Menú horizontal

sábado, 21 de diciembre de 2013

Lee esto si yendo en bici has tenido una mala experiencia con algún conductor

Conductores ¿furibundos? y ciclistas urbanos


Escrito por Isa

Esta historia está dedicada a todos los ciclistas urbanos que le echáis dos huevos/ovarios cogiendo la bici a menudo para vuestro transporte por Madrid. ¡¡Hay esperanza en la humanidad y en los conductores!! La historia empieza mal, y luego se pone peor… ¡pero acaba muy bien!



El sábado pasado (19/12/2013) iba mi pareja, Jose, en bici, por la Ronda de Atocha, subiendo desde Embajadores, sobre las 18:30. Iba por su carril (el derecho, que no el carril bus) que casualmente es uno de los que recientemente el ayuntamiento ha pintado con señales de bici, y limitado la velocidad a 30 km/hora. Además, esa calle tiene otro carril más, y no era un momento especialmente cargado de tráfico, por lo que era fácil adelantar.

Por si no queda clara la normativa, en algunos sitios está pintada en el suelo

Desgraciadamente, Jose tuvo la mala suerte de que detrás suyo iba circulando en coche uno de estos entes energúmenos con los que a veces nos cruzamos y nos arruinan el viaje. Este personaje empezó a pitar insistentemente ¿para que Jose se quitara y le dejara pasar? Jose, que es muy apacible, hizo caso omiso y siguió pedaleando, como es lógico. También el personaje podía adelantarle sin ningún problema cambiándose de carril…pero hay gente que esto de razonar…no se le da bien: la rabia les nubla el cerebro. El conductor furibundo, siguió detrás de él pitando y pitando y pitando…y Jose según pasaba por encima de la señal de la bici pintada en el asfalto aprovechó para señalársela reiteradas veces, en plan “Mira, que por aquí también pueden circular bicicletas”.


Finalmente, el personaje le adelantó de malas maneras, pasándole a 2 milímetros de distancia, para a continuación quedarse parado, 3 metros más adelante, en un semáforo en rojo. Jose, como he comentado es muy sereno y tiene una gran capacidad de no alterarse con los increpamientos (que envidia, yo sí me altero). Así que con intenciones educativas se le puso al lado, aprovechando que estaba parado, y empezó a explicarle que estaba circulando por donde le decía la normativa de tráfico que tenía que ir (centro del carril derecho), y que las bicicletas tenían el mismo derecho que los coches a ir por la calzada. Mientras Jose intentaba explicarle, el tipejo explotó en un frenesí de rabia donde lo más bonito que le dijo fue “hijo puta te voy a matar”.

Jose siguió soltándole su discurso, de buenas maneras, mientras el ente seguía soltando espumarajos por la boca cual niña del exorcista. Hasta que Jose ve que este “señor” empieza a hacer ademanes de buscar algo en la guantera, se quita el cinturón de seguridad y empieza a amenazar con bajar del coche, con lo cual Jose piensa “Bueno, creo que esto es una causa perdida, así que voy a poner el pie en el pedal para salir corriendo por si baja a intentar darme dos hostias”.

Pero una vez estaba preparado para salir dando pedales como un condenado, llegó… ¡la sorpresa! Jose estaba parado entre el coche del tipejo, y otro coche. De repente el conductor del otro coche empieza a pitar, baja la ventanilla, y le grita al ente “Deja en paz al muchacho, que lo está haciendo muy bien!!”

Y de repente todos los coches que estaban detrás se ponen también a pitar y a increpar al energúmeno. Todo esto ya con el semáforo en verde, varios conductores parados, pitando al ente y defendiendo a un ciclista. Con lo cual el ente, pegó un acelerón y salió pitando de ahí sin poder realizar sus fantasías violentas.

Tras el shock, Jose empezó a dar pedales y según le iban adelantando los demás coches que estaban por allí, fueron pitando (esta vez pitido de “saludo”), aplaudiéndole, y gritándole cosas como “Sigue asi!!!” “Lo estás haciendo de puta madre!” “Bien hecho chaval!!” “Ánimo!! No te dejes intimidar!”.

Moraleja de la historia:

Tod@s (o casi tod@s) nos ponemos de muy mal humor cuando nos cruzamos con algún gilipollas que nos increpa o nos hace alguna pirula…pero numéricamente, hay más gente decente que gente gilipollas. Poco a poco, las cosas empiezan a mejorar para los que vamos a pedales. Así que no dejemos que los 4 imbéciles que hay por ahí sueltos, nos coman la moral y nos arruinen el buen humor.

94 comentarios :

  1. Me alegro de ver que cada vez la gente es más civilizada y además va teniendo más valor para no amedrentarse ante la minoría desagradable.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena al ciclista y a la narradora. Así se construye el futuro. Pero me he quedado con unas ganas de darle una paliza al soplagaitas ese.... En serio, Jose con su comportamiento ha hecho mucho por todos nosotros. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. ¿Esta historia es real? ¡Increíble!

    El final feliz e ideal habría sido que llegue un policía y retenga al susodicho para pedirle la documentación y echarle un sermón, o ponerle una denuncia por conducción temeraria ya puestos a pedir.

    ResponderEliminar
  4. Me parece no solo real, si no habitual, es una foto.

    ResponderEliminar
  5. Increible historia de cómo los ciclistas somos tratados por ciertos energúmenos a los cuales el coche hace sentir poderosos. Triste pero cierto, pero cuando les pides que se bajen para darles dos ostias, acelaran con la cara echada hacia el otro lado... cagones.

    ResponderEliminar
  6. Guau, por un momento pensé que vivíamos en Escandinavia...


    Qué bien se siente uno leyendo que a la escoria, somos capaces de apartarla de nosotros y recriminarles las malas actitudes.

    ResponderEliminar
  7. Engineer, no veo mucha diferencia entre tu discurso y el de los energúmenos de los que hablas. Creo que no has entendido de qué va esta historia.

    ResponderEliminar
  8. Con cierta frecuencia me encuentro con conductores que invaden el carril por el que yo voy circulando en bici. En casi todos los casos, aprovecho el siguiente semáforo en rojo para ponerme a su lado y preguntarle amablemente si me ha visto cuando ha hecho la maniobra. En todos los casos hasta ahora, la cara que me han puesto ha sido de absoluta sorpresa, y han reconocido que en efecto no se habían fijado en mi presencia. A lo cual yo respondo con una sonrisa que para la próxima se fijen bien, y ahí se acaba la cuestión.

    ¿Qué tiene esto que ver con el suceso que estamos comentando? Pues que el porcentaje de conductores que se comportan de manera responsable respecto de las bicis es enorme; en mi experiencia personal, alcanza un 98%. Eso debería hacernos recapacitar sobre algunas de las preconcepciones que los ciclistas tenemos sobre la actitud de los conductores hacia nosotros. De verdad, cuando salimos a la calle en bici no vamos a la guerra; vamos a usar la vía pública junto con otros usuarios, y lo que probablemente nos pase es que no tengamos ningún problema. Y las probabilidades aumentan si somos nosotras las primeras que actuamos de manera responsable al circular.

