Menú horizontal

Si te ha gustado el artículo, puedes invitarnos a una cerveza

martes, 23 de diciembre de 2014

Flebi Power y Flebi Supra

Dos plegables eléctricas, ibéricas y asequibles a examen


Flebi Power y Flebi Supra
La empresa FLEBI (Folding Light E-Bikes) nació en Sevilla en el año 2010 y en la actualidad dispone en el mercado de tres modelos: Flebi Original, Flebi Power y Flebi Supra.

Hemos tenido la oportunidad de probar estos dos últimos (Power y Supra), y para celebrar la navidad sortearemos entre nuestros fieles lectores una Flebi Original de kilómetro cero, por gentileza del fabricante.


FLEBI SUPRA


Cuando se redacta un análisis de dos o más productos, se suele empezar por el básico y terminar por el avanzado. En esta ocasión vamos a permitirnos la licencia de hacerlo al revés y comenzar por el tope de gama: la Flebi Supra.

Especificaciones y componentes

Esta bicicleta calza unas ruedas de 16" e incorpora un motor de 250 w alimentado por una batería de litio 24 V / 11AH. Su apariencia es robusta y fiable, cualidades que se confirman durante su uso, así como la estabilidad y nobleza que transmite su dirección, algo que es muy difícil de conseguir en una bicicleta plegable y que este modelo proporciona a su conductor con nota alta. 


El peso -18,5 kg con la batería incluida- puede ser en parte el responsable de esta estabilidad pero, lógicamente, supone una desventaja a la hora de combinar su uso con el transporte público. Este handicap no es patrimonio exclusivo de esta bicicleta, ni mucho menos, sino de la mayoría de los modelos eléctricos que de momento se quedan en eso, en bicicletas plegables pero no muy portátiles.

La Supra posee un sistema de plegado bastante interesante. La parte trasera se recoge sobre sí misma apoyando su peso sobre las dos pequeñas ruedas de su parrilla portabultos (al estilo Brompton). Este plegado parcial te permite manejar la bici para introducirla en el ascensor y en otros espacios de dimensiones reducidas sin tener que bajar el manillar o realizar el plegado completo. Lo que ya no nos convence tanto es que el conjunto tija-sillín se queda fuera del juego y hemos de transportarlo aparte o encajándolo en algún hueco de la bici una vez plegada.

El control electrónico es un panel simple sin pantalla desde el que podremos seleccionar los tres modos de asistencia (bajo-intermedio-alto) y comprobar la carga de la batería. El sistema de frenado combina los delanteros en V con un freno de rodillo en la parte posterior, y para cambiar de marcha nos facilitará la vida el clásico y fiable Nexus 3 de Shimano. 

Para cargar la batería, que tiene una esperanza de vida de 600 ciclos, hay que extraerla del interior del cuadro tras plegar la parte delantera del mismo.

(Listas completas de especificaciones y componentes de la Flebi Supra).

En ruta

Como señalábamos anteriormente, la Supra se comporta de manera estable, siendo quizás ésta la mejor de sus cualidades pese a un diámetro de ruedas que podría presagiar lo contrario. Durante el pedaleo no se aprecian traqueteos ni ruidos extraños y en maniobras más exigentes, como pasar por un badén o subir un bordillo no demasiado elevado, esta bicicleta te transmite una gran sensación de robustez.

El motor le proporciona la suficiente fuerza como para afrontar rampas de cierta envergadura sin llegar a cansarnos. Durante la prueba la sometimos al test Cuesta de Moyano-Paseo de Fernán Núñez (Ángel Caído) y lo pasó con total dignidad. Para que os hagáis una idea los que hayáis probado estas rampas con una BiciMad, podríamos decir que con la Supra solo tendríais que emplear un 5% adicional de esfuerzo. En llano también se defiende con la potencia suficiente como para no sentirnos intimidados con la diferencia de velocidad respecto al resto de vehículos.

