miércoles, 30 de mayo de 2012

¿Cómo ajusto los frenos de mi bici?

Mecánica básica de supervivencia ciclista

Escrito por Baldo. Mayo 2012

¿Cómo ajusto los frenos de mi bici?
Alguna vez me he sorprendido cuando he visto a Grandes (con mayúsculas) aficionados a la bici con problemas mecánicos, sencillos de resolver con unas pocas herramientas y algo de idea de cómo usarlas, pero sin herramientas o, lo que es peor, sin una idea clara de qué hacer con esas herramientas para conseguir que sus bicis funcionen como es debido.

Las bicis sufren con el uso desgaste y pequeñas averías que nos pueden dejar tirados o hacer que nuestra circulación sea incómoda o incluso peligrosa. Tenemos la opción de llevar la bici de vez en cuando al mecánico, pero no es la opción más rápida ni, desde luego, la más barata.

La mayor parte de las averías y mantenimiento se pueden resolver con unas pocas herramientas sencillas, unos conocimientos básicos, algo de tiempo y un buen lavado de manos (o guantes finos ;-)

Los frenos son unos de esos elementos básicos que tienen un cierto desgaste y que por lo tanto necesitan unos pequeños ajustes cada cierto tiempo. Si sabemos hacerles un cierto mantenimiento tendremos los frenos siempre seguros y con buen tacto por un coste mínimo.

Por supuesto estoy hablando de frenos de zapata, más habituales para una bici sencilla, no de disco. Los de disco son bastante más complicados de mantener y ajustar. Y si tuviste para comprar una bici con unos buenos frenos de disco, deberías tener para pagar al mecánico ;-)

Voy a intentar en este post dar unas nociones que os ayuden a hacer el mantenimiento de unos frenos normales. Espero que no haya grandes errores en las indicaciones o nombres de las piezas que dé y, en cualquier caso seguro que habrá alguien dispuesto a hacer todas las correcciones que sea necesario.

Tipos de freno de zapata:


Actualmente la mayor parte de los frenos de zapata son del tipo V-brake, aunque también quedan, en bicis algo más antiguas o infantiles frenos del tipo cantiléver. Estos segundos son algo más complicados de ajustar, menos efectivos y es necesario que tengan una pieza saliente en el centro, como un guardabarros, porque si no, en caso de rotura del cable principal, te podrían bloquear bruscamente la rueda al abrirse las levas.

¿Cómo ajusto los frenos de mi bici?

Cantilever y V-brake


Si te lo puedes permitir, mi recomendación si tienes estos es que, si no funcionan bien, intentes ajustarlos y si siguen sin ir bien los sustituyas por unos V-brake, que se puede hacer casi directamente y los soportes, cables y manetas valen perfectamente.

En cualquier caso, la mayor parte de las indicaciones son comunes a ambos tipos, menos en el enganche final del cable a las levas. Las levas son la pieza que gira sobre los soportes (ejes pegados al cuadro) y que sujetan las zapatas. Si tienes frenos cantiléver, deberás hacer que el tramo de cable que une ambas levas forme en reposo un ángulo de aproximadamente 90º en su unión con el cable principal.

Ajuste de la posición de las manetas:


Aunque depende un poco del gusto de cada uno, para facilitar que puedas frenar con comodidad y, si fuese necesario, con fuerza, las manetas deben estar en una posición ni demasiado alta ni demasiado baja respecto a los puños.

Esto es que en una posición cómoda para conducir, con la mano abierta y alineando los dedos con el antebrazo, la mano apoye justo en las manetas. Que no tengas que girar la muñeca hacia arriba ni hacia abajo para frenar.

Para aflojar las manetas, girarlas un poco y volverlas a sujetar, hay un tornillo que las aprieta contra el tubo del manillar. Suele ser un allen en la parte de abajo. A veces son la misma pieza que el cambio de marchas. La posición se ajusta igual y cuando las muevas, luego no hay que apretarlas demasiado. Es preferible que ante un golpe se puedan mover.

Ajuste del desgaste de zapatas:


Si alguna vez los frenos han ido bien, pero ya no y cada vez tenemos que apretar más las manetas, es por el desgaste normal de las zapatas.

