Menú horizontal

sábado, 14 de junio de 2014

B de Bici en el matadero 2014: un vistazo rápido

Tiendas no convencionales y una bici sorprendente


El sábado 7 me di una vuelta por el festival con b de bici.
Os comento mi visión del festival, por supuesto, absolutamente parcial y nada objetiva, como es lógico.
Solo fui un rato por la mañana y no tuve ocasión de ver las actividades más espectaculares y divertidas, que eran por la tarde, pero tuve ocasión de ver unos cuantos stands con cosas bastante chulas.
Tampoco me metí en la slow race, que era por la tarde, aparte de que me pone un poco nervioso eso de “despacio pero sin parar”, que es una regla tan retorcida como las de la marcha atlética.

Como fui simplemente a saludar a algún amigo (hola Dudu, Wheels y Navalex :-) y a ver stands de tiendas bonitas y originales, es justo lo que hice.

 


Estaba Carlos Okocicle, con un par de bicis de carga y sus cosas interesantes. Tenía, entre otros, el timbre con forma de tetera que tanto me gusta (¿ves el mío?).



Estaban también los artesanos de long days long boards ahí trabajando.
Aunque no son bicis, se lo curran bien y me cruzo con sus tablas todos los fines de semana que paso por el Parque del Oeste.



Y la sorpresa total fue encontrarme con UN VELOCINO!
Lo llevaron los de la recicleta, de Valencia.
Una cosita increible, sorprendentemente rara para subir en ella y fácil de conducir, a pesar de su aspecto de mediabici con agarraderos. Lo construyó artesanalmente un tal Manuel Tomas, según podéis leer en el facebook de la recicleta.
Es una interesante versión del clásico velocino italiano que tiene incluso el manillar tras las piernas:



Es la primera bici (o cosa ciclable) que conduzco con el manillar por detrás de las piernas y me pareció de lo más divertido. Sería interesante ver si, por dimensiones, puede valer como bici plegable en un tren, plegando solo el manillar. ¡Muchas gracias por dejármelo probar!
Si no es porque podría tener dificultades en casa, si que era para habermelo llevado puesto.

 

Otra que me llamó mucho la atención es Bicicletas Clásicas Leo  www.bicicletasclasicasleo.com . ¡Y pensar que todavía no he ido a ver su tienda en Madrid!
Restauran bicis y hacen cosas en cuero. Y tenían una Orbea roja preciosa de finales de los 40. Una bici de capricho, lujosísima para la época y que es casi idéntica a una DAL que me han regalado para restaurar. Pude ver cómo podría llegar a quedar y me gustó mucho:



Y había muchas más tiendas, como Daily Bycicle con sus preciosas bicis y Ciclos Noviciado, con racores de sus cuadros a medida y otros. Incluso bicis de madera.
Una mañana muy agradable.
Recomendable para la próxima. Ya sabéis.

1 comentario :

  1. Arévaco Ciclósofo14 de junio de 2014, 18:10

    Yo estuve y lo mejor, además de subirme al tándem, fue ver un par de partidos de bicipolo. A ver si consigo formar una liga escolar.

    ResponderEliminar