Menú horizontal

martes, 9 de mayo de 2017

Sus motivos para no ir en bici

A Paco nunca le ha gustado caminar o usar el transporte público. Su trayecto diario ronda los 8 km en coche por la zona exterior a la M-30. En origen y destino aparca en la calle de forma rápida y en un sitio cerca a su oficina. Le lleva puerta a puerta unos 10 minutos como máximo. Cuando ha tenido que ir en autobús le ha llevado 30 minutos. La bici la considera un estorbo en ciudad pero extrema el cuidado para adelantarlas o al verlas cerca de los pasos de cebra.


Imagen fuente @MadCycleCuqui

Jacinto vive en las afueras, su trayecto en coche a las 7 de la mañana consiste en 25 km desde la corona metropolitana sur de Madrid hasta la zona norte, al barrio de Las Tablas donde se aloja su gran empresa multinacional. Para aparcar tiene que dar varias vueltas u optar directamente por aparcar (sin parquímetros) a 15 minutos a pie. El tiempo puerta a puerta ronda una hora. Hay compañeros que van en bici al trabajo y Jacinto los envidia pero claro “vivirán por el barrio”


Elena va en coche en un trayecto en coche utilizando autopistas y grandes avenidas de varios carriles con tráfico intenso y atascos puntuales. Podría ir en Cercanías o Metro, con una estación cercana, pero no le gusta tener que hacer trasbordos. Le encantaría ir en bici pero "no existen carriles bici" y solo pensar en ir en bici por esas avenidas le aterra. Cuando visitó Ámsterdam no se bajó de la bici porque "lo hace todo el mundo"  En su oficina cada vez más gente va en bici, como su compañera en BiciMAD o su jefe en bici plegable... ”qué afortunados”

Juan va en coche en un trayecto de 4 km por el centro de la ciudad. Aparca en la calle en su barrio con parquímetros pero en destino tiene plaza de parking de empresa en una de las Cuatro Torres. Su trayecto tiene cuestas que ve insalvables para hacer en bici sin sudar la gota gorda. Ha probado BiciMAD pero el servicio no llega hasta su trabajo.

Carlos carga cada día con el portátil y la bolsa con sus diversos enseres hasta un polígono industrial en Vallecas. Si uno no madruga no aparca por la zona ni loco… aunque a medida que avanza la mañana los coches aparcan en cualquier lugar como descampados o encima de aceras. No ve posible hacerlo en bici aunque a su salud le vendría bien, es demasiado sedentario y no aguanta más de dos meses apuntado en el gimnasio.

En bici al trabajo Pedro tiene plaza de parking alquilada para su coche en un edificio de viviendas localizado en un barrio con mucha dificultad de aparcamiento en la calle aunque existen parquímetros en la zona. No dispone de trastero y su piso es un tercero sin ascensor. Su objetivo es dejar de ir en coche hasta su oficina, a unos 15 minutos en coche, pero ahora lo tiene muy fácil y rápido con el aparcamiento gratuito del parque Juan Carlos I en Campo de las Naciones. Tiene un compañero “de la bici” que se le nota con energía y alegre desde primera hora y le envidia porque él haría lo mismo pero vivir en el centro sin espacio para guardar la bici sin tener que subirla a casa… y claro está que no dejará su MTB de dos mil euros en la calle jamás. El dinero para invertir no es problema.

Mireia acude a un centro de trabajo en coche, con plaza de parking incluida sin coste adicional, y la imagen personal es una de sus prioridades en su oficina y en contacto con sus clientes. Ir en bici le supondría tener que dar explicaciones día sí y día también y le sería difícil llegar impoluta y sin despeinar.

Carla tiene un problema con el calor. Es muy calurosa y tiene problemas de sudoración. En cuanto el clima de Madrid se vuelve caluroso lo pasa realmente mal en los transportes públicos colectivos o al caminar al sol. Ha probado BiciMAD y le encanta pero no puedo confiar en el servicio todos los días porque no hay bicis disponibles siempre en las bases cercanas y a veces ninguna está en verde.

Iñaki tiene que llevar todas las mañanas en coche a su hijo al cole primero. Llevar a los niños le lleva apenas 10 minutos desde casa para después tardar 15 minutos más para llegar a la oficina. Le da un poco pena tener que meter al pequeño a primera hora en el coche, con el desayuno a medio comer, y ponerle los arneses de la silla. Con niño al cargo ni se plantea poder caminar o ir en bici, “imposible” Por la tarde es lo mismo pero al revés.


Paco elige libremente su modo de transporte. Respeta a la bici al circular, no se le puede pedir más.

Jacinto no contempla hacer una combinación con Cercanías, bici + tren. Si alcanza la estación de Fuencarral tiene todo el barrio de Las Tablas accesible fácilmente en bici. Podría plantearse también aparcar su coche un poco más lejos y llegar al destino en bici plegable.

Elena no contempla o conoce la ciudad más allá de sus grandes vías. Desde su casa existen rutas para salvar las grandes autopistas -por parques, calles arboladas tranquilas,…- y además puede combinar la bici con Cercanías y Metro. Si Elena prueba a empezar asesorada en ruta y en cómo circular posiblemente descubra, lo primero, otra ciudad.

Juan no ha considerado una ruta más amable en cuestas, con más rodeo pero minimizando cuestas. Tampoco ha probado las bondades de la bici eléctrica o combinar plegable más Metro. Su oficina cuenta con duchas y vestuarios que es también una ayuda adicional.

Carlos no ha analizado bien sus rutas en bici completas o la combinación con el Cercanías o Metro. Su destino es un lugar “salvaje” de coches pero el tiempo extra que le llevaría de trayecto estaría invirtiendo en ejercicio físico moderado, es decir, salud. Si la combinación con el transporte público no es satisfactoria puede plantease combinar coche + bici plegable.



Pedro no considera tener una bici normalita tirando a mala para aparcar en la calle con buenos candados o en su plaza de garaje. La opción de bici plegable tampoco la conoce.

Para Mireia la gran barrera es no salirse de lo “normal o establecido” Si su empresa tuviera un departamento de Salud y Bienestar para empleados quizá su visión sería visibilizar e incentivar actitudes de movilidad activa y sostenible a la oficina. Para su ayuda podría contar con una bici eléctrica con un buen transportín de forma que pueda cambiarse en destino o con una bici normal utilizando prendas deportivas.

Carla una vez que sabe lo que es la bici eléctrica por Madrid y su ayuda para personas con problemas como es la sudoración debería plantearse invertir en una. Su amortización con uso intensivo será rápida en comparación con utilizar metrobuses, taxis y car-sharing

Iñaki poco menos que responsabiliza a su hijo para llevar el coche día a día… tiene alternativas win-win para él y su peque. Sus opciones podrían ser: llevar al pequeño en bici con sillita (teniendo claro cómo y por dónde es mejor) hasta el cole y después ir hasta su trabajo; caminar con su hijo y la bici en la mano permitirá que el pequeño realice un poco de ejercicio a primera hora, despejándose y activándose para su día de cole, para después seguir la ruta en bici; si la ruta al cole en coche es larga y sin mucha alternativa se podría plantear cargar la plegable en el maletero y desde allí pedalear hasta la oficina.

No hay comentarios :

Publicar un comentario