Menú horizontal

martes, 9 de abril de 2019

El carril bici Castellana entra en la precampaña de los partidos


Ayer domingo tuvo lugar la segunda manifestación convocada por Pedalibre y Carril Bici Castellana para pedir un carril-bici en Castellana (valga la redundancia), que ha publicado esta imagen.


Aunque con menos participación que la primera manifestación (leer alguna reflexión) es posible que tenga más repercusión. El punto clave es que esta convocatoria ha sucedido en precampaña electoral, logrando que algunos partidos se pronuncien expresamente apoyando este carril-bici.


La cuenta de twitter de Carril Bici Castellana ha publicado varios vídeos al respecto de concejales de Ahora Madrid y (incluso de quien se escinde para la próxima campaña). No es quizá nada sorprendente, que ya el equipo de gobierno se manifestó favorable a continuar con el proyecto hace unas semanas,  pero sí hay dos intervenciones que merece la pena destacar.

La primera de ellas es la del alcaldable socialista Pepu Hernández. Con sus declaraciones un candidato de nivel Premium se compromete públicamente, y con ello, a su partido:



La segunda novedad, más interesante incluso, es la participación y apoyo al proyecto de Fernando Martínez Vidal, que es portavoz de Medio Ambiente del Partido Popular en el Ayuntamiento.


Aunque Fernando Martín Vidal no está en la primera línea como Pepu Hernández, es un representante del PP mojándose y además con una advertencia muy cierta: Esto requiere un consenso transversal para sacarse adelante.

Y es que las encuestas nos muestran un futuro Ayuntamiento a partir de mayo más fraccionado aún, que requiere para muchos temas del acuerdo de al menos tres partidos.


Pero además, estamos hablando de una reforma que no se saca en una legislatura, por mucho que el amigo Jorge G. Castaño la compare con Gran Vía. Pues no, esto mide 3 veces más, es 3 veces más ancho y encima tiene un tramo que es Bien de Interés Cultural y requiere consenso con la Comunidad de Madrid (que siempre que ha podido ha llevado la contraria al Ayuntamiento para cualquier cosa que supusiera tocar este eje). El consenso amplio es necesario para que los cambios de color en sucesivas elecciones no paralicen el proyecto.

Con un PP realmente ambiguo en este tema, las mayorías para sacar adelante el proyecto de Carril Bici Castellana pasan necesariamente por incluir a Ciudadanos. Al tratar de averiguar su posición al respecto, me he sentido igual que mirando la foto. Si alguien tiene alguna info más actualizada, la añado.


Los ciclistas no dan tantos votos... ¡hacen falta aliados que también voten!

¿Da votos una carril que interesa a un 5% de la población? Sí
¿Los quita? También. Son los votos de quellos que han perdido con los carriles-bici recientes. No es de extrañar la campaña del PP prometiendo a acabar con algunos de los realizados en esta legislatura (no los que se hicieron en la anterior, que eran ellos mismos los creadores).


Y Ciudadanos también ha visto el caladero del voto indignado:

Con este panorama político, la reforma de Castellana no puede ser sólo ciclista. Son pocos votos y están ya representados por los partidos de izquierda. Y cuidado con pensar que sólo hablamos de automovilistas cabreados: también hay usuarios del bus perjudicados al haberse suprimido un carril en algunas calles que no tienen carril-bus (Toledo, Gran Vía Hortaleza, Paseo Yeserías)*.

*Otros carriles-bici recientes como Vinateros o Bulevares sí incluyen carril-bus.

Si el consenso amplio es esencial para que el proyecto salga adelante, este sólo se conseguirá si la reforma de Castellana va más allá de hacer un carril-bici. Ha de conseguir mejorar la calidad de vida del usuario del transporte público y la del ciudadano de a pie. La nota de prensa de Más Madrid (alias Ahora Madrid 2.0) apoyando el proyecto es interesante, porque a diferencia del apoyo del PSOE, sí que habla de una reforma completa, lean.


No trato de hacer campaña a favor de Más Madrid: esta idea proviene del Plan Director del Ayuntamiento que es público y que cualquier partido puede hacer suya, ya hemos publicado en el blog al respecto.



Sólo mediante la incorporación del peatón y el bus al proyecto esta idea puede ganar los suficientes apoyos que pueden traducirse en votos para aquellos partidos que la apoyen. Es la manera de lograr el consenso amplio necesario para que este cambio suceda.




El Plan B: convencer a 27.000 madrileños de que esto les beneficia

Siempre hay un plan B, por si acaso los políticos no se ponen de acuerdo: Referéndum a toda la ciudad si se consigue que la propuesta llegue a 27.000 apoyos en la página de Decide Madrid... y luego que salga que sí en la votación, claro.




Existe ya esta propuesta, pero sólo habla de bicis y no llega al 1% de los votos necesarios, el mismo reparto modal ciclista que tiene Madrid. La propuesta será retirada de la plataforma si no alcanza los votos en unos meses.

Mientras los partidos deciden si incluyen el proyecto en su programa ¿Alguien se anima a lanzar una propuesta que beneficie a bicis, peatones, vehículos de movilidad personal y usuarios del bus?

No hay comentarios :

Publicar un comentario