Mostrando entradas con la etiqueta Nuestros lectores. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nuestros lectores. Mostrar todas las entradas

viernes, 25 de julio de 2014

Relato de quien ha empezado a usar la bici gracias a biciMAD

¿Es la primera vez que te animas a circular en bici por las calles de Madrid gracias a biciMAD? Algunos lectores nos cuentas su experiencia:

Foto: Madridiario.es




Pablo Gonzalo

Creo que fui uno de los primeros en sacarme el abono de BiciMad, o al menos de los más entusiastas. Desde que vi la instalación de los anclajes en mi calle y luego el tótem estaba impaciente por poder probar el servicio. Le había estado dando vueltas durante mucho tiempo a comprar una bici para ir al trabajo y recorridos cortos en Madrid, pero nunca me decidía. Por una parte debido a la molestia de tener que guardarla en mi casa que es pequeña, y por otro lado por la poca cultura de bici existente en la ciudad y consiguiente poco respeto de los conductores hacia los ciclistas. El servicio de BiciMad me resolvía la primera dificultad y esperaba y espero que pueda contribuir a que la segunda cuestión, la cultura ciclista, se vaya imponiendo cada vez más.

Obtuve la tarjeta en la web sin dificultad, aunque el email de confirmación me llegó con un formato de texto extraño, en el que los caracteres latinos no se mostraban. Sin embargo el código de entrada a la web así como el código para recoger la tarjeta en el tótem se leían perfectamente. Acudí al tótem de mi calle para obtener la tarjeta y me la entregó a la primera. En ese momento me las prometía bastante felices. Por supuesto, al intentar sacar la bici del anclaje el sistema no la liberaba. Si intentaba hacer cualquier gestión en el tótem recibía el mensaje de "RFID incorrecto".

A partir de ese momento estuve exactamente dos semanas, que coincidieron con las dos primeras semanas de implantación del sistema, llamando al teléfono de incidencias, enviando quejas por email y probando intermitentemente la tarjeta en distintas estaciones sin resultado. La primera vez que me atendieron por teléfono (un día a las ocho de la mañana), me comentaron que tomaban nota pero que era algo que se resolvería con el tiempo. Me explicaron el conocido problema de que los tótems no se comunicaban entre sí y que el sistema se iría actualizando en los próximos días.

Una vez transcurridas las dos semanas, un día sin previo aviso funcionó. Qué emoción. A partir de ahí he realizado cuatro o cinco trayectos y la verdad es que de forma inmediata se me olvidaron todos los problemas que tuve con el sistema. La experiencia (cuando las cosas funcionan) es fantástica. Las bicis me parecen bastante decentes para el servicio que tienen que dar. Ofrecen sensación de bastante robustez y tienen un tamaño muy adecuado. El motor eléctrico es muy suave, no me parece que vibre excesivamente, y es una grandísima ayuda en las cuestas. Sobre todo me resulta útil en los trayectos de ida al trabajo, en los que es importante no hacer mucho esfuerzo para no llegar con sudor.

A pesar de esta magnífica experiencia, he de decir que en la semana que llevo usándolas he pasado por todas las incidencias "clásicas" que los usuarios estamos compartiendo en redes sociales. He realizado reservas en la estación de destino que cuando llego no están disponibles porque otro usuario ha dejado allí su bici (increíble que no estuviera previsto). Me he encontrado con la luz roja al dejar una bicicleta en su anclaje sin saber por qué. He visto tótems cuya pantalla táctil no funciona (no se mueve el mapa) y en los que es imposible realizar gestiones. He descubierto con gran sorpresa, como el saldo disponible que aparece en la app oficial de iPhone pasaba de 9,5 euros a 645 euros!!! Etc, etc.

Para mi el balance es claro: creo que es un servicio magnífico para los ciudadanos cuya implantación ha sido inaceptablemente caótica. Estoy seguro de que cuando todos los problemas se solventen será un activo muy importante para la ciudad de Madrid, pero es una auténtica lástima la imagen penosa que el ayuntamiento ha dado tanto a los ciudadanos de Madrid como a nivel nacional e internacional por causa de la incompetencia manifiesta que ha presidido el proceso de implantación. BiciMad ya ha pedido disculpas a los usuarios, pero creo que deberían exigirse responsabilidades para que estas cosas no vuelvan a ocurrir.

Ojalá el servicio mejore, se consolide y se extienda. Yo pondré mi granito de arena para contribuir a ello de la mejor manera que se me ocurre: usándolo.

Abrazos,

Foto: cyclinginmadridenbici.blogspot.com


EnbiciporMadrid:
Por lo que cuentas, es la primera vez que circulas con la bici por la ciudad ¿no? Quizá es esa la parte más desconocida y que más expectativas puede causar en los lectores. ¿Qué nos puedes contar?


Pablo:
Efectivamente, casi nunca he circulado en bici por la calzada en Madrid.

