Mostrando entradas con la etiqueta Nuestros lectores. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nuestros lectores. Mostrar todas las entradas

martes, 12 de enero de 2016

Oso vs. Bär: Madrid y Berlín como ciudades ciclistas

Escrito por La Pájara

Hace ya un año estuve visitando a una amiga en Berlín. Al volver escribí unas notas que creo que pueden resultar interesantes. Ahí van:

texto alternativo

Era la primera vez que viajaba a Alemania y tenía muchas ganas de conocer esa ciudad. Me gustó mucho y los cuatro días que estuve se me hicieron muy cortos... Pero esto no es el relato de un viaje. Es una reflexión sobre temas relacionados con la movilidad ciclista, a los que los asiduos a este blog les damos muchas vueltas, a veces sin ponernos de acuerdo.

En Berlín vi por primera vez una ciudad en la que los ciclistas no son bichos raros. Hay ciclistas en casi todas las calles, a todas horas. Bicis aparcadas por todas partes. Y una infraestructura viaria pensada para la bici que se extiende por toda la ciudad. Además es plana de verdad, las únicas cuestas que te puedes encontrar son las artificiales de los puentes y así. Me hizo un tiempo espléndido, en pleno marzo, pero está claro que allí la gente no se arredra si tiene que pedalear bajo la lluvia o con frío intenso. Nunca había visto nada parecido. Pero bueno, viajo bastante poco, así que tampoco quiero que parezca que me considero un experto por pasar un fin de semana largo en Alemania.

En Madrid no se ven tantos ciclistas, ni se ven en todos los barrios. La infraestructura específicamente ciclista es en general escasa, fragmentaria y no está pensada para desplazarse (en Berlín los carriles bici llegan hasta el aeropuerto). Madrid, a pesar de estar en pleno centro de la Meseta, no es precisamente plana. En cuanto al clima sí que lo tenemos más fácil, eso seguro, aunque no parece que la gente se anime más por ello. Y sin embargo...

lunes, 28 de diciembre de 2015

Propuesta de conexión ciclista del Barrio del Pilar con el Centro y con el Anillo Verde

Desde el blog "Por un barrio del Pilar salubre" nos llega esta currada propuesta de itinerario ciclista. Nos piden críticas y contrapropuestas para lograr mejorarlo en todo lo posible. Con este espíritu constructivo, creemos que lo mejor es que sean las 2000 cabezas que nos leen habitualmente las que aporten ideas.
texto alternativo

Antecedentes

Esta propuesta se desarrolla en el contexto de un Madrid que parece que se embarca definitivamente en apostar por la bicicleta como medio de transporte. Escribimos este artículo después de leer este otro, como propuesta, desde la humildad y el desconocimiento (carecemos de conocimientos específicos en movilidad y planificación urbanística, tan solo nos mueve a escribir esto nuestro diario circular sobre dos ruedas).

Por otra parte, justo ayer [por el día 24 de diciembre] por twitter y en enbicipormadrid, se daba a conocer que el año que viene se empleará parte del remanente del presupuesto municipal en construir infraestructuras ciclistas.


La Propuesta 

martes, 27 de octubre de 2015

Canción del cicloturista, por Fernando Santos

Este verano, mientras disfrutaba del paisaje a punto de coronar la Bola del Mundo, se me vinieron a la cabeza unos versos (modificados) de la Canción del pirata de Espronceda: "Segovia a un lado, al otro Madrid, y allá a mi frente, un cielo azul". En cierto modo, y cambiando su barco por mi bici, ahí arriba me sentía como el pirata del poema, que se escapa de la vida mundana y goza de la libertad que le da el viaje.

Salvando las distancias, creo que los ciclistas comparten algunos de los ideales del Romanticismo, como las ganas de aventuras o ese amor pasional por la bicicleta y su deporte, a veces incomprendido. Aquéllos que son más fuertes (de piernas o de cabeza) nada tienen que envidiar a los héroes románticos: son atrevidos, enérgicos y, en algunos casos, puede que tengan un puntito rebelde y altivo. Si bien el ciclista no es un alma atormentada e insatisfecha que rechaza la sociedad, ¿acaso no desea evadirse de su día a día cuando coge la bici? ¿No aprecia el contacto con la naturaleza en las rutas? Por no hablar de la dimensión reivindicativa del ciclismo urbano, que desafía el orden establecido en el que ciudades y carreteras parecen sólo para automóviles.

