martes, 24 de julio de 2012

Cierra el servicio público de alquiler de bicicletas en Pinto por falta de uso

Publicado en Madridiario.es - Fotografía: Carla Zapata

Cierra el servicio público de alquiler de bicicletas en Pinto por falta de uso
El Ayuntamiento de Pinto ha anunciado este lunes que ha acordado eliminar el servicio público de alquiler de bicicletas Bicipinto, ya que, según el consistorio, hay una escasa demanda -57 bicicletas al mes- frente a un elevado coste -más de 7.000 euros mensuales-. El servicio, que inauguró el ciclista Alberto Contador en 2010, dejará de prestarse el 1 de agosto.

La Concejalía de Medio Ambiente ha rescindido su contrato con la empresa concesionaria de Bicipinto para que el servicio deje de prestarse a partir del 1 de agosto. Según ha informado el Ayuntamiento, en la actualidad hay en torno a 70 usuarios totales registrados, aunque la cifra real de préstamos de bicicletas es de 57 al mes, una media de 1,9 préstamos al día.

Según el consistorio, el mantenimiento de Bicipinto cuesta 7.050 euros mensuales, 84.600 al año, por lo que cada bicicleta que se presta tiene un coste para las arcas públicas de más de 123 euros. De enero a junio de este año se han realizado 342 préstamos de bicicletas, mientras que por el mantenimiento del servicio se han facturado 42.300 euros.

En el acuerdo alcanzado, la empresa concesionaria será la responsable de devolver a los usuarios registrados para todo el año 2012 la cuantía correspondiente, a través de un número de cuenta que les pedirán por teléfono para realizar el ingreso de la cantidad que les corresponda.

El concejal de Medio Ambiente pinteño, Julio López Madera, ha señalado que "estamos en una época en la que tenemos que valorar en qué se gasta cada euro de los pinteños para eliminar lo que, en estas circunstancias, no se puede mantener".

Este servicio de alquiler de bicicletas fue inaugurado por el ciclista Alberto Contador el 20 de septiembre de 2010, quien defendió el uso de este medio de transporte antes que los coches por ser "muy saludable, respetar el medio ambiente, y porque la gasolina está muy cara".

Por entonces, se pusieron al servicio de los vecinos 110 bicicletas repartidas por nueve puntos de la ciudad y Contador expresó su deseo de que en poco tiempo "estas bicicletas se queden escasas y haya que utilizar más". Sin embargo, menos de dos años después, el servicio puesto en marcha por el socialista Juan José Martín es cerrado por la alcaldesa Miriam Rabaneda por su falta de uso.

23 comentarios:

  1. Una pena que no hayan montado un servicio mejor planificado.

    ResponderEliminar
  2. Yo voy a Pinto muy de vez en cuando y me informé cómo podía hacer para alquilar unas 3 o 4 veces al año, o simplemente 1 vez, como turista... Era imposible.
    A ver si algún visionario consigue que empiecen a ser rentables estas empresas.

    ResponderEliminar
  3. Vivo en Pinto. Lo que no pueden pretender es cobrarte una tasa anual y luego, cada vez que quieras descandar la bicicleta, tener que enviar un sms con un coste. Si sumas todo es, me compro una bicicleta baratuna y me sale mejor. Señores, el sistema es malísimo, queriendo hacer negocio de algo que debería ser un servicio al ciudadano. Buen planteamiento, por ejemplo, el sistema de París, donde sale muy económico y sencillo. Además, deberían fomentar el uso de bicicletas y no pintar 4 señales en la calzada sin sentido.
    He dicho

    ResponderEliminar
  4. Como siempre en las iniciativas públicas, la culpa la tiene el cliente.

    ResponderEliminar
  5. Y que vsn a hacer con las bicis? Si son económicas yo estaré interesada :D

    ResponderEliminar
  6. Pues que se las vendan al Ayuntamiento de Madrid, que con la subida del SER ya han empezado a recaudar....