Lo primero que debes comprobar es si las zapatas están suficientemente bien o no. Si están demasiado gastadas y tuvieses que cambiarlas o desmontarlas para algo no te valdrían algunos ajustes que hubieses hecho antes y los tendrías que repetir.

A mi me gusta que en cuanto mueva la maneta un poco empiece a frenar y que las zapatas aprieten fuerte mucho antes de que la maneta llegue al final.

Este pequeño ajuste se hace usando el tensor que incorporan las manetas. No hace falta ninguna herramienta y es inmediato de hacer.

Al tensar el cable con la maneta, acercamos las zapatas a la llanta. Si queremos que frene antes, habrá que dar algo más de tensión al cable de forma permanente. Para eso tendremos que alargar lo que sujeta al cable.

El tensor es una especie de tornillo hueco que se rosca en la maneta, con una tuerca que sirve para bloquearla al apretarse contra la maneta. Ambos tienen una ranura todo a lo largo. No está roto, es así para facilitar el cambio del cable, luego veremos cómo.

¿Cómo ajusto los frenos de mi bici?

Tensor del cable en las manetas


La funda del cable, que se llama camisa, mide lo que mide, y a veces hay sujeciones en el cuadro (4) para “ahorrar en camisas” que son fijas.

¿Cómo ajusto los frenos de mi bici?

Camisa y sujeción al cuadro


En la sujeción a la maneta, podemos aprovechar el tornillo del tensor aflojándolo (hacia la izquierda) para aumentar la longitud de la funda del cable y dar más tensión al cable.

Hay modelos en los que el tensor está roscado sobre la maneta y otros en los que solo está roscado sobre la tuerca y esta apoya en la maneta para sujetarse. En cualquier caso, ajustando el tensor podrás dejar el tacto del freno a tu gusto.

Si todo lo demás está bien, las zapatas deben empezar a frenar más o menos a la vez, sin tocar la rueda mientras no presiones las manetas y ambas zapatas se separarán más o menos lo mismo al soltar el freno.

Si la rueda al girar se empeña en tocar la zapata de un lado en algún punto y la del otro lado en otro punto, puede ser que hayas tensado demasiado el cable o que tengas la rueda un poco descentrada. En este caso será conveniente centrar la rueda, tensando un poco los radios del lado que no toque la zapata, pero ese es otro tema.

Si el tensor está tensando a tope y aun así no frena con fuerza, es posible que tengas que tensar el cable desde su sujeción a la leva. Luego comento cómo hacerlo, que sería la última operación si cambias el cable.

Si las zapatas no se separan igual o una de ellas no se separa y roza, pasamos al siguiente punto.

Ajuste de la fuerza de las levas:


Normalmente necesitarás un destornillador de estrella pequeño (a veces una llave allen muy pequeña) y si tuvieses que desmontarlas necesitarías también una llave allen del 5.

¿Cómo ajusto los frenos de mi bici?

Levas y tornillo de ajuste


Cada leva tiene un muelle que la empuja hacia fuera para que la rueda no se quede frenada. A veces el muelle es solo una espiral corta con un saliente corto hacia cada lado pero habitualmente tiene un lado saliente todo a lo largo de la leva, como en la foto.

Este ajuste y estos tornillos son iguales en los frenos de cantilever.

Como para frenar tira una leva de la otra, si hay un desequilibrio en la fuerza que hace cada una, al soltar el freno, la que está más débil se puede quedar más cerca de la llanta o incluso tocando. El pequeño tornillo sirve para dar un poco más o menos de fuerza al muelle. Apretar (giro hacia la derecha) da más fuerza para recuperar y abrir. Prueba a moverlo y verás el efecto en la fuerza que hace en la posición de las zapatas al soltar el freno. También puedes soltar el cable desde una leva y comprobar como tira cada una hacia fuera, pero para el ajuste fino es necesario que el cable esté montado y que vayas frenando, soltando el freno y tocando el tornillito.

¿Cómo ajusto los frenos de mi bici?

