Menú horizontal

lunes, 9 de febrero de 2015

Observaciones al informe de la Cátedra Española de Seguridad Vial de la Unesco

Esta semana, la Cátedra Española de Seguridad Vial, organismo que evalúa el tráfico de las 13 ciudades españolas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ha emitido un informe en el que se denuncia la invasión creciente de bicis por las aceras en los últimos años, y propone una serie de soluciones para atajarlo de cara al futuro Reglamente General de Circulación (RGC)

Las medidas se centran exclusivamente en una serie de obligaciones y medidas punitivas para la bici para solucionar un problema que se juzga de indisciplina voluntaria, cuando en su mayor parte es de desconocimiento de la norma y de miedo hacia el tráfico.

Desde EnbiciporMadrid llevamos 4 años ayudando con éxito a que la gente que va en bici abandone las aceras y circule por la calzada respetando las normas. Además recabamos la información de cientos de ciclistas que nos comentan los problemas que tienen para cumplir las normas.

Por ese motivos tenemos el suficiente conocimiento para certificar que el informe de la Cátedra es erróneo en cuanto a enfoque, desinformado en muchas de las cuestiones que plantea y por tanto se equivoca en las soluciones que propone, de eficacia muy limitada.

El siguiente artículo señala estos errores y da soluciones concretas, veraces y medibles al problema que esperamos que recojan en una versión mejorada de su informe.

El informe de la Cátedra de Seguridad Vial se puede leer aquí.

Observaciones al informe de la Cátedra Española de Seguridad Vial de la Unesco

Errores, incoherencias y carencias detectados en el informe

Acerca de la Introducción

  • El informe utiliza el nombre de la UNESCO por la pertenencia del casco de Córdoba a la red de ciudades de la UNESCO cuya problemática dice que va a analizar. Las tres veces que se menciona a Córdoba se habla de problemas comunes a cualquier ciudad española, en ningún momento se menciona problemática alguna concreta de Córdoba en todo el informe y los únicos ejemplos concretos que se citan son de Madrid. No se entiende pues la pertinencia del informe o la referencia a la UNESCO en el mismo.
  • El informe resalta en más de una ocasión su apoyo a la importancia de la bici para lograr una movilidad sostenible, pero no establece una sola medida que ayude a tal fin. Se trata pues, de un empleo retórico y vacuo del término en aras de justificar un documento que sólo habla de imponer límites a la bici para garantizar la seguridad peatonal, cuando es el abuso del coche en la ciudad lo que provoca la insostenibilidad del transporte, la huida de las bicis a las aceras y la mayor parte de accidentes en peatones. La ausencia de medidas que ayuden a que la bici circule por la calzada hace que el documento sea ineficaz en su objetivo declarado. Su aplicación sólo reducirá el número de bicis sin corregir el problema de base.

 

 Acerca del punto 1. Posible descontrol administrativo-legal respecto a la circulación de bicicletas en casco urbano

  • Según el informe, el 90% de la Policía Municipal encuestada permite la circulación por las aceras a bicis porque creen que se puede o porque les han dado orden de ignorar la infracción. Considerar que el problema del desconocimiento o ignorancia expresa de la norma se arregla con más normas es irreal e inefectivo con este problema de partida, al que no se le da solución. 
  • Cita como ejemplo de contradicción entre la prohibición de ir por las aceras y la realidad las aceras-bici, que es el único caso en el que sí está autorizado circular en bici por una acera. ¿Si es legal está bien o el problema es otro? No queda claro.
Usar una acera-bici ¿deja de ser un problema si un Reglamento lo autoriza?

Acerca del punto 2. Algunas infracciones y situaciones de peligro creadas por ciclistas en vías y espacios urbanos

Dentro de las infracciones comunes que dice cometer los ciclistas, hemos detectado las siguientes incoherencias:
  • Considera peligroso cruzar los pasos de peatones montado en la bici, algo que el nuevo Reglamento permitirá expresamente. Sin embargo, en ningún momento solicita que se elimine esta legalización en las observaciones que realiza al futuro RGC en el punto 5.
  • Considera peligroso incorporarse a la calzada desde la acera en el caso de las bicis, algo usual en motos aparcadas en la acera e inevitable en cualquier vehículo que salga de un garaje. No se entiende el peligro específico que supone realizar esa maniobra en bici, ni se propone medida alguna para solucionarlo.
  • Pide que ciertas infracciones administrativas que generen peligro a peatones deberían de ser delito. Si no se conoce la eficacia de la sanción administrativa por dejadez de la policía, no es posible saber en qué grado ayudaría este cambio.
Cruzar por el paso de peatones en bici ¿es peligroso en función de si es legal o no?

Acerca del punto 3. Riesgo para otros vehículos

Se comenta el riesgo para vehículos de realizar las maniobras como las descritas en el punto 2. Sin comentarios.

Acerca del punto 4. Deficiente responsabilidad en el cumplimiento de las normas vigentes en relación con las bicis en la ciudad

Se reitera la dejadez en la vigilancia de las bicis que van por la acera y que critica aquellas normas que pueden autorizar a la bici a usar la acera.
No cuestionamos que ese problema existe, pero sí que se ignore que la principal causa de uso de aceras por parte de ciclistas es huir de una calzada donde las normas que les protegerían son incumplidas de manera sistemática por parte de los vehículos de motor, siendo el apoyo de las autoridades prácticamente nulo, cuando no favorable al infractor en estos casos. Invitamos a leer el acoso al que son sometidos los ciclistas que respetan las normas en este informe. 

Acerca del punto 5. Observaciones al nuevo RGC

El informe realiza varias sugerencias al futuro Reglamento para solucionar el problema de la invasión de ciclistas en las aceras. Muchas de ellas ignoran lo que el Reglamento tiene previsto, cometen la ingenuidad de realizar propuestas que ya han sido reformuladas por la DGT tras intenso debate, u obvian la naturaleza del problema que tratan de resolver. Resulta más sorprendente esta ignorancia en tanto que varios diputados de la Comisión de Seguridad Vial del Congreso que debatió sobre el Reglamento el pasado año son integrantes de la Cátedra que firma el informe (ver).

Estas son las observaciones:
  • Solicitan acabar con la impunidad del ciclista con su matriculación. La mayor parte de infracciones cometidas sobre una bici tiene como origen el desconocimiento de una norma confusa (recordemos que ni la Policía Municipal es capaz de hacerla cumplir por el mismo motivo), o el miedo al tráfico ¿Cómo ayuda la matriculación del ciclista en estos casos?
  • Se solicita la matriculación del ciclista mediante un número "en el chaleco reflectante obligatorio". El chaleco no es obligatorio ni tiene intención de serlo en el futuro RGC.  
  • Si la identificación en el chaleco hace referencia al vehículo ¿Qué sucede con la gente que tiene dos bicis, necesitaría dos chalecos distintos? ¿Son conscientes de que la medida no tiene sentido en una bici pública?
  • Si por contra el número de identificación hace referencia a la persona, sería el único caso en el que se obligaría a una persona a identificarse ante todos para usar la vía pública, algo posiblemente ilegal en el ordenamiento jurídico español.
  • Se propone el seguro obligatorio a terceros para acabar con la impunidad del ciclista en caso de colisión con peatón. Recordamos que la ausencia de seguro no exime al causante de un daño de su responsabilidad civil, lo único que la tiene que pagar de su bolsillo.
  • Ponen recelos a que se autorice circular en aceras de más de 3m, cuando esa medida desapareció del borrador de la DGT hace ya unas cuantas versiones.
  • Solicitan que el ciclista cumpla las normas, algo que no aporta nada cuando lo que se está discutiendo es precisamente la impunidad ante la norma o cuando hay normas que van en contra de la filosofía del informe y que éste no cuestiona. Aún así, el futuro RGC pide redundantemente a los ciclistas que cumplan las normas que tienen que cumplir en el artículo 175.
  • La propuesta de casco obligatorio en ciudad no tiene relación alguna con la invasión de ciclistas por las aceras ni sirve para proteger al peatón, por lo que no se entiende su inclusión en este documento. También se ignora las conclusiones de la Comisión de Seguridad Vial acerca de la no procedencia de la obligación del casco en ciudad, que generaba en los países donde se ha implantado una huida de la bici como modo de transporte hacia otros modos como coches y motos, causantes de la inseguridad vial del peatóna a unos niveles muy superiores a la bici.
  • Se justifica el casco obligatorio para dar ejemplo a los niños. Eso implica creer que sólo es posible educar a un niño mediante la imitación, y que por tanto un adulto ha de comportarse como esperamos que lo haga un niño: no debería conducir un coche, no podría cruzar un paso de peatones sólo, no debería llegar a casa de noche, no manejar herramientas peligrosas, no debería bañarse sin flotador, etc.
  • Se propone que el ciclista ha de llevar chaleco y luces también de día en zonas urbanas para ser visibles ante el tráfico con el que va a interactuar. Los motivos esgrimidos implican hacerlo también obligatorio para peatones cada vez que crucen una calle. ¿Cuál es la especificidad del ciclista en este caso? ¿Es acaso menos visible que un peatón? ¿Cómo ayuda esta medida a proteger a los peatones de los ciclistas?
  • Dado que el nuevo RGC va a permitir rodar por pasos de peatones, y además a menores de 14 años y adultos acompañantes se les permitirá rodar por aceras, no se entiende el NO pronunciamiento del informe al respecto ¿Le parece bien? ¿Lo que critica es que se ruede por las aceras o que se infrinja la ley? ¿Qué pasa cuando la ley permita rodar por las aceras en estos casos?
¿Ayudaría una matrícula a este ciclista a preferir la calzada?