    ResponderEliminar
  9. El sábado pasado es el 14 de diciembre. A mí sí que me pasó algo el jueves 19, pensé que sería el día de los gilipollas o así.
    Hice algo mal, me incorporé desde la acera "bici" a la calle Brescia en Av. Brasil desde el paso de cebra al tráfico que gira a la izquierda en cuanto ambos semáforos se pusieron en verde. Lo hago para ahorrarme tener que cambiar de carril, aunque a veces pierda tiempo, porque lo veo más seguro, sobretodo de noche. Un taxista que venía del segundo carril hizo una curva extremadamente amplia metiéndose en el carril derecho para ver si me barría, no a mucha velocidad pero sólo para amedrentarme. Los coches no suelen tomar las curvas haciendo un ángulo recto, ni quedarse pegados al carril derecho teniendo los otros dos libres. En el siguiente semáforo, le busqué tratando de calmarme, le toco la ventanilla, se piensa el bajarla mientras se me queda mirando, y le digo lo más amable que se me ocurre: -Qué, no me has visto? Y se ríe burlonamente y me dice: -No sé ni de dónde has aparecido.
    Lo peor de todo es la sensación de impotencia. Me aparté a la acera para tranquilizarme ya que por mi cabeza pasaban ideas no muy cívicas y el otro siguió su camino. Al menos conmigo no le va a funcionar, seguiré cogiendo la bici por la calzada, ya las he visto de demasiados colores como para que me intimiden intentándome tocar con el coche por hacer una mala maniobra (o por existir, que nunca se sabe).


    Gracias por el relato, suena a increíble pero demuestra que hacer las cosas bien a veces tiene su recompensa. Y que quizá me hubiera ido mucho mejor ese día ignorando lo que me hicieron, o por lo menos con un poco más de calma. Hay esperanza!

    ResponderEliminar
  10. Los ciclocarriles están siendo y van a ser una causa permanente de conflictos como este que menciona Isa. Ojalá se queden en anécdotas todos ellos. Los sharrows no son una garantía para nuestra seguridad y serenidad. Tampoco lo es una ordenanza municipal retorcida que expulsa a la bici de la derecha de la calzada. La foto que aporta Isa es muy esclarecedora, mostrando una estampa inédita en el mundo, de una bicicleta circulando por el medio de una calzada de tres carriles. ¿Alguien ha visto esto en alguna ciudad del mundo? Ir en bici debe ser una experiencia relajada, gratificante, segura, evitando los inconvenientes de un tráfico de coches demasiado denso o demasiado rápido. Los sharrows son garantía de generar situaciones con una gran carga emocional como esta, traspasando los límites de la violencia y de la seguridad personal, ponen en el medio de la calzada al usuario más vulnerable de la misma comprometiendo gravemente su seguridad. Que no nos engañen.

    ResponderEliminar
  11. Tienes razón, los sharrows no son una garantia, igual que no lo es ninguna infraestructura ciclista. El problema son los energumenos como en este relato. Ese mismo tio es el que va a salir del garage sin mirar si viene un ciclista por el carril bici gira a la derecha sin mirar. Pero en esta situación por lo menos han conseguido que 9 o 10 conductores se han dado cuenta que el ciclista tenía razón y que tenía todo el derecho del mundo a estar ahí. Eso ya son 10 conductores que ahora van a ir mucho mas concienciados que antes.
    Lo ideal es que no hagan falta esas marcas viales, pero por desgracia aún no estamos ahí. Pero los sharros por lo menos son una oportunidad para que la gente aprenda - algo que un carril bici no va a conseguir jamás.

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena por el primer conductor que defendió al ciclista. Siempre tiene que haber alguien que de un paso adelante en este tipo de situaciones, y «meterse donde no le llaman». Eso vale para otras situaciones de la vida también.

    Genial historia :)

    ResponderEliminar
  13. Yo entiendo el relato como un mensaje conciliador, pues la mayoría de los conductores sabían quén llevaba razón. Inútiles al volante los hay por todas partes, no son mayoría y no sólo se meten con las bicis. Hacen pirulas a otros vehículos también y a los peatones. Me pregunto porqué la policía no retira a esta gente, ni puntos ni nada, sin coche. Estoy más que harta de ver coches saltándose semáforos en rojo poniendo así en riesgo de muerte a todo el mundo, no sólo ciclistas.
    Por otra parte, me pregunto qué habría pasado si la calzada no llevara las pinturas de ciclo-carril. ¿Habría tenido Jose el mismo apoyo?

    Gracias por el relato, de vez en cuando también hay que elogiar a los buenos conductores.

    ResponderEliminar
  14. Pues sí, tendemos más a recriminar que a elogiar, y más valen los refuerzos de conducta positivos que los negativos.

    ResponderEliminar
  15. Increíble historia, que alegría.
    De todas las calles que recorro por Madrid, con bici pintada en el asfalto o sin ella, en esta zona que comentas ES donde más problemas he tenido.
    El otro día, en un semáforo en rojo en ronda Toledo, me situé en el área de adelantamiento, y detrás de mí había una furgoneta parada. Empezó a pitarme y se puso en marcha con el semáforo en rojo obligándome a saltármelo yo también. Tras pitarme y ponerse a mi lado a gritarme cosas (que no oía porque el tipo olvidó bajar la ventanilla) un taxista se puso a mi otro lado y puso verde al de la furgo, me dio ánimos y comentó el poco respeto que nos tienen algunos conductores.... UN TAXISTA DEL LADO DE LOS CICLISTAS!!
    Sí, realmente son muy pocos los que no nos tienen respeto, y cosas como esta te dan esperanza en esos días en los que te planteas no volver a coger la bici...
    ÁNIMO A TODOS!!

    ResponderEliminar
  16. angelchamberi@yahoo.es21 de diciembre de 2013, 16:54

    Isa, muchas gracias por contarnos estas cosas con final feliz , yo suelo coger la bici casi todos los días y de verdad cada vez vez veo a mas conductores respetar a los ciclistas, no he tenido casos com el que cuentas, aunque energumenos los hay, y me puede pasar, te pueden hacer pirulas, y tienes que estar ojo avizor, te cabreas y ya está. De todas formas también los cilistas urbanos tenemos que respetar las normas de trafico, semaforos, pasos de peatones, desgraciadamente sigo viendo a algunos ciclistas que les cuesta respetar los semaforos y dan muy mal ejemplo, y eso está fatal, tan mal es que te piten como colegas no paren en semaforos en rojo.
    Gracias y suerte

    ResponderEliminar
  17. A mi me arroyo una moto en Paseo del Prado.
    Saliendo de un adelanta bicis desde Atocha hacia cibeles

    ResponderEliminar
  18. Efectivamente, qué suerte el tener la capacidad de no alterarse ante los energúmenos. A mí me cuesta cada vez más no perder el control ante animales de ese tipo... Esta es una historia que me ocurrió hace un mes, publicado en un foro de mi ciudad:

    Hola vecinos. Hoy he tenido un incidente con una señora y su monovolumen, cuando yo iba en bici con mi hija detrás en su sillita adaptada. Era una calle tranquila, de un solo carril, sin apenas tráfico como cualquier domingo por la mañana en Rivas. Íbamos un poco más despacio de lo normal porque mi señora esposa venía muy cansada y casi no le daban más de sí las piernas. Y a todo esto llega un monovolumen pidiendo paso... adelantó a mi mujer indebidamente (es de un sólo carril, y para adelantar hay que usar otro carril, según normativa vigente, y según sentido común para no poner en riesgo al ciclista).

