Menú horizontal

Este blog lo escriben exclusivamente voluntarios

¿Echas de menos un tema? Escríbelo tú y enviálo a enbici@espormadrid.es y te lo publicamos en un par de días. Si quieres colaborar sin escribir o si te ha gustado un artículo, puedes invitar a una caña a quien escribe, que siempre hace ilusión.

Mostrando entradas con la etiqueta La Rioja. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta La Rioja. Mostrar todas las entradas

miércoles, 10 de noviembre de 2010

"El carril bici nada tiene que ver con el presente" en larioja.com

El conflicto generado por las aceras bici


Era un día limpio, hermoso, uno de ésos que animan a pasear y a echar unos vinos. Fiel a mi costumbre, me dirigía a comprar los periódicos del día al quiosco de la Roge. La tienda de periódicos y revistas se encuentra en la acera de los pares de Avenida de la Paz emplazada entre Padre Claret y calle Autonomía de La Rioja. Además en esa misma zona están ubicados una relojería, una zapatería, una panadería, tres bares con sus consabidas terrazas, el mercado Patricia y varias tiendas de ropa, por lo que el trasiego de gente es incesante. A medida que me acercaba a mi punto de destino, pude oír cómo algunas voces se tornaban en gritos, palabras malsonantes e insultos. Los clientes de las terrazas, puestos de pie, alzaban los brazos al cielo maldiciendo. Las mujeres se llevaban las manos a la cara y los clientes de bares, panadería y tiendas salían a la calle para ver qué es lo que estaba ocurriendo. Quería saber qué acontecía. Me acerqué despacio, con cierto recelo. Mi curiosidad me empujaba irremisiblemente hacia el epicentro del suceso.

El carril bici nada tiene que ver con el presente en larioja.com
Era sábado y mi reloj marcaba las dos de la tarde.

domingo, 7 de noviembre de 2010

"El carril bici yo me lo hago a pie" en larioja.com

'El carril bici yo me lo hago a pie' en larioja.comSoy una habitual del carril-bici. Una adicta. Adicta y satisfecha, porque cada año, sea cual sea el color político del ayuntamiento, hay más metros disponibles. La delgada línea roja que circunvala y/o atraviesa la ciudad es un sendero liso, terso, bien señalizado, antideslizante, antiadherente, ergonómico, un círculo de terciopelo con múltiples radios, expresión de una ciudad moderna que quiere ser una ciudad para todos, cercana, asequible, sana, respirable. La ciudad de las personas.

El carril bici yo me lo hago a pie. Mi podólogo me lo ha aconsejado dado que el suelo de los carriles es el mejor piso urbano de toda la ciudad para unos metatarsos ya molidos por la vida. Un piso liso, terso, antideslizante, sin arteras baldosas móviles que, como cepos de caza, se enganchan al talón de Aquiles ocasionando traidores tropezones; o recuerdan que llueve o acaba de llover con un salpicón oscuro, viscoso, que pone el sello de la naturaleza, abono puro, en las chanclas recién lucidas. Paseo por ellos y suelo cruzarme con personas de mi quinta, algunas más cumplidas, otras sin aparentes señales del adverso calendario, que cualquier autobús urbano o turismo propio o familiar traslada al costado del Ebro, a las peatonales, al parque de San Adrián, a Fontanillas, a esas rutas amables que acarician las extremidades inferiores y templan la visión. No los han hecho para nosotros, pero el ayuntamiento debiera compensarnos por la rentabilización que hacemos de la inversión efectuada, valiosa grava asfáltica.

lunes, 16 de agosto de 2010

Aceras-bici frente a auténticos carriles bici

Desde hace unos meses me ha dado por ir en bici por la vida. No todos los días, no a todas partes, pero en ello estamos: se llega rápido, no tienes problemas de aparcamiento y encima sientes una satisfacción indefinible que el coche, definitivamente, no te da.

Aceras-bici frente a auténticos carriles biciAuténtico carril bici en calzada

La bici, en una ciudad como Logroño, es el vehículo perfecto. De hecho, poco a poco se va viendo a más gente que se lanza no a «andar» en bici, sino a «ir» en bici. O sea, a utilizarla para su día a día. El Ayuntamiento quiere promover eso, y es loable: el de Santos y Varea es el primer gobierno municipal que lo intenta decididamente.

La pena es que, para mí, el Ayuntamiento lo esté haciendo ligeramente mal. Porque, puesto a fomentar la bici, está cayendo en un error que para mí es evidente: llenar Logroño no de 'carriles-bici' (solución transitoria, pero quizá inevitable) sino de 'aceras-bici'.

Fíjense: los carriles bici de Logroño van por la acera. Están ahí, separados por una barrera de bolos que parece la línea Maginot, quitando sitio a los peatones (que los peatones recuperan, claro) y filas de aparcamiento. Manteniendo a los ciclistas separados del rey coche, que sigue reinando con el pretexto de la seguridad.

La bici, si ha de ser útil, ha de estar en la calle. No encerrada en una acera-bici fortificada y cara. Convertimos así la bicicleta en un juguete, no en un medio de transporte. Hay muchas maneras de hacer un carril bici, créanme. En Barcelona, por ejemplo, los pintan ya por el medio de la calzada. Y ya verán: cuantas más bicis haya, y más visibles sean, más seguro será para todos. Y más gente irá en bici.

Y no por la acera.

Fuente: larioja.com