta cuando te encuentra, pero claro no han tenido que fortificarlos para que se respeten.

    ResponderEliminar
  20. Os falta decir que los ciclistas escupen al suelo,se tiran cuescos , van sudados y huelen y van enseñando er culo tambien

    ResponderEliminar
  21. estoy contigo .... yo no adelanto a los coches cuando llego aun semáforo .... pero que luego no me pidan que salga a toda pastilla ... la bici urbana es para llegar cómodamente a los sitios ... para hacer competiciones, me piro al campo. Yo respeto las normas, para poder exigir a los demás que las respeten. No creo que haga falta un gran cambio legislativo; empecemos por cumplir lo que tenemos.

    ResponderEliminar
  22. PazResidenteenelCentro4 de octubre de 2013, 18:37

    Si de verdad circulas por el centro de Madrid a diario, ten la valentía de decir la verdad que tanto revindicas.
    Te cuento la verdad de una persona que vive en el centro, no lo que dice la DGT: y los ciclistas vais por aceras de menos de un metro, tenemos miedo al salir del portal. Vais por calles peatonales, repito, peatonales, a velocidades de vértigo y no hay manera de pediros responsabilidades porque no lleváis matrícula.
    Y no hay nada más ecológico, más social, que ir andando.
    Vendéis lo de ir en bicicleta como algo muy popular, muy social, y las bicicletas no son baratas, es más barato el Metro que lo pagamos todos.
    Los ciclistas ni pagan impuestos de circulación, ni cumplen las más mínimas normas de tráfico, para vosotros es más importante revindicar vuestro derecho a hacer lo que os dé la gana, incluso por encima de vuestra integridad física.
    Me parece preciosas las margaritas, pero por favor, pensad en alguien más que en vosotros y tener en cuenta que el centro de Madrid vivimos gente y no somos pijos. El centro no es sólo el sitio de copas, ni de compras, ni de exhibición de lo "modernos que somos" de los que no vivís aquí. O en tu caso, de los que pueden vivir aquí por poder económico y no han sufrido la inseguridad de verdad.

    ResponderEliminar
  23. PazResidenteenelCentro4 de octubre de 2013, 18:42

    Pedrero no lleva matrícula, ¿qué hizo para que le tiraran un huevo?

    ResponderEliminar
  24. Vamos a ver, me refería a que si tenía matricula el tonto del huevo, no el amigo Pedrero.

    ResponderEliminar