Menú horizontal

miércoles, 6 de junio de 2018

Carril Bici Castellana ¿Y ahora cómo se sigue?


Caminante ante carril bici Castellana
(Caspar Friedrich, 1818)



Hace un par de años... ¡no, cuatro ya (Dios, qué lejos queda) enumeraba yo en este blog tres maneras de los ciudadanos de hacer activismo ciclista gracias a las nuevas herramientas que Internet nos había concedido a los humanos.

En el tercer punto, hablaba de cómo ya no es necesario tener una asociación tradicional de largo recorrido para torcer las intenciones de la Administración, cito:
  • "Las ideologías clásicas dan paso a alianzas temporales de lo más diverso que se juntan para una acción determinada y tras esta se separan, aunque dejando una red de contactos detrás que puede servir para acciones futuras."
Y un poco más adelante:
  • "El ciudadano ha encontrado otros cauces para manifestarse alternativos a las asociaciones tradicionales, (Conbici en este caso), creando una estructura en red autónoma y sin una cabeza clara. Esto obliga también a repensar el papel de los que hasta ahora eran los interlocutores sociales." 
En aquél momento, EnBiciporMadrid se unió a otros grupos para una acción puntual y jugó las nuevas reglas del ciberactivista frente al asociacionismo tradicional.

A comienzos de 2018, surgió la Plataforma Carril Bici Castellana, con nombre de intenciones claras y proceder muy similar al que acabo de describir. Estos dos tuits del periodista Miguel Ángel Medina hablan precisamente de estas dos características que mencionaba más arriba:




Sin mencionarlos, se está refiriendo a Madrid Ciclista y al blog En Bici por Madrid, es decir, este. Y señala la necesidad de seguir el esquema ciberactivista antes descrito: tejer alianzas temporales para la acción concreta de Castellana, saliéndose de un marco de debate improductivo y dejando de lado grupos ya establecidos que no responden a lo que se demanda. Es hermosamente irónico habernos quedado fuera de juego ("con el pie cambiado", dice acertadamente) con las mismas estrategias que habíamos usado un tiempo atrás.

Esta primera fase de ciberactivismo de la plataforma CB Castellana es, en mi opinión, un triunfo absoluto. No sólo logra generar un nuevo tablero de juego favorable a sus objetivos marcando la agenda, sino que en tres semanas logra tal repercusión mediática que obliga al Ayuntamiento a publicar un documento que llevaba en un cajón desde 2016 en el que se ponen ideas sobre la mesa y se genera un debate público al respecto y el Ayuntamiento abre una mesa temática para tratar el tema.  Y todo sin salir de casa ¡Viva Internet!

6 meses más tarde...

El pasado domingo invitaba la plataforma Carril Bici Castellana a recorrer la Castellana en bici para pedir un carril-bici en el mismo tramo que se recorría. Muy cacofónico todo.

Fueron finalmente unos 500 asistentes, según nuestro video molón con BSO. No soy capaz de juzgar si eso es mucho o poco, pero sí puedo ver cuál es el resultado de la acción. Ha provocado reacción en el concejal de Urbanismo cuando se le ha interpelado (hilo aquí):


Es decir: patada para la siguiente legislatura, y además "ya os lo habíamos dicho, no insistáis con manifestaciones, que no vamos a correr más por ello."

Quizá alguno piense que el posible éxito de convocatoria ha servido para conseguir un compromiso público de parte del concejal, que no hubiera sido posible si la asistencia hubiera sido sólo de, pongamos, 60 personas*. Sospecho que en ese caso, el tuit de Jose Manuel Calvo hubiera sido este otro:



*Cifra mágica en algunas discusiones tuiteras.

Otros pueden estar amargados, pensando "podríamos haber hecho más, y lograr más presión". ¿Os imagináis que los 25.000 firmantes de Change.org se hubieran presentado? Se hubiera llenado la Castellana ida y vuelta, y sin duda, José Manuel Calvo, siempre sensible a la ciudadanía hubiera reaccionado con un tuit de este otro tipo:





El esfuerzo de organización y difusión ha sido gordo y ha ocupado buena parte de las fuerzas de la plataforma las últimas semanas que no se han dedicado a otras líneas de acción (coste de oportunidad, lo llaman). ¿Ha merecido la pena? Creo que no, al menos en lo que se refiere a presionar al Ayuntamiento para que meta el acelerador o a conseguir más atención mediática de la que ya se había conseguido sin necesidad de tal movilización de recursos. Ni siquera está claro que pueda servir para retomar las reuniones con el Ayuntamiento que se produjeron las primeras semanas y que llevan tiempo sin producirse*. Sí considero que puede haber tenido el valor de tejer lazos que más adelante pueden mostrarse necesarios.