Canción del cicloturista
Esta reflexión me llevó a adaptar la Canción del pirata al mundillo del aficionado cicloturista. Además de respetar la métrica, he procurado que haya versos que conserven la rima y he mantenido alguno tal cual, de forma que el poema original sea reconocible en la versión ciclista.

¡Espero que os sintáis identificados y os arranque una sonrisa!

martes, 8 de septiembre de 2015

La bici en Oxford

Escrito por Anónimez

No se sabe bien cuándo, pero alrededor del año 1000, en un valle con varios ríos había un paso por donde cruzaban los bueyes. Allí se estableció una oleada de gente que venía huyendo de muchas cosas -presión demográfica, guerras- y que, en su lengua, dió nombre al sito, el vado de los bueyes: oxen(a) ford(a), muy parecido a Ochsen-furt, otra ciudad cuyo nombre significa lo mismo en Alemania.

En los siguientes 1000 años pasaron muchas cosas: se fundaron monasterios y grupos de estudio que dieron lugar a una universidad que se hizo famosa y que continuó y continúa rivalizando en autoridad con el ayuntamiento y que ante cualquier disputa saca una lista de premios Nobel para hacer presión. Hubo cambios de religión, masacres por ellas, "oscuras fábricas de Satán" de todos los tipos, explotación laboral digna de Dickens y ostentación inimaginable de riqueza mediante edificios que son difíciles de describir con palabras y cuyas torres dan el sobrenombre moderno a la ciudad: la ciudad de las agujas que sueñan. Alguna gente escribió libros de ficción destacables y otros descubrieron cosas.

Nada de eso cabe en un párrafo al igual que no cabe la vida, deseos y esperanzas de toda la gente que la habitó durante tanto tiempo; por eso mismo no lo intentaré, aunque diré una cosa más: bajo el plomo de las agujas se estableció una fábrica de bicis que cometió el error de empezar a fabricar coches. Como era de esperar creció, se estableció en un pueblo próximo y cerró. Se llamó Morris.

Tras estos mil años está la ciudad que podemos ver actualmente, el Oxford del año 2015.

texto alternativo

lunes, 29 de junio de 2015

¿Por qué exigir un contrato de compraventa al comprar una bicicleta de segunda mano?

Publicado en el blog oficial de Selltag


El mercado de segunda mano de bicicletas robadas, muy a nuestro pesar, es una realidad. Son muchas las bicis que se roban al día en España, y muchas las que se acaban poniendo en venta.

Pero una cosa que mucha gente no sabe, o no quiere saber, es que comprar una bicicleta robada, a sabiendas, es delito. Exactamente, estaríamos ante un caso de delito de receptación, penado por el Código Penal con hasta dos años de prisión.

martes, 16 de junio de 2015

Madrid se ha transformado en capital mundial del ciclismo urbano

Imaginando el futuro en clave bici


Publicado por César Martín (Ciclista urbano y socio fundador de Rider State)

(Lo que a continuación van a leer es fruto de la imaginación de un ciclista urbano. Cualquier relación con la realidad es pura coincidencia).

Son las 7:35 de la mañana y tras un abundante desayuno compuesto de café, leche con cereales y galletas, llega el momento de salir. Tras bajar los 36 escalones que me separan de la calle y abrir la interminable puerta de hierro y enormes cristales de mi portal, dejo que el aire frío de la mañana me ponga en marcha. 

Por delante esperan cerca de 10 kilómetros para llegar a la oficina y un nuevo viaje para descubrir la ciudad en la que vivo. Recojo la pernera derecha de mi pantalón, coloco el pie encima del pedal y me acomodo encima del sillín. Todo listo. Tras recorrer los 200 metros que separan mi casa del carril bici me preparo para sumarme a los decenas de ciclistas que en ese momento inundan la calle.

jueves, 11 de junio de 2015

Cuenca... Misión ¿Imposible?

Escrito por Natalia Bermejo



En cuanto salió la publicación del reto de esta semana y leí la introducción, se me pusieron los pelos de punta y me pude hacer una idea de cómo iba a ser la ruta. ¿Hacer Madrid-Cuenca en bici?, ¿Yo? Imposible. Ni fue una decisión difícil de tomar ni lo tuve que meditar mucho tiempo, enseguida dije que a esta ruta yo NO iba. Lo tenía más claro que el agua. Y a pesar de que el martes, tanto Antonio como Agus, me intentaran convencer, mi respuesta fue clara y directa: “No creo que vaya a la ruta, por muchas razones. Porque el viernes trabajaba todo el día, porque iba a estar muy cansada y con sueño, porque tendría que estar toda la noche pedaleando, porque nunca había hecho más de 100 kilómetros, porque les iba a retrasar todo el tiempo, porque además sólo había una escapatoria, porque...”  Lo primero que pensé fue que estaban locos. En primer lugar, por querer hacer esa ruta de infarto pero, más locos aún, por querer que fuera yo con ellos. ¿Qué necesidad tenían de querer llevar un lastre al que tuvieran que estar esperando todo el camino? Esa pregunta que se me vino a la mente fue lo que realmente me hizo reflexionar y empezar a planteármelo.

Cuenca... Misión ¿imposible?
Ellos desde un principio confiaron en mí y me dijeron que yo podía llegar hasta Cuenca. Quizá no era más que la imaginación haciéndome cosquillas, pero, por una milésima de segundo, me pareció que Cuenca concentraba su mirada en mí. Pasaban los días, y durante mi tiempo de reflexión acerca de si ir o no a la ruta, volvió a llamar a la puerta de mi conciencia la pregunta que tamborileaba en mi cabeza desde hace un par de días atrás ¿Me embarco en esta aventura? Era una lucha interna entre querer y poder. Poder sabía que no iba a poder, porque físicamente no estaba preparada para afrontar una ruta de estas características (nocturnidad, duración, kilómetros…) pero por otro lado quería. Por dentro me moría de ganas por ir, así que acepté. Aun sabiendo que era una locura. Por qué, por qué, por qué. ¿Por qué había aceptado aquello?, ¿Por qué iba a embarcarme en esa aventura?, ¿Por qué? Seguía sin respuesta. O, al menos, sin una respuesta definida. Tal vez accedí por las molestias que se tomaron conmigo (el detalle de escribirme para que fuera, las facilidades que me brindaron como prestarme un foco o atrasar la hora de salida para que me diera tiempo a llegar al salir del trabajo). O tal vez porque creía que me tenía que dar una oportunidad a mí misma. Lo cierto era que había dicho sí, adelante; con plena conciencia y prometiéndome abordar aquella aventura con determinación y sin dudas, sin recelos, ni inseguridades. ¿Tenía miedo? Sí, todo el miedo del universo aferrado a la boca del estómago. Pero a raya. Domesticado. A mis órdenes.

martes, 9 de junio de 2015

Recordando mis inicios... por K-li

Es buen momento para recordar mis comienzos sobre las dos ruedas, en Madrid


Recordando mis inicios... por K-liHe practicado deportes desde muy temprana edad; natación, taekwondo, surf, atletismo, escalada, entre otros. Con espacios entre ellos a lo largo de mi vida. Fue en el 2008 cuando luego de 5 meses de inactividad deportiva y de llegar a España, que una amiga de curro me ofreció gustosa su bicicleta; encantada me propuse conocer Madrid sobre dos ruedas. Me conquistó la ciudad vista sobre una bici; sin saber que años después, me conquistarían sus alrededores.

Poco a poco me fui enterando del recorrido del Anillo Ciclista; de manos del grupo de la Comunidad del Anillo Verde. Grupo majo, pero de escasos recorridos como para conocer el resto de paisajes que encierran la comunidad de Madrid. Poco a poco fui experimentando salidas con otros grupos, gracias al aumento de tiendas y grupos ciclistas; Más que Parches, Biciados, entre otros. En muchos me di cuenta de la gran inexperiencia que tenía con respecto a este mundo ciclista, de la falta de colaboración y compañerismo entre los asistentes a paseos y rutas; sino vas con los duros, mejor no vengas.

En el 2011 conocí el blog de enbicipormadrid, las fotos, las rutas, me enamoraban y ansiaba conocer esos parajes que tan alegremente recorrían muchos. Todas las semanas visitaba el blog y me empeñaba en mejorar condición física para probar los kilómetros que publicaban en él.

