Menú horizontal

Mostrando entradas con la etiqueta Cambios. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cambios. Mostrar todas las entradas

miércoles, 31 de octubre de 2012

Cómo ajustar el cambio de la bici: El desviador trasero

Mecánica básica de supervivencia ciclista


Escrito por Baldo. Noviembre 2012

Cómo ajustar el cambio de la bici: El desviador trasero
El cambio de marchas de la bici es ese mecanismo que nos permite subir cuestas con poco esfuerzo y bajarlas rápidamente, y que cuando está desajustado suena como las cadenas de un puente levadizo, y puede hacer que se nos salga la cadena y se enganche con el cuadro o con los radios.

En Madrid casi todos tenemos bicis con cambios, es lo normal y lo recomendable, aunque también hay gente muy fuerte que son capaces de funcionar asombrosamente bien en ciudad con bonitas y sencillas bicis sin cambios. La lógica no tiene nada que ver con eso (ni falta que hace). Para todos los que, teniendo cambio, aún no han descubierto que pueden ajustarlo ellos mismos, en este ladrillo trataré de explicar el funcionamiento y ajustes del típico desviador trasero, la parte del cambio de marchas que permite cambiar de piñón. El desviador delantero, para cambiar de plato lo dejo, si acaso, para otra ocasión y los cambios internos me gustan mucho pero, entre que aquí son todavía una rareza y el poco mantenimiento que necesitan, no comentaré nada de ellos.

En otros artículos del blog ya hemos hablado algo de los tipos de cambio (internos o de desviador) y de los desarrollos y nuevas tendencias en desviadores. Aquí comentaré el funcionamiento de los típicos desviadores traseros y sus tres movimientos, su ajuste básico (alineación, topes y marcha) y por último, lo que puede suceder cuando después de ajustarlo con cuidado, sigue sin ir bien (antes de llevarla al taller ;-) )

A veces sorprende que asumamos como normal que la cadena haga ruidos o no cambie bien. Es importante saber que eso puede producir tirones, golpeteos o que se salga la cadena con la incomodidad que eso supone y la posibilidad de que nos acabemos quedando tirados. Realmente merece la pena intentar ajustarlo uno mismo, por tiempo, dinero y culturilla. Y si normalmente llevamos la bici al mecánico, con más razón aún, ya que haciéndolo nosotros tendremos ocasión de experimentar y si algo no conseguimos ajustarlo bien, ya lo hará bien el mecánico que, total, nos va a cobrar lo mismo.

jueves, 12 de julio de 2012

¿Qué desarrollos llevas en tu bici?

¿Te has fijado en los desarrollos que lleva tu bici? Si hacemos esta pregunta a algún ciclista, seguramente nos dirá, “llevo tres platos y nueve piñones”, pero no sabrá decirnos nada más.

Bicicleta 29 pulgadas - Merida Big.Nine TSF 100-D
No es que yo sea un experto, pero voy a intentar contaros algo más sobre los platos y piñones que llevan nuestras bicicletas.

El desarrollo es la distancia que recorre la bicicleta en una vuelta de pedal. Las distintas combinaciones de platos y piñones permiten jugar con distintas proporciones entre el número de vueltas que damos a los pedales y el número de vueltas que da la rueda, lo que se traduce en una mayor o menor distancia recorrida por la bicicleta.

Utilizamos desarrollos grandes en las bajadas o para ir rápido en llano, porque con cada vuelta de pedal nos permiten avanzar una distancia muy grande. Por el contrario, cuando llegan las subidas ponemos desarrollos pequeños que nos permitan avanzar menos distancia, pero subir sin problemas.

Los desarrollos que monta nuestra bicicleta son más importantes de lo que pensamos, y no todos los ciclistas pueden mover igual unas u otras combinaciones. Cada uno deberá probar y ver con que desarrollos se encuentra más cómodo.

Me gustaría empezar poniendo un cuadro con los desarrollos de mi bici, una Scott Scale 60 de 26” (Podéis calcular las distancias recorridas con cada desarrollo que lleva vuestra bici con esta herramienta de Campagnolo)

Bicicleta 26 pulgadas - Scott Scale 60
La combinación de platos 22-32-44 puede parecer algo extraña, porque lo normal es llevar un 24-34-42, pero a mí me va muy bien y me permite en los extremos llanear muy rápido (avanzo 8,22 metros con cada pedalada), y subir cómodo en pendientes muy empinadas (avanzo solo 1,41 m).

En el catálogo 2012 de la mayoría de las marcas, las bicicletas montan combinaciones de tres platos y 10 coronas (3x10), o dos platos y 10 coronas (2x10), atrás quedaron los casettes de 9, de 8, o de 7 coronas.

La nueva corona, la 10ª, suele ser una de 36 dientes, que te permite aguantar más en las subidas sin cambiar al plato pequeño, o subir pendientes todavía más duras si lo pones (Aunque llega un momento que por más molinillo que pongas, lo que no tienes es técnica para mantenerte dando pedales sobre la bici a una velocidad tan baja)