Menú horizontal

domingo, 18 de junio de 2017

Unos alumnos de secundaría diseñan un sistema de luces para ayudar a los ciclistas

Gracias a la Fundación Endesa, y con la colaboración de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, cincuenta y un colegios madrileños están participando en el Reto Tech Endesa, un concurso que les permite mejorar sus habilidades y sus equipamentos tecnológicos.

El concurso consiste en desarrollar una solución tecnológica que mejore el entorno. Los colegios reciben formación y medios de la empresa española BQ.

Uno de los colegios participantes en el Reto Tech Endesa, el Colegio Nuestra Señora del Buen Consejo, ha desarrollado una solución tecnológica diseñada específicamente para los ciclistas, realizada por un equipo de chavales de la ESO.

Los pasos que ha llevado a cabo este equipo han sido los siguientes:

Paso 1: Detección del problema

El colegio ha detectado la inseguridad de los ciclistas en algunas situaciones de giro. Los que van en bici al colegio experimentan diariamente el problema que supone cambiar de carril o realizar un giro de 90º en determinadas circunstancias. Sacar el brazo supone quedarse con un solo agarre en la bicicleta, lo que es problemático en algunas situaciones como estas:
  • Cuando tienes un carril bus a tu derecha, quieres girar y te encuentras con un autobús encima que parece que te quiere comer.
  • Cuando justo a la salida del giro te encuentras con un semáforo o paso de cebra que te obliga a tocar el freno.
  • Cuando te encuentras con la calzada por la que estás girando un agujero, un bache, unas rejillas peligrosas, etc.
  • Cuando el ciclista está pedaleando de pie al tiempo que tiene que girar o cambiar de carril.
  • Cuando hay problemas de visibilidad (niebla, noche) que no permite a los conductores descifrar bien los gestos de los ciclistas.




Paso 2: buscar una solución tecnológica a este problema, diseñar un prototipo y probarlo.

El equipo de estudiantes discutió sobre cómo podrían ayudar al ciclista en estas situaciones. Salió pronto la propuesta de crear, con el material aportado para el concurso, un sistema de iluminación para señalizar los giros.

Se barajaron varias opciones:
  • Ponerlo en el casco. Se desechó porque en los giros el ciclista tiene que tener la cabeza libre para visualizar su situación, no para indicar el giro.
  • Acoplarlo a la bici. Se descartó por varias razones, como no ser la solución mejor para los medios que se tenían y por buscar la anchura máxima posible para separar las luces de intermitencia derecha e izquierda.
  • Crear un sistema de intermitencia y acoplarlo a una prenda ciclista. No usar flechas luminosas para indicar los giros, porque confundiría a los conductores, sino luces intermitentes como tienen los demás vehículos.

Decidida esta opción, el equipo ha incorporado a un cortavientos un sistema que incluye:
  • Una placa controladora con baterías.
  • A ella se han conectado dos leds, situados en el brazo por debajo de los hombros, a la espalda del ciclista. Los leds se activan pulsando unos botones situados en la parte alta del pecho.
  • Un sistema de iluminación nocturna inteligente. Con un sensor de luz acoplado al chaleco, este detectará la falta de luz e inmediatamente activará seis leds instalados a la espalda del ciclista, dentro de un rosetón que los propios chavales han diseñado e impreso en 3D.
  • Se añade un timbre, que se activará presionando un botón situado en la muñeca izquierda.
  • Los alumnos han desarrollado el programa que hace funcionar todo el sistema.

Se probó el prototipo y funcionó bien.

Puede verse todo este proceso en el siguiente vídeo realizado para el concurso, que muestra no solo los pasos que se han dado sino también quién manda en el colegio:



Vota para que los chicos puedan seguir perfeccionando el prototipo.

En el siguiente enlace, clicando donde dice "Vota este proyecto", puede votarse a favor de este proyecto para el Premio Redes Sociales que otorga la Fundación Endesa. Ganar el premio permitiría al equipo de estudiantes participar en un campus tecnológico para mejorar este prototipo y desarrollar otros.

Se puede votar hasta el 20 de junio a las 11h.

Paso 3: diseñar una app para dirigir el sistema desde el móvil


Es el trabajo que el equipo está terminando de desarrollar en este momento.

Refinando el proyecto: necesitamos las opiniones de los ciclistas


El prototipo actual es un sistema que cualquiera puede hacer en su casa e incorporar a cualquier prenda, con materiales fáciles de conseguir que le costarían unos 40€; se monta y se desmonta con relativa facilidad para lavar la prenda.

Se está pensando en la posibilidad de incorporar a la prenda otras prestaciones:

1- Un posicionador por GPS que podría incluso percibir un problema grave y emitir automáticamente una señal de auxilio.

2- Un sistema de detección de objetos por ultrasonidos que podría defender al ciclista de los coches que se pegan demasiado, pero que tendría que diferenciar entre los coches hostiles y los ciclistas amigos.


Para ayudar al equipo, nos gustaría que nos dieseis vuestra opinión sobre:

- ¿Es mejor incorporar estos sistemas a la ropa o a la bici?

- ¿Preferís que sean sistemas de quita y pon, intercambiables entre prendas, o que se encuentren fijados a las mismas (encareciéndolas)?

- ¿Qué otros problemas relacionados con la bici les podríamos proponer?


Jesús Manuel Utrilla Trinidad




No hay comentarios :

Publicar un comentario