Cuando completé el anillo ciclista me decidí a probar con ellos, pensé: "si me hago 64 km ya estoy lista para hacer uno de 24 km" ¡¡¡ja ja!!! tonta de mi que nunca había rodado fuera del asfalto y desconocía la palabra "trialera". Fue en la ruta al Pardo cuando estreché la mano de Antonio por primera vez y fue esa ruta la que marcaría mi despegue hacia nuevos caminos. Recuerdo que en el tren a Pitis coincidí con un chico majo e intercambiamos impresiones sobre la ruta; resultó ser mi estimado Alonso. En la ruta pensé que moriría; bajadas de vértigo, subidas impresionantes, toboganes que ni sabía como afrontar. Habíamos recorrido unos 10 km y sentía que eran 60 km, con la arenilla del Pardo, no se juega. Segura me sentí siempre, un chico muy agradable se mantenía acompañando al último, es decir, yo. Antonio se percataba de mi sufrimiento y me animaba una y otra vez en cada parada, entre varios intentaban enseñarme sobre la marcha, como se pasan los toboganes; pero mis vértigos no me dejaban. La ruta para mi finalizó por una avería gorda en la patilla del cambio trasero; Antonio y el chico que me acompañaba como cierre, se esforzaron en intentar reparar, pero no se pudo. Llamada de emergencia para que me buscaran en coche y correspondiente despedida. Al taller y a seguir mejorando mi condición física; estaba muerta con tan solo 14 km.

Continúo repasando mis recuerdos... debo verificar que están intactos luego del porrazo que me dio la Morcuera jejeje.

lunes, 8 de junio de 2015

La seguridad subjetiva es importante para todos

Sara Dorman en deceasedcanine.blogspot.com.es
Enviado y traducido por Anónimo Anónimez

Hay una gran chanza con las divisiones y separaciones en los grupos ciclistas, pero una de las alegrías de colaborar en "En bici al parlamento" ha sido nuestra negativa a reconocer esas divisiones. "Somos todos", hemos dicho ciclistas y no ciclistas. Y así nuestras protestas lo han probado, con la participación de todo tipo de gente en bici y a pie.

La seguridad subjetiva es importante para todos
Pero me estoy dando cada vez más cuenta de la división que amenaza con rasgar todas nuestras desenfadadas reivindicaciones y e imponerse sobre ellas. Estaba posponiendo escribir sobre ello por que sé que generará tensiones entre gente cuya energía, compromiso y pura brillantez admiro rendidamente.

martes, 31 de marzo de 2015

Bici y metro: ¿Intermodalidad sostenible?

Escrito por @deteibols.

A partir del próximo día 1 de abril los ciclistas urbanos podremos acceder con nuestras bicicletas, enteritas y sin plegar, a los diferentes “metros” de Madrid para ir al trabajo. La ampliación de horarios, seis horas y media más en día laborable, todo un hito, se hará efectiva en un horario denominado “no punta” pero que, de hecho, tiene tramos en los que se puede hacer uso de la bicicleta como un medio de transporte más, no de ocio.

texto alternativo

Esta circunstancia, única en la ominosa historia de la bicicleta urbana en Madrid, la introduce de pleno y al sprint (Plan Azul + Elecciones) en el maravilloso e inexplorado mundo de la intermodalidad, resbaladizo palabro que define la posibilidad de conectar diferentes medios de transporte ensolución de continuidad. Pero: ¿Está preparado Metro, los usuarios y los propios ciclistas para merecer tan esperado honor? ¿Puede resultar peligrosa esta sobredosis de intermodalidad para la sostenibilidad de la bicicleta como medio de transporte urbano?

A unos días de la eclosión, analizamos las claves.

viernes, 27 de febrero de 2015

¿Tienen intereses comunes los taxistas y los ciclistas?

Publicado por Daniel LaParra en Diario de un Bicioso.


Duetos: Taxistas y ciclistas


La necesidad de supervivencia económica marca al sector del taxi. La industria musical también atraviesa horas bajas y entre sus estrategias comerciales ha apostado por los duetos. Las ventajas son evidentes: consiguen atraer el público de un cantante al público de otro cantante y contienen un componente innovador relevante (que hace que una vieja canción aparezca como nueva).

Resumiendo, las claves para el éxito económico: nuevos clientes y nuevo producto.

texto alternativo
... por ejemplo


Un dueto bici/taxi parece casi un imposible ya que en la óptica tradicional de la relación entre taxistas y ciclistas suele primar el enfoque del conflicto.

