Menú horizontal

viernes, 20 de julio de 2018

En patinete eléctrico por Madrid

La ceguera del ayuntamiento puede provocar que una gran solución para la movilidad se convierta en un gran problemón para los peatones



Hace dos años, Iñaki Díaz de Etura publicó este artículo imaginando un futuro de una ciudad 30 en el que la gente que se desplazaba a sí mismo no necesitaba usar coches. Recomiendo leerlo ahora, teniendo presente que ese futuro empieza hoy. Adelante artículo:




Si alguien quiere revivir como era la experiencia de montar en bici en Madrid hace 20 años le recomiendo que se coja un patinete eléctrico y circule por cualquier calzada pacificada de esas que no necesitan carril bici según las palabras de los que piden carril bici. Yo lo hice por primera vez la semana pasada por calles de un carril del distrito Centro y la experiencia es sobrecogedora: coches que te pitan para que te quites de su camino, motos que se adelantan a gran velocidad peinándote la oreja, "locos", "fuera de ahí" y otras palabras mayores. No me imagino cómo será circular por calles más grandes.
Tras la experiencia cogí la bici de vuelta a casa y sólo entonces fui consciente de mi día a día:

1. Nadie me pitó, nadie me increpó, nadie intentó adelantarme por dentro de mi carril.

2. Si me hubieran acosado como con el patinete, posiblemente hubiera tenido tentaciones de rodar por la acera.

Hace 20 años, circular en bici en Madrid era así: o lo tenías muy claro defendiendo tu espacio en calzada o era mejor apartarse derrotado ante los vehículos a motor. En aquel entonces hubo un grupo de gente valiente que a través de Pedalibre luchó para que la bici fuera considerado un vehículo de pleno derecho, y pudiera usar la calzada ocupando todo el carril, dejando claro que los motorizados tenían que cambiarse de carril o esperar si querían adelantar. Hoy vemos los resultados positivos de aquella apuesta lúcida*, y aunque todavía hay conductores que no aceptan que la bici esté ahí en medio y bicis que todavía no se atreven a bajar de las aceras, es más el camino recorrido que el que falta, y en un tiempo relativamente corto.

* Se concretó legalmente la lucha de Pedalibre en la modificación de ordenanza de movilidad 2005 (todavía la actual) que en 2010 cambió dos puntos clave, ved artículos 20 y 39


La ordenanza prohibe circular a los patinetes por casi todo Madrid

En la misma situación que hace 20 años se encuentra ahora el patinete eléctrico y otros con motor y freno, como Segways, lo que la DGT llama vehículos de movilidad personal tipo B según su instrucción 16/V-124 (ver cuadro)


Toca pensar si queremos una invasión de estos minivehículos eléctricos por las aceras o por las calzadas, y luchar por ello, ya que el Ayuntamiento no lo está haciendo.

En la Ordenanza de Movilidad que está a punto de aprobarse, los vehículos tipo B pueden circular por calles de coexistencia (véase Malasaña), los carriles-bici que estén separados físicamente del tráfico (Santa Engracia o el Anillo sí, Gran Vía Hortaleza o Las Tablas no), y algunos tramos de parque. Fin. *
 



*Las "Ciclocalles" que también autoriza la ordenanza no son calzadas de 1 carril con ciclocarril a 30 km/h pintado como hasta ahora, sino un nuevo concepto de calle de coexistencia prevista en la propia ordenanza que todavía no existe en Madrid, aquí más detalles



Este es el mapa de los sitios por donde pueden circular legalmente los patinetes eléctricos si la ordenanza se aprueba tal y como está redactada ahora:


Mapa provisional: Habría que añadir las calles de plataforma única típicas del distrito Centro y que se pueden encontrar en alguna que otra zona antigua, como Villa de Vallecas. Por otro lado quizá el Anillo Ciclista no está permitido. Clasificado como "senda-bici", no aparece dentro de las vías ciclistas permitidas.


