jueves, 24 de mayo de 2012

La bici gana terreno en la ciudad como solución anticrisis

Tres millones de españoles se desplazan a diario pedaleando por las ciudades. Ya no es solo una moda


Escrito por Àlex Gubern para abc.es

La bici gana terreno en la ciudad como solución anticrisis
Por cada golpe de pedal, un céntimo de ahorro. Por cada nuevo ciclista, un mordisco al déficit y un empujón a la economía nacional. El uso de la bicicleta, cada vez más extendido en España —tres millones la usan a diario— se ha convertido, en una carrera más de fondo que de velocidad, en un probado elemento de ahorro que algunas administraciones y empresas, aunque tímidamente, comienzan a tener en cuenta. Si la motorización que empezó en los 60 en España fue un símbolo del progreso económico, el uso de la bicicleta ayudará a salir de la crisis.

«Ir en bici no es solo una cuestión de comodidad, de hacer deporte, de llegar antes a los sitios; también es un asunto económico, una manera de contener el gasto, privado y público, que hay que tener en cuenta, mucho más en los tiempos que corren». Así se explica Joan Valls, presidente del Bicicleta Club de Cataluña, una de las entidades más activas en España de lo que se conoce como el «lobby» ciclista, colectivo que ve en la crisis, y apelando al pragmatismo, una oportunidad para reivindicar las bondades del pedaleo. «Habrá quien, en el momento actual, vea frívolo gastar en promoción de la bici. Es lo contrario, es una inversión de futuro», añade Esther Anaya, consultora independendiente en temas de Movilidad.

Aunque no existe en España un estudio específico sobre el impacto económico de la bicicleta, otros países sí lo han hecho. Es el caso de un amplio trabajo de la London School of Economics, que en 2010 estimó en 3.557 millones la aportación de la bici a la economía del Reino Unido. Su aproximación es transversal, y trata de sumar tanto lo que aporta la industria de las dos ruedas, como el alivio que supone para el transporte público y la congestión viaria, el ahorro en el sistema sanitario, la contribución al medio ambiente o, de manera más concreta, lo que dejan de gastar las empresas en absentismo laboral. Puede parecer anecdótico, pero ayuda a comprender el impacto directo de la bici: los trabajadores que pedalean están más sanos y enferman menos. Consecuencia: menos bajas. Solo en Reino Unido representa un ahorro de 156 millones al año.

La bici gana terreno en la ciudad como solución anticrisis

Menos muertes al año


Otro estudio, en este caso del Centro de Investigación de Epidemiología Ambiental de Barcelona, calibra el impacto del «Bicing», el sistema de bici pública en Barcelona que, con mayor o menor ambición, tienen otras 185 ciudades y pueblos españoles. La investigación estimó en doce el número de muertes que el Bicing evita al año por la actividad física que implica, un ahorro global para el sistema de salud de 21 millones, por encima de los 15,4 que cuesta el sistema en Barcelona. Es probable que los ciclistas que circulan por nuestras ciudades no sean conscientes de estas cifras, sí en cambio que hayan calculado el ahorro directo que supone comenzar a pedalear. La escalada del precio de la gasolina y del transporte —notable en Madrid y Barcelona— lleva a muchos a ver en la bici una alternativa para la movilidad cotidiana.

Impulso municipal


Las estadísticas así lo señalan. Según el IV Barómetro de la bici de la DGT (2011), el porcentaje de usuarios sigue estable, lo que crece es la intensidad de uso. Es decir, el ciclista ocasional pasa a ser diario; del uso lúdico al transporte para ir al trabajo. Según la DGT, la utilización de la bicicleta para acudir a trabajar pasa del 6,8% de 2008 al 11,9% de 2011, o del 17,4% al 30,3% en desplazamientos cotidianos. Los porcentajes de mayor crecimiento, en ciudades de más de 500.000 habitantes.

La administración parece asumir las virtudes de la bici: la DGT impulsa una reforma del Reglamento de Circulación para dar mayor cobertura al ciclista, sobre todo urbano, y los ayuntamientos, con mayor o menor vigor, fomentan su uso. Antonio de Guindos, concejal de Movilidad de Madrid, señala a ABC el ejemplo del carril bici Mayor-Alcalá, el proyecto M10 y el sistema público de alquiler de bicis para 2014, aunque este último «sin ser tan extenso como el de Barcelona». En la capital catalana, su homólogo Eduard Freixedes añade a este diario que «si se cree en la bici hay que empezar por pacificar el tráfico». Por calidad de vida, pero también por economía, añaden los ciclistas.