Para el taxi, las bicicletas restan espacio (con sus carriles bicis, aparcabicis, etcétera), reducen la velocidad del servicio (porque los ciclistas son lentos), aumentan los riesgos (porque van como locos) y son parte de la competencia (porque sus precios son imbatibles). Creo que resumo los principales argumentos.

lunes, 23 de febrero de 2015

Un taxista explica el problema que le suponen las bicis en el carril-bus

A raíz de una discusión con un taxista por twitter que mantuvimos sobre el conflicto con las bicis en el caso concreto del carril-bus, acabó la conversación con un twit misterioso que decía "cuando sepas las normas del gremio lo entenderás".

Pensando que quizá parte de este conflicto era algo que desconocíamos, quisimos ponernos en contacto con él por correo para que nos explicara más cosas y ¡oh, sorpresa!, nos contestó a todas nuestras dudas. Por su interés para la buena convivencia entre taxis y bicis, reproducimos la correspondencia que mantuvimos.

Un taxista explica el problema que le suponen las bicis en el carril-bus


martes, 13 de enero de 2015

Con la Bromptom en el polideportivo Municipal de Arganzuela

Una bici plegable, plegada, no es una bici.

Es un bulto de mano


Mientras determinadas personas con responsabilidad sobre accesos no sean capaces de entender que una bici plegable, plegada, es un bulto de mano, dependeremos de cómo hayan desayunado o las luces que tengan esas personas para poder entrar en determinados sitios (autobuses, trenes, sitios públicos), con un paquete que, una vez desplegado, se convierte en una bici.
Desde enbicipormadrid hemos asistido a varios episodios kafkianos relatados por vosotros, nuestros lectores.
Arbitrariedad, prepotencia con gorra de plato e incapacidad para el razonamiento lógico son más normales de lo que debieran, confirmándose así la teoría de Carlo Mario Cipolla.
En esta ocasión, A. nos relata sus experiencias en el polideportivo municipal de Arganzuela.
(ebpm)




Me llamo A.
Hace unos 14 años que utilizo la bicicleta para todos mis los desplazamientos urbanos, vengo haciendo unos 3.500 a 4000 km. al año. Desde hace 4 años utilizo un bicicleta plegable de la marca Brompton y la decisión de cambiarme a una plegable fue la inseguridad e incertidumbre que me creaba dejar la bicicleta atada cualquier poste de la ciudad  por lo que habitualmente, cuando tengo que entrar en un espacio cerrado, pliego la bici, la cojo a pulso y entro. La verdad es que en 4 años nunca he tenido ningún problema en introducirla en cualquier lugar. 

martes, 6 de enero de 2015

Mortadelo y Filemón en mi bici

Nueva imagen de cómic para una flaca urbanizada

Texto, fotos, bici y todo el trabajo, de Enrique.



Esta bici de carretera la compré en el 97.
No era una gran bici pero me encantó la estética, tenía unos componentes más que aceptables y las 70.000 pts de su precio se ajustaban a mi presupuesto. Por molestias con la espalda dejé la de carretera aparcada del todo y me fui decantando por la MTB, sobre todo con la aparición de las amortiguaciones y ya con la doble amortiguación ni te cuento.

lunes, 29 de diciembre de 2014

Medida del Estado de Forma con Pulsómetro y Efecto del Entrenamiento

Joaquín Cosmen Schortmann
Ciclista aficionado e Ingeniero
E-mail: jcosmen@gmv.es



Introducción

El presente artículo sugiere un método de medir el estado de forma basado en valores objetivos obtenidos con un pulsómetro y analiza el efecto del entrenamiento en la mejora de dicho estado de forma.

Ritmo Cardíaco y Potencia

En régimen aeróbico la potencia que el cuerpo puede producir parece lógicamente proporcional a la cantidad de oxígeno consumido y por tanto a la capacidad del organismo de transportarlo a los músculos. Es decir, al ritmo cardíaco.

sábado, 6 de diciembre de 2014

Bici Noobs 2 - Ciclistas cometiendo errores por Madrid

Lupicinio C. presenta este nuevo episodio con temerarios cambios de carril, cierres de paso a taxistas, sorteo de coches parados y otras lindezas.