Respecto al aguante de la batería, pudimos completar un recorrido urbano de 36,5 km hasta agotarla, siempre con el nivel máximo de asistencia y sin escatimar pedaladas en llano. De hecho, esta autonomía se nos antoja más que suficiente para esta bicicleta, pues dura más la carga de la pila que el aguante de nuestro culo, y es que esta bicicleta no está ideada para rutas de elevada distancia. Otro punto a favor es que el indicador de carga no sufre oscilaciones y se mantiene constante en su descenso, proporcionándote siempre una información fiable sobre lo que te queda de asistencia hasta que tengas que emplear tus gemelos a fondo.

Hasta lo aquí expuesto podríamos decir que la Flebi Supra es una bici completa y equilibrada, con una relación calidad-precio importante (949 € iva incluido) y muy recomendable para todo ciclista... de no muy alta estatura. Todas estas buenas cualidades de la bicicleta no podrás disfrutarlas si mides más de 1,70 o si, midiendo menos, tus piernas son como las de Cyd Charisse, pues la altura máxima a la que puedes elevar la tija del sillín es manifiestamente insuficiente para un pedaleo cómodo y seguro. Subiéndola al tope es muy fácil llegar en parado al suelo con los dos pies y en marcha esto supone que las rodillas no recuperen y que después de un rato pedaleando lleguen a sufrir. 

Otro problema que detectamos es que la cadena tendía a salirse cuando en los semáforos tienes que echar el pedal hacia atrás para recuperar la posición de salida, problema que se corrige sobre la marcha si no le imprimes demasiada energía a ese movimiento. El fabricante nos ha avanzado que se trata de un problema con uno de los tensores y que se solucionará en la próxima remesa que salga de la fábrica, junto con una ampliación a 36V de su batería .

Confiaremos también en que una próxima mejora sea la de la altura máxima del sillín -única gran pega que se le puede poner a este interesante modelo-, pues de esta manera el abanico de clientes potenciales y satisfechos se ampliaría de forma notoria.


FLEBI POWER


El motivo de empezar este artículo al revés es el de dejar para el final el modelo de Flebi que más nos ha impactado, y no solo a los que la hemos probado, sino a todo el mundo que se cruzaba con este más que interesante ejemplar de bici eléctrica y plegable.

En la factoría sevillana la bautizaron como Power porque imagino que habría problemas de patente para ponerle un nombre más cinematográfico y es que, cuando sacas de la caja esta bicicleta, no puedes evitar pensar en un cruce de Número 5 con la lamparita de Píxar. Pero no creáis que fue esto un caso de amor a primera vista, ni mucho menos.

Una vez desembalada  se asemeja a una sillita de niño cuando la pliegas, y  la impresión que te da tras desplegar la Power es la de estar ante un patinete eléctrico con pretensiones. Sus ruedas de solamente 12,5" te inspiran más desconfianza que otra cosa pero... no siempre hay que fiarse de las apariencias, dicen.

Especificaciones y componentes

Las susodichas ruedas de 12,5", un motor de 180 W y una batería Li-On 24V-8Ah conforman la estructura básica de la Power.

Pesa 15 kg con la bateria incluida, lo que le confiere más carácter de bici plegable y portátil. La Power se pliega a lo largo, lo que facilita tanto su almacenamiento en casa o en la oficina, como su transporte en este modo compacto. Además, en este modelo la tija y el sillín sí permanecen como parte del conjunto.

El control electrónico os resultará muy familiar a los usuarios de Bici-Mad, pues se trata del mismo mando pero sin el botón de las luces. Los frenos que viste son V-Brake en la delantera y Coaster en la trasera (al estilo inglés por necesidades de construcción: freno delantero accionado con la maneta derecha y trasero con la izquierda), y de nuevo nos encontramos con el Shimano Nexus 3 para cambiar las marchas. Además, de serie incorpora las luces delantera y trasera, un hecho que querríamos dejar de destacar en los análisis de bicicletas (¿A quién le han vendido alguna vez un coche sin las luces de serie?). También de serie vienen los guardabarros y una minúscula pero eficaz pata de cabra.

Otro detallazo de la Flebi es que no has de sacar la batería para recargar cualquiera de sus 700 ciclos de vida. Como si de un ordenador portátil se tratara, le enchufas el cargador a una entrada del cuadro y listo. 

En Ruta

Pese a esa primera impresión de desconfianza, lo bueno comienza a vislumbrarse antes de bajar a la calle, y es que puedes meter la Flebi Power en el ascensor sin plegar ni una parte de su anatomía, y no es necesario contar con un elevador de grandes dimensiones para ello. 

Cuando te subes en ella, efectivamente, parece que vas montado en un patinete con pretensiones pero, oiga, es que la bici va fenomenal. Su motor empuja de maravilla y su estabilidad es mucho más grande de lo que puede parecer desde fuera (incluso puedes soltarte de ambas manos con cierta facilidad). No sabemos si es justo por esa llamativa diferencia entre el tamaño del jinete y el de la montura, o por la llamativa estructura de la bici (quizás por una combinación de ambas), pero la gente te mira cuando vas subido en este modelo. Te miran y te paran, porque en la prueba de autonomía que hicimos por el Retiro tuvimos que parar en varias ocasiones para ser entrevistados por algunos curiosos, y lo más asombroso es que lo hacían sin saber que era eléctrica. Cuando se lo decíamos, incluso alguno tomaba nota del modelo para incluir la Power en su carta a los reyes magos.


Durante el test, que incluía tres subidas y bajadas por Moyano-Ángel Caído, la bici se portó como una jabata hasta agotar su batería tras 23 km recorridos, con un pero a destacar sobre el indicador de batería que, al contrario del que trae la Supra, sufre oscilaciones importantes dependiendo de la inclinación del terreno. No es que sea un comportamiento defectuoso, sino que te viene a decir que, aunque la batería esté a tope, si sigues todo el rato subiendo pendientes con mucha inclinación se va a acabar en un suspiro. Cuando coronas, el indicador de autonomía vuelve a pasar de uno a cuatro palitos, y si vuelves a subir un repecho otra vez baja al mínimo como si estuviera a punto de fundirse.

Otros dos pequeños aspectos que no nos gustaron tanto fueron, por un lado, cierta sensación de fragilidad de la parte delantera en movimientos algo bruscos y, por otro, la lentitud y el peligro de calzar un diámetro tan escaso de ruedas. Es totalmente desaconsejable hacer ni la más mínima acrobacia y hay que tener mil ojos con los baches y huecos del firme para que sus mini ruedas no desaparezcan en el abismo y nosotros con ellas, pero estas dos características -propias del terreno para el que ha sido diseñada- no empañan en absoluto las buenas sensaciones que la Power nos ha dejado. Además, y en contra de lo que sucede con la Supra, esta bicicleta tan canija sí que puede elevar su sillín hasta una altura más cómoda para un buen pedaleo. No es que esté concebida para gente muy alta, pero sí sirve para los que nos situamos en la media de la población.

En definitiva, una buena opción para cortos desplazamientos, bastante portátil y con un precio muy competitivo (799 € iva incluido).



PARTICIPA EN EL SORTEO DE UNA FLEBI "ORIGINAL" DE KILÓMETRO CERO Y/O DISFRUTA DE UN DESCUENTO EN LA COMPRA DE ALGUNO DE LOS MODELOS ANALIZADOS EN ESTA ENTRADA DEL BLOG

La casa Flebi tiene la gentileza de obsequiar a nuestros lectores con una bicicleta plegable y eléctrica, modelo Flebi Original, que será sorteada entre todos aquellos que:

  • Sean seguidores de las cuentas en Twitter de @enbicipormadrid y @flebikes 
  • Publiquen un tuit con una frase original sobre el placer de circular en bici por ciudad
  • Incluyan en el tuit el hashtag #concursoFlebiOriginal

Tendréis de plazo para ello hasta las 00:00 h del día 26/12/2014 y el/la ganador/a del concurso se dará a conocer a partir de las 12:00 PM de ese mismo día a través de nuestra cuenta de Twitter.

