viernes, 17 de febrero de 2017

C's pide quitar la banda-bici de Ascao. PSOE y AM se equivocan denegándolo.

El diseño final no ha resuelto los problemas de seguridad, que afectarán precisamente a los usuarios más novatos a los que supuestamente se intenta proteger.

 

El pasado 14 de Febrero, se debatió en el Pleno de Ciudad Lineal una propuesta de Ciudadanos para eliminar la banda de protección ciclista (Advisory Lane) recientemente pintada en la calle Francisco Villaescusa y Ascao, y que fue rechazada con los votos de PSOE y Ahora Madrid.





El equipo de gobierno considera que el diseño final no entraña el riesgo de accidente lateral que denunciábamos en anterior artículo. Una foto ya acabado, vía @deteibols:

texto alternativo

Podéis ver el anunciado ciclocarril, que indica que la bici también puede usar un carril de ancho normal. Además se han añadido dos nuevas marcas viales a 20 cm de las líneas originales. Esta última correción que trata de alejar la bici de las puertas de los coches aparcados fue aceptada en reunión hace dos semanas con las asociaciones ciclistas Pedalibre, Ciudad Lineal y Moratacleta. Madrid Ciclista se opuso a esa solución y solicitó el borrado de la banda-bici.

La transcripción del debate político parece enfocarse a la importancia de que ahí hubiera una señal de ciclocarril 30. Ese no es el quid de la cuestión, señoras y señores concejales.

¿Por qué es un error mantener esa banda?

1. La separación a los coches aparcados sigue siendo peligrosa. Marcar una línea a 20 cm está muy por debajo del mínimo de 80 cm que cualquier manual de diseño de vías ciclistas recomienda para evitar portazos.

texto alternativo


2. No se ha corregido la separación de los coches. Al contrario, la distancia de adelantamiento por la izquierda se ha acortado 20 cm más. Para entender el conflicto que supone oficializar que bici y coches circulen en paralelo a esas distancias, recomendamos mirar el video a partir del minuto 5:07.



¿Se entiende el concepto? Ahora imaginen este video (también de @deteibols) con las marcas viales 20 cm más a la izquierda, a ver en qué hemos mejorado. Por supuesto, podemos dar instrucciones a la EMT de que se cambie de carril. Ahora bien, si quien pasa es una furgoneta, poco hay que esperar.


3. La supuesta funcionalidad de la banda-bici no casa con la señalización. El concejal de Urbanismo JMCalvo daba en esta noticia una explicación de la utilidad de esa banda:


"Como los carriles eran muy anchos, se ajustaron para dejar una banda entre el ciclocarril que proteja a los ciclistas de la apertura de puertas de los coches aparcados y, además, que en lugares con mucha pendiente les permita apearse y no sean presionados por los vehículos".

Es decir, que según el concejal esa banda precisamente es para no circular por ella, por el riesgo de apertura de puertas y para poder detenerse. Esta función, perfectamente razonable y que sí es coherente con la seguridad del ciclista se ve desmentida por una señalización que invita expresamente a las bicis a circular por ahí. Sin embargo, para que esto hubiera funcionado como dice el concejal, el diseño se tendría que haber parecido más bien a esto:


Por desgracia, la explicación oficial de AhoraMovilidad deja bien claro cuál es la manera de funcionar de la banda: un lugar para que el coche no tenga que cambiarse de carril si hay una bici lenta, aun habiendo un carril para adelantar.

¿Es útil para evitar atasco? Sí, como muestra el video de @bici_clope. Pero un Ayuntamiento responsable sólo puede indicar que se puede adelantar por seguridad por esa franja los 20 m anteriores al semáforo (que suelen ser los atascados por sistema) porque no tienen coches aparcados, pero no recomendar hacerlo por la franja de apertura de puertas y menos cuando los coches a tu izquierda no están parados, sino pasándote a menos de medio metro.

Por otro lado, si la finalidad de estas franjas fuera evitar atasco, se hubieran puesto también en llano o cuesta abajo. No ha sido así. Eso es un apartadero de ciclistas lentos.


4. La combinación de la señalización y las distancias es una trampa para ciclistas. ¿Qué pasa si juntamos una señalización que invita a usar la banda, poco espacio por un lado para adelantar y poco espacio por el otro para esquivar puertas? En este video lo cuentan en un minuto:



La justificación de un diseño así, según la misma explicación de Ahora Movilidad, es facilitar el uso de la calzada a quien no puede subir a la velocidad de los coches ¿quién puede en una cuesta así? No podemos menos que ser cínicos y preguntarnos si quien se va a exponer al peligro serán los que ya saben que ahí hay peligro o serán los que todavía tienen reparo a ocupar el centro del carril y se orillan a la derecha por sistema. Obvia respuesta ¿verdad?

La recomendación de EnbiciporMadrid: No lo uséis

Esa banda debería de haberse anulado. Su diseño ayuda a que se produzcan accidentes. 

En esa calzada no caben 3 vehículos circulando en paralelo con seguridad, incluso siendo uno de ellos una bici. Dado que no parece que el ayuntamiento vaya a cambiar eso, sólo nos queda pedir a los lectores que no circuléis por esa banda. Es peligrosa. Para quien todavía no se sienta cómodo ocupando el centro del ciclocarril y se tienda a ir al arcén, usad cualquiera de las calles paralelas, mucho más tranquilas.

Ya lo dijimos en su día cuando la DGT emitió aquél anuncio infausto y lo mantenemos. Aconsejar a la bici que circule sin distancia lateral no es una medida de seguridad, sólo sirve para que los coches corran más.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada