Menú horizontal

Si te ha gustado el artículo, puedes invitarnos a una cerveza

domingo, 7 de febrero de 2010

Ruta de Colmenar Viejo al puerto de la Morcuera. Febrero 2010

El pasado verano cruzamos en dos ocasiones por el puerto de la Morcuera, en una de ellas subiendo desde Colmenar Viejo, y en la otra haciéndolo desde El Paular. No sabría decir cuál de las dos es más dura, pero si puedo asegurar que las dos merecen la pena el esfuerzo.

Ayer sábado, MiguelS, Carlos y Aalto, con ganas de rodar sobre la nieve, decidimos volver a hacer la ruta desde Colmenar Viejo al puerto de la Morcuera.



Distancia recorrida: 58,26 kilómetros
Altitud min: 829 metros, max: 1.780 metros
Desnivel acum. subiendo: 1.087 metros, bajando: 1.096 metros
Grado de dificultad: Moderado
Tiempo: 7 horas, 7 minutos


Como en muchas de nuestras rutas en bici, también en esta ocasión hemos utilizado el Cercanías para acercarnos al punto de partida. A las 8:50 nos bajábamos del tren en la estación de Colmenar Viejo, situada al sur del municipio a unos 829 metros de altitud, según nos indicaba el GPS.

Nuestro destino era el puerto de la Morcuera que con una altitud de 1.796 metros, es el tercer puerto más elevado de la región madrileña, empatando en altura con el de la Fuenfría.


Tras salir de la estación, las primeras rampas nos permitirían atravesar Colmenar Viejo por la Ronda Oeste, muy solitaria en la mañana del sábado, y dirigirnos hacia el norte buscando el carril bici en dirección a Soto del Real.


El tramo del carril bici es suave, con ligeras subidas y bajadas, que se hacen a buena velocidad con las piernas frescas. Pudimos comprobar cómo ya han empezado las obras de desdoblamiento de la M-609 entre Colmenar Viejo y Soto del Real, que de momento respetan el carril bici. Al llegar a Soto del Real llevabamos 13 kilómetros de ruta.

Soto del Real está situado a 921 metros de altitud, y es el punto de origen de muchas rutas en bici: Miraflores, Bustarviejo, la Morcuera, la Hoya de San Blas… En esta ocasión, una vez atravesado el municipio, saldríamos en dirección norte, buscando el camino de Miraflores de la Sierra. Son vías pecuarias, muy bien conservadas, en las que está prohibida la circulación de vehículos a motor, aunque a pesar de ello nos cruzamos con algunos coches, motos y quads.


No es difícil seguir estos caminos si ya has pasado por allí alguna vez, si no, es mejor llevar un GPS para no equivocarse. Como ayuda para esta parte de la ruta basta seguir las indicaciones de la Hacienda Jacaranda (un lugar de bodas y banquetes).


El GPS marcaba 1000 metros de altitud, todavía nos quedaba mucha subida, y no había empezado la parte más dura de la ruta.


Cruzamos una divertida zona de trialeras, con rocas y algo de barro... para que no se diga que solo vamos por amplios caminos y vías pecuarias.


Nuestra siguiente parada, para tomar fuerzas y contemplar el paisaje, es la ermita de San Blas. Desde allí, las rampas empiezan a empinarse bastante en dirección a Miraflores de la Sierra. Es sólo un aviso de lo que nos espera más adelante cuando empecemos a subir el puerto.


Al llegar al mirador, una nueva parada para contemplar el paisaje a nuestra derecha, desde el embalse de Santillana con Madrid al fondo, hata el cerro de San Pedro. El monte que queda a nuestros pies, de robles y hayas, ahora no luce verde como en primavera, pero también tiene su encanto.


En este punto dejamos el camino a Miraflores para girar a la izquierda 180 grados por la vía pecuaria que nos lleva hacia la Hoya de San Blas y el Puerto de la Morcuera. Aquí empieza realmente la subida al puerto.

pincha en la imagen para verla ampliada

El camino empieza muy suave, para que nos vayamos confiando. La vegetación que nos rodea en esta primera parte es abundante, predominando los robles y hayas, ahora sin hoja.