A día de hoy me resulta difícil hacer una evaluación con un mínimo de rigor sobre el tema del respeto a los ciclistas porque he hecho pocos recorridos, y siempre he intentado transitar por calles tranquilas para evitar el tráfico más pesado. Siendo totalmente objetivo, en los cuatro o cinco días que llevo usando la bici no he tenido ningún problema y tampoco he tenido sensación de peligro. Siempre he circulado por el centro de mi carril y he visto que los conductores, por regla general, han sido respetuosos. Aunque es verdad que en algunas ocasiones he tenido que hacer por la acera varios tramos ante la dificultad o el peligro que yo percibía en hacerlos por la calzada.

Mi percepción subjetiva, sin embargo, que emana de mi experiencia de conductor tanto de coche como de motocicleta en Madrid es que, en general, el conductor madrileño está acostumbrado a una velocidad demasiado elevada para la ciudad, y que no acepta bien la reducciónd de velocidad que suponen los vehículos más lentos. Espero que a medida que la presencia de la bici aumente, todos nos iremos acostumbrando a su presencia y reduciendo la velocidad, pero creo realmente que sería necesaria una campaña de concienciación mucho más potente que la que se ha hecho. El ayuntamiento debería apoyarse en todas las asociaciones de ciclistas como vosotros y otras para difundir información de respeto al ciclista y sobre las normas de circulación.

Un abrazo,





lunes, 9 de junio de 2014

Hace una semana que uso la bici para ir trabajar y estoy encantado

Solo hay una cosa que me pesa y es…el no haber empezado antes.

Escrito por Jorge



La motivación

En mi caso me han inspirado por un lado la gente que ya lo hacía y contaba sus experiencias por internet (de ahí el que me anime a escribir la mía) y por otro lado el ejemplo de un compañero de trabajo que, antes de mudarse, vivía por mi zona y siempre venia en bici. Algo tenía que tener, para que aunque hiciese calor, lloviese o nevase, no dejase la bici. De hecho incluso ahora que vive lejos, y le lleva más de una hora cada trayecto, sigue viniendo de vez en cuando.

¿Qué me frenaba?

jueves, 3 de abril de 2014

El ayuntamiento responde a las preguntas de los lectores:

texto alternativo

El pasado lunes los lectores del blog y de la cuenta de twitter nos enviaban preguntas para trasladar al ayuntamiento. 

Estas son todas las respuestas que hemos podido obtener tras la reunión de la Comisión de Seguimiento del Plan Director Ciclista de Madrid de este pasado martes 31 de Marzo.

Algunas cuestiones más se están lanzando por correo, al quedarse la reunión corta de tiempo. Si echáis de menos alguna respuesta, igual se nos ha pasado, dejadla en comentarios.

sábado, 15 de marzo de 2014

Los coches me daban pavor

Ana solicitó el pasado mes de Febrero ayuda para ir en bici desde Iglesia hasta Santo Domingo y Sainz de Baranda. El 2 de Marzo la acompañamos y esta ha sido su experiencia.

Mi nombre es Ana, vivo y trabajo en el centro de Madrid.

Los coches me daban pavor
En mi oficina, muchos compañeros van en bici al trabajo. Eso hizo que me picara la curiosidad. Después de unos meses, y echando cuentas, vi que la opción de comprar una bici era muy rentable. Así que me decidí; y me hice con una.

martes, 4 de marzo de 2014

Todavía me veo muy verde, pero uso la bici 3-4 días por semana.

Escrito por Almudena, con motivo del Bificinde que tuvo lugar el 28 de Octubre de 2013. Sentimos que se nos haya traspapelado este relato.


Desde siempre me ha gustado montar en bici, pero hasta este año nunca lo había hecho por Madrid. Todos los años, con la vuelta al cole me decía a mi misma lo bueno que sería venir a trabajar en bicicleta. Trabajo muy cerca de casa, por lo que tenía mucho ganado. ¡Al menos tenía que probarlo! Hace poco construyeron un carril bici cerca, así que en septiembre me lancé.

He de confesar que hasta ahora, sólo circulaba por carril bici y por aceras anchas. Hasta que llegó Manolo, de En bici por Madrid, y me informó de que está prohibido circular en bicicleta por las aceras, incluso aunque sean anchas.

Hicimos una ruta muy parecida a la que utilizaba yo hasta entonces. Antes de empezar, vimos algunos detalles importantes sobre seguridad, a tener en cuenta cuando se circula en bicicleta por Madrid. Cosas de simple lógica pero que al ir en el sillín se nos olvidan (al menos a mí):

  • Buscar calles estrechas y poco transitadas
  • Circular por el centro del carril y no pegados a la derecha, para evitar sustos en caso de que un coche aparcado en paralelo abra la puerta, o que uno aparcado en batería intente salir marcha atrás.
  • Señalizar correctamente, extendiendo la mano derecha para torcer a la derecha, o la izquierda para torcer en esa dirección; o en diagonal hacia abajo para indicar que vamos a parar.
También me instruyó Manolo sobre la importancia de tener algún sistema de amarre seguro, preferiblemente uno de los específicos para bicicleta, con forma de U o una cadena gruesa mejor que las finas de hilos de acero con candados pequeños. Recomendaciones de sujeción, mejor enganchar el chasis y rueda trasera, etc.

