Menú horizontal

jueves, 25 de abril de 2019

Ruta MTB por el recorrido del TransLozoya: Sábado 27 de Abril de 2019

¿Te atreves a re-editar una de nuestras rutas más recordadas?

Recorrido de ida  78 km (y lo mismo de vuelta). Total: 156 km y 1600 m d+. Track de la ruta en wikiloc

Hace ya varios años, allá por febrero de 2014 nuestro Capi Antonio Fabregat propuso a la Comunidad enbiciada una ruta muy especial. Se trataba entonces de hacer, se suponía que por última vez, el recorrido del tren "Translozoya". El TransLozoya es un proyecto de varios pueblos de la Sierra Norte de Madrid para la rehabilitación del antiguo recorrido del tren Madrid-Burgos para convertirlo en un tren de uso turístico. Usando una antigua máquina restaurada, la idea era reaprovechar los tramos deteriorados, pero aún disponibles de esa línea para unir con un tren turístico Madrid con los pueblos de la Sierra Norte. Una bocanada de aire fresco para muchos pequeños pueblos que a día de hoy tienen mala comunicación con la capital, y que además constituiría una forma relativamente ecológica de acceder a ellos.
La idea era también que en ese tren pudieran viajar bicicletas, abriéndonos todo un universo de nuevos lugares para todos los amantes del ciclismo.




¿Y si el proyecto parece tan buena idea, porqué hablamos en pasado? Porque esa era la idea en 2014, parecía que se habían unido voluntades en los municipios de la zona, que Renfe/Adif accedía, que había demanda. Pero la cosa quedó en nada. Primero en el ostracismo, y finalmente descartada por no querer asumir los pueblos el mantenimiento de las vías y catenarias que Renfe exigía.

La verdad, una pena. Ojalá a alguien se le ocurriera al menos, ya que no se va a usar usar el recorrido para hacer una vía verde porque los lugares que recorre son sencillamente de lo más bonito que encierra la Comunidad de Madrid. 


Pues bien, con el miedo de que en teoría en el verano de 2014 iban a empezarse las obras, nuestro Capi convocó una ruta de esas que se declarar "épicas" de las que los que estuvieron hablan con ese punto de cariño y pavor, y los que no, miramos con un puntito de envidia. Aquel día el tiempo de febrero fue infernal, todo el día lloviendo sin parar, la pista llena de agua, y mezclado con la dureza de la propia ruta pues... eso que acabaron todos calados, agotados, con infinidad de averías y alguno incluso tuvo que recurrir al comodín de la llamada. 

Y aún así, ¿queremos repetirlo? ¡Pues claro!. Aquel día las condiciones fueron las peores posibles, y en cambio este sábado, parece que lo tendremos bastante más fácil, bueno, no nos engañemos, será difícil, pero no tanto. La ventaja es que como es un recorrido de ida y vuelta, y no tiene pérdida, podemos elegir hasta donde llegar, y si ves que vas flojeando, pues nada, se vuelve uno, que además la vuelta es cuesta abajo.  Si es posible, además, nos gustaría llegar un poco más lejos que aquel día, hasta Somosierra, completando todo el recorrido por la nuestra Comunidad de la antigua vía. Quien sabe, igual a la próxima nos volvemos locos y llegamos a Riaza.

Así que... Allá vamos. A recorrer preciosos pueblos y paisajes de nuestra Sierra más olvidada. Bustarviejo, Braojos, La Acebeda, Valdemanco, Garganta de los Montes.... con el increíble fondo de la Sierra de la Cabrera y el Valle del Lozoya. 

Este sábado vamos a quedar en Colmenar Viejo a las 9:00 (Línea C4B que pasa por Atocha a las 8:21, Nuevos Ministerios 8:30, Chamartín 8:35... ). También puedes llegar hasta allí rodando desde Madrid (Plaza Castilla 7:30).