24 comentarios:

  1. Buenos días España!!!!, que noticia de buen rollo,...,así mola empezar el día!!!

    Bici a macheteeeee!!!


    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  2. ¿11% de ciclistas para ir al trabajo? ¿30% de usuarios cotidianos? ¡Las ganas!
    Las ciudades que más usan la bici:
    Vitoria 7%, 
    Donostia 3%,
    Sevilla 2%
    Barcelona 1%
    datos de aquí

    ResponderEliminar
  3. Ojalá no fuesen los motivos de penurias económicas los que incrementasen el uso de la bici y motivasen a más gente. Es una buena noticia pero triste a la vez,.

    Con respecto a las declaraciones de Antonio de Guindos, solamente hay que ver como cada vez van retrasando más y más los planes de acción para el fomento del uso de la bicicleta en Madrid. Siempre hay una excusa para que las buenas intenciones se queden en promesas incumplidas. Ojalá cumplan todo lo que prometen con respecto a la bici, sin modificaciones ni demoras.

    ResponderEliminar
  4. el 11%para ir a currar ni de coña, no hay nada más q mirar q a las puertas de los edificios de oficinas hay 4 ó 5 bicis como mucho, y sólo cuando hace buen tiempo. el 30% de "uso cotidiano" hay q estar un poco fumao, o entender por cotidiano una vez al año. A lo mejor si se incluye la bici de spinning nos podemos acercar, pero aún aceptando pulpo, me parece mucho. Vamos, q nos comemos una y nos contamos 20.

    ResponderEliminar
  5. creo que se refiere a que sobre el total de desplazamientos en bici (no sobre el total de todos los vehículos), el 11.9% es para ir al trabajo y el 30.3% se trata de desplazamientos cotidianos. Eso sí puede tener sentido.

    ResponderEliminar
  6. cuanta mountain bike para ir por ciudad no?

    me recuerda a la gente que se compra 4x4 urbanos :-D

    ResponderEliminar
  7. Si, puede tener sentido y bastante morro. La estadística se explica medio bien o no se pone. En ese caso habría que decir que el 57.8% restante es uso lúdico o deportivo. *DONT_KNOW*

    ResponderEliminar
  8. Por alusiones ;)

    Yo soy de los que se mueven por Madrid en una bici de campo... y espero seguir haciéndolo así mucho tiempo. Sí, sé que no es lo ideal, que iría más rápido y me cansaría menos con una bici urbana, pero cuando solo quieres/puedes tener una bici y quieres darle un uso urbano de lunes a viernes y un uso recreativo los fines de semana, no te queda otra que moverte por las calles de Madrid con una bici de monte.

    :) :) :)

    ResponderEliminar
  9. O que el 11,9% la usa "alguna vez" para ir al trabajo. 

    ResponderEliminar
  10. Siempre puedes tener dos tipos de ruedas distintas y cambiarlas a conveniencia.
    La bici de montaña vale para todo, no así la urbana.
    Yo he optado por tener una de montaña y otra urbana...

    ResponderEliminar
  11. Estoy de acuerdo con Aalto: una bici de montaña funciona bastante bien en ciudad, mientras que una de ciudad en campo no dura ni un cuarto de hora.

    ResponderEliminar
  12. Madre mía ya están los cansinos anti MTB ;)  Yo me muevo con una bici de montaña de maravilla por la ciudad. Me permite meterme por los caminos de tierra de la casa de campo/retiro cuando me apetece. La gente piensa que son lentos pero mi bici es bastante rápida a pesar de ser de montaña. Permite una versatilidad que se agradece y subir las cuestas de Madrid con facilidad (vivo rodeado de ellas)...

    ResponderEliminar
  13. Recordando un gran artículo de Baldo:

    <span>Consejos para elegir entre bici urbana o de montaña</span>

    Si estás pensando en una nueva adquisición debes escuchar varias opiniones, comparar precios, prestaciones, garantías y al final, no lo dudes, elige... la que te dé la gana.
    :) :) ;)

    ResponderEliminar
  14. Lo mismito, vamos...
    La estupidez del día.

    ResponderEliminar
  15. Por llevar la contraria un poquito, cuando voy por caminos sigo usando mi fija: el fin de semana pasado, hasta por caminos blanditos por la lluvia, y con neumaticos de 25mm. Se que no es lo ideal, pero para ir en plan tranquilo con los peques me sirve

    ResponderEliminar
  16. <span>Nuestros abuelos tenían una bici de ruedas grandes y finas y se metían por el campo a recoger leña. Al menos el mío...  
    Tenemos mucha tontería que obedece más a insatisfacciones -surgidas a raíz del vacío existencial que padecemos- que a verdaderas necesidades.</span>

    ResponderEliminar
  17. Que la gente se pille que la bicicleta que le de la santa gana, hombreeee....!!!!, para gustos los colores.

    ResponderEliminar
  18. Víctor, esos perjuicios también se pueden romper, aunque cueste trabajo. Cada cual que use la bici que le plazca, fuera de la competición restingir los modelos de bicicletas exclusivmente a determinados terrenos tiene más de limitación mental que técnica.

    Con ruedas de 23, 25 y alguno de 28. Yo uso de 24 en la trasera y 23 en la delantera (que es la rueda que se ve en muchos planos y fotos en primer plano), peso casi 90 kilos en una bici de carretera de aluminio que tiene decenas de miles de kilómetros por pistas y caminos de tierra:

    http://vimeo.com/35258914
    http://torresdeasfalto.blogspot.com.es/search/label/GP%20Canal%20de%20Castilla

    ResponderEliminar
  19. Que sea posible meterse por casi todos los sitios con unas ruedas finas no quiere decir que las gordas no tengan sus ventajas. Que nuestros abuelos solo tenian bicis con ruedas finas sobre todo se debe a que no había otra cosa :)

    ResponderEliminar
  20. Nadie niega las ventajas de las ruedas gordas, la bici que uso preferentemente en Madrid y debido a que suelo llevarla casi siempre cargada es una MTB modificada con el cuadro reforzado y con unas ruedas de 35.

    Y evidentemente si voy a hacer monte uso una de MTB, pero si voy a ir por pistas y caminos en las condiciones que se ven en las fotos prefiero una bici de carretera y si me voy a encontrar barro una de ciclocross. También tengo una urbana que apenas uso por que me resulta bastante incomoda ya que no estoy acostumbrado a ir erguido en la bici y a las distancias medias que me toca hacer habitualmente en bici, Vicálvaro sigue estando en el culo del mundo para casi cualquier cosa. Para distancias de menos de 5 km prefiero ir a pie.

    También tengo dos de las bicis de mis abuelos pero no me atrevo a hacerles muchos kilómetros por que son muy viejas y aunque las tengo bien cuidadas están bastante tralladas.

    ResponderEliminar
  21. Una discusión un poco tonta. En las ciudades que no  hay demasiada tradición de cilcismo urbano, la gente suele usar lo que le pilla más a mano, es decir la bici que utiliza para el ocio y el deporte. Al fin y al cabo tampoco se van a comprar veinte bicis distintas. Cada uno que vaya con lo que más le guste, pero que vaya. Eso es lo importante. 

    ResponderEliminar
  22. Creo que tampoco estamos discutiendo nada, si no me equivoco la mayoría pensamos de forma parecida, que cada cual lleve la bici que le plazca, fuera de la competición pierde importancia el tipo de bici que uses y que sea estrictamente específica al terreno o pavimento por el que vayas a usarla y en muchas ocasiones no es necesario ni cambiarles los neumáticos. Solo puntualizaba con unos ejemplos que las limitaciones técnicas de las bicis dependen más de nuestra mentalidad o actitud e incluso y en menor medida de nuestra pericia, que del propio artilugio a pedales.

    ResponderEliminar
  23. Bueno, supongo que lo de "<span>cuanta mountain bike para ir por ciudad</span><span> " se refiere a la primera foto. Probablemente porque espiga no sepa que la segunda foto se tomó el mismo día y solo una bici era una mtb.</span>
    <span>Que por cierto, viendo la foto nadie diría que llovió fuerte varias veces... </span> ;) <span> </span>

    ResponderEliminar
  24. Es como todo...es el uso que le des...si tienes una finca el 4x4 es tu solución. Si nunca vas al campo vaya tontería tener una MTB. Si tienes pelillas lo mejor es dos bicis o dos juegos de ruedas, pero si lo que quieres es máximo rendimiento a la inversión, pues para mí la MTB es lo mejor. Yo soy de los de la MTB en ciudad, pero es que mi uso es al 50% pista y desplazamientos al curro. Para gustos colores no hay que demonizar a nadie ni a los de la MTB en ciudad ni a los puristas de la bici urbana, es una cuestión de elegir la que más convenga al uso que haces

    ResponderEliminar