Soltar el cable


Para soltar el cable, si no sale muy fácil, tira de la maneta, sujeta las levas con la otra mano teniendo las zapatas bien pegadas a la rueda y luego usa la mano con la que cogiste la maneta para soltarlo en la leva o en una sujeción de la camisa al cuadro.

Ten en cuenta que para el ajuste de la tensión de las levas no hace falta que la bici se mueva, y que apretar el de un lado es equivalente a aflojar el otro, por si llegas a tope. Ten en cuenta también que el tornillito es para manejarlo con poca fuerza, que si aprietas demasiado se puede pasar de rosca y si está demasiado suelto se podría caer. Si pierdes uno o lo tienes averiado, deberás ajustarlo solo con el otro.

Si realmente llegas a tope de un tornillito y el freno sigue torcido puede ser porque se haya roto o se haya soltado un muelle o porque necesites que en la parte del cuadro se sujete con algo más o menos de tensión. En este caso, puedes soltar el cable y luego soltar la leva con el tornillo allen que está en el eje de la leva y atornillado sobre la parte fija. Puedes sacar la leva y verás los agujeros que sujetan el muelle en el lado fijo.

¿Cómo ajusto los frenos de mi bici?

Agujero para sujetar el muelle en el lado fijo


Habitualmente hay tres agujeros, aunque en la foto haya solo uno. Si el muelle está bien, podrás ponerlo en uno u otro en función de la tensión inicial que le quieras dar, que marcará también lo fuerte que quede la maneta y luego con el tornillito harás el ajuste fino con todo montado.

Cambio del cable


Si el freno no hace nada de nada al tirar de la maneta, es posible que se haya soltado o roto el cable. No es normal que se rompa pero si lo hace suele ser por la cabeza, con lo que será necesario cambiarlo. Cuesta más o menos como un billete sencillo de metro y la herramienta necesaria (habitualmente allen del 5) cuesta algo menos.

¿Cómo ajusto los frenos de mi bici?

Tubo curvado y tornillo sujeción del cable


Para quitar el cable, suelta el tornillo allen o la tuerca que sujeta el cable a la leva y tira para sacarlo. Si se rompió la cabeza del cable, es posible que se haya quedado en la maneta y tendrás que sacarla.

¿Cómo ajusto los frenos de mi bici?

Cable en la maneta


Para meter el cable nuevo, hazlo desde la maneta. Mete el cable por la camisa o camisas, hasta salir por la pieza con el tubo metálico en curva que se encaja en la leva. Las ranuras te servirán para poder encajar la cabeza del cable en la maneta.

Para fijar el cable, una vez encajado todo, afloja el tensor hasta algo menos de la mitad de su recorrido, sujeta las zapatas fuerte contra la llanta, tira del cable desde las levas y sujétalo con el tornillo de la leva, apretando bien. Así se quedaría la rueda frenada, entonces aprieta el tensor para que pierda tensión el cable y quedará bien.

Si pusiste un cable nuevo, sobresaldrá mucho. Con unas tenazas de corte deja que sobren sólo unos 2 ó 3 cm de cable. Si quieres dejarlo bonito, venden unos capuchones de metal blando para ponerlos en el extremo del cable y evitar que se separen los alambres dando un aspecto deshilachado. Se mete el cable en el capuchón y se aprieta con unos alicates para que no se salga.

Cambio y ajuste de la posición de las zapatas


Por muy bien ajustado que esté todo lo demás, si la zapata no está bien, pues no frenará bien y a veces sorprende lo bien que frenan unas zapatas en condiciones.

La zapata debe tener suficiente grosor, tener la goma limpia y en buen estado y apoyar bien en la llanta. Es importante que la llanta esté limpia de grasa. Mucho cuidado si gotea aceite al engrasar la cadena, que puede hacer que perdamos efectividad de frenada. Si sucede, tendrás que limpiarlo todo bien.

A veces, puede pasar que la zapata está muy dura y rígida (cristalizada) especialmente si tienen años. Se puede intentar salvar lijándola un poco. Pero sobre todo, hay que evitar que se desgaste tanto como para que sus sujeciones metálicas hagan de freno contra la llanta, ya que la rallarían.

