Menú horizontal

miércoles, 4 de abril de 2018

Cómo recuperar una acera invadida por coches sin salir de casa

Una persona que prefiere mantenerse en el anonimato nos narra cómo está logrando recuperar varias aceras de Madrid invadidas por la indisciplina de conductores sin necesidad de salir de casa. Animamos a nuestros lectores a colaborar.





Puede que a muchos no les guste lo que voy a pedir en este post, ya sean ciclistas o cochistas, pero me siento en la obligación de hacerlo.

Se trata de pedir a los lectores de este blog mano de hierro con aquellos conductores que aparcan sus coches subidos a la acera, ocupándola total o parcialmente, y lo denuncien a través del formulario de contacto del Ayuntamiento de Madrid o llamando al 092.


Pero no me refiero a esos casos de que alguien se sube puntualmente a la acera de algún barrio céntrico y no se les ve más el pelo, sino con aquellos conductores que aparcan en sus barrios de residencia, y que les importa más bien poco el derecho de sus vecinos a una movilidad peatonal libre de obstáculos (pero que su “libertad” de aparcar donde sea ni se la cuestionan).

Veo mucho por Twitter cuentas de gente que menciona a la cuenta de la Policía Municipal con fotos de infracciones, y también los hay que llaman al 092 al ver alguno aparcando donde quiere y, aunque es bueno todo esto de denunciar públicamente o llamar (que aplaudo todas las opciones), muchas veces pienso que somos demasiado blandos, especialmente contra aquellos que se creen estar en un plano superior a los demás a la hora de aparcar. No es que tenga ningún odio hacia el coche ya que yo también soy conductora ocasional y tiene mucha utilidad cuando se usa de forma racional, pero me hierve la sangre ver calles enteras con coches subidos a la acera. Tanto la Ley de Seguridad Vial como el Reglamento General de Circulación expresan claramente la prohibición de estacionar sobre las aceras y demás zonas destinadas al paso de los peatones. Independientemente de que se trate de la totalidad del vehículo o de una mínima parte.

La experiencia: denunciar funciona


Hace unos meses me dio por empezar a denunciar a través del formulario de contacto del Ayuntamiento de Madrid aquellas calles que detectaba que es habitual que los coches aparquen subidos a las aceras. De hecho, la idea inicial y lo expresaba en los emails que mandaba, no pedía que se multase a los coches, sino solamente que instalaran bolardos para que los coches no pudieran subirse y así no causar perjuicio económico a nadie, sea pudiente o no.

El caso es que de los cuatro emails que mandé al principio, recibí una llamada de la Policía Municipal. Me dijeron que habían ido a la calle que les había pedido que pusieran bolardos para que los coches subidos a la acera no pudieran aparcar ahí porque obstaculizaban especialmente si se quería pasar con un carrito de bebé o alguien en silla de ruedas. La respuesta fue que habían multado a 20 coches y que además habían solicitado la instalación de bolardos. En ese momento me sentí mal por las personas que habían sido multadas pero me di cuenta que realmente es como aprende el ser humano para que cambie: Cuando les tocan la cartera.

Unos días después recibí respuesta de otro escrito. Confirmaron que habían ido varios días a ver el sitio y entre todos 32 multas además de retirar un camión por la grúa. Solo uno de los sitios denunciados lo conocía físicamente de pasar por ahí habitualmente y saber que siempre había coches subidos.

En otros casos y gracias a la poderosa herramienta Street View de Google Maps, se pueden descubrir calles en barrios que nunca uno ha pisado.
Gracias a ello, en tres meses han sido alrededor de 200 los vehículos multados.



Que cada uno juzgue si le parece mal o bien que se denuncien estas cosas, yo al menos creo que es necesario. No se puede aparcar donde uno quiere. Hay demasiados coches ya para el limitado espacio disponible y las aceras son para los peatones. A algunos les puede parecer muy mal esto de denunciar, pero al menos el que ha sido multado se lo pensará dos veces volver a subirse a una acera y eso es algo que gana el peatón.

Cómo denunciar


Volviendo al tema de denunciar, es verdad que si llamas o les escribes, funciona y van de cabeza. Si alguno de los lectores está cansado de ver este tipo de situaciones y cree que avisarles es una pérdida de tiempo, que se anime a denunciarlo* tanto a través del formulario de contacto del Ayuntamiento (si es el caso de un sitio que es día sí y día también) o de algo puntual se puede llamar al 092 pero al ser esta de pago, recomiendo guardar en la agenda del teléfono el número de la centralita de la Policía Municipal de Madrid que es el 915 88 50 00 y así al menos no te cobran.

Si se quiere  agilizar el trámite, puedes poner directamente un correo a la comisaría del distrito donde se produce la infracción. Aquí se pueden consultar las direcciones de correo.

También animo a pedir bolardos al Ayuntamiento aunque me enteré hace poco por parte de un operador de las oficinas de Atención al Ciudadano que, desde hace unos meses, el equipo de gobierno municipal ha dado órdenes para no instalar más bolardos aunque lo pidan los vecinos por eso de las barreras arquitectónicas. Por muy molestos que puedan ser, al menos evitan que los coches no se suban y es un error dejar de instalarlos donde hagan falta. Yo lo seguiré intentado.

Una persona


*¿Tienes alguna localización que denunciar?

Si has localizado alguna calle en Street View en la que la invasión de aceras sea la norma y quieres que hagamos una denuncia desde En Bici por Madrid, déjanos un comentario o escribe a enbici@espormadrid.es. Prometemos informar del resultado


No hay comentarios :

Publicar un comentario