Menú horizontal

jueves, 19 de junio de 2014

RiderState

Un juego para conquistar el mundo pedaleando


La bicicleta es salud, es deporte, es alegría, es transporte pero... ¿cómo empezó la mayoría de nosotros a andar en bici?. Jugando, ¿verdad?.

Pues ni más que menos que eso -un juego- es lo que nos propone RiderState, una aplicación para móviles impulsada y promovida por unos licenciados en comunicación, financiada en parte gracias a un proyecto de crowdfunding o micromecenazgo y cuyo objetivo no es otro que el de conquistar el mundo a pedales.




Hace un par de semanas tuvimos la oportunidad de visitar el cuartel general de los creadores de RiderState, ubicado en Área 31, una escuela de negocios donde se juntan muchas de las empresas desarrolladoras de software de la capital. En ese ambiente distendido pudimos charlar con César Martín y con Santi Casado, quienes nos hablaron del pasado, presente y futuro de este juego orientado al ciclismo urbano.

El origen

Como tantas buenas ideas, RiderState no nació a partir de una visión tipo “vamos a hacer una aplicación en la que haya que conquistar el mundo a lomos de una bici”, sino que surgió desde la intención de crear una revista dedicada al ciclismo por parte de este grupo de amigos cuyos destinos se juntaron en la Facultad de Periodismo. Desde ese momento se fue transformando el germen hasta lo que es ahora RiderState, y para ello y por el camino obtuvieron algún que otro préstamo  hasta que se decidieron a usar la plataforma de micromecenazgo Indiegogo para alcanzar su propósito final.

El juego

De mecánica simple, RiderState es una app móvil similar  a otras aplicaciones para ciclistas en la que, además de los datos de trazado, velocidad media, kilómetros recorridos, etc., el usuario va conquistando territorios según avanza en su ruta habitual. El que más veces pase por uno de estos cuadrantes se convierte en el conquistador del mismo, y el juego empieza a enganchar cuando se producen piques entre ciclistas que pedalean habitualmente por el mismo sector de la ciudad.

De hecho, no es poco frecuente encontrar en Twitter conversaciones entre riders peleando por una zona de Madrid o cualquiera de las otras ciudades de los más de 30 países que cuentan con usuarios de esta aplicación.

El punto fuerte de RiderState es algo tan aparentemente sencillo como el mapa de conquistas, en el que gracias a los colores que diferencian sus cuadrantes, podrás comprobar tus territorios explorados (en azul), los conquistados por ti (en amarillo) y los que poseen otros rivales (en rojo). Otro valor en alza es que más de un veinte por ciento de los 2.000 usuarios que poseen en la actualidad entran casi a diario en la aplicación, en parte gracias a su poder de adicción.


Cuantos más kilómetros recorras con la app encendida, más puntos conseguirás, y podrás ver tu nombre en la clasificación de RiderState. Además, el juego te obsequia con medallas virtuales por compartir tus hazañas en redes sociales, por invitar a otros amigos a usar la aplicación o por pedalear treinta días seguidos, entre otros méritos.

Además, el equipo de RiderState está en contacto permanente con su comunidad de usuarios, ayudándoles a manejarse con la aplicación, recibiendo sus propuestas de mejora y tomando nota de los eventuales fallos que puedan reportar, algo que se agradece en este universo virtual en el que muchas veces nos cuesta adivinar la presencia de un ser humano al otro lado de nuestros dispositivos.

Debemos destacar también que el equipo de RiderState siempre se ha mostrado muy receptivo a la hora de sensibilizar a los usuarios para que hagan un uso racional de la bicicleta, respetando normas de circulación y facilitando la convivencia entre los que compartimos la calzada; hay que conquistar el mundo, pero no a cualquier precio.

El futuro

Como cualquier otra aplicación, RiderState evoluciona con continuas actualizaciones, y las que están previstas pretenden incidir en el aspecto social de la aplicación, con el objetivo de convertirse en la referencia mundial de este tipo de software. En un futuro más o menos cercano, el usuario podrá saber quién posee los territorios vecinos, quién está apunto de arrebatárselos o el lugar que ocupa en la clasificación su mayor enemigo, además de añadir amigos, conquistar objetivos concretos (monumentos o lugares destacados de la ciudad), y un largo etcétera de posibilidades que pretenden enganchar al ciclista urbano habitual.


RiderState está disponible para las plataformas Android e iOS y próximamente los usuarios tendrán la posibilidad de comprobar sus evoluciones desde cualquier dispositivo conectado a la Red.

5 comentarios :

  1. Juanítez G Alberdi19 de junio de 2014, 15:02

    Carlos. Hasta donde yo conozco, la app no conoce ni uno solo de tus datos personales, ni nombre, ni apellidos, ni nada de nada, tan solo tu nombre de usuario y eso si tú lo introduces. Puedes ser solamente u n número

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el apunte.
    De todas formas, sigo pensando que se puede saber mucho del numero XG6767AB. Y además resultará fácil identificar a ese jugador con una persona física, por ejemplo, cuando vacile en su twitter personal o en su facebook de su puntuación.

    La intención era simplemente plantear lo de la privacidad, lo de si somos conscientes de toda la información que regalamos, que a veces es neutral y otras veces nos puede hacer daño.


    saludos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Nunca has oído eso de:
    cuando algo te sale gratis, el producto eres tú
    ?

    ResponderEliminar
  4. Por supuesto que sí. Supongo que soy un estúpido por haber planteado la reflexión pensando que habría alguna persona que no habría caído en ello.
    saludos!

    ResponderEliminar