Con mucho, mucho uso, llegará un momento en que la llanta estará tan suave y desgastada que se podría llegar a romper por el roce con las zapatas. En ese caso, ya tendrás la llanta más que amortizada y habrás tenido que cambiar las zapatas muchas veces.

¿Cómo ajusto los frenos de mi bici?

Tipos de zapatas: barra y rosca de carrilillo metálico


Hay dos tipos principales de zapatas que no son intercambiables, las que incorporan una barrita para sujetarlas y las que tienen un tornillo. De las de tornillo (más fáciles de ajustar y mejores), hay dos tipos que sí son intercambiables, las que se venden como recambio completas y las que se monta la goma sobre un carrilillo metálico y que su recambio es solo la goma.

En todas, la idea para ajustarlas es encontrar la posición buena y luego apretarlas para que no se muevan. Esa posición buena es la que consigues moviendo la biela para que la zapata apoye bien en la llanta y sin tocar la goma de la cubierta. Ambas zapatas deben estar simétricas.

Las zapatas de barrita se sujetan a un pasador que las aprieta contra la leva con una tuerca. La barrita permite ajustar la distancia de la zapata a la leva.

Las zapatas de tornillo tienen una serie de arandelas que permiten un ajuste bastante bueno y fácil y que permite que apretemos la zapata con la leva contra la llanta para sujetarla y podamos apretar la tuerca con facilidad.

¿Cómo ajusto los frenos de mi bici?

Arandelas de una zapata de rosca


Las arandelas que van contra la leva, al tener un apoyo esférico con las siguientes hacia fuera, permiten que la posición de la zapata respecto a la leva se ajuste con una buena precisión. Intercambiando esas segundas arandelas, podremos tener las levas algo más cerca o lejos de la llanta para la misma posición de la leva.

La potencia y la calidad de frenada viene dada sobre todo por la calidad de la zapata y por la rigidez del sistema de bielas o de manetas. Unas manetas o bielas de plástico se doblan al someterlas a esfuerzo y hacen que la presión hecha en la maneta no llegue bien a la zapata. Puedes apretar la maneta a tope pero las zapatas apretarán poco.

En cualquier caso, siempre frenará mejor un sistema normal o incluso malillo pero bien ajustado y con las zapatas en condiciones que uno estupendo pero desajustado o con las zapatas mal.

Con estas indicaciones, creo que deberías estar en condiciones de hacer el mantenimiento de unos frenos de zapata con garantía de no liarla demasiado.

Y si no consigues hacerlo, al menos tendrás la satisfacción de haberlo intentado y siempre podrás echarle la culpa al maestro armero o incluso a mí por no haberme explicado bien ;-)

Baldo, Mayo 2012

44 comentarios:

  1. Gracias por el artículo, Baldo.

    Me voy a salir del tema original, pero tengo una pregunta. La Dahon de la primera foto, ¿es tuya? Es que me interesa precisamente ese modelo de plegable y me gustaría que me dijeras tus impresiones de ella. A mí lo que me echa un poco para atrás es que vaya a ser muy pequeña. Yo mido 1,82, tampoco es que sea un gigante, pero me gusta ir bien erguido.

    ResponderEliminar
  2. enhorabuena, qué gran artículo.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen artículo, Baldo. Muy bien explicado y con mucho detalle.

    Estamos acostumbrados a llevar la bici al taller en cuanto le suena algo, y hay muchas cosas que podemos arreglar nosotros mismos sin mucha dificultad.

    Hasta hace unos meses yo no sabía nada de mecánica básica, pero me tocó montar una bici que me llegó a casa en una caja, por piezas, y tuve que aprender desde cómo poner y ajustar el cable del freno, hasta cómo poner unos pedales o un sillín. Con tus instrucciones me habría sido más sencillo.

    :) :) ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola Ari,
    La Dahon es mia, es de un bicifinde en el que tuve el placer de conocer a Baldo y a Villaramblas.
    Despues hice mi propio bicifinde con Jesus, ahi tienes más fotos.
    Es de rueda 24 y no creo que tengas ningún problema, de todas formas si me das una manera de contactarte te cuento

    ResponderEliminar
  5. Hola Emma. Gracias por la respuesta. Puedes escribirme a ariel.mercado5772@yahoo.ca
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Unos buenos cantilever son unos buenos frenos, de hecho son los mejores en ciertas condiciones extremas por eso se usan en CX y se siguen montando en bicis de todas las gamas, incluso aquellas que superan los 3000 €. Su extraordinaria simpleza y no disponer de puente o un arco cerrado es una virtud en estos frenos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por el artículo.

    Yo, con mi bici, hago el mantenimiento que puedo, o el que me apetece, y luego la llevo al mecánico cuando veo que ya flojea bastante y las cosas que le hago no ayudan. Hasta ahora me ha ido bien, sobre todo teniendo en cuenta lo que tiene que aguantar la bici debido a mi sobrepeso.

    ResponderEliminar
  8. Jamás llevé ninguna bicicleta al mecánico, porque me gusta este tema, es divertido y prefiero hacerlo yo.
    Me he encontrado con algunos casos a los que les habían cobrado una pasta por no hacerles nada y dejarles las averías como estaban. Una de las que vi hace poco y que me llevó 5 horas reparar fue en la bicicleta de un compañero, que tenía la espiga en la que va roscado el cambio trasero doblada, con el consiguiente desajuste de las velocidades. Hubo que usar un torno y un calibre, pero quedó perfecto. Eso sí, el mecánico le cobró 48 euros y se lo dejó igual.

    Un artículo muy trabajado...gracias.
    Servirá para que muchos sigamos aprendiendo cosas.

    ResponderEliminar
  9. Ari, como antiguo usuario de una Dahon Glide, te puedo decir que con tu altura, no podrás llevar una posición totalmente erguida como en las bicis tipo holandesas.

    ResponderEliminar
  10. ¡¡¡Las levas!! ¡¡¡Eran las levas!! ¡¡Muchísimas gracias, Baldo!!! ;)

    ResponderEliminar
  11. Buen artículo, información útil y bien explicada.

    Respecto a la suciedad, lo peor son los días de lluvía, que se manchan con el agua sucia del suelo con restos de grasa procedente de los motores de explosión.
    Yo lo que suelo hacer cuando termina la lluvia o guardo la bici hasta el día siguiente, es aprovechando que las llantas están mojadas, las seco con un pañuelo de papel (que sale negro), así quedan bastante limpias y preparadas para frenar bien otra vez.

    ResponderEliminar
  12. Últimamente están añadiendo, en el freno delantero, un engendro llamado "Power Modulator".

    Es un atenuador de fuerza para limitar la fuerza máxima (y teóricamente mejorar la progresividad)  que reciben las zapatas delanteras y que el ciclista novato no salga volando por encima del manillar.

    Cuando se cambie el cable, se puede aprovechar para tirar el PM a la basura.

    ResponderEliminar
  13. Muy buen artículo para hacer el mantenimiento en casa.
    Si se me permite, 2 salvedades:
    1. Falta mención a los frenos de herradura tipo bici de carretera y que se usan bastante en ciclismo urbano con bicis viejas reconvertidas o en bicis de paseo antiguas y que incluso vienen en plegables como la Brompton.
    2. En el articulo dice que se puede cambiar sin problemas el juego de cantis por unos Vs. Lo cierto es que las manetas para cantilever no suelen ser compatibles con frenos de V por el tiro que tienen y si se usan se corre el riesgo de reducir la fuerza de frenado. Esto se soluciona ajustando muuucho la zapata a la rueda pero pierde progresividad en la frenada.

    En cualquier caso, muy buen artículo.

    ResponderEliminar
  14. A ver no deja de ser una plegable pero es lo más parecido, yo preferiría tener una holandesa pero no quiero dejarla en la calle y fue lo más parecido que encontré para poderla guardar en casa.

    ResponderEliminar
  15. Gracias Baldo, muy currado! En lo único donde te tengo que contradecir es en tu opinión sobre los frenos de disco - so facilisimos de ajustar (me pregunto de donde sale esa leyenda urbana de que son complicados) y el mantenimiento suele ser cero y siguen funcionando igual de bien en mojado y no te rozan los frenos cuando tienes una rueda decentrada - o sea, que todo ventajas :) .

    ResponderEliminar
  16. Axel, ¿te animas a hacer un artículo sobre el ajuste de los frenos de disco?

    :) :) ;)

    ResponderEliminar
  17. 1. Los atornillas de modo que aún sepuedan mover, aprietas la maneta (de esa forma se quedan centrados) y los acabas de aornillar. 2.Cuando se gastan las pastillas separas los pistones con algo plano haciendo palanca y luego cambias las pastillas según las instruciones (es diferente en cada modelo pero siempre facil). 

    Si empiezan a rozar volver al punto 1. Ya está!  ;)  <=claro, eso solo es tan facil con los anclajes Postmount - si aún tienes IS2000 tienes que trabajar con arandelas, pero desde hace años que en bicis nuevas ya solo usan el Postmount.

    Vale, está el tema cuando los tienes que purgar, pero ahí la dificultad consisten en tener el kit para hacerlo. Yo he tenido la necesitad 1 vez en 10 años. Comparandolo con los continuos reajustes que tenía que hacer en los V-Brakes y Cantilever lo considero de ZERO mantenimento.

    ResponderEliminar
  18. A mí también me gusta el tema, pero alguna vez me han cobrado una pasta indecente por temas de discos y amortiguadores.
    Cada vez me voy a meter más en harina. Lo último que he cambiado es un pedalier y me salieron más baratas las herramientas que lo que hubiese cobrado un mecánico. También es cierto que hay buenos mecánicos de barrio que ajustan presupuestos y te buscan los repuestos que valen y hacen sus cosas estupéndamente.
    Para el tema de la espiga o patilla del desviador trasero, en este sitio, que tienen un montón de videos, vi una herramienta que no conocía para enderezarlo.  :)

    ResponderEliminar
  19. ¿Rozaba y la rueda estaba perfectamente centrada?  ;)

    ResponderEliminar
  20. Sí, esa herramienta la descubrí buscando algo para enderezar la dichosa patilla, pero al final lo hice a mano...y me costó un huevo dejarla bien centrada.

    ResponderEliminar
  21. El power modulator es un simulador de frenos malos. Record de invento absurdo.  :-D

    ResponderEliminar
  22. Un buen truco para enderezar la patilla (sobre todo cuando estas en medio del monte) es usar la rueda delantera. Quitando el cierre rapido la rosca del eje es exactamente del tamaño del agujero donde esta atornillado el cambio. Ese sistema tiene 2 ventajas - tienes muy buena palanca para poder hacerlo con suavidad y ademas puedes ver que las dos ruedas queden medianamente paralelas.

    ResponderEliminar
  23. La T-15 me mirará con mala cara por no haber sacado sus frenos, tienes razón. 
    En cuanto al cambio de cantilever por Vs, no estaba seguro de si se podía o no para mi última viejita, lo cambié y frena muy bien...  :)

    ResponderEliminar
  24. Vamos, vamos, unas fotitos, a ver qué es eso del post mount y cómo se purga...  ;) :)

    ResponderEliminar
  25. Qué bueno!!
    probaré.. :-D :-D

    ResponderEliminar
  26. Qué pedazo de artículo! Chapeau :D

    Precisamente he tenido que ajustar los frenos de mi bici un par de veces últimamente (supongo que de usarla tanto todos los días y de coger tanto semáforo se desgastan las zapatas), y lo he hecho de una forma un poco artesanal porque no lo sabía hacer de otra manera U_U

    Lo que suelo hacer es aflojar el tornillo para soltar cable de freno y tirar un poco del cable, y así las zapatas quedan más juntas. Un amigo me comentó lo de las roscas de las manetas, pero un día con un poco de prisa les eché un ojo y no me hacía a la idea de cómo las tenía que usar para ajustar el cable.

    Y lo del tornillo para que ninguna de las dos zapatas quede rozando la rueda es fundamental también!


    Otra vez, muchas gracias :)

    ResponderEliminar
  27. Esto es un anclaje postmount. A diferencia del IS2000 puedes mover el cuerpo del freno con respecto al disco y asi es facil evitar que roce.