    No contenta con eso, cuando llegó a mi altura, se pegó a la rueda trasera de mi bici, es decir, a un metro de mi hija... tratando de intimidarme, como hizo con mi mujer, para que nos echáramos a un lado y adelantarnos a pocos centímetros de distancia... y como pasamos por un sitio donde no había coches aparcados a la derecha, la señora decidió adelantarme por ahí en una maniobra más que temeraria, pasando a escasos centímetros de nosotros.

    Del susto de verme en esa situación de riesgo golpeé al coche con el puño instintivamente, quizás para que supiera que estaba demasiado cerca, quizás por rabia y frustración por no poder hacer nada más... no lo sé. Pero le pegué tan fuerte que creo que me la he roto. Después del golpe la señora paró y se bajó, pero no para ver si nos había golpeado... sino para llamarme irresponsable, loco, y que iba a llamar a la policía... supongo que para denunciarse a sí misma... o ¿quién sabe? quizás para denunciar que una bici iba por su carril...

    En ese momento, lo tengo que reconocer, sólo pensaba en romper cosas y en tomar venganza por la actitud de esa hija de la gran p*** que puso en riesgo la vida de mi hija simplemente para poder llegar unos segundos antes a donde fuera que tenía que ir. Me cabreé mucho más de lo normal por tratarse de mi hija, pero me autocontrolé precisamente porque iba con ella. Aún así la pobre pasó un mal rato por el lamentable espectáculo que dieron su padre y aquella señora.

    Las bicis no se van a ir de las calles por mucho que traten de intimidar los cuatro pijopaletos, chonis, o demás gentuza con coche. Y algunos ya estamos hartos de que en este país nunca se tomen medidas hasta que muera alguien. Tómese esta historia como advertencia, aviso, o anécdota... pero mi moraleja es que no siempre voy en bici con mi hija detrás, y no siempre funciona mi autocontrol.

    La carretera no es tuya, es de todos. Respeto, por favor.

    ResponderEliminar
  19. Por eso yo aconsejo el puño americano, tu mano te lo agradece (pero hazte un seguro).

    ResponderEliminar
  20. Ánimo Javier! Es comprensible que estas cosas te alteren mucho más si vas con tu hija que si vas sólo. Al fin y al cabo, ya no es sólo tu seguridad sino la suya...

    ResponderEliminar
  21. Tu relato me hace pensar que para agradecérselo quizás deberíamos proponer la creación de carriles taxi-moto en calles de dos carriles o más que no tengan bus...

    ResponderEliminar
  22. Hola a tod@s!
    Soy Isa. Muchas gracias a enbicipormadrid por publicar la historia!


    Me alegra ver la acogida que ha tenido...cuando me la contó Jose la primera vez, yo misma flipé y me encantó y por eso la quise compartir. Porque a veces es cierto, como comentaba alguien por aquí, que parece que "vamos a la guerra" y a la defensiva ya de antemano con cualquiera que vaya en vehículo motorizado...y nos cruzamos con algún mal conductor, y ya nos quedamos enfurruñados (cuando una de las virtudes de ir en bici es que te pone de buen humor).

    Lo que demuestra esta historia y también mi experiencia de todos los días (y supongo que la de muchos) es que en realidad la gran mayoría de personas hace las cosas bien. Pero claro, "sólo nos acordamos de la muela cuando nos duele". Y al final para que funcione esto de la convivencia entre distintos vehículos (como cualquier otra convivencia), todo se reduce a respeto y civismo. Y a no condenar y coger manías a un colectivo entero por lo que haga una minoría dentro de ese colectivo.

    ResponderEliminar
  23. Lo siento, no entiendo muy bien el fin.... te refieres a calzadas donde no existe el carril de taxis??? y lo de las motos sería por algo?? (No va con entoncación irónica, realmente no sé a qué te refieres, lo siento)

    ResponderEliminar
  24. La ironía era mía, me resulta inverosimil, casi imposible de imaginar un taxista recriminando a un repartidor en defensa de un ciclista.

    ResponderEliminar
  25. No, los ciclocarriles no son la causa de conflictos como éste. Te pasaría igual si fuera una calle residencial de 1 carril.
    También en otras ciudades los coches te pitan cuando cruzas andando un paso de peatón, pero no es porque las señales o la ordenanza sean fuente de conflictos. Es la ignorancia, nada más.

    ResponderEliminar
  26. Yo voy por Madrid en bici todos los días y la verdad es que es muy peligroso, los coches no respetan nada y me da la sensación de jugarme la vida, raro es el día que no me pasa rozando alguno, y sé que el día que lleguen a tocarme, no lo contaré.
    Todos mis asesinos en potencia terminan parados en un semaforo a escasos metros y no sé muy bien que hacer, tengo matriculas de coches memorizadas, simplemente me quedo mirándolos fíjamente desde fuera o les grito cabreado, pero no sirve de nada.
    Me cuesta creerme esta historia de coches defendiendo a un ciclista, la verdad.

    ResponderEliminar
  27. aaah vale perdona, interpretar la entonación de algo escrito se me da mal jejje.
    Yo tampoco me lo podía creer, me di cuenta de lo mucho que generalizamos ;)

    ResponderEliminar
  28. Tienes toda la razón del mundo, la gente es muy valiente dentro de un vehículo de media tonelada frente a uno de 20kg
    Después de recriminarles en el semaforo que podía haberte matado se van haciendo ruedas.
    Estoy por hacer pegatinas de "posible asesino de ciclistas" y pegarselas a los coches que me adelanten rozando.

    ResponderEliminar
  29. ¿Para el tuenti? por que a los coches solo les pasa algo si te han dejado minusválido y había alguien mirando.

    ResponderEliminar
  30. Pues yo reconozco que era muy esceptico respecto de la utilidad de los sharrows porque en realidad no aportan nada, pero he de reconocer que ha mejorado bastante la concienciacion por parte de los conductores.
    En mi experiencia como ciclista me he dado cuenta que la mayoria de la gente respeta a la bicicleta y los que no lo hacen son bien por desconocimiento/despiste lo cual es hasta ciento punto razonable debido a la escasa penetracion que ha tenido la bicicleta en el reparto modal en Madrid y el resto son los mismos energumenos que te podrias encontrar cualquier dia por la calle que tiran la basura al suelo o hacen un cambio de sentido con raya continua, que pese a todo es superior al adecuado pero en España tenemos la educacion que tenemos...