Y tras unos comentarios sobre la importancia de hacerse notar (con luces, chalecos reflectantes, etc), comenzamos la ruta.

La ruta: Padre Claret - Barrio de la Concepción



Ver Alfonso XIII - Barrio Concepción en un mapa más grande


sábado, 25 de enero de 2014

¿Un registro ciudadano de conductores violentos?

Hace un par de semanas recibíamos en el buzón de enbici@espormadrid.es la siguiente propuesta:

"Hola a todos, mi nombre es Miriam, tengo 28 años, soy usuaria de bicicleta desde hace 3 años por zona urbana -en concreto por el centro de Madrid-, y cada día arriesgo mi vida cuando la uso para ir a trabajar por culpa de conductores agresivos (¡incluidos taxistas!) que llevan a cabo reacciones violentas contra las bicicletas: (...) no respetar la distancia de seguridad, adelantamientos sin señalizar -a mucha velocidad y a ambos lados-. Eso sí: hago el uso correcto de los famosos carriles con la bici dibujada y un 30 que NADIE respeta. Incluso ante mis increpaciones recibo respuestas de violencia directa: insultos, cerrarme el carril para que no pueda pasar, amenazas físicas.....

sábado, 21 de diciembre de 2013

Lee esto si yendo en bici has tenido una mala experiencia con algún conductor

Conductores ¿furibundos? y ciclistas urbanos


Escrito por Isa

Esta historia está dedicada a todos los ciclistas urbanos que le echáis dos huevos/ovarios cogiendo la bici a menudo para vuestro transporte por Madrid. ¡¡Hay esperanza en la humanidad y en los conductores!! La historia empieza mal, y luego se pone peor… ¡pero acaba muy bien!



El sábado pasado (19/12/2013) iba mi pareja, Jose, en bici, por la Ronda de Atocha, subiendo desde Embajadores, sobre las 18:30. Iba por su carril (el derecho, que no el carril bus) que casualmente es uno de los que recientemente el ayuntamiento ha pintado con señales de bici, y limitado la velocidad a 30 km/hora. Además, esa calle tiene otro carril más, y no era un momento especialmente cargado de tráfico, por lo que era fácil adelantar.

Por si no queda clara la normativa, en algunos sitios está pintada en el suelo

Desgraciadamente, Jose tuvo la mala suerte de que detrás suyo iba circulando en coche uno de estos entes energúmenos con los que a veces nos cruzamos y nos arruinan el viaje. Este personaje empezó a pitar insistentemente ¿para que Jose se quitara y le dejara pasar? Jose, que es muy apacible, hizo caso omiso y siguió pedaleando, como es lógico. También el personaje podía adelantarle sin ningún problema cambiándose de carril…pero hay gente que esto de razonar…no se le da bien: la rabia les nubla el cerebro. El conductor furibundo, siguió detrás de él pitando y pitando y pitando…y Jose según pasaba por encima de la señal de la bici pintada en el asfalto aprovechó para señalársela reiteradas veces, en plan “Mira, que por aquí también pueden circular bicicletas”.

sábado, 30 de noviembre de 2013

Ellos se pasaron a la bici y siguen pedaleando

Si hemos leído ya a ellas relatando el salto a la bici por Madrid ahora es el turno de los relatos masculinos recibidos en enbici@espormadrid.es. Agradecemos otra vez la colaboración.

Por el centro del carril derecho de la calzada

Jon


Soy residente en Madrid, 35 años, administrativo, funcionario de carrera de la Agencia Tributaria, usuario de bici a diario desde agosto de 2013. Dispongo de parking para coches de varias plantas en mi centro trabajo. Recorrido diario de Ibiza a Estrecho: 6km ida, otros 6km vuelta. Tiempo empleado aproximado 25 minutos (en metro tardo entre 30-35). Inversión en bicicleta: 200€, pagada a plazos y amortizada en 4 meses de abono transporte que no he vuelto a comprar desde que tengo bici.

jueves, 28 de noviembre de 2013

Ellas se mueven ya en bici y ahora nos cuentan los beneficios

Hace días pedíamos candidatos para una entrevista en la radio, de la que poco más sabemos. El caso es que tuvo muy buena acogida y recibimos en nuestro correo enbici@espormadrid.es varios relatos de personas que se han pasado a la bici desde el transporte público o desde el coche y los beneficios que han obtenido son varios: salud, ahorro, rapidez,... Agradecemos a todos que colaboren con este artículo recopilatorio, es una gran satisfacción aportar un granito de arena para mejorar la movilidad de Madrid y de sus ciudadanos.

'El Bicifinde: el mejor modo de animarte a pedalear de casa al trabajo por Madrid' por 12meses

Gloria


Desde hace 3 años voy en bici al trabajo. Siempre me lo había planteado hasta que un día me decidí, lo planteé en la empresa y no pusieron objección a dejarme guardar la bici en sus instalaciones.

