Mostrando entradas con la etiqueta Nuestros lectores. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nuestros lectores. Mostrar todas las entradas

miércoles, 19 de abril de 2017

Aparcabicis cerca de la puerta de los supermercados

Artículo escrito por Juan Ochoa

En el ya lejano año 2009, el entonces alcalde de Madrid Alberto Ruiz Gallardón, quiso potenciar de un día para otro la infraestructura de la cual carecía Madrid en lo que respecta a aparcabicis, con lo que se instalaron la gran mayoría de los que hay actualmente en los 21 distritos.



Por desgracia, la crisis llegó y las siguientes ampliaciones para poner más se fueron al traste.

Hablando de los que sí se instalaron, el criterio utilizado para colocar aparcabicis en una ubicación son sitios que se les conoce como 'generadores de viajes' que pueden ser colegios, bibliotecas, polideportivos, centros culturales, etc.

viernes, 7 de abril de 2017

Cómo recuperar usuarios de BiciMAD

Artículo escrito por Juan Ochoa



Desde que el Ayuntamiento de Madrid municipalizó (que no remunicipalizó como decían algunos) Bicimad en octubre de 2016, el servicio de bici pública de nuestra ciudad ha sufrido una pérdida de usuarios y usos diarios aunque, poco a poco y según constatan los datos públicos del Ayuntamiento, se están volviendo a recuperar el número de usuarios y usos.

miércoles, 5 de abril de 2017

¿Son los carriles-bici de Ahora Madrid la panacea?

Artículo escrito por @sbrabezo
Sergio Brabezo es concejal de Ciudadanos responsable de Movilidad y Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Madrid.



El debate ha llegado a la calle. Voy a sumar mi opinión a la discusión sobre los carrilesbici en Madrid. Adelanto mi experiencia personal, como motorista y ciclista ocasional urbano en Madrid y Barcelona.

Pienso que imponer a “diestro y siniestro”carriles segregados para la bicicleta genera más problemas que soluciones de movilidad. No hay un pensamiento único respecto a los carriles bici y denunciaré políticamente quien que quiera imponer una única idea.

Partimos de un axioma que lamentablemente es compartido por muchos ciudadanos: “Madrid no está hecha para la bicicleta”. ¿Es esto cierto? No, no lo es si atendemos aun dato muy revelador. El 67 % de las calles madrileñas son de baja intensidad y pueden ser compartidos con la bicicleta sin ningún problema. Por tanto, concluimos que a día de hoy, puede circularse en bicicleta por muchas calles de Madrid sin esperar a que Carmena nos haga un carril bici. La prueba es que la entrada en funcionamiento de BiciMAD, hace menos de tres años, animó a miles de madrileños a estrenarse en bicicleta por Madrid.

viernes, 24 de marzo de 2017

La Comisión Bicis del CEIP del Amador de los Ríos apoya el manifiesto promovido por Bicilineal



La Comisión Bicis del CEIP del Amador de los Ríos lo formamos un grupo de madres y padres del colegio. Nuestro objetivo fundamental está en incrementar el uso de la bicicleta, por parte de alumnos del colegio de primaria y del resto de vecinos del distrito frente al uso intensivo e ineficiente del coche. Somos ciclistas que habitualmente nos desplazamos en bici por la ciudad de Madrid. Gracias a nuestra experiencia personal y al apoyo del programa europeo Stars, en el caso concreto del colegio, participamos en numerosas propuestas de movilidad en el centro escolar y con otras asociaciones. Tratamos de inculcar conductas de seguridad en las vías y soltura en la calzada o por una vía ciclista. No creemos que la ciudad sea peligrosa para ir en bici, siempre que se haga de forma prudente.

jueves, 9 de febrero de 2017

La intermodalidad coche+bici gracias a la bicicleta plegable

Hace días publicamos que Tú también puedes escribir en el blog. Nos llega este artículo al correo escrito por El Maquinista en elcorreodepozuelo.com ... ¡Gracias!