    ResponderEliminar
  31. Realmente, Isa, tienes un novio muy templado. La verdad es que, como conductor, soy consciente de que al volante solemos transformarnos (Dr. Jekyll y Mr Hyde) y que este parece sacar lo peor de nosotros mismo; o, tal vez, sea el resultado del estado de estrés en el que vivimos. De todas maneras, ese conductor esra uno más de los muchos cafres con los que te puedes cruzar en la calle o la carretra, bien como conductor, bien como ciclista.

    Este tipo de gente me produce pavor, especialmente cuando entro en una rotonda. Siempre temo cruzarme con un conductor psicópata pero los hay muy pacientes que saben lo que te está costando subir la cuesta de turno o de adelantan con la suficiente gentileza.

    Parece que está funcionando la campaña #ciclistasmolestos

    ResponderEliminar
  32. Hola Marcelino

    ¿Verdad que es absolutamente absurdo que un conductor dé un acelerón para adelantarte (cometiendo una infracción: "afeitando" a un ciclista, adelantando con línea continua, etc) para pararse tres metros más adelante, donde está el semáforo?

    ResponderEliminar
  33. Me encantan las historias con final feliz.

    ResponderEliminar
  34. Pedro, eso no es un problema español. El problema en España es que gente siempre piensa que eso es algo "typical spanish".

    ResponderEliminar
  35. Hay que tomar la matricula y denunciar.
    Se puede hacer en cualquier coche de policía municipal que te encuentres.

    ResponderEliminar
  36. Sinceramente, lo mejor es hacer lo que el compañero evitar al conflicto y ser siempre educado, hay mucho conductor cafre por madird.

    ResponderEliminar
  37. A mi el otro día me adelantó, un niñato con un deportivo, a toda leche, por la derecha y saltándose algunas señales. Cuando me detuve en el semáforo, el niñato ya lo había pasado, pero un taxista que lo había visto desde atrás, se puso a comentar conmigo lo gilipollas que era el tío ese del deportivo :-)

    ResponderEliminar
  38. Spray de pintura o llaves.

    Eso son dos negativos.
    ;-)

    ResponderEliminar
  39. Los taxistas respetuosos son los padres ...

    ResponderEliminar
  40. Si me permites un consejo: Ten cuidado con ir repartiendo obleas alegremente, porque aunque haya mucho "cagón", siempre hay alguien (y vale sólo con que pilles a uno) que está más fuerte o simplemente más "colgao" que uno mismo. Por muy fuerte o muy loco que estés tú.

    ResponderEliminar
  41. Pues yo tengo la suerte de viajar bastante y puedo decir con bastante certeza estamos por detras de los paises con los que nos deberiamos de comparar (los mejores ;)). Que los hay peores y que no estamos tan mal como algunos nos hacen creer totalmente de acuerdo lo cual no impide que aun nos falte un largo camino por recorrer si nos comparamos con los mejores

    ResponderEliminar
  42. Dejadme que os responda más arriba, que me he extendido bastante :)

    ResponderEliminar
  43. Te lo digo con conocimiento de causa y no como viajero sino como persona que le ha tocado vivir en diferentes paises Solo por curiosidad, en ese pais que aparentemente es tan bueno pero en el fondo no es tanto se respetan y cuidan los espacios comunes, se tiene gusto por lo ajeno,... o me estas hablando de calidad de vida...

    ResponderEliminar
  44. Y en otras ciudades, los pasos de peatones no se respetan si no llevan semáforos. ¿Hay que pedir pasos de peatones semaforizados o incluso segregados por ello, como se hizo en los años 70 en toda España?


    Afortunadamente, según mejora el civismo de la gente cada vez más se extiende la convivencia en el espacio frente a la militarización de la separación rígida: hay cruces que antes tenían semáforos que ahora funcionan sólo con cedas y pasos de peatones, y lugares donde ni siquiera eso hace falta ya.


    De acuerdo con que haya una serie de normas/barreras cuando el problema no es la falta de convivencia, sino el despiste (un cruce muy gordo, por ejemplo, no es fácil de controlar sin ayuda de alguna norma).


    Pero en los casos en los que alguien te acosa no es porque no te vea, sino porque no tolera que estés ahí. Y eso no se soluciona copiando sólo los carriles holandeses, si no no podrías ir ni siquiera por una calle residencial compartida.


    Cuando dos niños se pelean por el mismo juguete, puedes comprar uno a cada uno o enseñarles a compartir. Aquí el juguete es un carril.

    ResponderEliminar
  45. Buen relato. Gracias, Isa.
    Un idiota (por ser suave) por cada 99 personas normales. Es lo que hay, No tiramos la toalla.

    ResponderEliminar
  46. Controla, amigo. Usar la violencia es ponerte al nivel de la conductora cafre.

    ResponderEliminar
  47. La verdad... no lo tengo tan claro. Poner la otra mejilla y ser civilizado no parece reportar nada positivo cuando al que se tiene en frente es un animal. Aún ando debatiéndome en una posición clara, pero creo que para enfrentarse al diablo a veces es necesario bajar a los infiernos.

    ResponderEliminar
  48. Por concretar, en que aspectos estamos mejor que ellos?

    ResponderEliminar
  49. Pues por ejemplo a la hora de respetar una bici en la calzada. En Madrid solo tengo los encontronazos como el relatado en esta entrada de blog. Esa gente la hay en todas partes.
    En Múnich me pitan mucho mas, me pasan mas cerca y el primer sitio donde aparcan es en el carril bici. De los ciclistas que van en sentido contrario por los carriles bici mejor ni hablo.
    En general la gente en España es mas relajada - a lo mejor por eso los energúmenos resaltan más :)


    Pero no te centres tanto en el "incluso mejor" - en primer lugar te digo que la gente no es tan diferente en otros lados. Siempre vas a encontrar cosas mejores y luego cosas peores. Yo a lo que voy, es que ese lloriqueo de "en cualquier lado es mejor que aqui siempre me toca mucho las pelotas....sobre todo porque no lleva a nada.

    ResponderEliminar
  50. Está claro que ninguno somos chuck norris y que muchas veces la mejor estrategia para la autodefensa es pasar de todo y seguir tu camino. Pero un coche es un arma y hay mucho subnormal conduciendo por las calles. Los ciclistas estamos indefensos, ya que sale muy barato matarnos.

    ResponderEliminar
  51. Eso fue en los años 70. Desde entonces ha pasado tiempo, y en Madrid hay ya unos cuantas tendencias contrarias que son esperanzadoras. A ver si termino algún día el artículo "El fin del urbanismo de guerra"

    ResponderEliminar
  52. ¿Necesario bajar a los infiernos? Inevitable tal vez, pero ¿necesario? No se consigue nada. Algún día contaré la de un conductor que me dijo "¿Y si no te apartas y yo te atropello?"