No es un juguete ni una moda pasajera


Sin embargo, la ceguera del Ayuntamiento no puede ser mayor. Es una concepción de estos vehículos como una moda pasajera por un juguete que hay que tratar de limitar a los lugares por donde se dejaría circular a un niño, a pesar de limitar su uso a mayores de 16 años. Entre tanto, la realidad va superando a la concepción paternalista del Ayuntamiento, algunos datos:
  • Son los vehículos elétricos más baratos del mercado, unos 300€, frente a los 1000€ de un segway o los 1800€ de una bici eléctrica. Sus ventas se triplican año a año, según comentan la Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personasl. 60.000 unidades vendidas este año en Europa, 180.000 en producción para el que viene, y sólo hablamos de fabricantes europeos.
  • Son también los vehículos eléctricos más ligeros y portátiles del mercado: unos 12 kg, frente a 25 kg de una bici o los 40kg del Segway. Eso implica no pocas ventajas de cara a intermodalidad (esa última milla del metro al curro) y de seguridad: no hay que preocuparse de candados para que no te las roben, directamente te lo llevas contigo.
  • Alcanzan velocidades similares a una bici, 30 km/h. Es una velocidad superior a la velocidad media del tráfico, por lo que su ventaja competitiva para no pocos trayectos urbanos está ahí.
Por dejarlo claro: las dificultades de la administración por fomentar el uso de vehículos ecológicos, tales como el precio (en el caso de motos y coches eléctricos), los robos, las cuestas y la intermodalidad (caso de la bici) están aquí resueltos. Hablamos de multiplicar por 10 el área de cobertura de las estaciones de transporte público, haciéndolo competitivo frente al coche en no pocos trayectos largos que actualmente requieren de mayor tiempo.

Mucha gente ya se ha dado cuenta, y ya está empezando a usar estos vehículos para desplazamientos laborales diarios, y no para pasear por parques y Anillos Ciclistas como el Ayuntamiento pretende.
¡Claro que mola más ir por un parque con el patinete! Pero a la vista está con el mapa de arriba que muchas zonas de la ciudad no tienen esa opción.

En ausencia de legislación apropiada, el peatón lleva las de perder

Pregunta: Si en breve vamos a tener miles de patinetes rodando por Madrid para ir a destintos distintos a parques, el Ayuntamiento les prohiben circular por toda la ciudad y los coches les acosas si usan la calzada. ¿por dónde creen que circularán estos nuevos habitantes de la ciudad?



No hace falta ser un lince para darse cuenta de que las aceras son demasiado tentadoras en un escenario así. En Barcelona la irrupción de estos vehículos de movilidad personal está siendo más fuerte, y ya se empiezan a leer artículos de preocupación por la invasión de aceras, e incluso de los propios ciclistas, ante la constatación de que los carriles-bici son demasiado estrechos para adelantarse. No hay por el momento noticias desde la ciudad condal de que exista algo llamado calzada.

Los patinetes pueden seguir la norma de la bici, según DGT

Y sin embargo, los ayuntamientos tienen autorización expresa del Ministerio de Interior de aplicar a todos los Vehículos de Movilidad Personal (tengan o no motor y frenos) la misma normativa que las bicis, según su instrucción V16.






Es algo que ya está estudiando el Ayuntamiento de Valencia, no sin ciertas reticencias al uso de calzada. Más cerca, el Ayuntamiento de Rivas acaba de aprobar ayer que los patinetes tipo B sí puedan usar calzadas como una bici, aunque sin limitar su uso por aceras siempre que adapten velocidad a la del peatón (algo que no va a pasar):


Mallorca afina más, prohibiendo el uso de aceras y autorizando calzadas limitadas a 30 km/h, aunque no los autorizará en el resto de calzadas, por lo que fuera del casco histórico donde está la limitación a 30 tendremos el problema de la invasión de aceras (ilegal en este caso, eso sí).

Para evitar la ocupación de aceras, el patinete eléctrico debe tener suficientes recorridos autorizados en toda la ciudad.

¿Los patinetes deben seguir la norma de la bici?


La diferencia clave frente a una bici es que los vehículos tipo B (patinetes eléctricos incluídos) no pueden señalizar maniobras, al no poder soltar las manos del manillar. En el caso del frenado, esto está resuelto con luz de freno, pero son raros los patinetes que incluyen intermitentes para señalar giros y cambios de carril.

Con esta limitación, parece adecuado un uso de la calzada más restrictivo que la bici, pero sin llegar a la prohibición total que actualmente plantea el borrador. En concreto, debería estar permitido el uso de Vehículos de Movilida Personal tipo B en:
  • Las calles de un carril. Estarán limitadas a 30 km/h con la nueva ordenanza, la velocidad que alcanza un patinete eléctrico. Si se asume la norma ciclista de ocupar todo el carril y que otros vehículos no puedan adelantar por dentro del carril, no es peligroso realizar giros sin señalizar, ya que no hay que negociar con otros vehículos.
  • Carril más próximo a la acera en calles de varios carriles. Con el mismo principio de que otros vehículos tengan que cambiar de carril para adelantar, el giro a la derecha desde un patinete sin señalizar no es problemático. Sí que debería de restringirse el cambio de carril para girar a la izquierda, ya que sí es necesaria la negociación con otros vehículos y por tanto la señalización. En esos casos el usuario debe aprender a hacer cajas de giro para realizar estas maniobras
  • Calles contrasentido limitadas a 20 km/h. Las calles de plataforma única en las que los peatones caminan con total derecho por la calzada permitirán el uso de la bici en ambas direcciones (no, no es un suicidio). Parece lógico que también sea así para patinetes eléctricos.
  • Sendas ciclables compartidas con peatones. Tal como nos señala @antonio_gm dentro de las definiciones de carril, el Anillo o Madrid Río se consideran "sendas ciclables" y no está previsto autorizar su uso a ningún tipo de VMP, por increíble que parezca. Dado que sí está autorizado a usarse en parques donde la bici está permitida, esto parece más un olvido. Sin embargo, en caso de accidente, la indefensión jurídica es un problema.*
*Esto finalmente se ha corregido en el texto definitivo, art. 195. Las sendas ciclables sí se permiten.

En cambio debería estar prohibido en:
  • Calles de 3 o más carriles con carril-bus. En este caso, la norma ciclista obliga a usar un segundo carril, con coches a la izquierda y buses/taxis a la derecha. No es posible salir de la calle sin negociar un cambio de carril que un patinete eléctrico sin intermitentes no podría hacer. Esta limitación sucede también en los carriles-bici tipo Bulevares, que tienen el mismo problema. Sí sería posible hacerlo en calles de 2 carriles con carril-bus como ésta, ya que los giros a la izquierda no requieren negociar y los giros a la derecha se pueden realizar mediante cajas de giro.


  • Calles peatonales: Parece un precio justo a pagar a cambio de lograr toda la ciudad. Si queremos que el patinete se vea como un vehículo, toca dejar a salvo a todos los que caminamos de tener que estar con un retrovisor. Es cierto que la invasión del espacio es menor que el de una bici, y podrían habilitarse permisos concretos (por ejemplo, Plaza de Oriente, o calle Fuencarral a partir de las 23 h), pero debería ser la excepción a la norma.

 

 En Bici por Madrid como foro de Vehículos de Movilidad Personal ¿Tienes algo que aportar?

Buena parte de estas discusiones no tienen en la actualidad un foro donde debatirse y darse a conocer a la opinión pública. Por eso invitamos a usuarios y asociaciones de patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad personal a usar el blog de En Bici por Madrid para publicar la información, reflexiones y artículos que consideréis necesarios.

Hemos creado además un perfil de twitter @patinetePorMad y un perfil de Facebook En patinete por Madrid para manteneros informados.

enpatinete@espormadrid.es

La excesiva restricción de estos vehículos está movilizando redes. Ya hay petición de Change.org y en DecideMadrid. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario