Menú horizontal

Este blog lo escriben exclusivamente voluntarios

¿Echas de menos un tema? Escríbelo tú y enviálo a enbici@espormadrid y te lo publicamos en un par de días. Si quieres colaborar sin escribir o si te ha gustado un artículo, puedes invitar a una caña a quien escribe, que siempre hace ilusión.

miércoles, 11 de julio de 2007

Retos de la legislatura 2007-2011 en el Área de Obras y Espacios Públicos

Como os contábamos en el post anterior, esta mañana Jonh Galt y Aalto estuvimos en el Ayuntamiento de Madrid en un "desayuno de trabajo" con la Delegada de Obras y Espacios Públicos, Paz González, que nos ha contado los retos de su Área de Gobierno para los próximos cuatro años.


El nuevo Área de Gobierno de Obras y Espacios Públicos, dependiente de Paz González, tendrá el fin de abordar muchas de las obras de infraestructuras comprometidas en el programa electoral, aunque no todas, porque algunas como el Proyecto Río o el Eje Prado Recoletos quedan en Urbanismo y Vivienda, dependiente de Pilar Martínez.

Estructurada en cinco direcciones generales, el Área de Obras inicia una nueva etapa en la que según palabras de la Delegada “finaliza un período de grandes obras públicas para cerrar viejas heridas y fracturas urbanas, e inicia un nuevo ciclo, en el que el zoom de la acción política se focaliza en los problemas de la cotidianidad, de lo cercano”.

Eliminar fronteras físicas, seguir cerrando pequeñas heridas y avanzar en la mejora de lo cercano son los objetivos del Área de Obras, que actuará mediante “operaciones de microcirugía urbana para poner en valor la ciudad de Madrid”.



Cinco grandes ejes estratégicos serán las líneas fundamentales del Área de Gobierno.


1. Espacio urbano de calidad

El primero de los cinco grandes ejes estratégicos comprende las infraestructuras para un espacio urbano de calidad.

La remodelación de colonias y cascos históricos (Chamartín, Hortaleza, Villa de Vallecas o Vicálvaro), la mejora de la accesibilidad mediante el rebaje de bordillos, la reordenación de bolardos o la pavimentación diferenciada, además de la remodelación de grandes ejes comerciales y bulevares, como las calles de Serrano, Bravo Murillo, López de Hoyos, Alcalá o General Ricardos, serán algunas de las medidas que llevará a cabo el Gobierno de la Ciudad para mejorar el espacio urbano.

pincha para ampliar la imagen
La creación de un Servicio de Reparación Urgente que permita reparar o reponer en un plazo máximo de 72 horas muchos de los desperfectos que se producen diariamente en las vías públicas es otra de las medidas que se llevarán a cabo para mejorar la conservación de las calles de la ciudad de Madrid.

El Plan de Galerías de Servicios para minimizar las molestias que, inevitablemente, se producen en la vía pública cuando se acometen actuaciones de reparación, renovación o nueva implantación. Este Plan ampliará la actual red municipal de 120 kilómetros, permitiendo que muchas de las operaciones que se realizan en el subsuelo se lleven a cabo sin necesidad de abrir zanjas.

El Plan Madrid sin Cables eliminará de manera progresiva, en colaboración con las empresas de los sectores implicados, los tendidos aéreos que afean y degradan la escena urbana.


2. Infraestructuras para el peatón

La apuesta por la movilidad peatonal es el segundo gran reto del Área de Obras y Espacios Públicos. Para ello será preciso otorgar al vehículo un “papel secundario” en el paisaje urbano, reduciendo su presencia y, por tanto, las emisiones contaminantes, y empleando en las operaciones de reforma las tecnologías ambientalmente más favorables, como se venía haciendo, con la instalación de pavimento antirruido.


El incremento de la anchura de las aceras, la pacificación y el templado del tráfico, la mejora de la seguridad de los peatones, la ejecución de actuaciones singulares para el peatón en todos los distritos o la mejora del tránsito de interconexión peatonal, con la finalización y construcción de pasarelas y de accesos peatonales, son las principales líneas de actuación para mejorar la movilidad peatonal, en una apuesta por lograr una movilidad más sostenible.


3. Mejora de la movilidad

La ordenación del estacionamiento en superficie y la construcción de infraestructuras de apoyo que mejoren el transporte público son los dos grandes objetivos de este tercer eje de actuación.


Un reto, ha explicado la Delegada, que “nos permitirá, en colaboración con el Consorcio Regional de Transportes, realizar una apuesta decidida por el autobús”. Así, del total de 19 Áreas Intermodales previstas en el Plan Estratégico de Transporte Colectivo de Superficie de la EMT, 17 serán de nueva construcción. Se promoverán nuevas infraestructuras para fomentar y estimular medios de transporte alternativos, como la bicicleta, ejecutando las actuaciones planificadas en el Plan Director de Movilidad Ciclista de Madrid.

Además, se construirán 44 nuevos aparcamientos para residentes que, unidos a los actualmente en terminación o en tramitación, suponen un total de 50 aparcamientos con una oferta global de 12.000 plazas nuevas.

Se ejecutarán, también en estrecha colaboración con el Consorcio Regional de Transportes, las obras de construcción de aparcamientos disuasorios en los corredores de acceso a la capital.


4. Mejores conexiones

El cuarto de sus ejes estratégicos, es el que se refiere a la construcción de infraestructuras para lograr una ciudad más cohesionada y mejor interconectada. En palabras de Paz González, “Vamos a continuar cosiendo brechas y abriendo la ciudad, eliminando las fronteras físicas interiores”.

La delegada ha puesto como ejemplos de este tipo de actuaciones, “por su alcance y trascendencia”, la finalización del Anillo Distribuidor de las Cuatro Torres, la prolongación del túnel de Santa María de la Cabeza o la finalización del nuevo acceso al Parque Tecnológico de Valdemingómez.


5. Alumbrado sostenible

El último de los grandes ejes de actuación busca un nuevo modelo de gestión del alumbrado público que apueste por la eficiencia energética, la prevención del cambio climático y la reducción de la contaminación lumínica.


“Todos estos criterios conformarán el Plan Director de Alumbrado Público, además de crear un Centro Único de Control del Alumbrado para mejorar los criterios de control y seguimiento y, por tanto, la eficacia en su gestión, conservación, mantenimiento y seguridad”.


Paz González se ha referido por último a la manera en que se van a desarrollar todas esas obras de infraestructura. “Vamos a hacer un esfuerzo adicional para realizar nuestro trabajo bajo una serie de criterios que resultan fundamentales en la tarea que hemos de desarrollar. Actuaremos con eficacia y rapidez, desde la planificación y la coordinación, con la máxima información, buscando la complicidad de los vecinos y con un marcado acento ambientalista”.

La intención es trasladar a las obras públicas criterios de sostenibilidad y de protección del medio ambiente. De este modo, en todas las infraestructuras ejecutadas por el Área de Obras y Espacios Públicos será obligatorio el uso de maquinaria menos contaminante, la racionalización del consumo energético, la minimización de las emisiones de polvo, la promoción del uso racional y eficiente del agua, el control y ordenación de la accesibilidad peatonal o la exigencia de que las obras se mantengan limpias y ordenadas, entre otros.

No hay comentarios :

Publicar un comentario