Menú horizontal

sábado, 11 de febrero de 2017

Nueva 'Ordenanza de Movilidad Sostenible' para 2018 con consulta pública en 7 preguntas

Nota de Prensa del Ayuntamiento de Madrid y comentario final. Añadidos enlaces a web municipal

La Junta de Gobierno ha acorado jueves iniciar los trámites para dotar a la ciudad de Madrid de una nueva Ordenanza de Movilidad, a la que el gobierno actual ha añadido el término Sostenible, mediante la aprobación de una consulta pública previa.

BiciMAD pasa a gestión municipal de la mano de la EMT
En cumplimiento de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, la consulta previa es un paso obligatorio en la definición y diseño de cualquier ordenanza. Esta ley ha sido aplicada ya en el diseño de la Ordenanza de Subvenciones y la de Ordenanza de Medios de Intervención en Actuaciones Urbanísticas


Desde la fecha en que se produzca su publicación oficial se abrirá un plazo de treinta días naturales en los que se abrirá a la ciudadanía un debate que permita hallar soluciones eficaces y socialmente consensuadas a los problemas de la movilidad urbana presente y futura, proteger mejor la salud de las personas y la calidad del aire que respiramos, y simplificar la regulación vigente.

Necesidad de modificar la vigente Ordenanza de Movilidad


Desde su aprobación el 26 de septiembre de 2005, Ordenanza de Movilidad para la ciudad de Madrid ha sido modificada en varias ocasiones, concretamente en 2007, 2010, 2012, 2014 y 2016, para adaptarla a las necesidades de la ciudadanía y a los cambios legislativos que se han producido.

Pese a la extensión y complejidad técnica de la vigente Ordenanza, su texto no trata determinados ámbitos relevantes de la movilidad urbana que son regulados en otros reglamentos o que aún no han sido incluidos como los aparcamientos, los nuevos dispositivos de movilidad personal y fenómenos de economía colaborativa como el “car-pooling”.

Sin perjuicio las modificaciones parciales previstas para desarrollar determinadas medidas del próximo Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático, el Ayuntamiento de Madrid plantea abordar un reto más ambicioso: la elaboración de una nueva Ordenanza que permitiría satisfacer las siguientes necesidades:

• Proteger la salud de los ciudadanos

• Incrementar la seguridad vial en un entorno urbano cada vez más complejo

• Priorizar los medios de transporte público colectivo

• Fomentar los modos de transporte más sostenibles como el peatonal y el ciclista

• Promover el uso de vehículos menos contaminantes y con un menor consumo energético

• Regular con mayor claridad las reservas y ocupaciones, la carga y descarga

• Regular aquellas materias y realidades no contempladas en la vigente Ordenanza como los servicios municipales de aparcamientos y bicicleta pública, el “car sharing”, el “car pooling” o los nuevos dispositivos de movilidad personal

• Mejorar y simplificar la regulación vigente y reducir las cargas administrativas.


Consulta pública previa en decide.madrid.es


El Ayuntamiento de Madrid somete la propuesta a consulta pública previa en cumplimiento de la legislación sobre procedimiento administrativo y sobre economía sostenible, en ejercicio de los principios de transparencia y participación ciudadana que se consideran prioritarios en el gobierno liderado por Manuela Carmena.

Se articulará en torno a siete preguntas:

  1. ¿Consideras adecuado mantener el vigente texto de la Ordenanza de Movilidad, la reformarías o aprobarías una nueva?
  2. ¿Estás de acuerdo en que se dé prioridad al transporte público colectivo sobre el individual privado? Si así fuera, ¿qué medidas propondrías?
  3. ¿Qué medidas propondrías para incrementar la seguridad vial y mejorar el respeto entre los distintos medios de transporte?
  4. ¿Qué medidas propondrías para mejorar el uso de los aparcamientos municipales de residentes, rotacionales (de uso público), mixtos y disuasorios?
  5. ¿Crees que la Administración debería potenciar la movilidad peatonal y ciclista? Si así fuera, ¿cómo las fomentarías?
  6. ¿Consideras oportuno que el Ayuntamiento de Madrid promueva el uso de vehículos poco contaminantes y la instalación de puntos de recarga de energías limpias (eléctrica, gas…)?
  7. ¿Por dónde consideras que deberían circular los aparatos de movilidad personal como patinetes y patinetes eléctricos: por la calzada, la acera o los carriles reservados? ¿Debería limitarse su uso en determinadas zonas de la ciudad?

El equipo municipal tomará en consideración todas las propuestas y alegaciones que manifiesten los ciudadanos, y elaborará un informe sobre su participación. Sobre la base de los resultados de la consulta pública previa el gobierno del consistorio adoptará, en su caso, la decisión final de acordar, o no, la redacción de un nuevo texto que someterá nuevamente a información pública en 2018 de forma previa a su elevación, en su caso, al Pleno municipal.


Normativa municipal vigente que afecta a la bici


Los antecedentes

Existe un texto consensuado desde 2012 para modificar y mejorar los capítulos que citan o influyen a la bicicleta.

Tal reforma quedó pendiente para que se aprobara el nuevo RGC de la DGT, esa eterna promesa que nunca se cumple por falta de decisión política y vaivenes en el Gobierno. Habiendo una normativa estatal no sería necesario que los municipios legislaran sobre aspectos ya contemplados ahí.

No hay comentarios :

Publicar un comentario