    ResponderEliminar
  53. Axel, cuando comentas según qué cosas, me das más miedo que un nublao ;-)
    A ver cuándo te animas y nos envías tu crónica local, que vienen muy bien esas visiones atentas de lo que pasa mucho más allá de la M-50 y el mundo es bastante más grande que nuestro ombligo Madrileño.

    ResponderEliminar
  54. No hace mucho en Madrid los peatones para cruzar el Paseo de la Castellana en Colón tenían que pasar por un bajo subterráneo.


    No hace mucho es España se conducía por las autopistas a la velocidad que le venía a cada uno en gana.


    No hace mucho cruzar un paso de peatones en España era como intentar hacerlo en un Túnez o Perú (por decir dos lugares que conozco)

    ResponderEliminar
  55. Ahí va mi pequeña anécdota:


    Pasado martes, circulo por General Perón por el segundo carril de la derecha sentido Bernabéu (el carril derecho es propiedad de la doble fila por carga y descarga, taxis,...) Me pita un coche por detrás, una dos hasta tres veces.


    En el semáforo me giro y pregunto a la conductora. Me acerco para escucharla: "Te pitaba para que te echaras a la derecha, un poco, y así poder pasar" Respondo: "señora, voy circulando como me lo dice el Ayto y como es más seguro, para no comerme una puerta o evitar un golpe en cruces" Señora: "Ah, ¿si? vaya... vale... "


    Conclusión: la señora se cree que hay que hacer lo que dice la DGT y no lo que no divulga nuestro Ayto. Una reacción de sorpresa, con educación.

    ResponderEliminar
  56. Te faltó decirle " y para evitar que alguien me adelante por el mismo carril, que es muy peligroso para mi"
    Algo muy parecido me pasó a mi en Bravo Murillo, aunque en mi caso la señora se asustó un poco cuando fui a hablar con ella. Mal bicho, jejeje

    ResponderEliminar
  57. Con los ciclistas tambien pasa, muchos se piensan que las bicis no tienen porque pararse en un semáforo, en serio.

    ResponderEliminar
  58. Completamente de acuerdo.

    Como sugerencia, separar en párrafos lo haría más fácil de leer ;-)

    ResponderEliminar
  59. No estamos hablando de probar pasteles, donde tu experiencia de saborear un 95% de dulces y un 5% son amargos es proporcional a la mezcla y por lo tanto sigue siendo una buena experiencia.

    Siendo automóviles, tu seguridad depende de que todos y cada uno de los que te encuentras lo hagan bien.

    Para entendernos, exagerando, da igual si una de cada 100 o de cada 1000 personas con las que te cruzas es un asesino, al cabo del mes estarás muerto igual. Sólo cambia la esperanza de vida.

    Lo comento porque este es un argumento muy usado y en mi opinión es bastante débil.

    ResponderEliminar
  60. Por añadir a lo que comentan los demás, una anécdota: un íntimo amigo mío increpó a un conductor por no parar en un paso de peatones. Acto seguido, el tipo se bajó, sacó una cadena del maletero, y se puso a darle con ella.

    Hubo lesiones y juicio que lo condenó, pero no es una experiencia por la que merezca la pena pasar.

    ResponderEliminar
  61. Y para difundir el mensaje, un toque de guerra psicológica:

    ResponderEliminar
  62. A mi en Bravo Murillo también, una mujer extrangera (¿Irlandesa?) me pedía que me situara en el lateral porque temía que me pudiera atropellar alguien o ella misma, no quería tener que llevarme al hospital. "Señora, por eso voy por el centro, es mas seguro..."

    Se quedó muy sorprendida y no del todo convencida.

    ResponderEliminar
  63. Había escrito una larga réplica que se ha perdido por los internets. Resumo.

    En
    menos de un año de uso intensivo de la bici he acumulado muchas más
    conflictos, discusiones y experiencias desagradables e incluso
    peligrosas que en toda mi vida anterior como peatón y usuario del
    transporte público diario y conductor frecuente (no diario).

    Creo
    que esto da una imagen de lo desagradable (y quizá peligroso,
    comparativamente con otros modos) que es ir en bici en la actualidad por
    Madrid.

    A mí me parece obvio que esta situación carece de
    atractivo para una persona normal. Los que sois fan del modelo vehicular
    parece que os vale con que sea "mecánicamente posible" ir en bici, y
    quitáis cualquier importancia a que sea atractivo, olvidando que la bici
    compite con andar, EMT, metro, taxi y coche privado. Una persona
    normal, no especialmente interesada en ir en bici, sólo va a usarla si
    es conveniente, práctica, sencillo y no es desagradable. Obviamente esto
    no ocurre ni ocurrirá en Madrid con el actual modelo, ergo con este
    modelo jamás conseguiremos porcentajes aceptables de participación.

    Si
    queremos que la gente vaya en bici es tan sencillo como hacer que sea
    la opción más sencilla y práctica de todas. Menos que eso es perseguir
    sueños.

    Mientras la bici duerme el sueño de los justos, seguimos
    persiguiendo la Quimera Vehicular, haciendo experimentos madrileños a
    ver si "esta vez es diferente". Para quien no lo sepa, el modelo
    vehicular actual en Madrid carece de ejemplos de éxito, no hay ninguna
    ciudad en el mundo donde se haya aplicado y donde se hayan conseguido
    porcentajes de uso de la bici significativos.

    Es como tener una
    enfermedad para la que existe una cura conocida, y ponerse a
    experimentar con hierbas medicinales porque "es más barato" o porque "nos hace ilusión a ver si también funciona".

    ResponderEliminar
  64. Tienes razón en que probablemente, el modelo que tenemos en Madrid no resulte muy atractivo así de primeras para alguien que no se lo haya planteado nunca,demasiadas dificultades, según mi opinión la principal por el miedo al tráfico motorizado (porque las otras pegas, que si el sudor, que si las cuestas blablabla...me parece más exageración, por desconocimiento de que no es para tanto).

    Mi caso es un poco atípico: yo no estaba especialmente interesada en las bicis de antes...pero conocí a un par de personas que la utilizaban para transportarse a diario, y me empezó a picar por lo de que me parecía práctico (para un trayecto corto con un transbordo de metro, tardas menos en bici), y una forma de hacer ejercicio sin tener que buscar tiempo y/o motivación extra para ello (odio los gimnasios!). Y a raíz de transportarme en bici por Madrid me empecé a viciar...y x otro lado también me llamó la vena "activista" : una ciudad llena de bicis es mejor por muchos motivos económicos y ecológicos que una llena de coches.


    Y ciertamente las actuaciones "institucionales" y soluciones que se dan, son bastante precarias...con lo cual veo que la única forma de "forzar" que la situación mejore es que cada vez haya más bicis por las calles (seguir usándola por mi parte y convencer a quien pueda de que la use) aunque sea en esta situación muy lejos de la ideal, para que en un momento dado se convierta en una realidad a la que tengan hacer (más) caso.

    ResponderEliminar
  65. Pues a mí, empezar a conducir un coche me parece bastante complicado.

    Tanto que ademas de tener que superar dos examenes, tienes que dar un montón de clases con profesor particular para aprender a manejar el vehículo, entender la lógica del tráfico y hacerte respetar por los demás conductores.
    Todo el aprendizaje vale un pastón y no lleva menos de un mes.
    Después necesitas un coche que vale otro pastón para que luego no te dejen aparcar o no haya sitio en muchas partes de Madrid.

    Cuando empiezas a circular solo, llevas una "L" anunciando tu inexperiencia, que hace que la mayoría de los conductores traten de chulearte.

    ¿Cuál es la diferencia?. Que la gente quiere . Ve que todo el mundo lo hace y lo ve normal, no importa que todos los años mueran nosecuantas personas en accidentes o que sea tan peligroso que sea un delito conducir bajo la influencia de drogas o medicamentos. De hecho el que no tiene carné y coche, es sospechoso de ser un ser inferior, un inútil o un miserable.

    ResponderEliminar
  66. El magnético atractivo del centro en la campana de Gauss...

    ResponderEliminar
  67. Nadie te obliga a ir en coche. Andar o el transporte público son modos fantásticos para moverse por Madrid. Yo no veo en general competitiva la bici al respecto, en la actualidad.

    La gente estamos dispuestos a invertir tiempo y dinero en el coche porque es muy, muy práctico, en gran parte porque el mundo moderno está construido a su alrededor (infraestructuras) y por lo tanto es muy beneficioso usarlo, existiendo pocas alternativas.

    En el caso de la bici, insisto, compite con otros modos. Que uno puede "formarse" para ir en bici vehicularmente y con buena seguridad, es cierto. Sin embargo, no tiene por qué ser atractivo.

    Imagina a un wheels al que no le molan especialmente las bicis, le gustan lo mismo que una lavadora o un microondas ¿Seguirías yendo en bici? ¿Tendrías incentivos para hacerlo? ¿O sería, por ejemplo, casi igual de rápido, pero mucho más cómodo o práctico, coger el metro? ¿Y hacer la compra? ¿Y recados?

    ResponderEliminar
  68. Uno de los comentarios más frecuentes que nos dice la gente que nos pide consejo es que la imagen que tenían de un Madrid hostil a la bici no se correspondió luego con la experiencia diaria, que encontraron mucho más gratificante de lo que esperaban.

    No es que todo sea un camino de rosas, desde luego, pero el problema gordo aquí es el prejuicio de la gente a algo que no conoce. Cualquier medio que elimine ese prejuicio es válido: los cursos, ver bicis por la calle, un compañero de la oficina, este blog, etc.


    Y luego sí, hay una serie de lugares en Madrid que son francamente desagradables como dices, y que no les vendría mal una reformita. Pero excepto cuatro puntos, no son imprescindibles para usar la bici de manera práctica y medianamente agradable.


    Planteas esto siempre en una dicotomía "carril-bici/ciclismo vehicular" que es falsa. Ni una red completa evitan tener que hacer ciclismo vehicular, ni éste está reñido con tener ayudas específicas para la bici, a las que no hay porqué hacerle ascos, (p.ej, esos carriles bici de subida que tendrían que haber puesto en la M-10 en lugar del carril-bus, tal y como hemos defendido ante el ayuntamiento).

    ResponderEliminar
  69. La gente que nunca ha montado por Madrid tiene la idea de que va a morir instantáneamente en cuanto ponga una rueda sobre la calzada. Luego cuando resulta que es "potable" se sorprende mucho, pero yo creo que por las bajísimas expectativas de partida.


    En general Madrid es "tolerable" para ir en bici, pero no creo que sea "atractivo". Lo pongo entrecomillado porque es muy subjetivo. Creo que son más los sitios conflictivos para ir en bici que los aceptables o buenos. Malos: todas las grandes avenidas, todas las calles en cuesta sin segregación (¿todas?), todas las calles de un único carril por sentido (que no tengan un tráfico despreciable), todas las que tengan carril bus-taxi.


    Vamos, al final te quedas con unas pocas calles que tienen más de un carril por sentido y al mismo tiempo un tráfico modesto. Si tienes suerte, puedes enlazar estas calles pasando por zonas desagradables, y así va tirando la gente.


    En el fondo, ¿no es esto "infraestructura ciclista para pobres"?


    Lo del modelo vehicular es como el cuento de la sopa de piedras: la sopa de piedras está muy buena si le añades zanahoria, patata, carne, etc.


    Pues lo mismo: el modelo funciona para la población general, pero sólo en calles con tráfico bajo o moderado, velocidades pacificadas, conductores buenos y educados, etc.


    Total, que al final nos encontramos que el modelo propuesto es exactamente el mismo que en segregado: en ambos modelos no es necesario segregar cuando el tráfico está muy pacificado. Ahora, cuando no se dan las circunstancias adecuadas, en el segregado se segrega, y en el vehicular, se dice que se vaya por otras calles o que tienes que formarte más, o sea: para la población general, no se va por esos sitios.


    Exagero un poco para que se entienda, pero esa es la idea.

    ResponderEliminar
  70. Sobre tu primer párrafo tengo pensado un artículo. Madrid no es la Gran Vía o la plaza de Cibeles, es muchas calles más. algunas muy atractivas para la bici.


    Una calle de esas "gordas" difícilmente (muchas medidas requiere) será como pasear junto a la orilla del mar, por cruces, humos, ruido, velocidades,... Por tanto hay que querer y saber.

    ResponderEliminar
  71. No son tantas. Ninguna calle grande es realmente atractiva, por las velocidades inadecuadas. Y la mayor parte de las calles pequeñas tampoco lo son: estar "atrapado" delante de una fila de coches en una calle de un único sentido puede funcionar si uno está convencido, pero no es para ese señor o señora que le da igual la bici y sólo la usaría si fuera más práctica o rápida que el metro.

    ResponderEliminar
  72. Creo que una vez hecha la prueba, las calles desagradables son bastantes menos casos de los que comentas.


    En un 80% a la gente le ha parecido aceptable el viario y lo usan con frecuencia sin pasarlo mal. Hablamos por ejemplo de todas las calles de 1 carril del barrio de Salamanca, algunas gordas sin carril-bus, como Santa Engracia u Ortega y Gasset, etc.


    Es cierto que no se trata de que sea la red definitiva, estoy de acuerdo en que no dejaría de ser una renuncia a usar las calles difíciles, otra versión del "vete a tu carril". Sin embargo tienen la ventaja de que te sirve para ir aprendiendo y a perder el miedo al tráfico, eligiendo tu el nivel de dificultad. En el caso del carril-bici, es el ayuntamiento quien decide por ti.


    Pero que si hay que cambiar el Paseo del Prado, se cambia ¿eh? Que a mí tampoco me gusta como está. Que piense que no es necesario tanto carril-bici como propones no significa que el ayuntamiento no tenga que meter más espacio para la bici en algunas calles.


    P.D. Me ha encantado lo de la sopa de piedras.

