Menú horizontal

domingo, 3 de noviembre de 2019

Argumentos contra el carril bici (1)

El próximo día toca un argumento a favor del carril bici. De algún carril bici...




Ya sabéis que los carriles bici son uno de los temas que suele causar más y más agrias discrepancias entre aficionados a la bici y similares de Madrid. Estas discusiones sorprenden a los no iniciados que, en el momento en que se enteran de qué va la cosa, suelen tomar partido por una de las dos posturas:
  • Los carriles bici son un horror
  • Los carriles bici son maravillosos
Como ya sabéis algunos, yo suelo escribir de mecánica o rutillas y no me gusta meterme en jardines de este estilo. Primero porque conozco y entiendo los argumentos pro y contra los carriles bici y no tengo una opinión única aplicable a cualquier situación. Segundo, porque no me gusta la forma de discutir y tratar los asuntos en twitter que, unas veces parece un concurso de sentencias y zascas definitivos y otras veces es una jaula de grillos.

Pensaba llamar a este artículo "por qué estoy en contra de los carriles bici" y luego hacer otro de "por qué estoy a favor de los carriles bici" pero, por si hubiese alguien con escasa comprensión lectora, he optado por el título neutro que habéis visto.

Aprovechando un dato de la red de calles de Madrid y con un cierto respeto, siendo consciente de que me acerco a un avispero con un palo, se me ha ocurrido comentar uno (solo uno) de los argumentos contra el carril bici. Si todo va como está previsto, otro día escribiré un argumento a favor.

El tema tiene que ver también con ciertas medidas y estadísticas, que eso me gusta.

Lo primero, ¿Cual es la posición de enbicipormadrid? 
La posición de enbicipormadrid es favorecer la movilidad ciclista conociendo y entendiendo posturas, dar un sitio para la discusión y analizar y razonar con detalle casos concretos. Luego cada uno de nosotros tiene su propia opinión personal y no siempre coincidimos en todo, como cualquier otro grupo de amigos. Mi opinión personal ya la he comentado antes y, realmente, no viene mucho a cuento.

Intentaré hablar de números y datos.

Argumento contra los carriles bici segregados
  • Los carriles bici restan legitimidad al uso de la bici en la calzada, incluso en las calles en las que no hay carril bici.
Explicación

En calles en las que hay un carril bici segregado, los conductores de coche se suelen enfadar si hay una bici en la calzada que les impida ir a la velocidad que quieren. Se suele argumentar que, si los conductores de coche asumen que las bicis tienen sus propios carriles, asumen también que eso es aplicable a todas las vías y no quieren bicis que les puedan estorbar en ningún sitio. Haya carril bici paralelo utilizable o no.

La posible solución de cubrir toda la red viaria con carriles bici segregados tiene unas dificultades de ocupación de espacio, unos plazos de obras y unos costes inasumibles, aunque esto, en realidad sería otro argumento diferente.

Datos y medidas

Suponiendo que fuesen ciertos el argumento y su explicación (eso os lo dejo a cada uno), voy a tratar de medir a qué calles afectaría esa pérdida de legitimidad. Por saber si es algo que debería preocuparnos o no.

Tenemos clara la dificultad de tener algunos datos, aunque en este caso no es demasiado importante. Quiero saber cual es la longitud de calles de Madrid. Primero me limitaré a la zona abarcada por la m-30 y para eso voy a comparar dos tipos de datos:
  • Medida chapucera sobre google maps 
  • Medida hecha con Arcgis sobre la red viaria de Madrid.
Si los datos se parecen, tendré confianza en la estadística. Tengo claro que no puede ser lo mismo comparar una calle de tres calles por sentido con una callejuela de sentido único, pero para lo que quiero ahora, el error es asumible.

Luego comprobaremos la dificultad de entender bien algunas medidas, tirando de datos oficiales  de aquí

Medida chapucera sobre google maps

Con una simplificación enorme, considero Madrid dentro de la m-30 como un rectángulo de 6 km de anchura (e-o) y 9 km de altura (n-s) y que todas las calles fuesen rectas, a modo de cuadrícula, y llegasen se un extremo a otro.
Después mido en varios casos el número total de calles que cruzaríamos con esa línea recta de este a oeste. Salen entre 45 y 50 calles.
Midiendo calles que cruzaríamos con otras líneas rectas de norte a sur salen entre 75 y 95 calles.



Multiplicando esos números de calles por su longitud y sumando, obtenemos un total de entre 855 y 1020 kilómetros de calle.

Medida con Arcgis sobre la red viaria de Madrid

En este caso, hemos utilizado un programa serio de geoprocesamiento y una fuente de datos razonablemente precisa.


El resultado es de 877 kilómetros de ejes de calle, aprox.

Visto el resultado, sigo teniendo claro que la estadística sencilla manejada con un cierto cuidado funciona estupendamente.

El dato oficial

Total viario urbano de Madrid: 3869 km
Tomado de pgs 21 y 110 del índice de vias municipales
Está claro que hay mucho Madrid fuera de la M-30, pero tengo que reconocer que el número me ha sorprendido. Me parece muchísimo, pero de momento no le voy a dar más vueltas.

Km y coste de carril bici

Actualmente tenemos del orden de 48 km de carril bici segregados en calzada y 309 km de ciclocarril, que no son segregados. Aparte, hay 284 km de carril-bici independiente de la calzada (aceras-bici, sendas-bici, pistas-bici...)
En los proyectos que analizamos aquí, el coste estos carriles bici segregados ha sido entre 136 y 649 € por metro, en función de múltiples variables.

La medida del problema

Aprovechando estas medidas, el argumento contra el carril bici segregado quedaría como:
  • Estos 48 km de carril bici segregados ponen en riesgo la legitimidad para utilizar unos 870 km de calles de Madrid, dentro de la m-30, o 3869 km si consideramos todo el viario urbano. 
  • Si consideramos utilizable para las bicis el viario actual, tal y como considera la Ordenanza Municipal, tenemos acceso al 100 % de los sitios de Madrid.
  • Si nos limitamos a lo accesible desde carril bici, nos limitaríamos a algo entre el 1 y el 5 % de los sitios.
  • El coste económico de construir carriles bici suficientes para hacer accesibles todos los sitios de Madrid podría ser de entre 112 y más de 2500 millones de euros, de acuerdo a los costes de proyectos anteriores y al considerar las calles dentro de la M-30 o todo Madrid.
En resumen

Explico y cuantifico (a lo bruto) un argumento en contra de los carriles bici aprovechando para hacer y comprobar unos números y un uso simplificado de la estadística. Siempre con cuidado de que no parezca que tengo una opinión cerrada única para todos los sitios. Porque, realmente no la tengo.

Como siempre, agradezco los comentarios que hagáis aunque preferiría que no soltaseis argumentos diferentes a esto de la deslegitimación, que ya habrá ocasión. No he entrado mucho a valorar si es cierta o no esa deslegitimación, pero para eso ya estáis vosotros y vuestras experiencias.

Para aquellos más observadores, la foto del inicio del artículo no es de Madrid, la hice en Sevilla. Por cierto, -¿a qué velocidad se podría recorrer ese carril bici con seguridad y sin salirse? - Que noo, que eso es otro tema!

Saludos,
Sed buenos

No hay comentarios :

Publicar un comentario