Admitámoslo, aunque algunos no lo quieran ver: La bicicleta es el medio de transporte más eficiente para trayectos cortos.



En términos económicos, la bicicleta es hasta 25 veces más eficiente en transformar la energía en movimiento que el coche y hasta 10 veces más que el transporte público, con lo que puede ser una buena idea para ahorrar dinero, por ejemplo, para ir cada día al trabajo.

Sin embargo, a pesar de que su uso para trayectos urbanos o para ir a trabajar ha crecido varios puntos porcentuales en estos últimos años a nivel nacional, su uso sigue siendo muy bajo en nuestro país, sobre todo, comparado con el uso del coche.

Los estudios indican que utilizar la bici para trayectos de menos de 6 km puede ser la opción más eficiente, aunque desde mi punto de vista, no creo que todo el mundo esté capacitado tanto mental como físicamente para hacer ese trayecto tanto de ida como de vuelta todos los días. Aunque es verdad que es cuestión de cada uno, y en el fondo, todo es ponerse.

Entiendo que mucha gente no coja el transporte público o la bicicleta por la mala conexión que pueda haber desde su vivienda hasta su trabajo, y prefiera la comodidad y rapidez del coche aunque mantenerlo pueda suponer entre 3000 y 3500€ al año contando con los gastos fijos y variables como seguro, impuestos de circulación, mantenimiento, revisiones y combustible. Sobre todo si lo comparamos con los 637€ del abono anual B1 (o 63,70€ abono mensual) que utilizamos los pozueleros para ir a trabajar o por temas de ocio a Madrid, o los irrisorios 20€ de gasto anual que podemos tener con el mantenimiento de una bicicleta.

Sim embargo, aunque haya expuesto estos costes, mi idea para hoy es bien diferente: Hablar de la intermodalidad coche+bici.

Mantener un coche, como ya he dicho, es un lujo. A pesar de su coste, mucha gente no se va a plantear nunca utilizar el transporte público porque no le gusta nada pero se puede llegar a plantear usar la bicicleta en parte del trayecto al trabajo.

¿A qué me refiero con esto? Hacer la última milla o los últimos kilómetros en bicicleta antes de llegar al trabajo llevando en el coche una bicicleta plegable.

Una bicicleta plegable tiene múltiples ventajas frente a una convencional: Se puede plegar y llevar sin problemas al ocupar poco espacio en el maletero o en la parte trasera del coche, se puede meter tanto en el Metro, Cercanías o autobuses de la EMT (en nuestros interurbanos de momento no se puede) sin restricciones horarias, y lo mejor de todo, que la puedes subir a la oficina despreocupándote de tener que dejarla en la calle.

¿Creéis que sería buena solución aparcar 3 km antes de vuestro puesto de trabajo y hacer ese rápido trayecto en apenas 10-15 minutos?

Por supuesto, implantar esta idea depende de las circunstancias de cada uno, de la orografía y de la zona donde se trabaje. Como todo, es cuestión de estudiarlo, sobre todo porque hay bicis plegables muy buenas en el mercado por 200-250€.

Llegaréis más enérgicos al trabajo y mejorará vuestra productividad, ahorraréis dinero, mejoraréis vuestra salud y vuestro estado físico tanto a corto como a largo plazo.

Espero que el Ayuntamiento de de Pozuelo, al menos, tomen nota. Ese es el camino Tejero-Oria, aunque seáis forasteros.

miércoles, 5 de octubre de 2016

El proyecto Bicisalud para niños con sobrepeso necesita bicis y gente

BicisaludQueridos compañeros:

Llevamos ya un año de desarrollo del proyecto becado por Ampap que llamamos Bicisalud. Hemos preparado una memoria del estado de las cosas (a disposición de quien me la pida) y estamos muy satisfechos con el resultado de esta primera ronda que han completado 20 escolares con sobrepeso/obesidad.