    ResponderEliminar
  73. Pues sí creo que las hay, bastantes. Nuestra sensación subjetiva de placer o comodidad es distinta.


    Precisamente en esa calle la bici puede librarse de la fila y alcanzar la línea del semáforo, en ventaja. Son esas calles donde más sale ganando la bici.

    ResponderEliminar
  74. Nadie te obliga a ir en coche
    No, aunque la presión social es bastante grande.

    No estoy de acuerdo en que un coche sea muy, muy practico. Se vende como tal y la gente tiende a no plantearse si lo es en realidad o no. Sin embargo dependiendo de donde vivas y por donde te muevas puede ser bastante poco práctico.

    La bici es sin duda el medio mas práctico en la ciudad. Sale cuando quiere, para donde quiere, aparca como quiere, apenas le afectan los atascos, solo hay otro medio que le hace sombra y según en que le gana, la moto.

    ResponderEliminar
  75. mmmmm, me encanta tu discurso, me exime de enrollarme escribiendo, que no me gusta..
    Lo que me gustaría es esta respuesta quedara al final, detrás de los moderadores.
    Madrid esta autopistizado (hay calles de hasta 7? carriles) y cuando un coche llega a una de las calles más tranquilas, lo lleva mal, y si tiene una bici delante, peor.
    Pero no solo los ciclistas son ciudadanos de segunda en este circo, también los peatones y los sufridos ciudadanos que han tenido la mala suerte de que su calle sea viario "estructurante" y han de soportar un tráfico demencial, si poder parar en su portal para dejar a la abuela, o subir el aparador, en aras de un supuesto "interés general".

    ResponderEliminar
  76. No siempre. Todoterrenos, autobuses, camiones... Y en las calles más estrechas, cualquier coche. Te impiden el paso y además te tienes que tragar su humo.

    Además, si los estás pasando y se ponen en movimiento, los grandes vehículos suponen una amenaza.

    ResponderEliminar
  77. Yo he conocido a 2 personas con el carné retirado. Ninguna cree merecérselo. Y mira que es difícil que te quiten todos esos puntos.
    Lo digo para remarcar lo difícil que es ver cuándo hacemos algo mal.

    ResponderEliminar
  78. Efectivamente, Fernando, colocar a las bicis en el carril central en una calle de tres carriles no se le ocurre ni al que asó la manteca. No se ha visto en ningún sitio y menos en países en los que triunfa la bici. Conductores furibundos habrá siempre pero si pones a las bicis delante de ellos (disponiendo 3 carriles para poder evitarlo) la confrontación será más fácil que si tratas de separarlos. Sólo hay que fijarse un poco en lo que hacen las ciudades con alto tráfico de bicis para acertar: infraestructuras separadas como en las calles anchas de Amsterdam y Copenhague o carriles bus anchos con uso permitido para bicis como Londres o París. ¡Cómo se tienen que reir de nuestro chusco Ayuntamiento por ahí fuera!
    Y no, villaramblas, no: en calles de un carril no pasan estos conflictos porque el tráfico es mucho más lento y hasta los energúmenos están acostumbrados a parar porque para el bus, hay coches que aparcan o desaparcan, hay más pasos de cebra y las bicis llevan una velocidad más cercana a la de los coches. Pero vamos, el que quiera circular por donde le mandan los dichosos sharrows que tanto gustan por aquí, es libre de jugársela. Yo paso.

    ResponderEliminar
  79. Mimbat, estoy completamente de acuerdo con tu comentario, gracias

    ResponderEliminar
  80. Moraleja: los carriles de bus-bici, que enbicipormadrid no ha criticado lo suficiente, son pura basura. Moraleja: Madrid necesita carriles-bici, pero colectivos de aventureros como enbicipormadrid opinan que no, que hay "otras alternativas". Moraleja: ponga cualquier cosa menos la conclusión estereotipada e inane a la que llega la autora. Sacúdanme, sectarios de la bici, lo necesito. O eso, o que me vuelvan a poner el infecto ejemplo del carril (si se le puede llamar así) de García Noblejas.

    Barcelona y Sevilla nos dan cien mil vueltas, pero los madrileños somos así: gilipollas.

    ResponderEliminar
  81. Yo te sacudiría si fueran a caer castañas o nueces, pero las empanadas, sobre todo si son mentales, no me gustan.

    ResponderEliminar
  82. Pablo G, conocete a ti mismo, pero no generalices

    ResponderEliminar
  83. A mí tampoco las sectas. Las empanadas están riquísimas.

    ResponderEliminar
  84. Pablo García Blanco@PabloGarciaB @enbicipormadrid con este post, qué pretendéis, animar a la gente a ir por los carriles de mierda? enbicipormadrid.es/2013/12/lee-es…-


    26 dicen bici por madrid@enbicipormadrid @PabloGarciaB animamos a no amendrentarse ante los cuatro impresentables que van en coche



    Esa es la filosofía. Aventureros de la bici que no ven que Madrid es un auténtico suicidio para circular por sus calles. Yo lo hago, porque soy kamikaze, pero quisiera una Sevilla o una Barcelona plagada de carriles - bici para que la gente con miedo pueda perderlo..

    ResponderEliminar
  85. ¿Aspiras al pulitzer o algo con semejante filosofía de bazar chino?

    ResponderEliminar
  86. Entiendo que en algunos de los comentarios estás exagerando. Muy a menudo estoy de acuerdo con tus planteamientos sobre mejoras para el tráfico, e incluso comparto hasta cierto punto tu preocupación por que la bici sea "atractiva" para más gente.

    Pero hay algo que no entiendo. Utilizas la bici en tus desplazamientos habitualmente y sufres una especie de "esquizofrenia", ya que Madrid te parece (sólo o lo bastante) aceptable para ti y a la vez un infierno circulatorio para los demás (quedan excluidos los locos del ciclismo vehicular, pero esos irían en bici hasta por el mismísimo infierno... ¿o no?).

    Sobre todo me sorprende que tengas tantos conflictos con el resto de la circulación como se deduce de tus palabras. Yo he tenido poquísimos, te diría que proporcionalmente bastantes menos que conduciendo el coche...

    No me considero un activista, aunque como toda persona que descubre las ventajas de algo, me gusta compartirlo. Y así lo hago con mis amigos, compañeros de trabajo... Sin perder de vista mi propia incredulidad antes de ser ciclista. Para mi, la bici ya es más eficaz que el coche.


    Que la situación puede mejorar para circular en bici, sin duda. Que para que cualquiera que pruebe se acabe animando, no hace falta seguir esperando a que cambien la ciudad. La estamos cambiando nosotros. Y eso por supuesto te incluye.

    ResponderEliminar
  87. No sé qué he dicho en concreto pero la bici me parece tolerable para mí que soy un "convencido" (y además me resulta conveniente por dónde vivo), conozco bien las normas, he leído bastante y soy un "varón joven" lo que trae consigo (por ahora) reflejos y coordinación.

