Menú horizontal

jueves, 14 de junio de 2018

Ruta MTB al Pasapán y la Mujer Muerta (desde Cercedilla) Sábado 16 de Junio de 2018

Ruta corta: 43.1 Kms y 904  m D+. IBP: 62 (Cercedilla-Segovia) (Track en wikiloc)

Ruta larga 80km. y 2.163 m. D+. IBP: 144 (Circular Cercedilla-Cercedilla) Track en wikiloc

Opción adicional de Escapatoria en Navas de Riofrío (44 km) (Track en wikiloc)


Increible ... pero sí, por fin ha llegado el buen tiempo. Pasó el 40 de Mayo, llegó el sol y hay que aprovechar los días largos y el calorcito rico para disfrutar de esta brillante primavera que estamos teniendo.
Aún estamos en temporada de nubes bonitas y como siempre, tenemos muchas, muchas ganas de pedalear, y de adentrarnos en esos rincones de la Sierra que serían inconcebibles en un día de lluvia y frío (bueno, inconcebibles, no, que en peores plazas hemos toreado). 
Esos rincones que el PRUG nos quiere cerrar y por los que lucharemos con todas nuestras fuerzas.
Y casi sin darnos cuenta, se acerca el verano, por seguridad quedará cerrado el valle del Río Moros, así que hay que aprovechar ahora para verlo en todo su esplendor.

Este sábado os proponemos volver a la sierra, a nuestra sierra, a uno de esos puertos que nos hacen la boca agua a los que tenemos la suerte de conocerlos, y que son el mejor regalo que podemos haceros a los que aún no tenéis esa suerte. Nos vamos al Pasapán.
Un puerto sólo accesible al ciclismo de montaña, cuyos paisajes están serigrafiados en nuestra cabeza. Los cielos, los bosques y la impresionante fuerza de la naturaleza seguro que brillarán en esta increíble y tardía primavera que disfrutamos. 
Llegar al Pasapán tiene su precio, pues también subiremos la Fuenfría, otro de nuestros puertos favoritos, más que un precio a pagar, es un reglao más que disfrutar.
Nos acompañas ? no os van a defraudar



Saldremos desde Cercedilla, bien madrugadores, a las 8:30 (tren con salida de Atocha a las 7:00) para aprovechar bien el día, y tener las pistas (y el tren) para nosotros solos. Cogeremos la antigua carretera de la República y empezaremos la subida a la Fuenfría, el que siempre decía el Capi que es el Puerto más fácil de la Sierra Madrileña.
Y lo es, aunque si no lo conocéis, os sonará a chiste cuando tengáis que enfrentar las primeras rampas. Pero tranquilos, tras dejar atrás las Dehesas y la “Ducha de los Alemanes” suaviza muchísimo, convirtiéndose en un “falso llano” muy llevadero que nos regala además unas vistas impresionantes de todo el Valle del Guadarrama.
No tardaremos mucho en llegar a nuestra primera parada: El Mirador de los Poetas. Un balcón cuyas vistas a Siete Picos, Bola del Mundo y toda la sierra Madrileña, han inspirado a los más grandes poetas y a todos sus visitantes. Seguro que a vosotros también. La luz y las montañas tienen magia allí, os lo aseguramos.


Tras un descanso y algunas fotos, seguiremos subiendo. Dejaremos atrás el Reloj de Sol de Cela (dedicado al Nobel español, quien también escribió un libro dedicado al parque de Guadarrama) y seguiremos hasta el mirador de la Reina. Segundo mirador del día, esta vez con vistas al otro valle. Esta será breve, queremos llegar cuanto antes a la cumbre de la Fuenfría (1750 m). Ese es nuestro primer gran premio. Tras un breve descanso,y con precaución empezaremos la bajada. Es una bajada sencilla y sin grandes complicaciones por una pista ancha (hay una opción por un sendero para el que quiera emociones más “fuertes”.
Pasaremos junto a la Fuente de la Reina y la Casa Eraso. Durante la bajada veremos las flechas amarillas que señalan el Camino de Santiago de Madrid y aprovecharemos para descansar del esfuerzo. Bajaremos hasta la Cruz de la Gallega y giraremos hacia el Oeste por la Cañada Real Soriana.
Casi sin darnos cuenta por bosques de pinos centenarios y valles llenos de prados verdes llegaremos a Revenga.
Esta sería la primera escapatoria, si has tenido bastante ruta por hoy,en este punto puedes elegir la opción corta (que no por eso menos atractiva) y desviarte hacia Segovia. En solo 11 km de suave bajada estarás en la Capital del acueducto. No es mala opción, desde luego, pero querrás perderte el resto de la ruta ? aún queda lo mejor.