Para que la cosa tenga valor estadístico necesitamos otra cohorte semejante con la que reunir una muestra de efectivo suficiente para poder realizar inferencias a la población general (y cumplir nuestro compromiso al recibir la beca de publicar el trabajo de investigación).

La próxima primavera rodaremos con la 2ª cohorte por los caminos campestres que circundan Colmenar Viejo. En los enlaces bajo la firma podéis ver muchos videos y fotos de las actividades.

Pero os pedimos un esfuerzo más (además de aguantar este rollete): 


Necesitamos ampliar nuestro capital material y humano con:
  • Material: 2-3 bicicletas tamaño cadete (10-12años) usadas pero usables y con cambios: PERDEMOS ALGUNOS CANDIDATOS POR LA CARENCIA DE UNA SIMPLE BICI Quizá alguien tenga algún vástago recién estirado con una bici sobrante que no sepa qué hacer con ella... La recogeríamos en cualquier lugar de la CAM y cercanías 
  • Humano: 1 Residente o similar con el siguiente perfil: Vivir cerca de Colmenar Viejo. Biciclista (imprescindible) . Interés por la participar como coautor(a) en publicación científica original bilingüe. Habilidades en redes sociales informáticas. Nula remuneración económica pero gratificación continua del ánimo. Buscaríamos facilidades de la Fundación de investigación en AP. Durante otoño-invierno recibiría toda la formación necesaria para ser miembro del staff de Bicisalud e incluso coordinar fases importantes del desarrollo de la 2ª ronda en la próxima primavera. 
Podéis escribirme a Enrique Salinas:

kiksa...@gmail.com

https:/www.facebook.com/Bicisalud-1001036449937442/ 
https://twitter.com/bicisaludcolmen

jueves, 11 de agosto de 2016

La avenida de la Albufera con carril bus hace más difícil el tránsito de bicis

Escrito por Maika el 11 de agosto

Os escribo para comunicaros que la Avda. de la Albufera, ahora que están las obras del metro y han cambiado toda su estructura.. está horrible!!

La avenida de la Albufera con carril bus hace más difícil el tránsito de bicis
Vivo en una calle esquina a esta avenida, por lo que no tengo más remedio que subir y bajar por ella.

Me parece fatal lo que han hecho para las bicis, porque al dejar unicamente un carril para el bus, el resto lo tenemos que compartir taxis, furgonetas, coches, motos y bicis.. adelantan les da igual por la derecha que por la izquierda. Les da igual meterse en sentido contrario para adelantar como en el carril bus.

Me da que ya lo van a dejar así de por vida, no creo que cuando terminen las obras del metro lo vuelvan a dejar como antes.. y en agosto por una cosa pero el resto del año, con todo el tráfico que soporta.. ya veremos.

Yo siempre voy por el carril correspondiente, pero de verdad, que me entran unas ganas enormes de coger el carril bus, pero no por no entorpecer la circulación, es para no ver tanta barbaridad como veo a diario.. ¿qué pensáis que es mejor? seguir cogiendo el carril compartido o el bus? porque no sé cuál será más seguro, la verdad..

Los coches te pitan, dicen cosas (lo cual ni los escucho, claro..)... y precisamente no soy de las que van despacio, que estoy acostumbrada y voy rapidita, pero claro, no tengo motor.. ni lo quiero..

De bajada al fin y al cabo se va más rápida, pero de subida no tanto.

La avenida de la Albufera con carril bus hace más difícil el tránsito de bicis
Y las calles tranquilas no me dan opción tampoco, porque están atascadas aunque voy por algún que otro tramo para quitarme de sustos. Pero lo veo bastante complicado.

No es mucho el tramo que cojo, pero hay que respirar hondo una vez que llegas al puente de vallecas.. lo reconozco..

Gracias por vuestra ayuda.