    Para una persona normal, que no tenga especial aprecio a la bici, ni ganas de aguantar pitadas, acelerones, coches pasando cercquita, humos diésel, carreritas en las intersecciones para poder situarse bien, etc, la bici será no sé si un "infierno", pero desde luego un medio poco atractivo.

    Aunque tiendo a dorar la píldora a mis compis de trabajo y familiares, un poco como este blog, que resalta lo positivo, no he conseguido que nadie use la bici de manera habitual. Y los que la usaban ya, van por la acera o tienen recorridos muy fáciles o con poca calzada. Sólo otros dos, ambos varones jóvenes, hacen recorridos con buena parte de calzada. Todo muy triste.

    La bici jamás será en Madrid un medio importante con las políticas actuales. No sé, a mí me parece obvio.

    ResponderEliminar
  88. Capito. Por tu respuesta veo que, en efecto, debemos tener muchas más ideas convergentes que divergentes. Lo que me sigue sorprendiendo es lo que comentas en el segundo párrafo. Probablemente tus recorridos son por diferentes vías a las que yo utilizo, porque para mi esas situaciones (pitadas, acelerones, adelantamientos temerarios... y suma y sigue) son poco habituales. O eso, o que soy un imprudente y un inconsciente y no soy capaz de apreciar las situaciones de peligro... aunque creo que ese no es mi caso.

    De verdad que a mi me sorprendió, mucho, darme cuenta de que Madrid no es especialmente hostil con los ciclistas. Así que tu argumento de que la gente tema que va a morir al poner el pie en la calzada, aunque muy exagerado, tiene algo de verdad. Pero yo no hubiera dado un duro por mi el día que me traje la bici del pueblo. De hecho no pensaba usarla para desplazarme, hasta que vi que era muy eficaz.

    Por repensar dos temas que planteas en otros comentarios: el coche en Madrid es un engorro. El gasto en tiempo y en dinero si te tienes que mover por el centro, no compensa en absoluto. Para moverse entre municipios sin embargo tienes razón en que con las infraestructuras que hay, y tal y como funcionan los transportes públicos, muchas veces es la mejor opción. Aunque bici+tren, es muchísimo más económico y, a mi por lo menos, me compensa hasta anímicamente.

    El transporte público, y en especial el colectivo, no tanto el taxi, es una forma excelente de moverse por Madrid. En más de un viaje por ahí, he echado en falta la eficacia del Metro madrileño (la EMT es otro cantar, entre otras cosas, porque va entre el tráfico,como tu y como yo, pero es menos ágil... ). Aunque de un tiempo a esta parte esa eficacia se está desvaneciendo. Y no sólo por comparación con la bici, con la que gano en todos los trayectos que he probado: menor frecuencia de trenes, paradas más largas en las estaciones, servicio más irregular... Y sobre todo un precio que se ha incrementado de manera absurda en los últimos años. Y tal y como están las cosas, es un argumento de peso.

    Y en cuanto a caminar, desde mi punto de vista es lo más cómodo. No tienes que andar candando las piernas, puedes ir todo lo relajado que quieras y no se tarda tanto como se suele pensar. Además lo puede hacer todo el mundo. Pero hay distancias para las que la bici es más eficaz. Antes vivía más en el centro y no creo que me hubiera planteado lo de la bici.

    Pero la cuestión es que nunca vamos a conseguir que una ciudad cuyas calles están pensadas para el tráfico de coches (y no precisamente a 50km/h) esté lo bastante pacificada como para que todo el mundo se ponga a pedalear. De hecho, aunque yo piense que cualquiera puede hacerlo, creo que el mayor obstáculo es precisamente la percepción equivocada que se tiene de la calzada como un lugar en el que es imposible manejarse con seguridad montado en una bicicleta. Y eso, infraestructuras mejores aparte, es una cuestión cultural. Simplemente a mucha gente no lo parece que merezca la pena la bici, como tu bien dices, y seguiría sin parecérselo aún cuando la ciudad estuviera ordenada de otra manera.

    Así que si el objetivo es que la gente se lance a moverse en bici, démosles las herramientas para que lo hagan en las condiciones posibles, no en las ideales. Y para las ideales, hay gente que se está moviendo, como la propuesta de Bicilineal para Arturo Soria o las reuniones que gente de este blog y otras asociaciones tienen con el Ayuntamiento. Tu mismo con los comentarios que haces a estas propuestas estás colaborando, así que yo creo que hay más motivos para el optimismo que para el pesimismo, ¿no?

    ResponderEliminar
  89. Yo he tenido bastantes encontronazos con cafres del volante y a veces he creído que me iban a pegar porque se han bajado y todo del vehículo.
    Mi peor experiencia fue cuando circulaba con mi bici por un carril estrecho. El conductor de una furgoneta no podía adelantarme y no paraba de pitar. Aparte del estrés que supone esa agresividad al volante, cuando por fin pudo adelantar me insultó y lo peor, me tiró una lata de coca cola que me impactó en toda la cara. La lata estaba abierta y medio llena. Abierta, porque encima me dejó la ropa y piel pegajosa y empapada. MEdio llena, porque me hizo mucho daño. Aún así, fue la impotencia lo me más me hirió. Me entraron muchas ganas de llorar.

    El tío no paró pero si me lo hubiese encontrado en el siguiente semáforo no sé que habría pasado porque yo estaba muy cabreado, pero luego lo pienso bien y quizás fue lo mejor porque alguien así lo mismo lleva una escopeta en la guantera, no sé. Esto fue en Inglaterra.

    Afortunadamente son excepciones, y estoy de acuerdo en que conservar la calma siempre es bueno.

    ResponderEliminar
  90. Yo el otro día tuve mi primer "incidente" con la bici en Madrid. Estaba adelantando coches parados en un semáforo y le rocé con el guante al retrovisor derecho de una camioneta de reparto, pero no le di importancia. Estoy parada delante en el semáforo y me tocan el hombro. Era el conductor de la camioneta, q la había dejado atrás y se había bajado para decirme q le había rayado el retrovisor! Yo le dije q le había rozado con el guante y q era imposible q le hubiera hecho una raya y el insistiendo q llamáramos a la policía. Yo me puse nerviosa, porque seguro q tenía mil rayas y a ver como demostraba yo q no eran mías. No estoy muy orgullosa de mi reacción, pero cuando se abrió el semáforo salí pitando y ahí lo dejé. Lo siento por el siguiente ciclista q se cruzara con él :(

    ResponderEliminar
  91. Siento decirlo pero yo habría reaccionado igual o peor. El de la furgoneta seguramente vio en tí la víctima perfecta para reparar el espejo que hace tiempo quería reparar. Hay mucho espabilado por ahi... menos mal no te quedaste.

    ResponderEliminar
  92. No entiendo como ciudades grandes como Madrid los fines de semana no las hacen completamente para transporte publico, taxi, peaton, bici, residentes, carga y descarga con permiso y vehiculos de emergencia.

    ¿que es eso de tener las calles del centro colapsadas por gente que quiere ir a la latina en su coche?


    Las ciudades deben ser para los ciudadanos.

    ResponderEliminar