    ResponderEliminar
  7. Se empieza a desinflar la burbuja del alquiler de bicis. Cuánto óxido vamos a ver en las calles de nuestras ciudades en los años venideros...

    ResponderEliminar
  8. Habría que ver las causas de por qué ha fracasado, pero en principio, en época de crisis brutal, la bicicleta debería notar un aumento.

    Seguro que si se hubiera tratado bien a este sistema no lo eliminarían.

    ResponderEliminar
  9. Una vez más, se demuestra que no fallan tanto las infraestructuras como las ganas de la gente por ir en bici. El resto son excusas del tipo "es muy caro", "es complicado", etc. etc. La consecuencia es que se ha gastado dinero público en algo que tiene buena prensa y pocos usuarios. Algo así como los documentales de la 2, que todo el mundo asegura verlos pero todos acaban viendo Telecinco.

    Sobre el precio: hay quien comenta que por ese precio -el que sea- es más rentable comprarse una bici barata. ¡Sólo faltaría! Una bici barata vale bastante menos de 100 euros. ¿Pretendemos que se nos ofrezca un servicio de alquiler y mantenimiento de las bicis casi a coste cero? Pues NO con mis impuestos. El que quiera tener una bici, o tres, como es mi caso, que se la compre. Y si quiere utilizar un servicio municipal de alquiler, que lo pague bien pagado. Estamos acostumbrados al absurdo del dinero público para todo. ¿De verdad alguien coge o deja de coger la bici por el coste que supone comprar una y mantenerla? No hay quien se crea semejante estupidez.

    Sobre la complejidad: en la mayoría de ciudades europeas donde están instalados sistemas similares no es posible hacer un alquiler turístico de la bici. Hay que ser residente y dejar algún tipo de garantía de pago en caso de deterioro o pérdida de la bicicleta. 

    Todo esto viene porque para el político de turno queda muy bonito hacerse fotos con un montón de bicis. Unas bicis que, por cierto, suelen ser caras, poco eficientes y pesadas. 

    ¿Alguien puede explicarme qué perfil de persona es el que utilizaría en Madrid un sistema de este tipo? 

    ResponderEliminar
  10. En Madrid serian principalmente turistas - igual que en Londres o Paris - dos sistemas que si pueden usar los turistas. La pregunta es, porque una ciudad como Pinto tiene que tenener tal servicio? Porque tienen und ciclista profesional dopao en sus filas?

    ResponderEliminar
  11. 57 alquileres al mes... 57 alquileres al mes!!!!! Por cada alquilerito se están pagando 123 €!!!! Les había salido más rentable comprar una bicicletilla barata al que la quisiera!!! Quién le explica esto a Merkel????

    ResponderEliminar
  12. En Sevilla una de las razones por las que triunfó el alquiler de bicicletas fue la gran cantidad de robos que había de bicicletas particulares. Al personal le gusto bastante (me incluyo) poder coger y dejar la bici sin el miedo al robo.
    Además el precio es muy económico y cada vez que coges una bici tienes 30 minutos gratis, que en una ciudad como Sevilla te da casi para recorrerla de punta a punta. Si ves que no te da, te paras y cambias de bici y tienes otros 30 minutos.
    A los turistas se les facilita un sistema de alquiler semanal con las mismas condiciones pero solo un poco mas caro de lo habitual. La provisión se hace directamente a la tarjeta de crédito si pasa algo con la bici.
    Todo ello aderezado con una buena provisión de carriles bicis por la ciudad.
    Además a la ciudad no le sale tan caro porque las bicis van con publicidad.
    A mi no me importa que se use el dinero publico para intentar fomentar un sistema de transporte mas ecológico y sano. Las cantidades de las que hablamos me aparecen ridículas con lo que se dedica al fomento del coche.
    Lo de Pinto es una pena, una apuesta que hicieron, ya sea por tener a un ciclista famoso, por hacerse la foto o la razón que sea, que no les ha salido bien.
    Las razones; puede haber sido que lo hayan hecho en una ciudad donde la gente no quería/necesitaba unas bicicletas publicas, ya sea porque ya tienen o porque no les interesa. También puede ser que no hayan impulsado el sistema de manera adecuada, pues se tiende a pensar que un sistema de alquiler de bicicletas funciona solo con ponerlas ahí y ya la gente las usara.