¿Cómo sortear en bici el cierre de la línea 1?

viernes, 29 de julio de 2016

Carta al OMUS

UNAS REFLEXIONES SOBRE EL MODELO MADRID

Por Carlos de Ciudad Ciclista

En Madrid la masa crítica ya existe y crece día a día, y la prueba es la naturalidad impensable en otras ciudades con que el tráfico nos ha aceptado. Algunos insisten en que también crece por donde no debe: la acera. Es cierto, ese crecimiento es perjudicial, más si se trata de bicicletas con asistencia eléctrica. A mi juicio el anuncio de que se va a gastar un porrón de euros en hacer carriles bici refuerza a los que lo hacen siendo enormemente contraproducente. El lugar de la bicicleta es la calzada y basta visitar cualquier ciudad con carril bici para darse cuenta de que Madrid esta mas cerca del objetivo que aquellas. Además la bicicleta en Madrid es MAS SEGURA.

Los carriles bici no sólo generan riesgo y dependencia si no que además transmite el mensaje de que el lugar de la bicicleta es fuera del tráfico. Sevilla o Barcelona tienen un porcentaje mucho mayor de bicicletas en las aceras que Madrid, y el conflicto con los peatones está a unos niveles que aquí hace tiempo que habrían provocado un nuevo motín de Esquilache.

jueves, 14 de abril de 2016

La Ciudad 30 y sus vehículos

Escrito por Iñaki Díaz de Etura

La reivindicación de la Ciudad 30 es legítima y necesaria pero está coja. Es inviable mientras haya coches. Sí, volvemos siempre al punto de partida: sobran los coches en la ciudad. No, no sobran algunos coches; sobran todos. Y, no, no es una fijación dogmática: es porque los coches son incompatibles con la ciudad a la que aspiramos.

La Ciudad 30 y sus vehículos
Un coche está diseñado para recorrer largas distancias a altas velocidades: docenas o cientos de kilómetros a un ritmo de casi 3 dígitos. Eso lo hace bien. Arrastra muchas externalidades negativas, sí, ya sabemos, pero, funcionalmente hablando, es una tarea que hace bien. Es normal: los coches actuales están diseñados para eso. Habitualmente habréis oído que los/as automovilistas se quejan de que no pueden ir a 30, que es demasiado lento, que el coche no va bien, que no saben qué marcha usar, que en segunda va muy revolucionado y en tercera se ahoga… tienen razón.

martes, 12 de enero de 2016

Oso vs. Bär: Madrid y Berlín como ciudades ciclistas

Escrito por La Pájara

Hace ya un año estuve visitando a una amiga en Berlín. Al volver escribí unas notas que creo que pueden resultar interesantes. Ahí van:

texto alternativo

Era la primera vez que viajaba a Alemania y tenía muchas ganas de conocer esa ciudad. Me gustó mucho y los cuatro días que estuve se me hicieron muy cortos... Pero esto no es el relato de un viaje. Es una reflexión sobre temas relacionados con la movilidad ciclista, a los que los asiduos a este blog les damos muchas vueltas, a veces sin ponernos de acuerdo.

En Berlín vi por primera vez una ciudad en la que los ciclistas no son bichos raros. Hay ciclistas en casi todas las calles, a todas horas. Bicis aparcadas por todas partes. Y una infraestructura viaria pensada para la bici que se extiende por toda la ciudad. Además es plana de verdad, las únicas cuestas que te puedes encontrar son las artificiales de los puentes y así. Me hizo un tiempo espléndido, en pleno marzo, pero está claro que allí la gente no se arredra si tiene que pedalear bajo la lluvia o con frío intenso. Nunca había visto nada parecido. Pero bueno, viajo bastante poco, así que tampoco quiero que parezca que me considero un experto por pasar un fin de semana largo en Alemania.

