Menú horizontal

domingo, 4 de octubre de 2009

La Fiesta de la Bicicleta 2009, un éxito


Miles de ciclistas nos hemos lanzado hoy a pedalear por las calles de Madrid durante toda la mañana. La organización de la Fiesta de la Bicicleta 2009 apuntaba que éramos medio millón, otros medios ponían la cifra en 300.000 ciclistas, aunque el número exacto quizás sea lo menos importante, lo importante era pasarlo bien y disfrutar sobre la bici.

Las calles estaban llenas de ciclistas desde muy temprano. Familias enteras, jóvenes, mayores, y sobre todo muchos niños, eran hoy los protagonistas de la fiesta sobre sus bicicletas.


La salida como otros años, estaba situada en Menéndez Pelayo junto al parque del Retiro, y desde allí a un ritmo lento, subida por Príncipe de Vergara, Pío XII, Mateo Inurria hasta la plaza de Castilla (por cierto, los niños que no conocían el Obelisco preguntaban a sus padres qué era eso tan feo que habían puesto en el centro de la plaza).


Desde allí, bajada por el paseo de la Castellana a gran velocidad, hasta la plaza de Colón (aquí los niños preguntaban dónde estaba la estatua, que había desaparecido de su pedestal), pequeña subida en Génova, y por los bulevares hasta Princesa y la plaza de España.


La subida más fuerte del recorrido, que tampoco era para tanto, estaba situada en la Gran Vía, y una vez llegados a Callao (Papá, dónde está la Plaza, que también la han quitado), sólo quedaba bajar por Alcalá, Cibeles y Atocha, para desde allí volver a Cibeles, la Puerta de Alcalá y llegar a Meta, otra vez junto al Retiro.


Había muchos ciclistas y se circulaba bastante despacio, salvo en La Castellana, pero como repetía una y otra vez el Pulpo desde la salida, "Esto no es una carrera, es una fiesta; no hay que correr, hay que disfrutar de las calles de Madrid".



Eso es lo que hemos hecho esta mañana, disfrutar de las calles de un Madrid sin coches, acompañados por los amigos y por la familia, con muy buen tiempo y un sol radiante. Esperemos que esto no se quede en una anécdota anual y que el ver ciclistas por las calles de la ciudad se convierta en algo habitual.

No hay comentarios :

Publicar un comentario