Según vamos subiendo, el camino se va empinando más y más, giro tras giro, en lo que alguno de nuestros lectores llamaba zig-zags o zetas. La pendiente en las zonas más duras es del 14%, aunque luego mejora bastante, y hasta hay un pequeño tramo en ligera bajada.


Según vamos subiendo, podemos ver las curvas que hemos dejado más abajo. En este tramo la vegetación va cambiando. Si al principio eran robles y hayas, en la segunda curva pasaron a ser sólo pinos, y el suelo pasó a estar cubierto por grandes helechos. Es una zona muy umbría, y el suelo está algo embarrado por las últimas lluvias, pero no hay charcos y se rueda sin problemas.


Empiezan a verse claros entre los árboles de nuestra derecha, lo que nos permitirá disfrutar de unas espléndidas vistas del valle, con el embalse del Vellón y Miraflores al fondo. Hasta ahora el día había sido soleado, pero al acercarnos al puerto las nubes lo cubren todo y la temperatura disminuye bastante.


Aunque se ve algo de nieve a nuestro alrededor, muy poca queda en el camino. En los tramos que podemos rodar sobre la ella, nos divertimos probando a patinar con la bici.


Se acaban los pinos y desaparece la vegetación, sólo matorrales nos acompañarán hasta el puerto. Todavía quedan más de 5 kilómetros para coronarlo y empieza la parte más difícil del camino, no por la dureza de las rampas, si no por el frío y el esfuerzo acumulado.


Los dos últimos kilómetros hay que hacerlos por la carretera M-611 que discurre entre las localidades de Miraflores de la Sierra y Rascafría, una carretera muy transitada por coches y motos. Como siempre que salimos a carretera, encendemos las luces en las bicis y nos ponemos chalecos reflectantes.


La temperatura sigue bajando con la altura, sobre todo para MiguelS que lleva guantes de verano. Todavía nos queda tiempo para hacer unas fotos del valle que queda a nuestra izquierda, contemplar el camino recorrido, y dar un último empujón para llegar al puerto.


Tras unas cuantas curvas, y ser adelantados por muchos coches, llegamos al aparcamiento que se encontraba al completo. Muchos madrileños habían subido con los peques a "pisar la nieve". Unos metros más arriba llegábamos al puerto de la Morcuera.



Estamos a 1796 metros de altitud. ¡Lo hemos conseguido!



Tras un breve descanso en la cima, descendimos vertiginosamente hasta Soto del Real, llenos de barro y helados de frío, con velocidades por encima de los 60 km/h en la carretera y superando los 40 en los caminos. Tras la comida en Soto, solo nos quedaba regresar tranquilamente pedaleando por el carril bici a Colmenar Viejo para coger el Cernanías.

En definitiva, una ruta muy recomendable, para realizar en cualquier época del año. Los caminos están en bastante buen estado, y el paisaje es espectacular.

15 comentarios :

  1. Arrrrrgh!!!

    Firmado

    El rajao

    :) :) ;)

    ResponderEliminar
  2. Vaya perfil !!!

    En 15 kilómetros se suben unos 1000 metros, no está nada mal.
    Lo que no sé es cómo lo calificáis de dificultad "moderada", yo lo veo muy difícil.

    ResponderEliminar
  3. A la próxima ruta te llevamos, aunque sea arrastras.

    :) :) ;)

    ResponderEliminar
  4. Kike, no es una ruta difícil, al menos técnicamente. No hay zonas trialeras, y los caminos están en muy buen estado. Eso sí, son 30 km desde Colmenar Viejo (más 30 de vuelta).

    Si te parece mucho puedes acercarte en coche a Miraflores y salir desde allí. No serán más de 12 km de subida.

    En cualquier caso, merece la pena el esfuerzo.

    :) :) ;)

    ResponderEliminar
  5. ¿más de 7 horas? pues ni que fueseis andando jajaja

    ResponderEliminar
  6. Andarín, en ese tiempo están incluidas las paradas a descansar, a contemplar el paisaje, a hacer fotos... y a comer en Soto del Real. 

    No es que seamos profesionales, sólo unos aficionadillos a esto de la bici. No vamos a batir ningún récord.

