Menú horizontal

lunes, 7 de junio de 2010

La verdadera historia de cómo circular en bici, por Antonio Llópez Moreno

Circular hoy en bici no es más arriesgado que hacerlo en otros medios de transporte. La circulación en calzada, lejos de lo que la gente cree, no entraña más riesgos que los que pueda correr un motorista al que a la exposición que sufre, por ser su cuerpo la carrocería, se le suma la velocidad que puede alcanzar. De hecho, y a diferencia de lo que suele ocurrir en carretera, donde muchas veces el ciclista pasa desapercibido (de ahí la razón del por que se quiere circular en paralelo o en grupo) son raros los accidentes por alcance por detrás.

Santander cycle chic
En ciudad, el conductor está mucho más atento a lo que ocurre delante suyo, pues son múltiples los obstáculos que puede encontrar. Los accidentes suelen venir entre otras cosas de puertas de coches estacionados que se abren, incorporación a la vía por donde circula el ciclista de vehículos, intersecciones, adelantamientos sin guardar distancias y cierre de la trayectoria del ciclista por parte de vehículos que quieren abandonar la vía por donde circula el ciclista. Así pues, al ciclista urbano, para circular seguro sólo le basta con colocarse en el centro del carril y hacerse visible, tomar posesión de su espacio. De esta manera, obliga a ser adelantado por el carril contiguo y no por el mismo carril por donde circula, evita los accidentes por abertura de puertas y marca mejor su espacio, evitando que se le cierre el paso en los giros que hacen otros conductores para tomar otra calle. Incluso, sería interesante que se autorizara (cosa que no ha querido hacer el ayuntamiento en su ordenanza) a ir en paralelo de a dos dentro de un carril de circulación, para así reforzar todo lo dicho.

ciclista urbanoLo de ir por la acera, no es ninguna solución individual válida ni mucho menos colectiva ¿De qué sirve un ciclista en la acera? ¿Para crear molestias e incluso accidentar a los peatones? ¿Para seguir dando carta blanca al automóvil en la ciudad? Un ciclista por la acera es la anti imagen del ciclista urbano solidario y responsable que ha sido hasta ahora.

La circulación por el carril bici resulta en principio más relajada, menos estresante pero paradójicamente más arriesgada. Debido a su estrechez es más proclive al accidente por abertura de puertas por lo que hay que circular siempre lo más separado de los coches aparcados. Es proclive al accidente con peatones que suelen invadirlo sin darse cuenta, pero sobre todo hace que el ciclista baje la guardia, pues inconscientemente se siente más protegido. El caso es que la mayoría de accidentes que conozco, entre ellos los dos últimos mortales habidos en Valencia, se han dado en las intersecciones del carril bici con la calzada y especialmente en aquellas intersecciones dónde además, hay un semáforo en ámbar que da paso a vehículos que giran a derecha para tomar otra calle. Debido a las muertes producidas en estos pasos, es prioritario transformar esos semáforos en semáforos en rojo mientras estén en verde para peatones y ciclistas y señalizar los cruces con el carril bici unos metros antes, con marcas en calzada y señales verticales.

Se hace necesario un cambio en las políticas de movilidad


ciclocalle Pero lo que verdaderamente hay que hacer es pacificar el tráfico, no solo por los ciclistas, sino por todos los ciudadanos, peatones, entre ellos niños y personas mayores, y conductores en general. Hasta ahora, la ciudad está al servicio del tráfico y no al revés como sería lo lógico. Se debe dar un cambio radical a las políticas de movilidad ¿Qué es más importante la fluidez del tráfico o la vida de los ciudadanos?

La velocidad media en ciudad no pasa de los 20km/h, sin embargo, se dan picos de velocidad entre semáforo y semáforo que suelen superar los 50 km/h y muchas veces rondan los 100Km/h. Sin embargo, esos picos no contribuyen apenas a acortar los tiempos de desplazamientos pero si contribuyen sensiblemente a aumentar el riesgo de accidentes. Hay pues que hacer las calles seguras, disminuir la velocidad: calles 30, ciclocalles, calles peatonales...

La imagen del ciclista, espejo de cómo nos ven quienes gobiernan algunas medidas de la DGT en lo concerniente al ciclista acaban por dar una imagen del ciclismo pésima. Es la imagen del hombre o mujer acorazados, blindados para protegerse del peligro que suponen los vehículos a motor, a los que no se puede controlar. Hay que llevar casco, reflectantes y tal vez armadura, si no fuera por lo grotesca que podría quedar la imagen que ya, tal y como nos proponen, queda de lo más antiestética que uno puede encontrar por la vía pública.

