Menú horizontal

Si te ha gustado el artículo, puedes invitarnos a una cerveza

martes, 17 de octubre de 2017

Un día se me ocurrió preguntar… ¿Usted por qué no apaga el motor?



Todos los días me cruzo con personas que dejan encendido el motor de su coche estacionado. Ventanillas bajadas y mirando el móvil, escuchando la radio o esperando a alguien, con frío o calor, sol o lluvia, hombres y mujeres, jóvenes y mayores, transportistas y taxistas, ambulancias y policías,  pero siempre con el motor en marcha.


Un día comencé a preguntar el motivo. Reacciones y respuestas (verídicas) de todo tipo.

_Perdone,  ¿le puedo hacer una pregunta?, ¿por qué deja encendido el motor?:

·           Para la radio, que si no se gasta la batería.
·           Es por el aire acondicionado.
·           Es por las luces de emergencia, que consumen la batería.
·           Es que va a bajar mi primo (tío, novia, hija, abuelo,…).
·           Acabo de llegar y me voy en seguida.
·           Es una indicación que tenemos, por seguridad.
·           Estoy esperando a la salida del colegio, ¿te molesta?
·           Porque estaba cargando el móvil.
·           Porque estaba hablando por el móvil e iba a terminar enseguida.

No existe mala fe, ni ganas de estropear la calidad del aire o derrochar combustible. Simplemente no han establecido la conexión entre el motor encendido sin necesidad y la contaminación atmosférica, acústica, cambio climático, derroche, afecciones sanitarias, e incluso coste económico. Probablemente sea porque no se ve el humo.

Falta conocimiento medioambiental o conciencia de las consecuencias, pero este es un discurso que se asimila mal. Faltan campañas que pidan, eduquen y expliquen por qué nos conviene a todos apagar el motor siempre que el coche esté estacionado (y eso sólo cuando es inevitable utilizarlo).

Pero sobre todo, falta respeto. Parece que una vez que uno se encierra en su coche, todo lo demás desaparece….      ¿O acaso respiraría usted lo que sale de su propio tubo de escape?





Por favor: apague el motor.

No hay comentarios :

Publicar un comentario