Menú horizontal

domingo, 5 de julio de 2009

Ruta en bici al Mirador de Valpalomero, en el Pardo

Estamos en el mes de julio, y con estos calores veraniegos no apetece recorrer muchos kilómetros en bici, ni subir grandes puertos... mejor será dejar esas rutas para septiembre. Pero también podemos pasar una mañana divertida sobre la bici a unos pocos kilómetros de Madrid.

Hoy vamos a contaros la ruta que sube al mirador de Valpalomero en el Monte de El Pardo.


Ver en un mapa más grande

El Monte de El Pardo, con una extensión de 16.000 hectáreas, pertenece al municipio de Madrid, y supone más de una cuarta parte del término municipal de la capital (el 26,4%).

La mayor parte de su área (aproximadamente 15.100 hectáreas, el 94,4% de la superficie total) se encuentra cercada, mediante una valla que recorre su perímetro, a lo largo de 66 kilómetros. La visita a esta zona está totalmente prohibida. Las 900 hectáreas restantes (el 5,6%), donde se localizan algunas áreas urbanas como los barrios de El Pardo y Mingorrubio y deportivas como el complejo de Somontes, poseen un valor ecológico inferior. Aquí sí es posible el acceso, a través de diferentes sendas y caminos, habilitados a efectos recreativos.


Para llegar al Monte de El Pardo en bici, lo más sencillo es hacerlo desde el Anillo Verde Ciclista, entrando por la calle Braojos y el camino que discurre junto al Campo de Golf de la RFEG (Hemos escrito varias veces sobre este acceso, y la polémica que se suscitó con su reforma: 1, 2, 3).


Una vez pasada la valla podremos tomar el camino bajo, sobre los túneles de la M-40, o seguir subiendo por el camino de Montecarmelo que discurre junto a la valla del campo de Golf, para desviarnos más tarde a la izquierda y bajar por un divertido sendero con mucha arena.


La ruta que vamos a seguir coincide con la de la Senda Real GR-124, y por lo tanto será sencillo seguirla buscando las marcas rojas y blancas del camino.


Seguiremos por divertidos senderos, paralelos a la carretera de El Pardo (M-605), cruzando por dos veces la carretera del Club de Tiro hasta llegar a la carretera del Palacio de La Quinta de El Pardo.

Esta carretera suele llevar muy poco tráfico, y deberemos seguirla durante un kilómetro, pasando bajo las vías del tren. También podemos hacerlo por un camino que discurre por su izquierda.

Una vez pasado el túnel, a unos 500 metros, dejaremos la carretera para seguir un camino que sale a nuestra izquierda. Como indicación para no perdernos, el camino está cerrado al tráfico con una barrera.


El camino en este tramo es bastante pedregoso, pero se sube sin dificultad hasta la colina de Valpalomero. Al llegar a la zona más alta nos encontraremos con un camino con buen firme, recientemente reformado. A nuestra derecha sigue el GR-124, y a nuestra izquierda tras una gran explanada, se encuentra la colina de Valpalomero, la fuente y los miradores de Valpalomero.


La colina de Valpalomero es una gran explanada, muy frecuentada los fines de semana, con bancos y mesas para descansar o comer, y desde la que tenemos las mejores vistas de la zona norte de la ciudad de Madrid.


Un poco más hacia el este tenemos los dos miradores, que cuentan con paneles descriptivos de que es lo que se contempla desde ellos. El mirador de Valpalomero 1 se encuentra más al este, y nos permite ver a nuestra izquierda la ciudad de Madrid, cubierta por su boina de humo, al frente el Monte de El Pardo, y al fondo los municipios de la Sierra.


Desde el mirador de Valpalomero 2, orientado al norte, tenemos una perspectiva de toda la Sierra de Guadarrama.


Para regresar a nuestro punto de partida tomaremos el camino recientemente reformado por el que llegamos, pero hacia nuestra izquierda. Unos metros más abajo tendremos la opción de girar a nuestra izquierda para bajar por rápidos caminos con mucha arena suelta (el que hemos elegido en esta ocasión), o seguir por el camino "bueno", más suave.


Una vez abajo, tomaremos los estrechos senderos que discurren entre los pinos paralelos a la carretera de El Pardo. Aquí se suceden las subidas y bajadas, en algunos puntos con bastante inclinación.

En definitiva, una ruta tranquila que según la opción elegida, nos permitirá recorrer unos diez o doce kilómetros, y que podremos realizar en poco más de una hora a ritmo suave

No hay comentarios :

Publicar un comentario