Si te has quedado con ganas de más, y seguro que es así, querrás seguir hacia el segundo plato del día. Seguramente no es mucho exagerar si decimos que en cada provincia hay una montaña (habría que decir que más bien dos) a la que los lugareños llaman la Mujer Muerta, por asemejarse el contorno de los montes a una mujer yacente. Pues bien, Madrid también tiene la suya, y no podía ser más espectacular, con todo el valle del Eresma, San Rafael y Segovia al fondo. Uno de los más hermosos paisajes de la sierra y frontera entre Segovia y Madrid. Así que la subida que tendremos que afrontar será un auténtico disfrute.



Y qué tenemos por delante? Pues desde Revenga, casi todo será subir y subir. Tenemos 18 kilómetros de subida por una pista ancha, al principio entre pinos, bordeando el embalse de Puente Alta, con algún que otro descansillo y alguna que otra rampa más dura. Es posible que nos toque caminar en alguna de ellas, pero eso no es nunca un problema, porque las vistas se disfrutan igual y merecen la pena, con la Mujer Muerta al fondo mientras vamos ganando altura, hasta los 1820 metros de nuestra cima del día.
La haremos muy tranquilamente como siempre, saboreando los olores, las vistas y disfrutando del ritmo lento que tiene subir un puerto de los grandes.



Además, los que una vez arriba, aún quieran más pueden subir 100 m más hasta el Pasapán, mientras llegan los rezagados. Hay diversión para todos.Aunque pueda parecerte una locura, y que no hay necesidad de subir ere último repecho, te aseguro que merece la pena, las vistas desde allí son increibles.


Desde ahí, todo será hacia abajo. Tendremos un primer tramo de bajada muy empinada que seguramente la mayoría hagamos caminando (Aunque hemos buscado una alternativa que quizá te guste más), y luego nos internaremos en el Valle del río Moros, una de nuestras delicias de la sierra, mágico con la luz colándose entre los árboles. Seguro que para cuando lleguemos, la luz estará dispuesta a hacer toda su magia. Toda la altura que teníamos que ganar, ya la tenemos, así que solo nos queda disfrutar de casi 30 kilómetros, casi todos ellos de bajada, en los que seguramente iremos muy rápido, pero disfrutando de la satisfacción de haber hecho una ruta épica.
Una de esas“cuestecitas” es la que nos llevará al Alto del León, donde podremos reagruparnos y descansar un minuto antes de bajar a Cercedilla por el Camino de la Solana. No nos dejarán las mejores vistas, de nuevo, del lado madrileño de la Sierra. La Solana tiene sin duda algunas de las mejores, con el embalse de los Irios, Guadarrama y Madrid al fondo. Acabaremos entrando en Cercedilla por nuestro sendero habitual, una ruta que, como nos gusta decir, tiene “final feliz”, con esa llegada en bajada que siempre te deja tan buen sabor de boca.


Para los que elijan esta opción larga, serán 80 kilómetros y 2.163 metros de desnivel . Una auténtica ruta de alta montaña, sin duda, de las mejores que se pueden disfrutar en la Sierra madrileña. Casi toda la ruta discurrre por pistas anchas y sin más dificultad que la pendiente en las subidas. Una ruta para preocuparse solo de dar pedales y de disfrutar del paisaje. Siempre os recomendaremos la opción larga, pero si alguno tiene un bajón a mitad de la subida, hemos preparado una segunda escapatoria, 10 km más allá de Revenga, en Navas de Riofrío, donde puedes coger el tren (4 trenes al día, más información sobre horarios en www.renfe.es).
Vamos, que no hay excusas, y sí muchas formas de plantear y disfrutar esta ruta.
Y ahora qué ? de verdad, te la vas a perder ?



Las fotos de cada ruta las compartimos con los asistentes mediante un album de Google Photos, si quieres verlas y subir las tuyas, mándanos tu email a través de este formulario, identifícate bien con tu nombre y apellidos para que sepamos quién eres.
Sólo hay que hacerlo una vez, no hace falta que repitas en la próxima ruta.

Estos somos de momento los ciclistas apuntados:

No hay comentarios :

Publicar un comentario