Desde luego así, la bici no se vende bien entre la ciudadanía, no sólo por que no mola ir disfrazado de robot, sino por que se da la imagen de que esto de ir en bici es peligrosísimo. Que lejos de esas imágenes de lugares dónde apenas hay muertos entre el colectivo ciclista, a pesar de que no llevan cascos ni chalecos, y es habitual, como en la mediterránea e italiana Ferrara, encontrar conviviendo a velocidad humana, en las áreas peatonales o entre el tráfico, a padres o madres llevando a sus dos hijos en la bici, abuelas, abuelos y niños, dueños de su propia autonomía, la que les dan un artilugio tan simple con dos ruedas y unos pedales.

Antonio Llópez Moreno, Portavoz del colectivo Valencia en Bici

Fuente: Santander cycle chic

19 comentarios :

  1. <span>¡Muy bien el Blog, esta mañana!</span>

    EsporMurcia, EsporHelsinki, EsporZaragoza, EsporTaiPei, EsporCiudadLineal(je, je), EsporCopenhague, EsporViena, EsporSantander, ....

    ¡A ver si nos enteramos, aquí en Madriz!

    ResponderEliminar
  2. <span>
    <p><span>¡¡Felicidades por este blog!! </span>
    </p><p> 
    </p><p>En mi opinión, el peligro en ciudad viene más por la actitud de la gente. Os cuento mi experiencia: desde hace dos años voy a trabajar en bici dos veces por semana (el resto de días debo ir de traje). Siempre por la calzada. Hace dos meses un taxista me pegó un susto de muerte, y LO HIZO A PROPÓSITO.
    </p><p> 
    </p><p>Bajando por la calle Rodríguez San Pedro de Madrid (por si alguien la conoce), de un sólo carril (bastante estrecho), yo ocupaba el centro de la calzada. El taxista, (sin pasajeros) se pega a mi rueda y empieza a pitar. Al ver que no me apartaba me roza la rueda, poco pero suficiente para tirarme: tuve la suerte de ir hacia un lado y caer sobre el capó de un coche aparcado que evitó que me fuera al suelo. El taxista pasó zumbando a milímetros de mí.
    </p><p> 
    </p><p>Por suerte sólo acabé con un par de cardenales, pero si llego a caer en medio de la calzada, y teniendo en cuenta que el taxista estaba acelerando y cabreado (a saber la causa) podría haberme aplastado. Si en ese momento le cojo le parto la cara y todos los huesos. 
    </p><p> 
    </p><p>Perdonad el ladrillo. Esta es mi experiencia: indica que la seguridad depende del civismo mucho más que de las vías. Desde entonces voy por la acera, mucho más lento, eso sí. Y lo siento mucho, porque creo que no debe ser así, pero es mi vida lo que está en juego, me da igual si molesto.
    </p></span>

    ResponderEliminar
  3. en caso de ciclistas y conductores que te pitan, yo lo que hago es dar el aviso de parada, y me quedo parado en el centro del carril, me giro y le digo, ocurre algo? tengo algo mal colocado? con cara como si fuese tonto y no supiese de que va... el cabreo que se pegan xD

    en lo que el cochero se para, te da tiempo para pirarte.

    ResponderEliminar
  4. Ciclomontero ¿no te dio tiempo a anotar la matrícula? Directamente se le pone una denuncia o se llama a la policía ahí mismo relatando lo ocurrido, esas actitudes no pueden quedar impunes  >:o

    ResponderEliminar
  5. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    Mmm, igual sería interesante tener al conductor de detrás de nuestra parte. Si nos sigue con distancia de seguridad, es la mejor protección contra los 15 coches cabreados que pueda tener detrás.

    ResponderEliminar
  6. <span>No, no la apunté y luego me arrepentí, pero con el calentón sólo tenía ganas de cantarle las cuarenta (por decir algo suave). Pensé en denunciar sin matrícula, recurriendo a algún testigo, pero para lo que iba a servir, y como no me había pasado nada importante, al final no lo hice. Aunque desde luego me dejó el miedo metido en el cuerpo.</span>

    También tengo que reconocer que es la primera vez que me pasa algo, después de bastante tiempo circulando por Madrid. Estos animales son minoría, pero pueden causar mucho daño.

    ResponderEliminar
  7. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    Teniendo en cuenta que la bici por Madrid ha dejado de ser un bicho raro, y aunque minoritario no es difícil cruzarse con varias de ellas a lo largo del día, me pregunto que haría el taxista cuando se encontrara con la siguiente bici ¿volverla a arrollar? ¿Y con la siguiente? ¿Y luego otra más? 

    ResponderEliminar
  8. desde luego, pero en el caso que ha comentado el compañero donde un taxista que no respeta la distancia y no hace más que pitar, es una buena forma de conseguir esa distancia legitima entre tu y el enlatado.