En Madrid no se ven tantos ciclistas, ni se ven en todos los barrios. La infraestructura específicamente ciclista es en general escasa, fragmentaria y no está pensada para desplazarse (en Berlín los carriles bici llegan hasta el aeropuerto). Madrid, a pesar de estar en pleno centro de la Meseta, no es precisamente plana. En cuanto al clima sí que lo tenemos más fácil, eso seguro, aunque no parece que la gente se anime más por ello. Y sin embargo...

lunes, 28 de diciembre de 2015

Propuesta de conexión ciclista del Barrio del Pilar con el Centro y con el Anillo Verde

Desde el blog "Por un barrio del Pilar salubre" nos llega esta currada propuesta de itinerario ciclista. Nos piden críticas y contrapropuestas para lograr mejorarlo en todo lo posible. Con este espíritu constructivo, creemos que lo mejor es que sean las 2000 cabezas que nos leen habitualmente las que aporten ideas.
texto alternativo

Antecedentes

Esta propuesta se desarrolla en el contexto de un Madrid que parece que se embarca definitivamente en apostar por la bicicleta como medio de transporte. Escribimos este artículo después de leer este otro, como propuesta, desde la humildad y el desconocimiento (carecemos de conocimientos específicos en movilidad y planificación urbanística, tan solo nos mueve a escribir esto nuestro diario circular sobre dos ruedas).

Por otra parte, justo ayer [por el día 24 de diciembre] por twitter y en enbicipormadrid, se daba a conocer que el año que viene se empleará parte del remanente del presupuesto municipal en construir infraestructuras ciclistas.


La Propuesta 

martes, 27 de octubre de 2015

Canción del cicloturista, por Fernando Santos

Este verano, mientras disfrutaba del paisaje a punto de coronar la Bola del Mundo, se me vinieron a la cabeza unos versos (modificados) de la Canción del pirata de Espronceda: "Segovia a un lado, al otro Madrid, y allá a mi frente, un cielo azul". En cierto modo, y cambiando su barco por mi bici, ahí arriba me sentía como el pirata del poema, que se escapa de la vida mundana y goza de la libertad que le da el viaje.

Salvando las distancias, creo que los ciclistas comparten algunos de los ideales del Romanticismo, como las ganas de aventuras o ese amor pasional por la bicicleta y su deporte, a veces incomprendido. Aquéllos que son más fuertes (de piernas o de cabeza) nada tienen que envidiar a los héroes románticos: son atrevidos, enérgicos y, en algunos casos, puede que tengan un puntito rebelde y altivo. Si bien el ciclista no es un alma atormentada e insatisfecha que rechaza la sociedad, ¿acaso no desea evadirse de su día a día cuando coge la bici? ¿No aprecia el contacto con la naturaleza en las rutas? Por no hablar de la dimensión reivindicativa del ciclismo urbano, que desafía el orden establecido en el que ciudades y carreteras parecen sólo para automóviles.

Canción del cicloturista
Esta reflexión me llevó a adaptar la Canción del pirata al mundillo del aficionado cicloturista. Además de respetar la métrica, he procurado que haya versos que conserven la rima y he mantenido alguno tal cual, de forma que el poema original sea reconocible en la versión ciclista.

¡Espero que os sintáis identificados y os arranque una sonrisa!

martes, 8 de septiembre de 2015

La bici en Oxford

Escrito por Anónimez

No se sabe bien cuándo, pero alrededor del año 1000, en un valle con varios ríos había un paso por donde cruzaban los bueyes. Allí se estableció una oleada de gente que venía huyendo de muchas cosas -presión demográfica, guerras- y que, en su lengua, dió nombre al sito, el vado de los bueyes: oxen(a) ford(a), muy parecido a Ochsen-furt, otra ciudad cuyo nombre significa lo mismo en Alemania.

En los siguientes 1000 años pasaron muchas cosas: se fundaron monasterios y grupos de estudio que dieron lugar a una universidad que se hizo famosa y que continuó y continúa rivalizando en autoridad con el ayuntamiento y que ante cualquier disputa saca una lista de premios Nobel para hacer presión. Hubo cambios de religión, masacres por ellas, "oscuras fábricas de Satán" de todos los tipos, explotación laboral digna de Dickens y ostentación inimaginable de riqueza mediante edificios que son difíciles de describir con palabras y cuyas torres dan el sobrenombre moderno a la ciudad: la ciudad de las agujas que sueñan. Alguna gente escribió libros de ficción destacables y otros descubrieron cosas.