Desde entonces voy a diario entre los meses de marzo a diciembre, hago 23 km al día, me siento en forma y me ahorro el abono transportes. El dinero lo saco del cajero como si realmente me comprara el abono y lo meto en una cajita en casa, me agrada encontrarme con dinero extra para las vacaciones de verano y navidad.

martes, 26 de noviembre de 2013

Los conductores son aquí más pacientes comparando a ciudades pequeñas

Escrito por Jeffrey

En bici al trabajo El pasado 19 de octubre realicé mi primera ruta urbana en bici por la ciudad de Madrid. Concretamente se trataba de un bicifinde para ir desde Valdeacederas hasta Arturo Soria, y de paso aprender cómo se circula en bici por la ciudad, así como resolver diversas dudas que tenía acerca de la circulación con bicicletas. Todos los objetivos se cumplieron perfectamente gracias a la inestimable ayuda de Raúl e Isabel, mis dos guías en la actividad (¡muchas gracias chicos!).

Con el propósito de pasar un buen rato y disfrutar de la ruta partimos ese sábado a las 10:00, en una mañana con nubes que amenazaban lluvia. Culebreando por las calles Garci-Nuno, Guindos y Bardala llegamos a la calle Capitán Blanco Argibay, hasta desembocar en la calle Bravo Murillo, para a continuación tomar casi inmediatamente la calle Oñate. Posteriormente pedaleamos por las calles Infanta Mercedes y Rosario Pino para alcanzar el paso de cebra que utilizamos para cruzar la Castellana. Ya en el otro lado tomamos la calle Carlos Maurras para luego girar al norte por la calle Juan Ramón Jiménez y casi inmediatamente tomar la calle Pedro Muguruza. Remontando la calle Pedro Damíán llegamos a la rotonda donde optamos por la salida de la calle Fray Bernadino Sahagún. A continuación circulamos por la calle Alfonso XIII, una calle estupenda para pedalear por su poca densidad de tráfico y por tener varios carriles para que los coches puedan adelantar sin problemas, hasta alcanzar la Avenida Aster y el Paseo de los Cerezos y desembocar en la Avenida de Ramón y Cajal. Aquí cruzamos la avenida por otro paso de cebra para alcanzar la calzada con el sentido correcto, y fuimos pedaleando por encima de la M30 hasta la calle Jose Silva, donde nos desviamos al sur para tomar la calle Agastia, hasta llegar finalmente al cruce con la calle General Kirkpatrick. ¡Prueba conseguida!

El camino se me hizo corto, en parte por el interés de circular por Madrid, y en parte por la buena compañía y el paisaje de las calles de ésta ciudad.

La vuelta la hicimos en sentido inverso, tomando la calle Torrelaguna hasta desembocar de nuevo en la calle Ramón y Cajal. Pero ésta vez fuimos hasta Plaza Castilla, circulando brevemente por la Castellana.

La experiencia fue muy gratificante, sobre todo al descubrir que es posible circular en bici por una ciudad tan grande como Madrid. Acostumbrado a pedalear en ciudades pequeñas (como Santander por ejemplo), la sensación es que los conductores son aquí más pacientes (quizá porque hay más ciclistas). También que la ciudad es más amigable para el pedaleo, sin excesivas cuestas (al contrario que Santander), y con multitud de alternativas para circular por calles tranquilas, algo que en Santander es imposible salvo que subas cuestas continuamente. También el clima ayuda, pues aquí apenas llueve en comparación con el norte. Asimismo, la ciudad está más concienciada con los ciclistas, con el mapa de calles tranquilas y los carriles bici. En Santander el carril bici es para el turismo y no tanto para utilizar la bici a diario. La conclusión es que Madrid está más preparada para el pedaleo.

Tras casi un mes he realizado ésta ruta varias veces, incluso atreviéndome a bajar por la Castellana en vez de por Infanta Mercedes, o tomando otras calles para acortar el trayecto. He puesto en práctica lo que me han enseñado, y solo puedo decir que me ha sido de gran ayuda. Considero que el bicifinde fue una excelente forma de introducirme en la vorágine de la ciudad con la bici.

Saludos.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Bicifinde en La2 de tve

Hace unos meses, Clemente Álvarez, periodista y blogger tecnológico y mediambiental de El País, se puso en contacto con nosotros para pedir nuestra colaboración en un programa que estaba realizando para La2 de rtve.

Estaba haciendo una serie de reportajes enfocados a reducir la huella ecológica de los ciudadanos y para ello necesitaba contactar con un solicitante de bicifinde que estuviese dispuesto a ser el protagonista del dedicado a la movilidad urbana.

Tuvimos la suerte de encontrar a Luis, al que agradecemos su dedicación, quien no tuvo ningún reparo en ser grabado, entrevistado y lo que hiciera falta, no en vano también es periodista.

Nos comenta Luis que últimamente está usando poco la bici, las largas jornadas (trabajo + estudios) y el frio y la lluvia le desincentivan. Espero que mas adelante se reencuentre con ella.

Os invito a ver el vídeo (emitido el 14 de Noviembre) y a leer las impresiones de Luis.

martes, 19 de noviembre de 2013

Señalizando y haciéndome predecible en bici desde el año 2009

Escrito por Jesús Joaquín

Corría el año de 2009. Primavera. Trabajaba en una consultora en Suanzes. Desde el barrio de Hortaleza hasta Suanzes había 3 opciones para ir:

Señalizando y haciéndome predecible en bici desde el año 2009
a) Coche (económicamente no era viable, pues un depósito de 38L me permitía hacer tan sólo 360 km gracias a los atascazos de Arturo Soria)

b) Autobús: el 104 se daba un paseo de la leche! ¡tardaba casi una hora!

c) Metro: recorrerse la L4 desde Mar de Cristal hasta Diego de León y pillar la L5.... más pasillito largo = 45 minutos(sin contar casa-metro metro-curro).

viernes, 15 de noviembre de 2013

Cómo lograr que los hijos vayan en bici al cole. El ejemplo del colegio Montserrat

Escrito por Iván Azagra, con la intención de que la experiencia de este colegio pueda servir para aquellos que se lo están proponiendo, pero no saben cómo empezar.



Hace unos años en las puertas del Colegio Montserrat, en el distrito de Retiro, coincidíamos por las mañanas unos poquitos padres y profesores (cómo 5 en total) llevando a nuestros hijos en bici al cole o yendo al trabajo. Esto pasaba a pesar de que no todo estaba a favor: el camino, los 3 km de media que nos separaban del cole, no eran fáciles. Pero todos coincidíamos en que esta opción era buena, eliminaba tráfico de entrada al colegio y sobre todo nos hacía disfrutar junto a nuestros hijos del camino. Empezábamos el día sin trasmitirles estrés: cualquiera que sea madre o padre sabrá de lo que hablo (niño!, la chaqueta, que no llegamos…). La bici era nuestra aliada, nos ayudaba al comienzo del día y esto no nos lo podíamos callar, había que contárselo al resto. Y se dieron una serie de circunstancias que hicieron que estas personas se acabasen organizando: coincidieron personas muy proactivas y el colegio apoyó la idea, se organizó el Grupo Biciclistas Montserrat.

El grupo tiene por objetivo fomentar el uso de la bicicleta como medio de desplazamiento en el barrio y tiene dos maneras de afrontarlo: impulsar la mejora de las infraestructuras que faciliten su uso y tejer una red de apoyo a quien decida una mañana cambiar el modo de ir al cole. Desde el principio hemos creído que para el éxito de nuestras propuestas dentro del grupo debemos estar padres, profesores y alumnos mayores (los que se mueven autónomamente) no queremos perder ningún punto de vista y seamos realistas, todos a una las iniciativas tienen resultado.

El primer paso fue crear un parking de bicis dentro del colegio, esto era una demanda histórica de los alumnos y una necesidad para evitar los robos que habitualmente se producían: ni un chico ni sus padres arriesgan su bici. Así que a dárselo mascado a la dirección del colegio: proyecto y presupuesto, la respuesta fue positiva, salió adelante. Se organizaron dos actividades para celebrar y promocionar el feliz acontecimiento: un concurso entre los alumnos para crear el logo del nuevo parking de bicis y un día inaugural en el que decenas de padres y alumnos quedamos en el Parque del Retiro y fuimos todos juntos al cole en bici a estrenar el parking (la ganadora del concurso del logo muy orgullosa cortó la cinta y hubo discurso del director). Aquí tenéis un link al día de la inauguración

Aparcabicis del colegio Montserrat


En aquel momento no sabíamos la gran repercusión que iba a tener esa pequeña infraestructura. Para quien lea esto pensando en recorrer el mismo camino que no lo dude: nuestro parking hoy es PEQUEÑO!

jueves, 14 de noviembre de 2013

Renfe acosa a un viajero de Media Distancia porque su equipaje de mano es una bici

Hemos escrito ya algunos artículos sobre el creciente problema del desconocimiento de las normas por parte de la autoridad que empieza a ser sistemático cuando se trata de bicis, llegando a amonestar y a amenazar a quien respeta escrupulosamente las normas, y sintiendo cómo el estado de derecho desaparece en esos casos de absoluta indefensión.
 
Recordemos este caso del ciclista al que la policía amenazado con requisar su bici si seguía circulando por un ciclo-carril según la señalización indicada, el multado por pedir documentación al coche de policía que interrumpió su paso por un carril-bici, o las 40 personas que fueron amonestadas por circular conforme a norma y que vivimos en primera persona. El corporativismo malsano de estas instituciones impide que las reclamaciones sirvan para algo, como se puede ver.

Hoy traemos un caso más sangrante que está sucediendo en Renfe Media Distancia. Sobre todo porque no se trata de un conflicto puntual, sino un acoso sistemático a un viajero que simplemente ejerce su derecho de llevar una bici plegable tal como indica la normativa y que cada día va a más. 


Todo empezó con el reciente cambio normativo en Julio de 2013 por el que Renfe "facilita" llevar bicis en los trenes de Media Distancia cobrando 3 € cuando éstas van desplegadas. Fran, nuestro protagonista, usa la combinación tren +bici a diario. Hizo cuentas, y antes que arruinarse, decidió comprar una bici plegable, la de la foto, que transporta así a diario:


Las bicis plegables se consideran equipaje de mano en trenes de Media Distancia

A partir de aquí, les dejamos con una historia que no ha escrito su final. Según conozcamos su evolución, la iremos publicando. 



Escrito por Fran Lorente aquí:

Martes, 12 de Noviembre por la mañana. Tren MD Alcázar de San Juan - Atocha

"Esta mañana, llegando a Madrid como todos los días en el tren, desde Alcázar, fui a coger la bici plegable que llevo desde hace algún tiempo, prestada por Alfonso Roldán, para plegarme a las exigencias de transporte de Renfe en trenes Media Distancia.

Para mi sorpresa, el interventor, me pidió el billete de la bici. Viendo quién era y conocedor de su historial conflictivo (visto y sufrido en primera persona hace algunos años) adiviné que lo que quería el interventor era meterme en un problema, pero, cual?

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Relato de una persona que empezó con la bici por la ciudad bien informada

Escrito por EB

Llevaba tiempo pensando en probar a ir al trabajo en bici, en utilizar la bici para moverme por Madrid. Mi inspiración vino de muchas fuentes: de una amiga, de los ciclistas que veía, de una revista (Cycling monthly) y las noticias que llegan de Inglaterra (el boom ciclista en Londres y los programas que desarrollan para potenciar su uso).

Relato de una persona que empezó con la bici por la ciudad bien informada
Mis primeras incursiones en bici al centro (resido en Hortaleza) fueron en las huelgas generales, ya que sin transporte público, el mejor medio de asistir a las manifestaciones era la bici. Esa primera toma de contacto me permitió ver que no es tan peligroso, las distancias no son tan grandes y que bajar la bici en el ascensor no es un esfuerzo tan tremendo. Esas son algunas de las pequeñas barreras mentales a superar.

Este verano de 2013 volví de vacaciones en un estado de forma excepcional (mucha montaña y campo), que se reflejaba en una gran fortaleza mental, fruto del ejercicio. No estaba a dispuesta a que la rutina laboral me quitara esa sensación, de modo que empecé a pensar cómo podría mantener una actividad física diaria, no de fin de semana.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Día a día evoluciono con mi bici: he pasado de 40 a 25 minutos de trayecto

Escrito por JC


Hasta agosto de 2013 yo pensaba dos cosas de los ciclistas que me cruzaba por Madrid:

1- Son un estorbo cuando me los cruzo circulando en coche por mi barrio (Ibiza).

2- Son unos locos jugándose la vida por las calles de Madrid.

Día a día evoluciono con mi bici por la ciudad
Desde 2007 vivo en Madrid y siempre he usado transporte público para ir a trabajar. Debido a un lamentable y para mi traumático incidente con un simpático empleado del Metro de Madrid y un par de policías nacionales dejé de usar el transporte público. Puesto que el bus no era una alternativa (tardo más de una hora en llegar de casa al trabajo y tampoco me sentía cómodo) me planteé la posibilidad de comprarme una bicicleta después de pasar quince días de agosto yendo a trabajar “cagao” en el metro y haciendo la vuelta a casa caminando durante más de una hora a casi 40 grados atravesando Chamberí y el barrio de Salamanca.

jueves, 7 de noviembre de 2013

Se busca testigo de atropello mortal a ciclista en A-42-Torrejón de la Calzada

Enviado por María:


Soy Anna, la viuda de Óscar Bautista García.

Mi esposo falleció el 21 de octubre de 2013 a las 7:38 de la mañana.

Fue atropellado mientras circulaba correctamente por el arcén con su bicicleta por un camión Volvo azul que se dio a la fuga. Esto ocurrió en el punto kilométrico 28,6 de la autovía A-42 a la altura de Torrejón de la Calzada correspondiente a la fotografía adjunta*.


View Larger Map

Necesito vuestra ayuda para encontrar testigos del accidente. Si alguien ha visto algo rogaría se pusiese en contacto conmigo en: glopezana@gmail.com 

Compártelo por favor.

*N.R: Adjuntamos punto en Street View, más claro que la foto original

Actualización: Hemos contactado directamente con Anna con fecha 8 de Noviembre de 2013. Nos confirma que sigue necesitando testigos que presenciaran el accidente para testificar, no para encontrar al camionero que ya fue encontrado por la policía hace días. 

Cuando esta petición deje de tener validez, lo indicaremos aquí.