    Para purgar necesitas dos jeriguillas, liquido de freno, el tornillo para poder enchufar una de las jeriguillas al freno y lo mas importante: 3 manos :)


    http://www.youtube.com/v/oRhMZhEk47I" type="application/x-shockwave-flash" width="170" height="140

    ResponderEliminar
  28. Gracias, Axel...
    Siempre se aprende algo nuevo.

    ResponderEliminar
  29. Ya puestos a hablar de frenos, aunque se ven poco, existen también unos frenos de llanta por accionamiento hidráulico.

    Llevan un tornillo en la maneta para la regulación de proximidad a la llanta y un ajuste vertical en el anclaje para centrarlos sobre la llanta. Como siempre actúan de forma perpendicular a la llanta, no necesitan ningún otro ajuste.

    Aquí un ejemplo de como se cambia una zapata.

    http://www.youtube.com/v/S-Lz219DvME" type="application/x-shockwave-flash" width="170" height="140

    ResponderEliminar
  30. Efectivamente. Me estaba volviendo loco porque pensaba que era incapaz de encontrar el descentre, y todo el misterio estaba ahí. No veas como se nota la diferencia ¡Muchas gracias! 

    ResponderEliminar
  31. Si te pones así, no te olvides los de tambor - posiblemente la mejor opción para las urbanas.

    ResponderEliminar
  32. Esos si que son de mantenimiento cero :)

    ResponderEliminar
  33. Muy bien explicado! gracias!
    Mara.

    ResponderEliminar
  34. Genial, muy bien explicado todo. Me ha sido de ayuda.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  35. Si te vino bien este artículo, igual también te puede venir bien el de ajuste del desviador del cambio, que está aquí http://www.enbicipormadrid.es/2012/10/como-ajustar-el-cambio-de-la-bici-el.html y también es de los de muy paso a paso :-)

    ResponderEliminar
  36. Añado aquí la foto de una llanta rota por desgaste de las zapatas, tomada en la excursión de enbicipormadrid a Aranjuez de Febrero 2013.

    ResponderEliminar
  37. Gracias mil. Magnífica información. Muy descriptiva !!!

    ResponderEliminar
  38. muy útil, utilísimo, me encontré en una situación, viviendo en el Vall de laguar a 10km de la civilización coche en el mecánico, rueda de la bici pinchada y los frenos descalabrados, intuitivamente entré en esta página y resolví el problema en 10 minutos, por lo que estoy muy agradecido por la info que dais.

    ResponderEliminar
  39. Hola. tengo una bici para mi hijo de 6 años y resulta que frena sin pisar el freno. Me puede indicar alguien que es lo que le pasa. No entiendo mucho de bicix.

    ResponderEliminar
  40. Parece que el cable está demasiado tenso, puede ser que la camisa se haya descolocado en su sujeción al cuadro.

    ResponderEliminar
  41. hola! te quería hacer una consulta. Resulta que que al frenar se me
    traba el freno trasero y no vuelve a la posición original. Tengo andar
    abriéndolo con la mano, haciendo fuerza en palancas de las zapatas (es
    un freno v-brake) para abrirlas. Me podrías pasar un par de pistas para
    resolver o encontrar donde esta el problema, porque le doy vueltas y no
    lo encuentro. Gracias.

    ResponderEliminar
  42. Podría ser que las zapatas no apoyasen bien en la llanta y se quedasen pilladas (especialmente en parado) al haberse desgastado bastante. Suelta el cable y mira una y otra leva a ver cómo apoyan la zapata al apretarlas con la mano contra la rueda. Recoloca las zapatas o cámbialas si es necesario.
    Aparte, es posible que el cable no pase suave por la camisa, por un doblez (del cable o de la camisa) o por suciedad. También lo puedes ver al soltar el cable y endereza o limpia y engrasa.
    Dos pistas, ¿no? ;-)

    ResponderEliminar
  43. a mi me pasa solo de un lado del otro no

    ResponderEliminar
  44. Es un gran artículo, referencia en la red, junto con algún video de youtube.

    Algún comentario sobre las porta-zapatas, si merece la pena, y los tipos de zapatas duras o blandas?

    ResponderEliminar