No intenten imitarles.



sábado, 29 de noviembre de 2014

Peripecias de un loco en bici por Madrid

Os envío un relato de mis peripecias yendo en bici el otro día por Madrid, que demuestran lo difícil que resulta a veces hacerlo, dada la supremacía del automóvil, por si os parece de interés publicarlo.

Atentatmente

Jorge

Peripecias de un loco en bici por Madrid


El pasado viernes 21 de noviembre de 17h a 20h fui en bici (mi veterana híbrida Grisley Beartrack con alforjas) desde Alcobendas hasta Madrid (c/José Abascal) y vuelta, para realizar unas gestiones. No es la primera vez que circulo en bici por Madrid, de hecho suelo hacerlo una vez al mes y lo llevo haciendo desde hace 20 años, aunque cada vez más, pero quisiera contar algunas de las aventuras que me ocurrieron, muy cotidianas para los que usáis la bici a diario, y que demuestran lo lejos que está aún la normalización de la bici en esta ciudad, en gran parte por la falta de educación y respeto, pese a los notable avances que se han producido.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Con 55 años ir en bici a trabajar resulta más retador que con 20


Con 55 años ir en bici a trabajar resulta más retador que con 20Hace ocho años, cuando volví a vivir en Madrid hubiera sido incapaz de imaginarme yendo en bici a trabajar.

Mis desventajas: Nunca había montado mucho, por lo que no llegué a tener nunca mucha soltura, además con 55 años resulta más retador que con 20 o 30. La ventaja: que en los últimos tres años me he movido con scooter, por lo que me he acostumbrado a moverme entre coches, lo cual en su momento también fue otro reto.

La experiencia de la ruta i/v Antón Martín-Cuatro Caminos hecha el pasado martes con Villarramblas fue estupenda: además de ideas para mejorar el camino que yo había pensado hacer con variantes que no se me hubieran ocurrido, e irme explicando que situaciones resultan más favorables en cada tipo de calle, se agradecen otras enseñanzas, como lo de poner un mosquetón desde el sillín para acabar de sujetar la mochila al soporte y así no tener que llevarla a la espalda y muchas cosas más que no detallo para no alargarme demasiado. Muy recomendable.


lunes, 13 de octubre de 2014

Alberto y Lucy berraqueando por Sudamérica

En bici por otro Madrid (y mucho más allá)

Alberto, científico madrileño y Lucy, socióloga de Filadelfia.
Machacas on wheels



Nuestro periplo en bicicleta por Sudamérica (desde Bogotá hasta Ushuaia) empezó en Enero del 2014.

Nos habíamos conocido prácticamente al aterrizar en Londres en el 2008, lugar al que llegamos para prolongar nuestros estudios.
Por aquel entonces, Lucy apenas se mantenía estable en dos ruedas, pero con mucha paciencia logramos que, poco a poco, la bici pasara a formar parte de su vida.
Inicialmente 10 km eran un auténtico logro, después llegaron las salidas de más de 100 km en su pesada bici de paseo, y posteriormente las ultradistancias de salidas audax (o breveteras, como se llaman en España).
Tras varios años haciendo cicloturismo, carretera y mountain bike por el continente Europeo, decidimos hacer aquello que más nos gustaba: montar en bici y viajar.
Nos apeteció descubrir algo nuevo: una vida sencilla, con pocas posesiones, en las bicis, contactando con gente y lugares desconocidos hasta entonces.

martes, 7 de octubre de 2014

Parque de Atracciones y bicicletas

Hola.

Me he animado a escribiros por si queréis dar publicidad a mi experiencia de ayer y por si la misma sirve de algo a alguien.

Ayer domingo 5/10/14 tenía previsto acercarme a la Fiesta de la Bicicleta con toda mi familia (padre, madre y tres hijos de 8, 6 y 2 años)

Al final nos levantamos tarde y decidimos acercarnos al Parque de Atracciones aprovechando que tenemos un "bonoparques".

Parque de Atracciones y bicicletas

Ya sabíamos que no se pueden aparcar las bicicletas dentro del recinto aunque hay sitio de sobra y no se causaría ninguna molestia al resto de usuarios.

Mi mujer comentó que le daba miedo dejar las bicicletas aparcadas fuera, pero logré convencerla de que con los dos candados en "U" sería muy difícil que alguien se las llevara.

Artículos relacionados: