Menú horizontal

Este blog lo escriben exclusivamente voluntarios

¿Echas de menos un tema? Escríbelo tú y enviálo a enbici@espormadrid.es y te lo publicamos en un par de días. Si quieres colaborar sin escribir o si te ha gustado un artículo, puedes invitar a una caña a quien escribe, que siempre hace ilusión.

viernes, 20 de abril de 2018

CICLISMO EN FEMENINO: Ella y él en MTB y Cicloturismo


Continuamos con nuestra observación comparativa que ya iniciamos la semana pasada Ciclismo En Femenino: Ella y él. Bicicleta urbana con las respuestas de Iván y Elena. En esta ocasión nos van a contar sus preferencias en relación a la bici de montaña y el cicloturismo, las otras dos modalidades que practican. ¿Tendrán visiones tan diferentes como en la bici urbana, o serán un poco más próximas?

BICI DE MONTAÑA

¿Qué se te da mejor?

I: Las bajadas sin duda, esos senderos técnicos que me suben la adrenalina y me exprimen en busca de la mejor trazada.

E. Sin lugar a duda, subir puertos. Es donde soy más capaz de alcanzar mi ritmo, busco una cadencia constante, encuentro el ritmo adecuado para mis pulsaciones y yendo en molinillo, cada vez me voy sintiendo más a gusto.






¿Qué tipo de terreno es el que más te gusta?

I: Cualquier terreno, me puedo adaptar sin grandes dificultades. Aunque hay un tipo al quien tengo respeto, es el barro, ese barro botijero que te frena la rueda y no te deja avanzar . Pero para serte sincero, el terreno rodador es de mis preferidos.

E: Probablemente los caminos lisos, aunque poner un poco de emoción de vez en cuando, alguna raíz, alguna piedra no viene mal. Pero al final me quedo con las rutas en las que la mayor parte del camino ya sean senderos o pistas, sean más bien aplanados.

Descríbeme una de las rutas que más te guste. Cuéntame tu ruta modelo.

I: De las que más me gustan es la que pasa por el sendero del “Ingeniero”, en plena naturaleza y con la dificultad justa para poder disfrutar del camino.
En cuanto a mi ruta modelo, podría ser una de las últimas exploraciones que tuvimos por la zona de Robledo de Chavela, repleta de senderos, alguna subida corta pero fuerte, y muchas bajadas por senderos de cualquier tamaño y dificultad

E: Subir a la sierra, sin duda. Hacer puertos, sentir que puedes subir un puerto, y luego otro, y otro..jajajaj. Estoy exagerando, pero, una ruta que incorpore subir la Morcuera, el Pasapán, recuerdo mi primera ruta por allí, te marca un antes y un después en el ciclismo de montaña. Fuera de Madrid, desde luego, mi ruta modelo puede ser el Soplao, sobre todo la parte de puertos como El Moral, o Fuentes,donde nos encontramos puertos largos a ritmo diesel.




¿qué es lo que más te cuesta al montar en bici? ¿Qué dirías que odias?

I: Alguno diría que es lo que más cuesta son las cuestas, pero el verdadero  “enemigo” es el viento que siempre está en nuestra contra cuando le dé por soplar.

E: Los inicios. Al haber adquirido cierto fondo, lo que más me cuesta es arrancar, es como si estuviera desentrenada, parece que no tenga ritmo. Una vez que consigo ganar ritmo, cosa que pasa después de unos 20 kilómetros (dependiendo de la ruta), la cosa ya empieza a ser mi lugar en el mundo.

¿qué bici usas para tus rutas de montaña?

I: En mis principios empecé con una hibrida con cubiertas de ciclocrós, menos mal que no puede hablar, si no, me multarán por torturador! Y desde hace varios años me he pasado a una con doble suspensión que es capaz de devorar cientos de kilómetros sin quejarse. Con recorrido de 100mm de ambas suspensiones, que sin ir más allá puede bajar por las trialeras más divertidas, una bici versátil!

E: Bicicleta de montaña rígida marca Trek Skye SL. Es una bici adaptada a la morfología de la mujer, cuadro corto, sillín con espacio para isquiones anchos.. Fue un regalo;  no costó más de 550 euros, pero  lo más importante es que se ajusta a mi morfología y me siento cómoda con ella. Como desventaja, es bastante pesada, pero si no pruebas otras bicis, no lo notas.


CICLOTURISMO.

¿Cuál sería tu itinerario modelo? ¿qué características tiene?

I: Montañan, me encantan las montañas. He estado por el Pirineo Frances, en la parte baja entre San Jean Pied de Port y Hendaya y me encantaría hacer la Trans Pirenaica.



E: Bufff!! Creo que todos! Cuando he ido por zona de costa, y todo muy llano, he echado de menos la montaña, pero hay zonas de acantilados por las que he ido  de viaje en bici de las que tengo unos recuerdos espectaculares, y parar a comer en las playas y darse un baño es algo genial. Probablemente para que tenga más emoción me gustan los itinerarios con desnivel, eso es por gustarme la bici de montaña. Creo que me aburriría en terrenos completamente llanos. De hecho casi todos mis viajes tienen zonas con buenos desniveles. No hay mejor sensación que subirse un buen puerto bien cargadita con las alforjas, jajaj.

¿qué es lo que más te gusta de ir en bici en un viaje?

I: El ritmo que llevas cuando vas de viaje en bici te permite disfrutar de los paisajes, parar si es necesario hacer alguna foto. La libertad de desviarte si quieres por algún camino, improvisar.