Acerca del punto 6. Una infracultura de la seguridad vial

Se reitera una vez más la inseguridad vial que la bici puede provocar a los peatones, hablando del peligro que a medio plazo puede causar una cultura del "haz lo que quieras". De nuevo se ignora que el incumplimiento que muchos ciclistas hacen de las normas tiene que ver con otros factores mucho más determinantes, como la contradicción normativa, el desconocimiento, los miedos, la falta de educación vial del ciclista y sobre todo, la infracultura de seguridad vial de los vehículos a motor.

Acerca del punto 7. El ejemplo de Madrid

Por último, el informe cita una serie de cuestiones concretas de Madrid a modo de ejemplo. Considera que la movilidad de Madrid debería de ser ejemplar por ser la capital y por albergar varios eventos internacionales. Con este extraño argumento sin relación alguna con el tema, hace una crítica al sistema de bici pública biciMAD en los siguientes términos:
  • Se critica la ubicación de estaciones en la acera. Aunque compartimos la crítica por el mensaje institiucional que envía de cuál ha de ser el lugar de la bici, precisamente la ubicación por sistema de bases en calzada es bastante ejemplar respecto a otras ciudades de España. Hemos examinado la ubicación de todas las bases y los casos criticables en acera se han realizado así por no haber sitio en calzada.
  •  "La mayor parte circula por la acera". Apreciación subjetiva y falsa, a poco que se consulten mediciones (aquí, aquí o aquí) En los recorridos en los que hay elección posible, 3 de 4 eligen calzada. Siendo todavía una cifra que hay que mejorar, no es un tema generado por biciMAD ya que sucede también en quien circula con su propia bici.
  • Se critica a los usuarios borrachos por la inseguridad vial... ¡y por contradecir la imagen de excelencia de la capital! No es argumento para un informe de seguridad vial. 
BiciMAD: Bases en calzada

Soluciones verdaderas al problema de la bici por las aceras

Tras realizar diversas mediciones, hemos detectado que el desconocimiento y el miedo al tráfico son los motivos principales para infringir normas. El acoso a los ciclistas que circulan correctamente es otra de las dificultades detectadas para lograr una circulación correcta. En el caso concreto de la circulación por aceras, sólo el 20% de la gente que circula en bici por la acera lo hace por razones corregibles con el sistema de matriculación+sanción propuesto. El 80% restante no variará su conducta por las medidas del informe.

Rogamos a los responsables de la Cátedra Española de Seguridad Vial lean los siguientes tres documentos para entender el motivo de las infracciones que cometen los ciclistas, así como las soluciones que de verdad arreglan el problema y que modifiquen el informe con el rigor al que un organismo como el suyo debería de obedecer.