Nada de eso cabe en un párrafo al igual que no cabe la vida, deseos y esperanzas de toda la gente que la habitó durante tanto tiempo; por eso mismo no lo intentaré, aunque diré una cosa más: bajo el plomo de las agujas se estableció una fábrica de bicis que cometió el error de empezar a fabricar coches. Como era de esperar creció, se estableció en un pueblo próximo y cerró. Se llamó Morris.

Tras estos mil años está la ciudad que podemos ver actualmente, el Oxford del año 2015.

texto alternativo

lunes, 29 de junio de 2015

¿Por qué exigir un contrato de compraventa al comprar una bicicleta de segunda mano?

Publicado en el blog oficial de Selltag


El mercado de segunda mano de bicicletas robadas, muy a nuestro pesar, es una realidad. Son muchas las bicis que se roban al día en España, y muchas las que se acaban poniendo en venta.

Pero una cosa que mucha gente no sabe, o no quiere saber, es que comprar una bicicleta robada, a sabiendas, es delito. Exactamente, estaríamos ante un caso de delito de receptación, penado por el Código Penal con hasta dos años de prisión.

martes, 16 de junio de 2015

Madrid se ha transformado en capital mundial del ciclismo urbano

Imaginando el futuro en clave bici


Publicado por César Martín (Ciclista urbano y socio fundador de Rider State)

(Lo que a continuación van a leer es fruto de la imaginación de un ciclista urbano. Cualquier relación con la realidad es pura coincidencia).

Son las 7:35 de la mañana y tras un abundante desayuno compuesto de café, leche con cereales y galletas, llega el momento de salir. Tras bajar los 36 escalones que me separan de la calle y abrir la interminable puerta de hierro y enormes cristales de mi portal, dejo que el aire frío de la mañana me ponga en marcha. 

Por delante esperan cerca de 10 kilómetros para llegar a la oficina y un nuevo viaje para descubrir la ciudad en la que vivo. Recojo la pernera derecha de mi pantalón, coloco el pie encima del pedal y me acomodo encima del sillín. Todo listo. Tras recorrer los 200 metros que separan mi casa del carril bici me preparo para sumarme a los decenas de ciclistas que en ese momento inundan la calle.

jueves, 11 de junio de 2015

Cuenca... Misión ¿Imposible?

Escrito por Natalia Bermejo



En cuanto salió la publicación del reto de esta semana y leí la introducción, se me pusieron los pelos de punta y me pude hacer una idea de cómo iba a ser la ruta. ¿Hacer Madrid-Cuenca en bici?, ¿Yo? Imposible. Ni fue una decisión difícil de tomar ni lo tuve que meditar mucho tiempo, enseguida dije que a esta ruta yo NO iba. Lo tenía más claro que el agua. Y a pesar de que el martes, tanto Antonio como Agus, me intentaran convencer, mi respuesta fue clara y directa: “No creo que vaya a la ruta, por muchas razones. Porque el viernes trabajaba todo el día, porque iba a estar muy cansada y con sueño, porque tendría que estar toda la noche pedaleando, porque nunca había hecho más de 100 kilómetros, porque les iba a retrasar todo el tiempo, porque además sólo había una escapatoria, porque...”  Lo primero que pensé fue que estaban locos. En primer lugar, por querer hacer esa ruta de infarto pero, más locos aún, por querer que fuera yo con ellos. ¿Qué necesidad tenían de querer llevar un lastre al que tuvieran que estar esperando todo el camino? Esa pregunta que se me vino a la mente fue lo que realmente me hizo reflexionar y empezar a planteármelo.