E: Tooooodo!! Lo que se suele decir de los viajes en bicicleta. El ritmo, algo intermedio entre el coche y caminar, mientras viajas ves los paisajes, te puedes parar, haces las fotos que quieras… Me gusta que también sueles ir más a menudo por poblaciones pequeñas, y en un par de días te conviertes en una pueblerina, ya te estorba la gran ciudad. El silencio, el ritmo, el hacer tranquilo. También me encanta que con cuatro cosas ya te apañas. Los dos primeros días te sientes incómoda por los cambios de costumbres, pero después me siento feliz de tener que llevar muy poca ropa, y adaptarme a las costumbres más básicas, sobre todo cuando vas de albergues o con tienda de campaña, en la que ya eres totalmente autosuficiente.




¿y lo que menos?

I: Siento decepcionaros que no hay nada que no me guste! Jajaja! Disfruto cada parte del viaje, desde su preparación (tracks, alojamiento, cosas que ver…etc.) hasta la rutina diaria (lavado de ropa)

E: Pues eso mismo, los primeros días cuando aún no estoy habituada al ritmo de viaje. El arranque, incluso el arranque cada mañana, cuando las piernas están todavía entumecidas. Pero después no quieres parar, y no quieres que se acabe el viaje.

Qué prefieres,  ¿grandes rutas durante todo el día haciendo el máximo de kilómetros? O rutas más cortas

I: Prefiero un equilibrio entre los dos. O mejor dicho parar a cierta hora, a las 18:00 – 18:30 está bien. El recorrido diario con su desnivel y firme (carretera, pistas o senderos) son los que dictan los kilómetros que se van a hacer. El ritmo es el mismo, DISFRUTÓN!!!

E: Es una gran pregunta. Lo que he comprobado después de llevar algunos años viajando es que del dicho al hecho hay un trecho. YO suelo decir que me gusta parar a una hora en la que todavía te da tiempo a hacer todo tranquilamente. Al final eso se ha ido traduciendo en rutas no tan cortas, en las que te pasas el día en la bici, pero que cuando llegas sí te da tiempo a ducharte, lavar ropa, cenar… Está comprobado que la hora ideal de llegada son las 18 horas. Antes no necesito llegar, prefiero entretenerme por el camino. Aunque en todos los viajes acabo prometiendo que en el siguiente trataré de estar antes en el lugar de destino.

¿Cicloturísmo en bici híbrida o en bici de montaña?

I: En híbrida por supuesto, esa es la bici que tengo. Es el primer velocípedo que me he comprado, el que me ha llevado a recorrer muchos y muy variados caminos. Tengo que reconocer que al principio quería cambiarla, pero nuestra relación se ha hecho más fuerte durante los años, y ahora no hay quien nos separe. Es una bici polivalente, el ahorro de energía yendo por asfalto es mucho mayor comparado con una BTT. Y con el tiempo me he acostumbrado a ella, si la bajada es más accidentada pues se disminuye la velocidad

E: También es una buena pregunta. Yo sobre todo he viajado por la Península Ibérica. Eso signigfica terrenos en su mayoría abruptos, de diferentes tipologías, buenos desniveles. Para todo eso la bici de montaña se adapta mejor. Siempre he soñado con tener una bici híbrida, pero eso ahora forma parte de los sueños, jajaj. Actualmente uso la misma bici de montaña que uso para las rutas mtb, adaptándola con transportín y alforjas. Y va perfectamente. Con una híbrida creo que me vería limitada en determinados terrenos.

¿qué bicicleta sueles usar para tus viajes? ¿cuál te gustaría llevar?

I: La hibrida por supuesto, en dos ocasiones me he llevado la doble con trasportín pero no es la bici idónea para hacer cicloturismo. Para hacer viajes uno tiene que ir con una bici simple y de fácil mantenimiento.

E: Como decía, uso una bici de montaña rígida, una Trek Sky SL. Es mi compañera de fatigas, y ya nos entendemos muy bien. A veces me comentan que iría mejor con una bici más ligera, y como decía, cuando veo las bicicletas híbridas me enamoro de ellas, pero reconozco que lo más polivalente para el tipo de viaje que hago en este momento es una bicicleta de montaña rígida. Las dobles las veo más incómodas, porque no les valen todos los trasportines. 




¿total autonomía y mayor carga, o prefieres ir parando en alojamientos, restaurantes, etc.?

I: Llevar todo contigo te da más libertad todavía, aquí en España te limitan solo los campings y los sitios de acampada permitidos (muy pocos). He tenido viajes de total autonomía y también parando en albergues. Prefiero un equilibrio entre ambos, bueno, más bien un 80/20 a favor de la tienda de campaña.

E: Los dos. Ahí tengo una lucha interna que se va disipando a lo largo de los días de viaje. En realidad confieso que me gusta tener algunas comodidades, como tener una cama donde dormir, una ducha caliente… no tener que cocinar ya que estoy de vacaciones…, no soy una de esas grandes viajeras a las que admiro,  pero algunos de los viajes en los que más he disfrutado han sido en los que no tenía ni ducha y me he acabado lavando en un río, o con el agua de la bolsa de agua, con el bidón. En los que he cocinado lo que tenía a mano. Lo que se siente quedándote en medio del bosque, sintiendo la soledad de la naturaleza no se siente con todas esas comodidades. Sólo pensarlo me devuelve a esos sitios por los que he pasado y me dan ganas de volver a estar ahí.


No hay comentarios :

Publicar un comentario