Menú horizontal

martes, 6 de octubre de 2009

Movilidad ciclista en París, todo un éxito

La bici, un transporte más


Hace unas semanas estuve unos días en París. Allí pude contemplar el éxito que tiene la bici entre los parisinos como medio de transporte. Es muy normal ver a los ciclistas urbanos vestidos elegantemente yendo a trabajar o a los recados diarios.

Estación de bicis de préstamo


Este éxito viene acompañado o, mejor dicho, potenciado por el servicio de préstamo de bicicletas Velib'. Una inmensa red de estaciones de bicicletas (dicen que distan unas de otras 300 metros como mucho) donde poder alquilar una bici durante un rato y dejarla en otro. Las bicis son un modelo JCDecaux utilizado en España en ciudades como Sevilla o Santander (que yo sepa). Son bicicletas de buena calidad, bastante robustas. Tienen tres marchas, luces de gran intensidad, cesta delantera y un antirrobo de cable incorporado para atarlas en algún aparcabicis.

Estas bicis de alquiler que, viendo como son las estaciones de grandes, cabría pensar que son las dominantes del tráfico ciclista, se ven acompañadas mayoritáriamente por elegantes bicis urbanas (las conocidas aquí como "de paseo").

Infraestructura, sólo la necesaria


Es cierto que Paris en su mayor extensión es una ciudad llana y eso ayuda. La red de carriles bici (sí, auténticos carriles bici) es muy extensa. Generalmente las bicis comparten calzada con los motorizados y raramente "roban" espacio al peatón.

Auténtico carril bici en calzada

La modalidad de vias ciclistas no se queda en el carril bici. Existen vías segregadas por bordillos pero a nivel de calzada. Los carriles bus son compartidos con las bicis generalmente porque presentan una buena anchura. En los casos en los que el carril bus es estrecho o la intensidad circulatoria es alta se aprovechan bulevares, por ejemplo. También hay aceras-bici principalmente en los cruces, que están señalizados con los semáforos exclusivos para ciclistas.

Carril bici segregado, con separación de bordillo

La gente se desplaza de noche perfectamente con sus luces. En la imagen un cruce con semáforo

¿Y los conductores de automóviles, de autobus, motoristas,... respetan al ciclista? Sí, el ciclista es un vehículo más en el tráfico con los mismos derechos y deberes. Y los deberes se cumplen: respeto a los semáforos y a la prioridad del peatón. El ciclista no se "salta" semáforos o hace "pirulas".

Los cruces están señalizados de esta forma.

Vía ciclista por el bulevar

Una ciudad que presenta una alta circulación ciclista. Este hecho no implica que el tráfico motorizado sea menor porque es, de hecho, muy alto. Las grandes avenidas y la ribera del Sena soportan tráficos densísimos (aquí una prueba de su polución). Pero la zona del interior de la ciudad gana en calidad de vida con la opción de la bici.

En conclusión, París está adaptada al tráfico ciclista y... Madrid llega tarde. Debemos aprender del éxito del calmado de tráfico en las calles de París que las hacen muy atractivas para la bici. En este sentido las ciclocalles anunciadas con el sistema MyBici en 2011 ayudarán pero se deben adoptar medidas en el resto de calles, esas calles grandes y anchas. Espero que con la entrada en funcionamiento de MyBici se lance alguna campaña de concienciación para conductores de automóviles y ciclistas, por la seguridad y el respeto mutuo. Son necesarias medidas que no implican una gran inversión como lo son las aceras bici. Bastaría con calmados de tráfico (cumplimiento de la velocidad máxima, disminución de carriles,...)

No hay comentarios :

Publicar un comentario