Menú horizontal

lunes, 9 de enero de 2012

Bicicletas en Nueva York. Pedaleando por la Gran Manzana (I)

Bicicletas en Nueva York. Pedaleando por la Gran Manzana
Nueva York ejerce una poderosa atracción para aquellos que desde niños -para bien o para mal- nos hemos dejado seducir por los iconos de la cultura norteamericana. Si eres de una determinada generación la Gran Manzana puede ser tu referente de algunas series de televisión y películas, de una infinidad de libros y de un enorme repertorio de estilos musicales que han marcado parte de nuestras vidas. Si te sientes identificado con este grupo generacional entenderás que unas vacaciones en Nueva York han de exprimirse al máximo aunque si dispones de una bicicleta y la climatología te acompaña al menos te podrás mover rápidamente de un sitio para otro envuelto en la atmósfera de una ciudad única y especial.

Nueva York. Caminando, en transporte público y en bicicleta


Acabamos de regresar de Nueva York y a lo largo de tres semanas de vacaciones hemos tenido la oportunidad de movernos por esta inmensa ciudad (casi) de todas las maneras posibles a la manera de un moderno Phielas Fogg ansiosos por recorrer todos y cada uno de sus rincones. Caminando, corriendo, en taxi, en metro, en barco y como no podía ser menos en bicicleta hemos vivido el día a día de una ciudad que está transformando su movilidad desde el automóvil hacia alternativas sostenibles como el transporte público, las rutas a pie y la bicicleta. Queremos contarte nuestra experiencia ciclista en la Gran Manzana, nuestro día a día y todo ello aderezado por algunos interesantes datos recopilados una vez de vuelta a casa. No se trata de un análisis frío y objetivo sino mas bien un cúmulo de sensaciones y experiencias inolvidable a lomos de una bici por la gran manzana.

Bicicletas en Nueva York. Pedaleando por la Gran Manzana

Antes de subir a la bici un poco de carrera a pie


No sería justo comenzar a hablar de Nueva York en bicicleta sin desvelar que el verdadero motivo de mi viaje fue participar en su famoso Maratón, sin duda una de las mejores experiencias que he tenido nunca. Si eres corredor popular sabrás a lo que me refiero. Desde que pones el pie en la inmensidad del puente Verrazano, hasta que cruzas la meta en Central Park (en mi caso 4 horas y 10 minutos mas tarde) estarás envuelto por una atmósfera difícil de olvidar gracias a los dos millones de personas que animan, tocan música o que ofrecen comida, agua o servilletas de papel a los 50.000 maratonianos. Los paisajes de Staten Island, Brookling, Queens, Bronx y Manhattan quedan grabados en tu retina y en tus piernas para siempre en una indeleble mezcla de placer y sufrimiento. Como decían algunas pancartas del público: Pain is temporary, glory is forever. Pero dejemos atrás los 42.195 metros del maraton y hablemos de bicis.

Maratón de Nueva York

Una percepción equivocada


Volviendo a nuestros referentes cinematográficos a muchos que ya somos cuarentones nos impactó la película de 1986 “Quick Silver” en la que un jovencísimo Kevin Bacon después de una serie de peripecias se veía obligado a ganarse la vida como bici mensajero en las calles de Nueva York. Sin duda en los ochenta y noventa los mensajeros en bici llegaron a ser uno de los iconos de la ciudad con sus vertiginosas carreras entre los coches. La llegada del correo electrónico hizo que la actividad de los mensajeros bajara drásticamente y en la actualidad la paquetería de tamaño mediano se entrega gracias a los omnipresentes camiones de UPS o de FedEx. Mi percepción personal, totalmente subjetiva es que en la actualidad hay muy pocos mensajeros en bici, lo mismo ocurre en Madrid con los mensajeros en moto.

Mensajero en bici por las calles de Nueva York
Otro referente de bicicleta en Nueva York ha sido el cantante David Byrne y su libro Bicycle Diaries (Diarios de Bicicleta, Nueva York: 2009) donde narra su redescubrimiento de la bicicleta. En la actualidad Byrne se dedica a promover el concepto de ciudad habitable, sugiriendo soluciones urbanísticas que dejen de privilegiar el uso del automóvil. Además Byrne diseñó unos curiosos aparcabicis que se instalaron en varios puntos de Manhattan.

Otros profesionales a pedales


En Nueva York la decadencia de la mensajería en bici ha debido ser proporcional al auge de otros oficios que se aprovechan de la versatilidad de la bicicleta. Por su omnipresencia casi a todas horas y en todos los barrios de la ciudad hay que hablar de los repartidores de comida que se mueven en bicicletas electricas.