Un poco de tiempo para mí e incorporo deporte en mi vida de manera cómoda

Escrito el 7 de noviembre por Almendra

En bici al trabajoHace mucho tiempo que venía planteándome ir en bici al trabajo, pero ¿cómo empezar? Mi marido temía por mí puesto que hace ya muchos años cuando él iba por Madrid en bici tuvo encontronazos con algunos coches y al final lo dejó por el metro y el autobús. Pero yo ya estaba cansada del transporte público y además con dos niños, trabajo, etc., necesitaba un poco de tiempo para mí y para incorporar deporte en mi vida de manera cómoda. Lo que no sabía era lo genial que sería.

Empecé a buscar información a cerca de qué bici sería la mejor para mi – una de paseo por ciudad – y encontré la página web de “En bici por Madrid.” ¡Qué hallazgo! Me puse en contacto para ver si la ruta que me interesaba realizar era viable y pronto tuve no sólo respuesta sino guía también para llevarme en bici en la ruta estudiada. Tras comprarme la bici, quedé con Manolo y una chica de Brasil una tarde de lunes para hacer la ruta.

Era una tarde maravillosa de finales de septiembre. Manolo me recogió en mi barrio y fuimos juntos a Ventas para recoger a nuestra acompañante. Manolo sabe todo lo que hay que saber sobre pedalear seguro por Madrid y me sentí realmente bien en la presencia de un experto que me daba las claves para poder disfrutar de la bici de manera tranquila. A lo largo del paseo repasamos la normativa, las luces, el tipo de candado que usar y detalles básicos y prácticos que he incorporado en mi saber y que uso cada día que voy al trabajo en mi bici.

Manolo me acompañó de vuelta a mi barrio y antes de partir me preguntó sobre cuándo pensaba empezar a ir al trabajo en la ruta que me había preparado. Le dije que en cuanto el abono de transporte se agotara, que iba a ser en breve, que empezaba. La sonrisa que me dio fue una de esas sonrisas tan verdaderas y agradecidas, que fue realmente el último detalle que necesitaba para sellar el compromiso conmigo misma de usar la bici a partir de ahora.

Llevo un mes yendo en bici al trabajo. No salgo los días de lluvia o días que tengo reuniones por Madrid, pero sí todos los que puedo. Tardo unos minutos más, pero es tiempo para mí. Lo que me encanta es que estoy en el momento, soy yo y la bici y esta ciudad que llevo llamando mi casa desde 1999. Me encantan las calles tranquilas, aunque es verdad que poco a poco me atrevo con algunas un poco más concurridas. Lo que sí noto es que debo estar despierta a todo cuando monto: a los coches delante y detrás, a los que están aparcados y a todos los sonidos cercanos y lejanos. Es un momento verdaderamente Zen. ¡Muchas gracias bicifindes y Manolo por ayudarme a conseguir mi meta!

martes, 5 de noviembre de 2013

Vi que podía llegar a cualquier lado sin que me pusieran carril bici

Escrito el 5 de noviembre por Elencita

Vi que podía llegar a cualquier lado sin que me pusieran carril bici Cuando era pequeña andaba en bici por el pueblo, como muchos. Ni recuerdo cuando aprendí de lo pequeña que era. La casa de mis abuelos estaba en las afueras, a un kilómetro y medio del pueblo, y para ir con mis amigos lo lógico era coger la bici, también íbamos al pueblo de al lado a comprar chuches, a bañarnos al río... por carretera general sin arcén, curvas, no llevábamos casco, una locura. Tuvimos caídas, algunas gordas, pero por suerte nunca nos pasó nada grave. Mis padres no se preocupaban y nosotras menos. ¿Es el mundo más peligroso hoy que entonces? ¿O es esta cultura del miedo que nos paraliza? No sé contestar y como no tengo niños no necesito plantearme si sería capaz de criarlos como me criaron a mí, pero supongo que es difícil.

En cualquier caso, parece que con esos antecedentes yo podría haber dado el paso de empezar a moverme por la ciudad en bici sin más complicaciones, pero no. Yo, como mucha gente, ni me lo planteaba, creía que las calzadas eran para los coches y que mientras no hubiera carriles bici no había nada que hacer. La cosa es que sí había un carril bici cerca de mi casa, en O´Donnell, ¿pero cómo llego hasta él? por la acera, claro, y luego llego al Retiro y me pongo a dar vueltas... qué poco atractivo, para eso no me voy a comprar una bici...

Pero la semilla estaba plantada. El deseo lo tenía dentro y me puse a investigar. Buscaba plegables que pudiera guardar en el trabajo, porque me daba mucho miedo que me mangaran la bici, buscaba cosas de bici por internet y claro, llegué a enbicipormadrid y empecé a leer. Y de repente se me abrieron los ojos. Y empecé a ver las cosas de otra manera. me di cuenta de que me habían engañado, que las calzadas no son exclusivas para motorizados, que sabiendo cómo, se pueden usar, me leí todos los consejos, me estudié el plano de calles tranquilas de Villarramblas y vi que podía llegar a cualquier lado sin que me pusieran carril bici, y me lancé. Me decidí a comprarme la bici y la usé por la calzada desde el primer día, porque llevaba la teoría aprendida y no me pareció difícil llevarla a la práctica. Yo no pedí Bicifinde, sólo crucé un par de mails con Villarramblas sobre mi itinerario. Para mí fue suficiente, ya que no me muevo por zonas complicadas. Llevo ya un año y medio cogiendo la bici a diario y ya no me limito a las calles tranquilas, porque he aprendido y cogido experiencia, aunque sigo prefiriéndolas. Sobre todo sigo odiando las calles con carril bus, porque no me gusta esa sensación de estar en el medio, pero a lo mejor también aprenderé a superarlo.

