Menú horizontal

Si te ha gustado el artículo, puedes invitarnos a una cerveza

lunes, 26 de junio de 2017

Cierra el sistema de bici pública de Majadahonda el 1 de julio

Los abonados al sistema de bici pública de Majadahonda acaban de recibir este comunicado:


Estimado usuario de Majadahonda en Bici. 

Queremos informarte que a partir del próximo día 1 de julio de 2017 dejaremos de dar el servicio de Majadahonda en Bici. El motivo es la no renovación por parte del Ayuntamiento de Majadahonda del contrato y por tanto de las bicicletas, que han cumplido ya más de 6 años de funcionamiento y estaba planteada su renovación a los 5 años. No tenemos constancia de si el servicio va a continuar o no por parte del Ayuntamiento. 



Queremos devolver a nuestros usuarios la parte proporcional de las cuotas abonadas que corresponde a los meses que les quedaban hasta su próxima renovación y que posiblemente no van a poder disfrutar. No es necesario que haga nada, en los próximos días aparecerá abonada en el extracto de la tarjeta de crédito con la que realizó el pago, la devolución de la parte proporcional de los meses que le quedaban por disfrutar. Hasta el 30 de junio podrá seguir utilizando el servicio de Majadahonda en Bici con normalidad. 

Para cualquier duda o consulta pueden hacerlo a info@tevabici.es . Estaremos a su disposición, como siempre, en la oficina de Majadahonda en Bici en Carretera de Boadilla, 6 Local 13 , Jardín de la Ermita 28220 Majadahonda (Madrid) de lunes a jueves de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 y los viernes de 8:00 a 15:00 o por teléfono en el 91 634 4685 

Un saludo


18 estaciones, 230 bicis... y 70 viajes al día de media entre los 1700 abonados majariegos que se quedarán sin servicio*. ¿Eran altas estas cifras?
  • Cada bici se usa una vez cada 3 días. Sobran bicis para el poco uso que hay. Compárese con ciudades grandes, donde lo habitual es que cada bici se use 6-7 veces al día.
  • Cada abonado usa la bici una vez cada 3-4 semanas. En Madrid lo habitual es usarla una vez cada 6 días, en Barcelona cada 2 días.
*Datos del Consorcio de Transportes de 2014
 
Es decir, un uso muy inferior a la capacidad que tenía el sistema, que podría haber logrado fácilmente hacer 10 veces más sin inversión adicional. ¿Estaba mal gestionado acaso el sistema de Majadahonda?

El tamaño de la población, un factor clave

Según el Observatorio de la Bici Pública, la mitad de sistemas de bici pública de España han cerrado.

Por debajo de 100.000 habitantes los casos de cierre son mayoritarios, como muestra el gráfico del Observatorio. Y es que, ni regalando el abono la bici pública es capaz de competir con los otros dos medios de transporte ya asentados en estas poblacones que tampoco pagan viaje: andar para distancias cortas y un coche sin restricciones para ir un poco más lejos.



Majadahonda no es una excepción: con una zona urbana densa abarcable en 20 minutos andando y una zona dispersa en la que el coche puede circular y aparcar sin coste ni restricción alguna, una bici no puede competir fácilmente.

Escasa planificación, también

Si el tamaño es clave, la mala planificación ha resultado también catastrófica. Digámoslo claro, los sistemas de bici pública en estos municipios con poca demanda sólo han sido posibles gracias a las subvenciones del IDAE, que durante años ha estado regalando dinero sin control ni planificación.

Veamos un caso práctico en Majadahonda: Si es cierto que muchos viajes no tenían oportunidad de competir, sí había un caso que podría haber tenido suficiente demanda: el trayecto entre el municipio y la estación.

El coche ha de pagar aparcamiento disuasorio, y andando son 30 minutos. Distancia ideal para la bici.

Ahora, fíjense en la capacidad de la base de bici pública de la estación de cercanías.



Las 48 bases son las que marcan claramente el límite de bicis que llegan por las mañanas y las que vuelven a la tarde. Esos casi 90 viajes en un día, que en fin de semana son muchos menos y que explican esa media de 70 viajes al día del sistema, mientras que en el resto de municipio las bases tienen un uso testimonial.

Igual se debería haber asumido ese uso testimonial, y emplear recursos en hacer esta base más grande para hacer el cuello de botella más amplio.

 Sistemas pequeños ¿tienen salvación?

Si no hay voluntad de poner coto al coche para los movimientos internos, sólo la intermodalidad para hacer desplazamientos metropolitanos justifica estos sistemas. El Consorcio ya había empezado a integrar la tarjeta del Abono Transportes con las de los usuarios de Majadahonda en bici,  la idea era buena pero no llegó a tiempo. Y es que eso hubiera permitido a los que van a Majadahonda a trabajar usar también el sistema, favoreciendo la redistribución a primera hora de la mañana y aumentando así la capacidad del sistema sin coste adicional. 

Pero no nos engañemos, son raros los casos en los que se logre un equilibrio de entradas y salidas, el embudo de la estación va a existir y por tanto su limitación a unas decenas de casos, que condenan a estos sistemas a ser una mera anécdota en el reparto modal. Mientras los ayuntamientos de estos municipios medio-pequeños sigan mirando hacia otro lado y no quieran penalizar el uso del coche en zona urbana, seguiremos viendo caer sistemas de bici pública.

No hay comentarios :

Publicar un comentario