Bicicletas eléctricas de reparto de comida
Por lo general son trabajadores de origen oriental que llevan las bolsas con Sushi o comida china a oficinas y viviendas. Estos repartidores no suelen ser muy ortodoxos en sus desplazamientos y utilizan aceras, carriles bici o calzadas indiscriminadamente en el sentido de la marcha o a contramano. Por cierto, pocas veces les veras dar pedales. La comida la llevan en bolsas de plástico colgadas del manillar lo que hace aún mas temeraria su manera de conducir.

Bicicleta de repartoBicicleta de reparto
También se puede ver por las calles a repartidores de pequeña paquetería con triciclos de carga e incluso empleados de algunas tintorerías con unos curiosos triciclos donde llevan la ropa limpia y planchada colgada de sus perchas. Además no sería justo ignorar la labor de los ciclistas que llevan a los turistas en triciclos o rickshaws.

Bicicleta de reparto tintorería

Infraestructuras ciclistas


Las infraestructuras ciclistas se abren paso a buen ritmo en Nueva York tal y como se puede ver en la web www.nycbikemaps.com

New York City Bike Map - pincha para ver la imagen ampliada
Los cinco grandes Boroughs o distritos de la ciudad cuentan con una red jerarquizada que va desde calzadas segregadas a carriles bici pintados en la calzada o “calles tranquilas” con rutas señalizadas para la bici. Solo entre 2006 y 2009 se han habilitado 200 millas (mas de 350 kilómetros) de nuevos carriles bici. La tipología de gran parte de estas vías es la reconversión de uno de los antiguos carriles de automovil convenientemente segregado del resto del tráfico motorizado con pintura, bolardos o bordillos. Además se han instalado aparcamientos para bicicletas muchos de ellos techados mediante marquesinas y dotados de un gran mapa de los carriles bici de la ciudad. Como curiosidad la empresa que instala y mantiene las marquesinas en Nueva York en la española CEMUSA.

Marquesina CEMUSA aparcamiento bicicletas

La red de carriles


En el caso de Manhattan la operación ciclo-peatonal mas importante es el carril segregado que recorre la orilla izquierda del Hudson desde Battery Park (extremo sur de la isla) hasta más al norte del Puente George Washington. Esta vía ciclo-peatonal es la llamada Greenway West 1 asociada a una operación urbanistica de recuperación de una antigua zona de muelles y áreas de almacenaje.

Carril segregado en Nueva York
Es una infraestructura muy utilizada no solo por ciclistas sino también por corredores, caminantes y patinadores. El equivalente en el lado este de Manhattan es la llamada East Side Greenway que asciende por la orilla del Río del Este hasta llegar a Harlem. Ambas Greenway se interconectan al sur y casi rodean Manhattan. En los mapas de carriles bici estas rutas segregadas están señalizadas en color verde.

Carril segregado en Nueva York
En un segundo nivel y de carácter estructurante con una red más densa en el sur que en el norte de la isla se encuentran los llamados “On Street Path” que son carriles bici pintados en la calzada trazados gracias a la reconversión de un antiguo carril de automóviles.

Carril bici en calzada
Un tercer nivel de carriles bici se encuentra en el interior de las zonas verdes como Central Park o Prospect Park (Brooklyn). Su uso está limitado a una serie de horas y días de la semana ya que su calzada esta compartida en hora punta por los automovilistas.

Bici deportiva en Central Park
Por ultimo quedan las rutas recomendadas siguiendo “calles tranquilas” en las que resulta mas seguro pedalear por que la densidad de tráfico motorizado es menor. En total existen en todo Nueva York 700 millas de carriles bicis sumando todas las tipologías de viario descritas.

... continúa en Bicicletas en Nueva York. Pedaleando por la Gran Manzana (y II)

29 comentarios :

  1. Muchas gracias Miguel Ángel por acercarnos un poco a la Gran Manzana en tu artículo.

    Recuerdo que hace un par de años, aunque había muy pocas bicis por la calle, empezaba a estar de moda entre la gente más cool de NYC, y además de los bicimensajeros empezaba a verse gente que acudía a su trabajo en bici vestida elegantemente, incluso en Wall Street.

    ¿Podrían ser Nueva York o Londres un espejo en el que mirarse a la hora de ver el futuro ciclista de Madrid?

    *DONT_KNOW* *DONT_KNOW* *DONT_KNOW*

    ResponderEliminar
  2. ojalá sí que sea el espejo del futuro!!!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado, pero ¿Pocos mensajeros en bici? Por dios ¡Si son una plaga!

    ResponderEliminar
  4. Dificilmente! El resultado se puede parecer si queremos, pero un espejo jamás. NY siempre ha sido un crisol de razas, estilos de vida y pensamientos. Por algo es la ciudad de la que han amanecido tantas modas y musicas mencionadas en el articulo de Miguel.

    En NY hay muchisima mas gente que vive la vida (o por lo menos lo intenta) que quiere. Hay más gente que empieza a hacer algo porque le gusta la idea (p.ej. ir en bici) sin importarles lo que "pueda pensar el vecino, amigo, familiar o compañero de trabajo". Viven el "I like it, I do it!".

    En los 80 Madrid tuvo la movida madrileña - la politica supo como acabar con ello. Esta ciudad hoy tiene muy poca gente creativa, dispuesta a pensar en otros caminos para hacer las cosas.

    Como bien dices, hace años, sin carriles bici, sin politica de movilidad sostenible, ya había gente que salía a las calles de NY en bici. Eran la punta de la lanza. Eran la vanguardia y llegó el momento en el que la politica se acogió del tema. En Madrid nos consideran unos locos, nos llaman superheroes con desprecio y hasta nos culpan de que no haya la politica en materia ciclista por parte del ayuntamiento que ellos quisieran.   

    ResponderEliminar
  5. "En Madrid nos consideran unos locos, nos llaman superheroes con desprecio"

    ¿Y cómo te crees que trataban a los cilistas de NY hace años? Lee cualquier entrevista a David Byrne, que él lleva montando en bici por Nueva York desde mediados de los 70. verás que las cosas no eran tan distintas.

    ResponderEliminar
  6. Si me citas, cita todo y no saques del contexto lo que te convenga. Ya me citarás donde le han acusado de frenar la evolución ciclista. 

    Si te hace ilusión llamarme loco y superhero, pues adelante. Que un tio salga de su BMW y me considere un perroflauta me reafirma. La pregunta es QUIEN te lo dice. Si te lo dice el tio del que te lo esperas pues no hay problema. Es exactamente lo que yo decia. Haz lo que te apetezca, vive tu vida. 
    Pero aquí es distinto. Ya que esos millones de ciudadanos que supuestamente quieren ir el bici, no mueven el culo, no se manifestan, no salen a la calle con sus exigencias y los politicos no escuchan, pues como colmo los malos de la pelicula son los que ya se mueven en bici.

    Y dejando aparte la discusión de si ahora hay muchos o pocos mensajeros ciclsitas en NY - en los 80 había muchos y en Madrid ninguno. La predisposición a hacer algo diferente, a provocar es mucho mayor ahí que aquí. 

    ResponderEliminar
  7. Jolin.... Pues yo de veras que vi muy pocos mensajeros...... Debe ser que me pasé todo el dia con la cabeza mirando a los rascacielos. Ya sabeis que todo es muy subjetivo.

    ResponderEliminar
  8. Yo creo mas en el modelo de Londres..... Aunque tenemos que ver como va a funcionar en NY el sistema de bici publica

    ResponderEliminar
  9. Víctor-Dialogotomía.9 de enero de 2012, 13:59

    Normal, las manzanas están llenas de plagas, sobre todo si no se han fumigado cuando estaban en el árbol.
    Yo me suelo dar una vuelta por la ciruela, pero por la gran manzana no... me dan miedo los gusanos.

    ResponderEliminar
  10. Y el próximo verano, está anunciada la puesta en marcha del servicio de alquiler, os dejo la información, http://todonyc.info/2011/09/1493/
    Buen reportaje!

    ResponderEliminar
  11. No entiendo la mitad de tu respuesta, pero supongo que estoy de acuerdo.

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Miguel Angel. Buen reportaje. ;)

    ResponderEliminar
  13. Impaciente espero la próxima entrega de Nuestro Hombre en América.

    ResponderEliminar
  14. Magnífico artículo.
    Hace años estuve varias semanas en la Gran Manzana, y recuerdo que eché mucho de menos el tener la experiencia de pedalear por sus calles o correr por sus parques.
    Leer estas palabras me ha vuelto a traer muy gratos recuerdos. Gracias por ello.

    ResponderEliminar
  15. Es muy interesante ver otros lugares que no sean los típicos Copenhague-Amsterdam-Berlín, etc. Estados Unidos está teniendo un boom de la bici urbana en lugares como Nueva York, San Francisco, Seattle, Austin o Portland. Incluso en lugares que nadie esperaría, como Denver, se pueden ver bastantes bicis. Y eso por no hablar de ciudades universitarias como Berkeley o Cambridge (la de Massachussets, no la de Inglaterra) 

    Y lo que es espectacular es la afición por la bici deportiva. En California hay una afición por la bici de carretera que deja en pañales a potencias tradicionales como Italia o España. Es increíble circular un sábado por Orange County o Sonoma, y encontrar miles, literalmente de bicis entrenando carretera arriba y abajo. También hay muchísima afición por la MTB (al fin y al cabo fueron los que la inventaron) sobre todo al norte de California.

    En todos los States hay una facilidad enorme para llevar la bici en el transporte público a cualquier hora, incluso en los autobuses. El problema es que el transporte público es escaso y bastante malo.

    Y otro lugar a tener en cuenta es Montreal, en Canadá. Increíble lo que se ve allí, de verdad. 

    Sigue ilustrándonos con NY, que es muy, muy interesante. 

    ResponderEliminar
  16. Y una cosa que me llama la atención sobre los americanos y la bici: aquello es el país del coche y la autopista, todos lo sabemos, pero, sin embargo ir en bici está muy bien visto. Pueden pensar de tí que eres un hipster, un pijo o un "comeflores", como dicen ellos, pero jamás te reporcharán que uses la bici, ni pensarán que eres pobre, ni esos complejos tan raros que tenemos en España, incluso en los estados más rancios y conservadores. Eso me llama mucho la atención.

    ResponderEliminar
  17. Supongo que siendo el país que tiene más coches que habitantes, es imposible asociar la imagen de la bici con alguien sin coche.

    Aunque quizá Nueva York es algo distinto. De un capítulo de CSI: "el sospechoso es un adulto que no tiene carnet de conducir. De ahí se deduce que debe vivir en Nueva York".

    ResponderEliminar
  18. Por cierto, en uno de los paseos por NY, en concreto por Bronx tuvimos un sorprendente encuetro con una marquesina de autobús de CEMUSA en la que la publicidad era sobre Turismo de Madrid, así que nuestro orgullo patrio subió enteros......

    ResponderEliminar
  19. No recuerdo exactamente, pero creo que algo así como el 70% de los habitantes de la ciudad de Nueva York no tiene coche (no recuerdo si la estadística se refería a los cinco boroughs, creo que sí) Allí se utiliza el transporte público muy intensivamente, y se anda mucho, muchísimo. De hecho, la explicación para empezar a promocionar la bici es que el transporte público ya está muy saturado, y ahora mismo no hay posibilidades ni visos de ampliación. La verdad es que siempre se dice que NY no es Estados Unidos, y en este tema es la pura verdad.

    ResponderEliminar
  20. Qué frase mítica !!! 

    ResponderEliminar
  21. Muy interesante, gracias. También espero impaciente el próximo de Nueva York... o de cualquier otro sitio interesante  :-D

    ResponderEliminar
  22. Avueltaderueda.com9 de enero de 2012, 21:18

    Muy buen articulo, si señor!!!

    ResponderEliminar
  23. Mucha gente se pregunta por qué hay tantos taxis amarillos en la Gran Manzana, y por qué no hay apenas coches. La respuesta es muy sencilla: en coche puedes atravesar la Gran Manzana, pero no puedes quedarte en ella.

    El aparcamiento en superficie es muy escaso, la mayoría de las calles y avenidas no tienen franja de aparcamientos. El aparcamiento en los edificios es prohibitivo, del orden de los 10-12 dólares la media hora!!!

    Por eso (entre otras cosas), el transporte público tiene tanto éxito y está tan saturado.

    :) :) ;)

    ResponderEliminar
  24. Y no la atraviesas gratis: cruzar cada puente son 4 dólares, así que entrar y salir son 8. Nada que envidiar a la Congestion Charge de Londres.

    ResponderEliminar
  25. Yo he llegado a ver un aparcamiento en el Soho, de esos que básicamente consisten en un solar y una especie de andamios de cuatro alturas que cobraba 18 dólares la media hora. Alucinante.

    ResponderEliminar
  26. En las grandes urbes de asia tampoco existen tantas plazas de aparcamiento en la calle. Reducir esas plazas y que la gente aparque en un parking privado es de las mejores medidas disuasorias que hay. Las lineas de aparcamiento al borde de las calzadas tienen muchisimas desventajas

    - quitan espacio público
    - aparcar y desaparcar frena el flujo de tráfico en el resto de la vía
    - la gente aparca antes en SEGUNDA fila que si está comletamente prohibido
    - en según que momentos del día hasta el 40% del tráfico está provocado por gente buscando un sitio para aparcar.

    Lo importante es los parking existentes sean privados, así el coste va a ser real (como en NY). Si alguien pone un parking en un solar tiene que ser igual de rentable que si pone oficinas o casas. Está claro que la gente piensa que el SER es una medida para sacar dinero - y sin duda lo es - pero sigue siendo una espacio subvencionado si se compara con el precio del suelo en las ciudades.

    ResponderEliminar
  27. Una plaza mensual de aparcamieto recuerdo que costaba 450 $. Los aparcamientos a los que te refieres deben ser estos

    ResponderEliminar
  28. Y a los taxis, pregunta a los paki-taxistas lo que piensan de los ciclistas... 

    ResponderEliminar