Menú horizontal

viernes, 19 de octubre de 2018

Propuesta amplia de mejoras para el servicio BiciMAD



Hace unas semanas, BiciMAD anunció que se batieron varias veces (y seguirá) el récord de usos diario que ha sobrepasado la barrera de los 16.000, además de anunciar que el servicio cuenta con 66.500 usuarios anuales y que se ha incrementado un 11% los usos diarios con respecto a 2017.

Todas estas noticias son muy positivas para todos, pero a nuestra bici pública aún le queda mucho para llegar a esa perfección que algún día podría tener si se lo propone.


Como heavy user que soy, he elaborado un listado de fallos y mejoras que deben tomar nota para empezar a pulir o directamente comenzar organizadas en cuatro categorías.

Comunicación e Imagen:

  • BiciMAD tiene una malísima comunicación con el usuario en general: Por RR.SS. poca y muy sosa, y por email, inexistente. Un mísero newsletter quincenal o mensual con trucos y normativa circulación sería suficiente. Otras temáticas informativas podría ser que animen a dar avisos de incidencias de bicis averiadas para que sean arregladas cuantos antes, o que apaguen las luces al finalizar el viaje, o poner el asiento hacia atrás en caso de detectar problemas serios para que el siguiente usuario no pierda tiempo. El email del alta con la normativa no es suficiente y olvidarse del usuario como hace BiciMAD. Hay que hacer pedagogía continuamente por el bien de todos.
  • Las bicicletas con problemas tardan más en ser reparadas y una parte de esa culpa la tienen los propios usuarios que podrían avisar pero no lo hacen por varios motivos (que explicaré más abajo) por lo que los servicios de mantenimiento tardan más en detectarlas. Los propios operarios de flota lo dicen siempre.
  • ¿Y las multas para cuándo? Aunque con el actual contrato blindado es complicado de cambiar esta situación, somos el único sistema de bicicleta pública del mundo que no tienen un sistema de penalización salvo la retención de 150€ para los usuarios ocasionales en caso de no devolver la bici
  • En ningún lado cuentan que se tiene 5 minutos para devolver la bici en la misma estación en caso de detectar una avería. Ni en la web, ni app, ni en nada.
  • Jamás se ha organizado eventos en plazas y parques grandes para que vecinos de la zona prueben las bicicletas durante unos minutos y que sientan la experiencia que, para muchos, nunca han montado en bicicleta eléctrica. Quizás con ese primer contacto se animen a hacerse usuarios del sistema, o tener una eléctrica propia.



Bicicleta y estaciones:

  • Mejorar el etiquetado que se muestra en el manillar con las 3 cosas más importantes: ir por calzada, NO saltarse los semáforos y NO ir por la acera. Con estos dos últimos consejos, es necesario mostrar al usuario el importe de la multa en caso de incumplimiento. Psicológicamente puede ayudar bastante en tener un comportamiento mejor. Actualmente hay información del encendido y la asistencia eléctrica es una tontería que se descubre enseguida y no aporta nada. Son necesarias frases con deberes y obligaciones del usuario.
  • Mejorar la seguridad de las bicicletas. Hay tres maneras de aumentar la seguridad activa y pasiva de los usuarios y que considero crucial para el futuro de BiciMAD. Su coste de oportunidad bien vale la pena:
    • Frenos que aumentan su brillo de la luz trasera para que los coches sepan que están frenando.
    • Otra opción es poner un modelo de luz trasera con aumento de brillo y con intermitentes traseros y que se activaran en los puños del manillar.
    • Añadir adhesivos o bandas reflectantes en la llanta de las ruedas como tiene Mobike en sus bicis y así tener una protección de 360° en vez de los 180° (al menos de noche) que cubren ahora la luz delantera y trasera. BiciMAD lo tiene en algunas de sus bicis pero no es algo que esté implantando y considero un error porque es muy necesario.
  • Más de 4 años de espera para la activación de las cámaras de las estaciones por problemas de la ley de protección de datos con el Ministerio del Interior que aún sigue sin resolverse. Supondría una reducción del vandalismo significativo además de una vigilancia extra para prevenir delitos. ¿La publicidad dónde está? Todos los ingresos que pueda obtener el sistema para mí son bienvenidos siempre y cuando esté integrado con la estética de las bicis y sin que se recurra a la estrategia como con lo de Vodafone Sol de 2013
  • ¿No se iba a poder recargar el abono de transportes desde los tótems de las estaciones de BiciMAD? Aunque esto es algo que depende del Consorcio de Transportes que se haga o no, hace un año se habló de esta posibilidad pero parece ser que quedó en el baúl de las ideas. Pudiendo pagarse con tarjeta en los tótem y además ahora tienen lectores NFC, es simple voluntad de querer hacerse.
  • Ni el nuevo ni el antiguo diseño estético del tótem ha tenido en cuenta el poder ver el número de estación desde los propios anclajes más alejados. A lo mejor estás hablando con el 010 por una incidencia y te pregunta el número de estación y, si no te has fijado antes de llamar o en la app, te obliga a acercarte y mirarlo. Es necesario poder saber el número de estación desde todos los ángulos del tótem por lo tanto en las cuatro caras.