Nos haremos la habitual foto de grupo junto a la estación y saldremos para enlazar con el camino junto a las vías. 
La ruta del Translozoya en bici, febrero 2014

A los 16 km pasaremos junto a Soto del Real (la antigua estación se ha convertido en un restaurante y está lejos del pueblo) y seguiremos ruta hasta Miraflores (km 25). Pasado Miraflores, tendremos el primero de los muchos túneles que atravesaremos. Aunque este es corto, los hay de más de 2 km de longitud, y no hay ninguna iluminación, por lo que es IMPRESCINDIBLE que lleves luces para poder ver en ellos. El siguiente será el del Perdón y luego el de la Garguera, antes de llegar a la antigua estación de Bustarviejo/Valdemanco (km 35). Otros dos túneles muuuuy largos, el del Medio Celemín (2,3 km) y Mata de Aguila (2,9 km) mos obligarán a poner las luces antes de llegar a Garganta de los Montes (km 44). Pasamos el apeadero de Garganta de los Montes y en un suave descenso nos adentramos en el Valle del Lozoya.
El Viaducto del Lozoya (Km 48,5), es una de las mayores infraestructuras del trazado con sus 240 metros de longitud y 45 de altura. Tiene dieciséis arcos de doce metros cada uno, estando dos de ellos sobre un decimoséptimo arco apuntado, bajo el cual se halla el cauce del río Lozoya


La ruta del Translozoya en bici, febrero 2014Es ahí que nuestros compañeros se dieron la vuelta, así que no sabemos muy bien como están las condiciones más allá, pero nos gustaría intentarlo si las fuerzas lo permiten.
Así llegaríamos hasta Gargantilla del Lozoya (Km 49,3) y poco después al apeadero de San Mamés(Km 53,8) actualmente demolido. Lo siguiente será el Túnel de Solamojada (Km 58,3), de 1.035 metros de longitud. Seguiremos por los túneles de Los Cerrillos (Km 61,3), de 702 metros de longitud La Cigüeñuela (Km 62,7), de 277 metros de longitud y llegaremos a Braojos(Km 63,9). Este es de los pocos apeaderos relativamente cerca de una población, por lo que seguramente sea un buen sitio para descansar, repostar algo de agua y decidir si seguimos más adelante o no. Nos quedarían unos pocos túneles "menores" y las estaciones de La Serna del Monte (km 67), La Acebeda (km 70.5)y Robregordo-Somosierra (74,6). Desde ahí (o donde decidamos si las fuerzas no acompañan o vemos que se hace tarde) daríamos la vuelta para regresar a Colmenar por el mismo camino.



Todo el recorrido de ida es en un suave ascenso, uno de esos "falsos llanos" que solemos decir, sin grandes pendientes, pero que desgastan. Además, todo el camino se circula por el lateral de las vías, con frecuencia cubierto de algo de balasto, esas piedras pequeñas que se usan para acomodar los raíles, y que es muy incómodo para pedalear. Así que no hay que dejarse engañar, la ruta es dura, mucho si quieres hacerla hasta el final, con sus 150 km. Lo bueno es que la ida es de subida y la vuelta de bajada, así que cuando empecemos a cansarnos, solo hay que dar la vuelta, no hay pérdida. No hay ninguna dificultad técnica, más allá de la dificultad de los tramos que toque rodar por el balasto, y que en los túneles tendremos que iluminarnos con nuestros focos (lo que bien mirado, tiene su encanto).



Aunque a lo largo del recorrido pasaremos por muchas estaciones, muchas de ellas están lejos de cualquier población, por lo que es importante que vengas bien aprovisionado de comida y de bebida, porque en pocas podremos realmente aprovisionarnos.



Pero en cualquier caso, es una ruta muy recomendable, cualquiera que sea tu nivel, porque la medida la pones tú, puedes llegar hasta donde quieras y dar la vuelta allí donde empieces a cansarte. Y todos los paisajes merecen la pena, son increíbles  joyas por descubrir.

Así que no lo dudes, apúntate, y llegaremos adonde se pueda. Juntos, mucho más lejos que solos, eso es seguro y descubriremos hasta dónde somos capaces de llegar con un clima menos adverso. No te lo pierdas, seguro que esta vez también es una ruta de esas para contar durante años. de las que te dejan con los dientes largos cuando otros te la cuentan, mejor no, que no te la cuenten, mejor la cuentas tú, la disfrutas, la vives. Te vienes, ¿verdad?








Las fotos de cada ruta las compartimos con los asistentes mediante un album de Google Photos, si quieres verlas y subir las tuyas, mándanos tu email a través de este formulario, identifícate bien con tu nombre y apellidos para que sepamos quién eres.
Sólo hay que hacerlo una vez, no hace falta que repitas en la próxima ruta.

Estos somos de momento los ciclistas apuntados:

No hay comentarios :

Publicar un comentario