Menú horizontal

sábado, 18 de agosto de 2018

Un rio de mierda en el corazón de Navacerrada

Parque Nacional de Guadarrama, sí. Ya les vale.


El camino del Calvario va desde el embalse de Navalmedio, en Cercedilla, hasta el puerto de Navacerrada. Va por el centro del parque nacional de Guadarrama.

En realidad, el parque tiene una forma tan extraña y con tantos huecos entre medias, que no sería fácil decir cual es su centro. Pero da igual. No hay duda de que uno de los corazones del parque es el puerto de Navacerrada con el río que lleva hasta ese embalse. Y el camino del Calvario acompaña a este río.



Estamos hablando de un parque nacional y un río que lleva a un embalse para suministro de agua potable. Ese río, en su nacimiento en el puerto de Navacerrada, es muchas veces un río de mierda. Y no me refiero a que sea un río pequeño o birrioso en algún sentido, sino a la cantidad de mierda que tiene. Aguas negras, materia fecal, caca.

Aquí os pongo algunas fotos, tomadas el mismo día, de cómo veo el camino y su relación con el río y el agua.

El camino tiene varios tramos diferenciados según la superficie. Empezando desde el pantano, primero hay un tramo corto estrecho e irregular, sólo válido para ir andando o en bici de montaña (despacio, por favor, que hay niños) y luego ya hay un tramo de lo que llaman pista forestal.
Hace como un par de años hormigonaron la rampa que sube desde el río, deshaciendo unas rocas muy bonitas que había.




Pasan coches de los ganaderos y de los forestales. Y si fuese necesario, podrían pasar los bomberos a toda leche, que para eso lo han dejado como si fuese una autopista. Con gravilla fina y perfectamente compactado, ancho y con cunetas que canalizan el agua. Es uno de los tipos de camino campero que no me gustan nada, por lo excesivo. Es tan liso que, con la pendiente que tiene, facilita correr mucho (pero mucho) y lo veo un poco peligroso. Aparte, ocupa una anchura excesiva, como para que se crucen coches en cualquier punto. Después de casi convertirlo en una carretera, vienen con los cartelitos prohibiendo que te salgas de ahí. Vale. Desde luego, los que van en coches ya no necesitan todo terrenos.



Aparte, este camino tiene unas cunetas que canalizan el agua a lo largo y obliga a ir haciendo pasos de agua de un lado a otro, para acompañar la pendiente. Los pasos habituales son de este tipo:



Son estupendos para una carretera, pero ¿esto no era un camino en el campo?. Cómo les gusta a algunos el hormigón, compactar terrenos y canalizar el agua.
La solución que me gusta a mi para que el agua cruce un camino se parece más a esto:



Ya puestos, si pusiesen los pasos para el agua donde realmente hacen falta, este último estaría mojado y el agua no estaría deshaciendo el camino en los tramos más altos.

En la parte más cercana al puerto hay unas rampas fuertes con muchas piedras que no llegan a compactarse nunca. Complicado de subir. Llevo muchos años pasando por ahí y hay zonas donde siempre corre el agua por el camino durante decenas de metros. En invierno y en verano. En invierno se hace hielo (peligroso, sí) y en verano moja y no deja que se asiente el terreno. Aparte de que da un poco de cosa cuando te mojas porque no siempre sabes si es agua de los regueros limpios que vienen de la pendiente de la montaña y van por el camino, en lugar de cruzarlo...



... o es agua que rebosa de la canalización de aguas residuales. Porque todo el camino parece una servidumbre de la bajada de aguas residuales del puerto.



Cuando ha llovido, en el puerto echan el agua de lluvia a la red de aguas residuales, convirtiendo las aguas de lluvia en aguas fecales en lugar de dejarlas correr por la superficie. Y eso rebosa por el camino.

Lo máximo ha sido al llegar casi arriba, cerca de las casas del puerto, en la curva a izquierdas del último cruce del camino sobre el río.


La foto está mas o menos bonita. En esta otra, mirando hacia abajo, se aprecia algo en el color del agua:


Está marrón. Pero lo que no sale en la foto y se apreciaba fuerte y claro era el olor a aguas fecales. Asqueroso. Parecía un río de mierda y probablemente lo era en un buen porcentaje. Tuve que cruzarlo muy despacio para evitar salpicaduras.

Hay que decir que unos metros más arriba había gente y máquinas trabajando en temas de desagües, pero días después de que se hubiesen ido, seguía oliendo. Y no es la primera vez que pasa.

Teniendo en cuenta que está en una parte tan importante de un parque nacional y que el embalse se usa para beber, supongo que alguien debería cuidar lo que va al río, que el agua de lluvia pueda cruzar bien los caminos y que la mierda no rebose cada vez que llueva. Y no hace falta tanta maquinaria pesada ni tanto hormigón.

Si tan feo y tan mal me parece esto, ¿por qué no voy a otro sitio y me olvido?
Precisamente porque no es feo ni está tan mal. Si no me importase, no habría escrito nada. Me importa lo que hagan ahora y a lo largo de los años y hay cosas que corregir, sin meterse en la tontería de que una bici vaya por un sendero.

No hay comentarios :

Publicar un comentario