Cuenca... Misión ¿imposible?
Ellos desde un principio confiaron en mí y me dijeron que yo podía llegar hasta Cuenca. Quizá no era más que la imaginación haciéndome cosquillas, pero, por una milésima de segundo, me pareció que Cuenca concentraba su mirada en mí. Pasaban los días, y durante mi tiempo de reflexión acerca de si ir o no a la ruta, volvió a llamar a la puerta de mi conciencia la pregunta que tamborileaba en mi cabeza desde hace un par de días atrás ¿Me embarco en esta aventura? Era una lucha interna entre querer y poder. Poder sabía que no iba a poder, porque físicamente no estaba preparada para afrontar una ruta de estas características (nocturnidad, duración, kilómetros…) pero por otro lado quería. Por dentro me moría de ganas por ir, así que acepté. Aun sabiendo que era una locura. Por qué, por qué, por qué. ¿Por qué había aceptado aquello?, ¿Por qué iba a embarcarme en esa aventura?, ¿Por qué? Seguía sin respuesta. O, al menos, sin una respuesta definida. Tal vez accedí por las molestias que se tomaron conmigo (el detalle de escribirme para que fuera, las facilidades que me brindaron como prestarme un foco o atrasar la hora de salida para que me diera tiempo a llegar al salir del trabajo). O tal vez porque creía que me tenía que dar una oportunidad a mí misma. Lo cierto era que había dicho sí, adelante; con plena conciencia y prometiéndome abordar aquella aventura con determinación y sin dudas, sin recelos, ni inseguridades. ¿Tenía miedo? Sí, todo el miedo del universo aferrado a la boca del estómago. Pero a raya. Domesticado. A mis órdenes.

martes, 9 de junio de 2015

Recordando mis inicios... por K-li

Es buen momento para recordar mis comienzos sobre las dos ruedas, en Madrid


Recordando mis inicios... por K-liHe practicado deportes desde muy temprana edad; natación, taekwondo, surf, atletismo, escalada, entre otros. Con espacios entre ellos a lo largo de mi vida. Fue en el 2008 cuando luego de 5 meses de inactividad deportiva y de llegar a España, que una amiga de curro me ofreció gustosa su bicicleta; encantada me propuse conocer Madrid sobre dos ruedas. Me conquistó la ciudad vista sobre una bici; sin saber que años después, me conquistarían sus alrededores.

Poco a poco me fui enterando del recorrido del Anillo Ciclista; de manos del grupo de la Comunidad del Anillo Verde. Grupo majo, pero de escasos recorridos como para conocer el resto de paisajes que encierran la comunidad de Madrid. Poco a poco fui experimentando salidas con otros grupos, gracias al aumento de tiendas y grupos ciclistas; Más que Parches, Biciados, entre otros. En muchos me di cuenta de la gran inexperiencia que tenía con respecto a este mundo ciclista, de la falta de colaboración y compañerismo entre los asistentes a paseos y rutas; sino vas con los duros, mejor no vengas.

En el 2011 conocí el blog de enbicipormadrid, las fotos, las rutas, me enamoraban y ansiaba conocer esos parajes que tan alegremente recorrían muchos. Todas las semanas visitaba el blog y me empeñaba en mejorar condición física para probar los kilómetros que publicaban en él.

Cuando completé el anillo ciclista me decidí a probar con ellos, pensé: "si me hago 64 km ya estoy lista para hacer uno de 24 km" ¡¡¡ja ja!!! tonta de mi que nunca había rodado fuera del asfalto y desconocía la palabra "trialera". Fue en la ruta al Pardo cuando estreché la mano de Antonio por primera vez y fue esa ruta la que marcaría mi despegue hacia nuevos caminos. Recuerdo que en el tren a Pitis coincidí con un chico majo e intercambiamos impresiones sobre la ruta; resultó ser mi estimado Alonso. En la ruta pensé que moriría; bajadas de vértigo, subidas impresionantes, toboganes que ni sabía como afrontar. Habíamos recorrido unos 10 km y sentía que eran 60 km, con la arenilla del Pardo, no se juega. Segura me sentí siempre, un chico muy agradable se mantenía acompañando al último, es decir, yo. Antonio se percataba de mi sufrimiento y me animaba una y otra vez en cada parada, entre varios intentaban enseñarme sobre la marcha, como se pasan los toboganes; pero mis vértigos no me dejaban. La ruta para mi finalizó por una avería gorda en la patilla del cambio trasero; Antonio y el chico que me acompañaba como cierre, se esforzaron en intentar reparar, pero no se pudo. Llamada de emergencia para que me buscaran en coche y correspondiente despedida. Al taller y a seguir mejorando mi condición física; estaba muerta con tan solo 14 km.