Altas y web:

  • NO permite y debería a los usuarios ocasionales que tengan una tarjeta Multi, utilizarla para ese uso ocasional y que seguramente sean turistas que sí la tengan. Se reducen costes, plástico y que la posibilidad de que la estación no le queden tarjetas de usuario (pasa más de lo que nos gustaría). Es totalmente posible gracias a la integración de los lectores NFC en los tótems para hacer gestiones. Actualizar el software.
  • La web de BiciMAD sigue sin mostrar un mapa en tiempo real con la disponibilidad como sí lo hacen la mayoría de sistemas de bici pública incluso más pequeñas y con menos recursos. Hay un proyecto en marcha pero nunca llega.
  • Permitir regalar bono BiciMAD. Se paga y manda email con un código y el regalado solo tiene que poner sus datos. Lo hacen en Nueva York. Para Amigo Invisible por ejemplo.
  • En el alta, permitir elegir la contraseña que uno quiera desde el principio.



App:

  • No dice el número de bici que has usado (y no te has fijado) para avisar de una incidencia a posteriori en el historial de viajes. Aunque BiciMAD sí lo sabe y se puede describir en el apartado de contacto, no incita a hacerlo porque directamente uno tiene la sensación que el operador no lo sabe. Quizás al finalizar el viaje te debería mandar una notificación la app preguntando si la bici tenía alguna incidencia, seguramente aumentaría el porcentaje de usuarios que avisasen.
  • Simplificar en el apartado de incidencias la categoría “bicicleta”. En vez de poner “rueda delantera, rueda trasera, radios delanteros, radios traseros y pinchazo rueda”, simplificar estas cinco opciones a una sola como por ejemplo “problema ruedas”. El operario solo va a tardar unos segundos más en encontrar la incidencia y el usuario cuanto menos tarde en dar el aviso, menos fricciones habrá para hacerlo.
  • No permite mandar una incidencia sobre el timbre o el mando de control en el manillar.
  • Cuando una estación tiene A y B, las estaciones no suelen estar ubicadas correctamente en su ubicación real a como aparece en la app. Eso causa mucha frustración cuando no te lo sabes de memoria sobre todo si has reservado un anclaje y luego resulta que lo hiciste en la otra porque en la app se mostraba así. En otros ejemplos las estaciones aparecen en medio de un edificio y algunas aparecen a 30 metros de donde realmente están (estación en Metro Lavapiés por ejemplo).
  • La app muestra datos sensibles del usuario que realmente no vienen a cuento ni aportan nada en su manejo como DNI, domicilio y fecha de cumpleaños y lo único que hace es poner en peligro al usuario en caso de robo o pérdida del teléfono. Un ejemplo sobre cómo arreglar las cosas es Ecooltra que con su antigua app mostraba todos esos datos y, con su nueva versión, toda esa información sensible se ha ocultado. BiciMAD debe hacer lo mismo.
  • No permite recibir notificaciones push en caso de que una estación cierre o abra de nuevo y eso es información más instantánea que entrar en la web. La app Madbike sí lo hace, al igual que también te dice cuántos anclajes no hay operativos en cada estación cosa que la oficial no.



Estas posibles mejoras son simples percepciones de lo que uno ve con el día a día del servicio, que no son problema alguno comparado con que llevamos casi un año de retraso de la ansiada ampliación de 42 estaciones y 468 bicicletas más que nos prometieron que iba haber.

La ampliación del servicio es muy importante para mucha gente y estamos deseándolo como agua de mayo, pero muchos de estos puntos expuestos son también muy necesarios para que, lo que ya hay en funcionamiento, funcione todavía mejor.

No hay comentarios :

Publicar un comentario