    ResponderEliminar
  9. yo he visto ciclistas hasta yendo de marcha por el centro :-D

    ResponderEliminar
  10. <span>Creo que lo ideal es circular por la calzada, ahora bien, en Madrid, me gustaría saber quien es el aspirante a mártir que se atreve a ir de atocha a plaza Castilla ocupando la parte central del carril derecho, o Príncipe de Vergara, o la Av. del mediterraneo, o la de ciudad de Barcelona...entre otras muchas en las que los ´vehículos motorizados cogen altas velocidades, yo alguna vez lo he hecho en algún tramo y os garantizo que si queréis un subidón de adrenalina lo hagáis, te los pone de corbata!!!!, pero no me puedo permitir convertirme en mártir de la bicicleta, ni yo, ni nadie, por lo que sugiero que en vías por las que los coches circulen a velocidad moderada se circule efectivamente por el centro del carril pero en las otras que parecen autopistas que cruzan nuestra ciudad no se arriesgue el pellejo nadie, en estas vías SÍ ES NECESARIO CARRIL BICI BIEN DIFERENCIADO DEL CARRIL CONTIGUO.... al menos en un periodo de transición en el que se logre una masa suficiente que cambie los´hábitos de los motorizados....</span>
    <span></span>
    <span>Besos.</span>
    <span></span>
    <span>Héctor.</span>

    ResponderEliminar
  11. <span><span>"Creo que lo ideal es circular por la calzada, ahora bien, en Madrid, me gustaría saber quien es el aspirante a mártir que se atreve a ir de atocha a plaza Castilla ocupando la parte central del carril derecho, o Príncipe de Vergara, o la Av. del mediterraneo, o la de ciudad de Barcelona..."</span></span>

    ¿Porque? Por principio o por necesidad? Cuando es por necesidad no tengo problema - pero no la veo!

    ResponderEliminar
  12. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    Hombre, Héctor, igual no serían las primeras calles donde me metería, pero entre la callecita residencial donde nunca pasa nadie y el Paseo del Prado hay infinitos grados de dificultad, que además cambian con las condiciones de tráfico y de pendiente.

    Bajar Ciudad de Barcelona es bastante más fácil que subirla, ir por el lateral de la Castellana es más fácil que por el centro, o ir con tráfico denso es más fácil (por lento) que cuando aquello empieza a correr. No descartemos medio viario de Madrid de un plumazo.

    Y sí, yo soy unos de esos "aspirantes a mártir", y rara vez soy el único, siempre veo a otros tantos ciclistas que van también por su carril.

    ResponderEliminar
  13. - Off topic -

    Hemos modificado los comentarios para que aparezcan los más recientes primero y sea más rápido localizarlos. Las respuestas a los comentarios aparecen ahora agrupadas "colgando" del inicial y con fondo azul.

    :) :) :)

    ResponderEliminar
  14. <span>Queda más claro así, gracias :) </span>

    ResponderEliminar
  15. <span>No dramatices. Yo voy por el centro del carril en esas calles que mencionas y no me considero ningún martir, lo mismo que otra gente que conozco y también lo hace. De hecho, lo de ir por el centro del carril añade seguridad, no la resta. Las colisiones por alcance no son algo habitual, en la entrada del blog lo explica muy bien.</span>

    ResponderEliminar
  16. <span>Lo que te pasó es denunciable y en absoluto representativo; hay automovilistas cafres pero lo de ese taxista es muy raro (por fortuna). No creas que te va a seguir pasando ni dejes de ir por la calzada por eso: sería ceder al chantaje del miedo pero es que, insisto, esa experiencia no es extrapolable al día a día de la bici urbana en Madrid.</span>
    <span></span>
    <span>Y tampoco dejes de ir en bici (si quieres ir en bici, claro) por ir con traje, no hay ninguna incompatibilidad; se puede ir en bici con traje perfectamente. De hecho, en el norte de Europa es algo muy normal, mucha gente lo hace.</span>

    ResponderEliminar
  17. <span>Ja, ja, ja,  tú lo que eres es un TORERO!!!, </span>
    <span>Un abrazo</span>

    ResponderEliminar
  18. Creo que los ciclistas tienen que ir entendiendo a los viandantes: niños que quieron jugar, ancianos algo sordetes, gente que va a su bola pensando y se para sin, lógicamente, previo aviso. Los ciclistas son un verdadero peligro e incomodidad en las aceras pues obligan a no poder disfrutar de este espacio en paz por parte de los viandantes. En aras de una ciudad verdaderamente cómoda entiendo que los ciclistas tendrían que ir por el carril- bici y si se termina o bajarse para andar con su vehículo por la acera o pasar a la carretera ocupando todo el carril, como entiendo que deberían hacer las motos. Espero por el bien de los que nacimos sin ningún vehículo entre las piernas y queremos usar lo aquello con lo que nos parieron (dos piernecitas) que nos dejen disfrutarlas que son lo más ecologista que existe.

    ResponderEliminar
  19. Economista descubierta7 de septiembre de 2011, 23:20

    Agradezco mucho que un ciclista por fin, regañe a los que van por las aceras. Las aceras son para los peatones.

    ResponderEliminar