Menú horizontal

jueves, 15 de octubre de 2015

Lo que pocos se cuestionan del modelo Copenhague

Por favor, miren detenidamente este entretenido vídeo  del puente Donning Louises de Copenhague.


Morning Ebb And Flow from jim slade on Vimeo.


Para muchos, este video refleja un ideal, el destino al que debería de aspirar Madrid: mucha bici y poco coche.

Sin embargo, a algunos este vídeo nos chirría.
No es sólo el desigual reparto del espacio, que asigna el 60% del espacio del cruce para que lo usen 3 ó 4 coches en el tiempo en el que pasan alrededor de 100 bicis por un espacio considerablemente menor.

Realmente, lo inquietante es ¿por qué la calzada está prácticamente vacía mientras los ciclistas tienen que esperar pacientemente un par de ciclos semafóricos para continuar?

¿Acaso tienen prohibido salirse de su carril?
¿Tienen miedo de compartir calzada con tal número de coches?
¿Igual ni siquiera se cuestionan el privilegio de espacio que el coche tiene frente a la bici?

No sabemos qué pasa por la cabeza de esos cientos de ciudadanos, pero sabemos por qué sucede: en algún momento se quiso arreglar un problema poniendo una frontera que ahora que es imposible derribar.


Si algún día Madrid alcanza tal número de bicis y tan bajo número de coches (ojalá), nos gustaría que no fuera por haber puesto fronteras, para que el espacio público pueda repartirse como en este otro vídeo. También fue Copenhague, por cierto.

No hay comentarios :

Publicar un comentario