    ResponderEliminar
  13. De hecho, el sistema de Sevilla creo que es de los pocos que es autosuficiente con las cuotas y la publicidad. Sin embargo, aunque ha tenido un claro efecto positivo en el aumento de la bici, por los datos de movilidad publicados su influencia en la reducción del uso del coche ha sido muy escasa.

    ResponderEliminar
  14. <span>Madrid tiene muchas cuestas. Me imagino llenos hasta los topes los aparcamientos de bicis de Madrid Río y vacíos totalmente los de NNMM hacia arriba. Un problema parecido al que tiene Barcelona.  
    Yo soy escéptico respecto a estos sistemas. El que quiera bici, que la pague y la cuide él, como hacemos la mayoría. Y cuando seamos muchos en bici (y vuelva a haber dinero en España), ya nos pensaremos si nos interesa poner bicis en alquiler. Pero sin ciclistas es tirar el dinero como han hecho en Pinto y tantos otros sitios. Lo que me sorprende es que Pinto se eche a la calle para apoyar a un devorador de solomillos y no para protestar por los derroches de su Ayuntamiento.</span>

    ResponderEliminar
  15. Es muy excepcional que un servicio de alquiler de bicicletas funcione. Ahí están las pruebas. Porque el precio es caro, el servicio escaso, no hay pacificación del tráfico en las ciudades, etc.

    Asi que, señores políticos, ¿por qué no fomentan los aparcamientos seguros y que cada cuál se compre su bicicleta? ¿Por qué no utilizan por ejemplo en Nuevos Ministerios una sala que está vacía donde caben más de 500 bicicletas? Si el aparcamiento está vigilado (el sueldo de dos vigilantes-mécanicos, si quieren para alguna urgencia) sale a 2400 al mes. Todavía ahorran respecto al plan de alquiler de Pinto más de 5000 euros, y dan servicio a todos TODOS los pueblos de Madrid. Por supuesto, debería haber un servicio similar en todas las estaciones de tren de la periferia, para que la bicicleta empezara a tenerse en cuenta como otro medio de transporte más.
    Aún se me ocurre otro sistema más barato de mantener: cámaras de vigilancia y boxes con tu propio candado en las estaciones. Un vigilante para unas cuantas cámaras, conectado a la policía y un primer gasto fuerte en los box.

    ¿De verdad se piensan que pueden triunfar para cambiar un paradigma sin pensar en global?

    ResponderEliminar
  16. Seguramente el uso del coche esté relacionado con el precio de la gasolina, los sueldos y el aire acondicionado. ;)

    ResponderEliminar
  17. ¿Os imagináis que Bicicum pone otra estación de préstamo de bicis en Nuevos Ministerios? Desde periferia podrías coger la bici ahí y devolverla en Ciudad Universitaria.

    ResponderEliminar
  18. Ese creo que es el problema de Bicicum. Supuestamente es un alquiler para moverse para todo Madrid, pero desde fuera parece un alquiler para moverse exclusivamente por la zona de Ciudad Universitaria. Si pusiesen más estaciones de alquiler repartidos por la ciudad seguramente funcionaria mejor.

    ResponderEliminar
  19. Normalmente las bicis las alquilan los que están de paso, pq los locales si les interesa se compran una. Yo cuando estuve en Amsterdam no había un sistema público de alquiler (o yo no lo vi) pero las alquilaban en cualquier lado, en nuestras hotel tenían algunas, y nada caras.
    Lo que es una vergüenza es que se gasten ese pastizal y no se planteen si tiene un coste-beneficio adecuado hasta que no llega la crisis y estamos con el agua al cuello

    ResponderEliminar
  20. Yo vivo al lado de un punto de alquiler de bicicletas en Pinto, y cuando lo pusieron, ya en plena crisis económica, no me lo podía creer.
    ¿A quién se le pudo ocurrir semejante idea?

    Me surgían dos dudas

    1. ¿Quién iba a tener necesidad de alquilar una bicicleta en un municipio como Pinto? ¿Los turistas alemanes, o los nativos para hacer largos desplazamientos utilitarios? Como no fuera para ir a coger la RENFE por la mañana... eso podía estar bien, pero en tal caso, el punto que hay allí cerca, se me hacía pequeño, habría que haberlo dimensionado como para alojar todas las del pueblo juntas ... no sé,  sería que se me escapaba algo.

    2. ¿Cuánto iba a costar el mantenimiento? Por que de los gamberros no se habla nunca, pero haberlos haylos... quizás en un acceso de civismo con las bicicletas no se meterían... pues sí que se metían. En mi barrio menos,  pero cuando pasaba por el punto de al lado de la estación, para ir a coger el tren, se me caía el alma a los piés...

    Pero bueno, lo mío debía ser ignorancia. Pues no, no lo era, ¡57 bicicletas al mes!
    Y me parecen muchas.

    En fin, una pena. Pero estas cosas se piensan antes.

    ResponderEliminar
  21. Más fácil aún sería tener otra en Moncloa

    ResponderEliminar
  22. Vivo en Pinto, y desde que pusieron el sistema imaginé que iba a fracasar. En una poblacion pequeña y tranquila como esta el que quiere usar bici tiene una. Un alquiler tendria sentido para las visitas, pero esos no podian usarlas.
    Por otra parte las bicis se pusieron en Enero (creo recordar, en invierno en cualquier caso) y se quitan en Agosto. Muy lógico todo.
    Y luego el sistema de alquiler era de risa. Pagas una cuota, pagas un SMS cada vez que quieres usar la bici, y solo puedes usarlas en horario laboral. Se ve que tienen a un señor recibiendo los SMS y activando el desbloqueo de los candados... :-O
    Además los aparcamientos estan fatalmente dimensionados. Si las usa poca gente te puedes encontrar que vayas a dejarla y no haya ningún hueco libre, y si las usa mucha gente puedes ir a coger una bici y que no haya, porque en cada punto hay como cuatro bicis. O sea, pagas por adelantado y te arriesgas a no poder usarla.
    Y lo del coste... en la línea de Pinto. Cada bici alquilada salia a 123 €, más cara que una bici baratita del Decathlon. Hace poco quitaron autobuses, porque cada viaje de cada viajero salia a unos 30 € (no recuerdo la cifra exacta), más caro que llevarlos en taxi. Algún dia harán los cálculos antes de tirar el dinero de todos.

    ResponderEliminar
  23. Totalmente de acuerdo contigo, pero no me cuadraban los números, 123 euros por bici? No me parecía caro...
    Y es caro. Carísimo.
    Los 123 euros son los que le ha costado al ayuntamiento cada vez que una persona alquilaba una bici. Bueno, descontando las cuotas y el sms...
    Y eso es sólo el mantenimiento, unos 230 euros al día para alquilar algo menos de dos bicis al día.
    Aparte de eso, el sistema tuvo un coste inicial de 200.000 euros.
    Cada alquiler han sido 200.000+42.300 / 342 = 708 euros
    O sea que hubiese sido mucho más barato si cada vez que alguien tomaba prestada una bici se la hubiesen regalado. Pero no esa, sino una mejor.
    Y el concejal de medio ambiente quedará como una persona prudente y ahorradora. Y no se le cae la cara de vergüenza, ni le ponen entre rejas por capullo o en la calle por zoquete.

    ResponderEliminar