Hoy trato de poner mi granito de arena circulando, simplemente eso, con toda la normalidad del mundo, con mi Brompton, con mi pinta de "pija" (aunque por dentro no lo sea tanto), porque ciclistas los hay de todos las formas y colores.

En resumen, en mi caso lo que me paralizaba no era otra cosa que las ideas preconcebidas. Sólo necesitaba alguien que me dijera que se podía hacer y que me explicara cómo, y eso lo encontré aquí, en este blog. Así que os animo a seguir, que aunque a veces parece que no llega más que a ciclistas convencidos, esto no es así, hay mucha gente con ganas de bici por ahí, y sólo necesitan un empujón.

¡Nos vemos en bici por Madrid!

Si te hemos ayudado a moverte en bici cuéntanoslo para publicarlo en el blog

lunes, 4 de noviembre de 2013

Cómo una madre que lleva a su hijo en su bici acaba usando la calzada

Escrito por Cecilia:
 
Hola amigos, os envío una sugerencia que he puesto hoy en la página web del ayuntamiento. Quiero compartir con vosotros también este problema que se nos plantea a muchos padres, para que lo tengais en mente y si teneis alguna capacidad de influencia en el tema, os lo agradecería un montón. Aunque se que ahora la prioridad es el eje este-oeste, que está dando mucho trabajo! Ya os contaré que respuesta me dan. Un saludo compañeros!


texto alternativo "Buenos días, me dirijo a ustedes para sugerirles una serie de mejoras en el barrio Salamanca. Soy una madre trabajadora, funcionaria y concienciada con el medio ambiente. Llevo a mi pequeño a la guardería en bici a diario, y después acudo en bici a mi centro de trabajo. Vivo en Duque de Sesto y llevo a mi hijo a la plaza del Doctor Laguna, donde también hay un colegio público y hasta tres guarderías entre las que se encuentra la de mi hijo.

Me resulta dificil elegir una ruta en bici, y se que lo mismo le ocurre a muchos padres que han optado por la bicicleta como medio de transporte. La acera de Narváez, aunque ancha, no tiene carril bici ni de bajada ni de subida, y hay muchísimas terrazas ocupando mucho espacio robado a los peatones. En cuanto a la calzada, por la que circulo últimamente, sólo tiene dos carriles de bajada y dos de subida, siendo uno de cada dirección carril bus-taxi. En la acera ya no hay espacio para un carril bici, y por la calzada resulta bastante peligroso, ya que no hay ciclocarril.

Actualmente y en contra de la normativa, circulo por el carril bus, pero esta solución no me convence. Si circulase por el otro carril, los coches se enfurecerían bastante. Siento que continuamente estamos en situación de peligro en la calzada, pero tampoco me gusta molestar a los peatones por la acera.

 Les solicito por favor una solución, permitir bicis en el carril bus de Narvaez, habilitar carril bici de doble sentido en la acera más despejada, o incluso convertir en ciclocarril (compartido con los coches) la calle Fernán González (aunque esto sólo soluciona la bajada), señalizando muchísimo la presencia de bicicletas en el cruce de esta calle con los dos bulevares. Y por favor, aumenten la señalización de que es una zona escolar, y que hay niños a pie, yendo solos al cole, niños en bici, y bicicletas de adultos que llevan niños en sillitas homologadas. Los coches no están respetando la velocidad máxima en esta zona, nos adelantan de manera peligrosa, en ocasiones tampoco respetan los pasos de cebra. Lo veo cada dia.

Confío en que encontrarán una solución que nos facilite la vida a los padres que hemos optado por una movilidad urbana más limpia y sostenible y que intentamos dar a nuestros hijos un ejemplo y un futuro verde. Muchas gracias por su atención, quedo a la espera de noticias."

Un cordial saludo

Cecilia



Respuesta de EnbiciporMadrid:
Hola Cecilia ¿nos puedes comentar con más detalle qué problemas encuentras actualmente circulando por Fernán Glez? Hemos hecho varias rutas enseñando a ciclistas novatos a moverse por ahí y hasta ahora nadie había encontrado dificultades. 

El tema del uso del carril-bus, especialmente en subida, será objeto de un debate más amplio, ya que es un problema que se repite en varias partes de la ciudad. Nos gustaría tener una propuesta sólida para presentar al ayuntamiento y que pueda salir adelante, ya que no todo el mundo tiene tan claro cuál debe ser la solución.

Respuesta de Cecilia: