Menú horizontal

martes, 28 de noviembre de 2017

Protección ante la contaminación con plantas de interior

Escrito por Juan Ochoa



Sí. Sé que el tema del que voy a hablar no tiene nada que ver con la bicicleta.

Sin embargo, debido al alarmante episodio de contaminación que tuvimos durante 8 días en la capital, me ha parecido un tema importante de explicar a los lectores y que más gente sepa qué podemos hacer cada uno para protegernos de sus efectos nocivos en la salud tanto en el hogar como en el puesto de trabajo.


Lo que cualquier persona puede hacer para protegerse y a los suyos de la contaminación es… poner o aumentar el número de plantas en una estancia.

Parece un chiste lo que acabo de decir y la mayoría sabemos que tenerlas es bueno, pero realmente no somos conscientes del poder y sus efectos tan positivos estar rodeados de ellas, más allá de que sean bonitas o que queden bien con la actual tendencia verde. Estos son los motivos de porqué se debería aumentar el número de plantas tanto en los hogares o como en el lugar de trabajo:

Mejora la calidad del aire: Ayudan a eliminar sustancias nocivas como la contaminación del exterior o la propia contaminación del interior de un sitio por las sustancias químicas del mobiliario como los barnices, maderas, moquetas, alfombras, lejía o la de la pintura plástica de la pared que llevan compuestos orgánicos volátiles (COVs) y son reconocidos como cancerígenos. También pueden eliminar compuestos como formaldehído, tricloroetileno, amoníaco, benceno o xileno, muy perjudiciales para nuestra salud y que estos contaminantes se encuentran cualquier empresa, hogar, o edificio público. Según un reciente estudio, los ambientes laborales de interior están de 3 a 5 veces más contaminados que el exterior. Otro estudio dice que una casa sin plantas tiene un 50% más de contaminación en el aire que una con. Se tiende a pensar que abrir las ventanas para ventilar una estancia es suficiente cuando hay muchos contaminantes en el interior que no desaparecen ni haciendo eso.

Pueden llegar a ahorrar hasta un 15-20% en climatización si hay un número importante de ellas dentro de un sitio, proporcionando una ventilación natural y una mayor eficiencia energética reduciendo el consumo energético.

– Según un estudio de la Universidad de Cardiff en Reino Unido, se podría aumentar la productividad laboral en un 15% consiguiendo unos efectos óptimos si hubiera 4 plantas por persona en una estancia comparado con una oficina sin plantas. Reducen el estrés, reduce el ruido del sitio, aumenta la capacidad de concentración, mejora la moral de los que la ocupan, hacen un efecto físico y cognitivo positivo en la mente de los trabajadores y por lo tanto aumenta su productividad.

– Se ha descubierto que ayudan a reducir un 24% los dolores de cabeza, se reducen los problemas respiratorios un 34% y la irritación de los ojos un 52%. Ayudaría a reducir el gasto sanitario y el absentismo laboral combinándolas tanto en el lugar de trabajo como en casa. Se sabe que el 75% de los trabajadores pillan al menos un catarro al año e influye mucho la contaminación a la que estamos sometidos en todos los sitios.

Viendo sus beneficios, ahora toca hablar de cuáles serían las mejores plantas para poner, ya que no todas actúan por igual. Según un estudio que hizo la NASA hace 30 años, se descubrió que hay unas 15 especies que son las más eficaces para eliminar la gran mayoría de contaminantes en interiores. Estas son las 5 mejores:

Palmera Areca y planta potho. Son plantas muy comunes y fáciles de mantener. Estas son las dos especies más eficientes de la lista de la NASA y las que más deberían ponerse los salones de casa o en las oficinas.

Sansevieria o lengua de tigre. Lo bueno de esta planta es que es de las pocas especies de interior que producen oxígeno de noche por lo tanto es la mejor opción para poner en las habitaciones y tener un sueño más reparador además de absorber otros contaminantes. En verano se riega cada 7 días y en invierno cada 30. Elimina benceno, xileno y tolueno, tricloroetileno y formaldehído. Aunque realmente cualquier otra es válida ya que esa leyenda urbana de ser perjudiciales para dormir es erróneo: Las plantas apenas consumen oxígeno por la noche. ¿Acaso nos asfixiamos por dormir más de una persona en una estancia que consume muchísimo más oxígeno que las plantas?

Ficus: Absorbe muy bien el humo del tabaco e ideal para poner en estancias donde se fuma. También es recomendable ponerla en cocinas donde se cocina con gas por absorber muy bien el humo y el monóxido de carbono. Elimina formaldehído del aire.

Espatifilo o flor de paz: Muy eficaz y absorbe los 5 contaminantes analizados en el informe de la NASA. Recomendada para poner en el salón o cerca de aparatos electrónicos ya que es la mejor en neutralizar ondas electromagnéticas.



Tanto esta como las otras mencionadas, ayudan a reducir los contaminantes del interior de una estancia en solo 24 horas. Importante limpiar sus hojas mínimo una vez al mes para que no pierdan poder de filtración.

Aunque se puedan ver como un gasto, realmente son una inversión en salud aunque no lo veamos a simple vista como algo tangible como cambiar bombillas antiguas a LED.

En los salones, en los cuartos, en las ventanas, balcones, terrazas, en el rellano del edificio… Cualquier sitio es perfecto.

No hay comentarios :

Publicar un comentario