Menú horizontal

lunes, 1 de octubre de 2018

Zonas prohibidas para patinetes eléctricos si se aprueba la propuesta del PSOE


El pasado jueves la Comisión de Movilidad aprobó más de 100 modificaciones de la futura ordenanza que previsiblemente se aprobará definitivamente el próximo 5 de octubre.

Los que seguimos la Comisión en directo nos quedamos bastante perplejos al no conocer el contenido de lo que se aprobaba (Farolillo rojo, gente del Ayuntamiento). Sólo Chema Dávila (PSOE) ha tenido la decencia de publicar la treintena de enmiendas de su partido, aunque queda por conocer el resto. Por ello se ha ganado no pocos "me gusta" en redes, incluido el nuestro. Ánimo, gentes de otros partidos. Todavía estáis a tiempo.

Entre las enmiendas que quedan pendientes de discutir está la polémica norma de qué hacer con los patinetes eléctricos. El actual borrador propone una situación imposible, ya que sólo deja usarlos en calles 20, zonas 30 (no calles a 30, ojo) y carriles-bici con separación física. Es decir, más o menos lo que sale en este mapa, más algunos pequeños islotes declarados zonas 30 que no es posible encontrar en ningún mapa publicado:




La propuesta del PSOE autorizaría su circulación también por cualquier calle limitada a 30. Con la nueva ordenanza, eso incluye todas las vías de 1 carril por sentido, exceptuando aquellas por las que pasa el bus, que siguen a 50 km/h. Eso ampliaría el uso de los patinetes a todas las calles azules de este otro mapa:



https://ep01.epimg.net/ccaa/imagenes/2018/08/31/madrid/1535728036_768689_1535729378_sumario_normal.jpg






Aunque de buenas a primeras parece que con esto ya estaría el problema solucionado, un examen más cercano nos muestra bastantes casos en los que un patinete eléctrico no podría hacer un recorrido legal al no haber manera de sortear las calles rojas y las blancas, que serían las que conservarían el límite de 50 km/h y por tanto estarían prohibidas.



En este mapa se muestran algunas de las zonas prohibidas de mayor tamaño que aparecerían en Madrid con dicha propuesta de ordenanza.




La M30 presentaría tramos de kilómetros no franqueables, ya que la mayor parte de los puentes que las cruzan son peatonales o calzadas a 50 km/h. A día de hoy sólo los tres pasos con carril-bici serían legales.

Distritos como Chamartín o Arganzuela quedan completamente fragmentados en islas sin conexión con el mundo exterior. Los nuevos ensanches en los que abundan las calles de dos carriles se convierten en barrios difícilmente transitables. Algunos, como Las Tablas, Montecarmelo o Sanchinarro se podrían medio transitar gracias a que disponen de algunos carriles-biciEn el Ensanche de Vallecas, el uso del patinete eléctrico estaría prácticamente prohibido en su totalidad.



Como se puede ver, varias de estas zonas prohibidas son estrechas. Es posible atravesarlas a pie con recorridos de menos de 300 m. Esto es la dinámica en el resto de la ciudad: los patinetes deberían caminar 2-3 manzanas en buena parte de sus trayectos para evitar las arterias vetadas y buscar las alternativas por calles secundarias. En otros casos, directamente no hay alternativa.

En estos momentos cuenta la asociación de usuarios de vehículos de movilidad personal de Madrid con unos 5000 socios. Las ventas se triplican anualmente y la campaña de navidad está al caer, por lo que no es descartable duplicar esa cifra de aquí a mitad del 2019.



Ahora imaginen todos esos patinetes tratando de usar recorridos legales por calles secundarias, y encontrándose con esas zonas prohibidas de 100-500 metros en varios puntos de su recorrido en el mejor de los casos, o con barrios enteros sin itinerarios posibles.

¿Qué crees que sucederá?


No hay comentarios :

Publicar un comentario