Continúo repasando mis recuerdos... debo verificar que están intactos luego del porrazo que me dio la Morcuera jejeje.

lunes, 8 de junio de 2015

La seguridad subjetiva es importante para todos

Sara Dorman en deceasedcanine.blogspot.com.es
Enviado y traducido por Anónimo Anónimez

Hay una gran chanza con las divisiones y separaciones en los grupos ciclistas, pero una de las alegrías de colaborar en "En bici al parlamento" ha sido nuestra negativa a reconocer esas divisiones. "Somos todos", hemos dicho ciclistas y no ciclistas. Y así nuestras protestas lo han probado, con la participación de todo tipo de gente en bici y a pie.

La seguridad subjetiva es importante para todos
Pero me estoy dando cada vez más cuenta de la división que amenaza con rasgar todas nuestras desenfadadas reivindicaciones y e imponerse sobre ellas. Estaba posponiendo escribir sobre ello por que sé que generará tensiones entre gente cuya energía, compromiso y pura brillantez admiro rendidamente.

martes, 31 de marzo de 2015

Bici y metro: ¿Intermodalidad sostenible?

Escrito por @deteibols.

A partir del próximo día 1 de abril los ciclistas urbanos podremos acceder con nuestras bicicletas, enteritas y sin plegar, a los diferentes “metros” de Madrid para ir al trabajo. La ampliación de horarios, seis horas y media más en día laborable, todo un hito, se hará efectiva en un horario denominado “no punta” pero que, de hecho, tiene tramos en los que se puede hacer uso de la bicicleta como un medio de transporte más, no de ocio.

texto alternativo

Esta circunstancia, única en la ominosa historia de la bicicleta urbana en Madrid, la introduce de pleno y al sprint (Plan Azul + Elecciones) en el maravilloso e inexplorado mundo de la intermodalidad, resbaladizo palabro que define la posibilidad de conectar diferentes medios de transporte ensolución de continuidad. Pero: ¿Está preparado Metro, los usuarios y los propios ciclistas para merecer tan esperado honor? ¿Puede resultar peligrosa esta sobredosis de intermodalidad para la sostenibilidad de la bicicleta como medio de transporte urbano?

A unos días de la eclosión, analizamos las claves.

viernes, 27 de febrero de 2015

¿Tienen intereses comunes los taxistas y los ciclistas?

Publicado por Daniel LaParra en Diario de un Bicioso.


Duetos: Taxistas y ciclistas


La necesidad de supervivencia económica marca al sector del taxi. La industria musical también atraviesa horas bajas y entre sus estrategias comerciales ha apostado por los duetos. Las ventajas son evidentes: consiguen atraer el público de un cantante al público de otro cantante y contienen un componente innovador relevante (que hace que una vieja canción aparezca como nueva).

Resumiendo, las claves para el éxito económico: nuevos clientes y nuevo producto.

texto alternativo
... por ejemplo


Un dueto bici/taxi parece casi un imposible ya que en la óptica tradicional de la relación entre taxistas y ciclistas suele primar el enfoque del conflicto.

Para el taxi, las bicicletas restan espacio (con sus carriles bicis, aparcabicis, etcétera), reducen la velocidad del servicio (porque los ciclistas son lentos), aumentan los riesgos (porque van como locos) y son parte de la competencia (porque sus precios son imbatibles). Creo que resumo los principales argumentos.