Menú horizontal

martes, 17 de noviembre de 2015

¿Es una luz? ¿Es una cámara? Es la Fly6

Una potente luz trasera que graba en HD


Se acerca el invierno y con él las horas de luz se reducen a una estrecha franja que, por lo general, no va a coincidir con nuestros desplazamientos habituales. Quien más y quien menos va a utilizar su bicicleta de noche un par de veces en la jornada y no nos cansamos de insistir en la importancia de llevar un buen juego de luces para ver pero, sobre todo, para ser vistos.

Hoy analizaremos la Fly6, una luz roja trasera que, además de lucir con potencia, tiene la virtud de grabar con calidad HD todo lo que sucede a nuestras espaldas.



Por gentileza de Cycliq y de Velokrank hemos podido probar a conciencia y en todo tipo de condiciones este producto que desde el mismo momento de su desembalaje ya nos desvela que estamos ante una herramienta práctica y de cuidado diseño.

En la caja de la Fly6 nos encontramos, además de la luz en sí, una serie de accesorios como el cable micro USB para su carga, la tarjeta MicroSD para almacenar las grabaciones, el acople para fijar la luz al sillín, las cintas de goma para sujetarlo, varios espaciadores de goma para usar según sea la inclinación de nuestra tija, el manual, un adaptador SD para la tarjeta y dos juegos de pegatinas publicitarias.

Alimentación, autonomía y luminosidad

Nada es más molesto que andar pendiente de si tenemos o no pilas para nuestras luces. La Fly6 no tiene este problema pues su alimentación USB nos permite recargarla en cualquier momento con el ordenador o con ese cargador al que vivimos pegados para alimentar nuestros hambientos teléfonos móviles.

Además, la duración de su batería es sorprendentemente larga. Durante la prueba de autonomía y en el modo en el que más consume (luz fija intensa) la Fly6 estuvo funcionando durante tres horas y media  al mismo tiempo que grababa con su cámara. A partir de ese momento se cortó la grabación y la luz siguió funcionando sin flojear durante una hora y media más. Es decir, un total de cinco horas de luz ininterrumpidas y a toda potencia.


En el modo intermitente su autonomía sobrepasó de sobra las seis horas, casi cinco de ellas grabando al mismo tiempo.

La Fly6 presume de hasta 30 lúmenes en sus especificaciones. Para los que, como a mí, nos resulta difícil cuantificar la luz en esa medida, simplemente que se hagan la idea de que esta luz roja se ve sin esfuerzo a centenares de metros de distancia, como la de cualquier  vehículo a motor  y sin necesidad de aguzar la vista como suele suceder con las luces que la inmensa mayoría llevamos en la parte trasera de nuestras bicis.

La cámara

Este pequeño y atractivo artilugio graba en 1280 x 720 HD y almacena los vídeos en paquetes de 10 minutos que quedarán sobrescritos automáticamente cuando su tarjeta micro SD alcance su límite (de hasta 32 Gb). De esa manera, no es necesario que vaciemos su memoria de manera manual, a no ser que nos interese expresamente guardar alguna grabación en concreto.

Muchos calificarán como exagerado el hecho de llevar una cámara posterior en la bicicleta, argumentando que los alcances por detrás son los accidentes ciclistas que menos se producen. Sin embargo, la Fly6 puede funcionar como elemento disuasorio si tenemos la mala suerte de ir delante de un conductor enfurecido. Con el simple gesto de señalarle la cámara que está grabándole tenemos grandes probabilidades de que el cabestro en cuestión desista de su acoso o, al menos, de que se lo piense dos veces.

En casos extremos, incluso, una luz con cámara como esta podría ayudarnos en casos similares al de Elia, que tras ser arrollada por detrás mientras circulaba en bicicleta, tuvo que enfrentarse a la demanda de su agresor por causarle daños en el coche. De hecho, uno de los recursos más interesantes de esta cámara es que, si detecta un accidente (al permanecer la luz en posición horizontal durante más de cinco segundos), grabará durante una hora ininterrumpida y protegerá el archivo de esa grabación sin sobrescribirlo por si nos fuera de utilidad para usarla como prueba en un juicio.


Si la seguridad no es nuestra principal preocupación pero llevamos dentro un cineasta que quiere narrar la movilidad cotidiana, la Fly6 nos permitirá grabar bellas imágenes de nuestra ciudad desde una perspectiva que no suele ser la habitual.

A priori, muy poca gente compraría una cámara HD solamente para grabar lo que sucede a su espalda cuando circula en bicicleta pero, más allá del friquismo y de las posibilidades económicas de cada uno (se puede encontrar en la red por un precio en torno a los 139 €), la Fly6 es más que recomendable, tanto por sus prestaciones como luz trasera como por su capacidad para grabar imágenes como estas:




Especificaciones técnicas:

  • Modelo: The New Fly6     
  • Capacidad nominal: 230mA@4V (max)     
  • Batería: Batería recargable ion litio   
  • Autonomía: 6 horas aprox        
  • Peso: 113 gr
  • Vídeo: 1280x 720
  • Frames por segundo: 30fps
  • Formato de vídeo: AVi
  • Formato de comprensión de vídeo: H.264
  • Tamaño de los archivos: 10 minutos (400-900 MB)
  • Lumens: hasta 30
  • Tarjeta de memoria soportada: hasta 32Gb
  • Tarjema Micro SD recomendad: clase 10
  • USB: Micro 2.0


Lo mejor:

  • Potencia lumínica
  • Calidad de las grabaciones
  • Autonomía
  • Resistencia al frío y a la lluvia
  • Grabación segura en caso de accidente


Lo mejorable
  • Calidad de las gomas de sujección
  • Más variedad de enganches (por ejemplo, para cinturón, o tipo click con soporte fijo a la tija)

No hay comentarios :

Publicar un comentario