Menú horizontal

Si te ha gustado el artículo, puedes invitarnos a una cerveza

miércoles, 15 de julio de 2009

Ruta en bici por el Camino Schmidt y el Camino del Calvario (III)

Tramo Puerto de Navacerrada - Cercedilla: el Camino del Calvario


(Aquí, el tramo anterior de nuestra ruta)

Además de la carretera M-601, o el tren Cercedilla-Navacerrada-Cotos, también se puede subir o bajar al Puerto de Navacerrada por caminos y senderos aptos para senderistas y ciclistas. En este caso hemos bajado a Cercedilla por el Camino del Calvario, y también una pequeña parte por el divertido sendero Whistler.


Después de bajar por la pista de esquí de La Estación, llegamos a la estación de ferrocarril que nos lleva de Cercedilla a Cotos por Navacerrada. Sólo suben 5 trenes al día en laborables y 8 en festivos (ver horarios). Precio, 5 euros desde cualquier estación de Cercanías (es decir, sale por el mismo precio el viaje Atocha-Puerto de Navacerrada que el de Cercedilla-Puerto de Navacerrada).

Desde el final del andén veremos que salen dos caminos: de frente la trialera senda Whistler, y a la izquierda, el Camino del Calvario que es el que vamos a seguir en esta ocasión.


El Camino del Calvario en la zona cercana al Puerto tiene mucha piedra suelta y cruza pequeños arroyos. Hay que llevar mucho cuidado, porque a la mínima te puedes llevar un buen susto. Es normal encontrarse en el camino con muchos ciclistas y senderistas que suben desde Cercedilla.


Si a las piedras le unimos el agua y el barro, la cosa se complica un poco más todavía, y es que en un buen tramo, el agua baja por el camino como si fuese un arroyo. Como era de esperar, uno que yo me sé acabó en el suelo, aunque esta vez sobre el barro.


Al desaparecer las piedras, más abajo, el camino se hace muy rápido y se alcanzan buenas velocidades. Debe hacer bastante calor, pero el aire de la bajada y la sombra de los árboles hacen que ni nos enteremos.

Como ya conocíamos el camino, decidimos cruzar en el primer desvío a la derecha a la senda Whistler, que discurre serpenteante al otro lado del río.


Cruzando ríos, pasando bajo troncos, subiendo y bajando piedras, la senda Whistler es una trialera muy rápida que exige mucho nivel. Nosotros, que somos ciclistas novatillos, la bajamos con bastante dificultad.

Valga el símil, es como si un esquiador principiante se mete haciendo cuña en una pista negra. Acabará bajándola, pero más vale que no le vea nadie, porque pensará que está haciendo el ridículo.


En el último tramo volvemos al Camino del Calvario, en una zona muy rápida y divertida. Han desaparecido todas las piedras, y el firme es muy bueno.


Antes de llegar a Cercedilla pasaremos junto a la Presa, llegando a la carretera de acceso, recorremos unos metros por ella, y volvemos a bajar por una amplia pista hasta Cercedilla para entrar junto al polideportivo Paquito Fernández Ochoa. Sólo queda atravesar Cercedilla para llegar a la Estación, nuestro punto de partida.

Una bajada divertida desde el Puerto de Navacerrada a Cercedilla, con tramos rápidos, ríos, piedras, trialeras… habrá que repetirla en más ocasiones

No hay comentarios :

Publicar un comentario