    MiguelS, Samper o Antonio le dan más caña y siempre tienen que esperarme, pero ninguno nos dedicamos a la competición, sólo nos gusta disfrutar del paisaje y pasar un día pedaleando en la Naturaleza. Para eso no se necesita correr mucho.

    :) :) ;)

    ResponderEliminar
  7. Una ruta muy bonita para hacerla tranquilamente  :) . El frío en el puerto era considerable y mis guantes me hicieron pasarlo mal durante la bajada  :(

    Martingala te estás convirtiendo en ciclista exclusivamente urbano, anímate a las salidas al campo  ;)
    <span>
    </span>

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho la subida a la Morcuera.
    Yo suelo hacerla desde el aparcamiento de la Fuente del Cura, en Miraflores, y pasado el puerto sigo a la derecha por la pista en dirección a Canencia y regreso por trialeras a Miraflores. Muy divertida, y estoy contigo, Aalto, no hay que ir a batir ningún récord, sólo a pasárselo bien.

    ResponderEliminar
  9. <span>llevaba un tiempo sin poder pasar por "es por madrid" así que no conocía la novedad de este blog</span>
    <span></span>
    <span>daros la enhorabuena, ya que me parece una magnífica idea</span>
    <span></span>
    <span>de esta ruta un comentario: que yo sepa no hay ni un solo haya en la zona, aunque no pretendo sentar cátedra, pero en este tiempo y sin hojas se pueden confundir los troncos quizá con ¿abedules?</span>
    <span></span>
    <span>hay que ver como cambia la meteorología, el día anterior estuvimos nosotros por la zona del pantano de San Juan e hizo un día espectacular, la ruta es muy recomendable, solo hay una pequeña pega: el camino público atraviesa una finca y no les gusta que pase la gente, ponen carteles de toros bravos, etc. la ruta aquí:</span>
    <span></span>
    http://www.everytrail.com/view_trip.php?trip_id=486223

    los guantes cortos en febrero... jeje, dicen en mi tierra que pa aprender hay que perder ;)
    <span></span>

    ResponderEliminar
  10. <span>Me parece una señora ruta, sí señor! ;) . </span>

    ResponderEliminar
  11. Pues ya sabes, no te pierdas la próxima, que seguro que será todavía mejor.

    :) :) ;)

    ResponderEliminar
  12. ¿Abedules? no creo, el abedul es un árbol de más porte, con la corteza blanquecina.

    Viendo otra vez las fotos, aseguraría que son robles.

    :) :) *DONT_KNOW*

    ResponderEliminar
  13. La subida al puerto de la Morcuera, sacada de la guía de Miraflores:

    "Seguimos ascendiendo por el tramo asfaltado para continuar recto sin desviarnos hasta la finalización del tramo asfaltado. Una vez aquí continuamos recto por la pista que se adentra en el robledal para, un poco más adelante, salir a una zona despejada de árboles conocida como El Mirador de la Muñequilla. Continuamos por la pista de la derecha, dejando a nuestra izquierda una bifurcación que nos lleva al Humilladero de San Blas, hasta llegar a una barrera con un paso canadiense justo en la entrada del pinar. Poco antes hemos dejado a nuestra izquierda una pista hormigonada, que en fuerte pendiente comenzaba la ascensión a la Parada del Rey por el PR-M11"

    Efectivamente, robles en el primer tramo, y pinos en el segundo.

    :) :) ;)

    ResponderEliminar
  14. no eran guantes cortos sino finos, eran necesarios unos de nieve ay  :-E
    <span>
    </span>

    ResponderEliminar
  15. <span>no soy un entendido en la materia ni mucho menos, pero sí que me gusta el tema, creo que en toda esa zona robles hay muy pocos, ya que la mayoría son melojos, que es una variedad del roble de mucho menos porte y desarrollo, en esta época del año hay una característica que los diferencia muy bien: al roble cuando llega el otoño se le cae la hoja,mientras que el melojo pierde algo de hoja pero la mayoría permanece en el árbol hasta la primavera</span>
    <span></span>
    <span>tengo un amigo del monte y la bici que dice: para mí hay dos tipos de árboles: los pinos y todos los demás, que son eso, árboles ;) </span>

    ResponderEliminar