EDITADO: El ganador del concurso ha sido Showbiz (@showbiz). ¡Enhorabuena! Podéis consultar el vídeo del sorteo realizado a través de random.org en este vídeo.

Del mismo modo, Flebi pone a disposición de nuestros lectores el código ENBICIPORMADRID para obtener un descuento de 50 € en la compra de los modelos Supra o Power, válido hasta el 31/12/2014 en la tienda online de Flebi y y que, unido a la subvención de 200€ del plan PIMA Aire 4, rebajarían ambos modelos hasta los 699 € y 549 € respectivamente.

8 comentarios :

  1. 949€!!!!! ...con esos componentes??? (..la mitad de los guardabarros, pedales y sillín de plástico, transportín mal diseñado y de juguete, ruedas nisu, hipertrofiadas y "anti-ciudad"), sin contar ese peso y lo poco práctica en el plegado que es, ...ni regalada, gracias.... Parece que la fiebre de la bici eléctrica da alas a parir engendros de cualquier tipo.... y encima, jódete si eres alto!! Jajajaja!!

    ResponderEliminar
  2. Lo malo de estas bicis es que los recambios no son genéricos... Qué pasa una vez que se ha acabado la vida de las baterías? Cuánto cuesta un recambio? Hasta cuándo estarán a la venta?

    ResponderEliminar
  3. Las ruedas pequeñas para Madrid, y los precios, me parecen algo disuasorios.
    Como con 67 tacos y sobrepeso evidente subo de Ventas a M. Becerra y del Matadero al Casón, sin morir en el intento, casi que me espero a las baterías de grafeno...

    ResponderEliminar
  4. Creo que habéis visto pocas bicis eléctricas de 1ª mano, o yo no sé buscar los chollos. Estoy de acuerdo en que no es algo para comprar cada día, pero comparándola con otras eléctricas, que cuesta encontrarlas a menos de 1000€, no me parece tan cara.

    ResponderEliminar
  5. No digo que sea cara, pero con la que esta cayendo, es una inversión nada despreciable.

    ResponderEliminar
  6. Desde Flebi damos las gracias a enbicipormadrid por el análisis que han realizado en su artículo de dos de nuestros modelos.

    También nos gustaría aclarar que algunas de las limitaciones de la Supra que en él se mencionan ya están solucionadas gracias al cambio de tensor y a la sustitución de la tija del sillín por una de mayor longitud.

    Con respecto al precio de nuestras bicis, explicar que los componentes eléctricos suponen alrededor de la mitad de lo que cuestan, y a su vez estos implican modificaciones estructurales que encarecen el cuadro y otras partes. No obstante, montamos cambios Shimano Nexus, frenos Promax y seguimos siendo más económicos que la media del mercado como se expone en la siguiente entrada de nuestro blog:

    http://bicicletaselectricasyplegables.com/component/k2/flebi-supra-frente-a-su-competencia



    Por último invitamos a los lectores de enbicipormadrid a conocer y probar cualquiera de nuestros modelos en primera persona, contactando con nosotros a través de www.flebi.com

    ResponderEliminar
  7. ¡No tengo twitter! Bueno, al que le toque, que nos cuente qué tal la pequeña de la gama...

    ResponderEliminar
  8. Agustín Felipe Farelo26 de diciembre de 2014, 12:39

    Vaya, Yo hice mi tweet pero mi nombre no aparece entre los concursantes del video (@affarelo)

    ResponderEliminar