*Actualización: Según esta noticia, el Ayuntamiento ha cancelado las reuniones sine die


¿Siguiente legislatura? No, este año

La lentitud del Ayuntamiento en materia ciclista es un tema que ha exasperado a más de un militante según la legislatura se va consumiendo día a día sin ver casi nada de lo prometido. En este escenario, la promesa del concejal de "Justo ahora no, pero si me votas, seguro que lo hago", suena cuanto menos electoralista y no muy fiable.

¿Es posible iniciar el cambio en el eje Castellana en los 11 meses que quedan de legislatura? Hay un resquicio, una compuerta de esas galácticas estrechas que se cierra en breve pero con una pirueta es posible que la nave pueda pasar.

El resquicio: una semana de septiembre

No sé si alguien más se ha fijado en un detalle de la futura Área Central Cero Emisiones, alias "Si no eres residente, tu coche no pasa": el lateral de bajada del Paseo de Recoletos está justo en la delimitación, y no está claro si está dentro o fuera... Y la propuesta de Carril-Bici Castellana pasa justo por ahí.


Ignoro si las cámaras que ya se están instalando en otros puntos del perímetro dejarán ese tramo restringido o no. En cualquiera de los dos casos es una oportunidad de oro para cimentar la primera piedra del itinerario ciclista de Castellana.

Si no está incluido es viable reconfigurar ese lateral para que no sea posible recorrerlo en su integridad si vas en coche pero sí en bici, con la excusa de que es la antesala de una zona restringida. Si está incluida se quitará de un plumazo todo el tráfico de paso sin más gracias a las cámaras. En ambos casos, será más difícil moverse en coche y más fácil en bici. Es la llamada estrategia M6 dentro del documento rescatado del cajón municipal (pag. 56) y que expresamente habla de cortar la continuidad del tráfico motorizado en Cibeles, Colón y Bárbara de Braganza.



La acción está plenamente justificada por la entrada en funcionamiento de las restricciones del Área Central antes de fin de año, evitando las críticas recibidas por el caso Galileo. Y se debería hacer aprovechando la semana de la movilidad de septiembre, como experimento que pueda quedarse de manera definitiva, e incluso en el lateral de subida también.


El efecto del tramo restringido se notará también más al norte, ya en Castellana, aunque con menor intensidad. Se facilita así una posible reordenación en el mismo sentido más adelante.


Sé que es algo todavía lejos del escenario que Carril Bici Castellana plantea, y mucho más del escenario de máximos del propio Ayuntamiento. Pero es un un objetivo factible al alcance de la mano con un calendario de oportunidad ideal que ayuda a que un primer tramo sea más fácil para las bicis y más difícil para los coches que es de lo que se trata.

Podemos estar engañándoos...

He omitido intencionadamente hasta el momento este otro párrafo de aquél artículo de ciberactivismo que refería al comienzo:
  • "Estos eventos invierten el papel de los medios de comunicación, que antes decidían qué era noticia y qué no. Ahora es la gente la que otorga la categoría de "medio fiable" en función de que se hagan eco de lo que se cuenta en cauces menos convencionales."
La iniciativa de Carril Bici Castellana no sólo nos pilló con el pie cambiado, sino que además no quisimos informar durante meses de la misma, quizá por despecho, quizá por hartazgo, quizá por oscuros intereses, según muestra el siguiente documento gráfico...



En todo caso, eso nos deja fuera de la categoría de "medio fiable", según lo publicado por nosotros mismos. Por eso, todo lo que he escrito no debería de tener el mayor crédito, menos entre quienes están partiéndose el cobre por esta iniciativa. A estas personas les pido en coherencia que no me tomen en serio, espero que por lo menos les haya logrado entretener un rato.*

*Este último párrafo tampoco es de fiar

No hay comentarios :

Publicar un comentario