    16 comentarios :

    1. Desde donde sale una lista enorme de catedráticos honoríficos, vas bajando, y acabas por descubrir que es de Audi y del RACE. Yo no le daría más bombo a esta pataleta. Quieren intoxicar la opinión pública, simple y llanamente.

      ResponderEliminar
    2. Precisamente por eso, toca que dejen de usar los nombres de diputados para darse lustre, sobre todo con un informe tan mal redactado.

      ResponderEliminar
    3. Muy buen análisis.

      El informe este es un disparate que tiene pinta de estar hecho por un becario del instituto ese, que es una fundación privada relacionada (¿financiada?) con, según dice su página web, despachos de abogados, universidades privadas o Audi. Sus colaboradores (que se pueden consultar en su página) no deben haber visto una bici es su vida.



      En serio, qué de tonterías todas juntas. Es un mezclijo de anecdotillas, opiniones, prejuicios, buenas (y quizá malas) intenciones, e información a medias y desactualizada.


      Me huele que este informe busca generar impacto para beneficio del Instituto usando el paraguas del "buenismo" de la protección del peatón.

      ResponderEliminar
    4. Dice la autora:
      "Ya he leído el artículo, me ha gustado mucho.
      Gracias!
      A mi también me gustaría ver el centro de Madrid en diez años, ya que al paso que llevamos, tanto coche, tanta polución se hace insostenible.
      Nos guste o no la bici será un medio de transporte esencial en las grandes y pequeñas ciudades.
      Ojalá Dios me de vida y dentro de diez años podamos yo pintar y Vd. escribir sobre el tema.
      Un saludo,
      M. José".

      ResponderEliminar
    5. Lo del chaleco reflectante con matrícula es ya la releche; la matrícula que es, ¿de la bici, o del ciclista?; si tengo dos bicis, ¿tengo que tener dos chalecos cada uno con una matrícula?; ¿y si no recuerdo de cual es cada una?; ¿y si me compro otra bici tengo que rematricular el chaleco o comprarme otro nuevo?. ¿Y si cojo una bici de BICIMAD, va a venir con chaleco matriculado o tengo que llevar el mio siempre por si acaso?....

      ResponderEliminar
    6. Buena apreciación, la añado.

      ResponderEliminar
    7. Entiendo que lo que se plantea es una matriculación de la persona, lo que es aún más grave que pretender matricular los vehículos colocando distintivos en las personas

      ResponderEliminar
    8. O pedirle explicaciones a la historia esa de Attitudes de Audi, que se supone que es algo de Responsabilidad Corporativa. Esto es majadería corporativa, intoxicación informativa corporativa o cualquier otra cosa menos responsabilidad.

      ResponderEliminar
    9. Por si alguien me coge el testigo: info@attitudes.org, secretaría en 93 412 0032, web http://www.attitudes.org/

      ResponderEliminar
    10. Anónimo Anónimez9 de febrero de 2015, 14:50

      Creo que este informe deja muy claras algunas cosas:

      1- Quienes son los supuestos expertos que pagamos todos.

      2- Que tienen un nivel que les coloca en 3º de la ESO (y no muy bien).

      3- El poco respeto que tienen a la UNESCO y a la moral pública, pues sacar un informe digno de la ESO desde una cátedra es una burla a todos los que pagamos esa institución (aunque sea una cátedra de patrocinio y paguemos sólo una parte, pero pagamos la existencia de la universidad a la que está asociada)

      Por eso, en bici por Madrid les rogará que lean algo. Yo les ruego que dimitan. Hay mucha gente que sabe de lo que habla en el paro, en trabajos para los que está sobrecualificada o emigrada como para que pagemos a incompetentes por escribir este tipo de patochadas (o por no comprobar la calidad del trabajo de los becarios que todavía no tienen por que ser competentes). Desprestigian a su cátedra, a sus egresados y a toda la educación.

      ResponderEliminar
    11. Anónimo Anónimez9 de febrero de 2015, 14:56

      Me recuerda a algo, a que algunas dictaduras han pedido a ciertos
      colectivos ir identificados permanentemente... Seguro que ni lo han
      pensado los autores, o si lo han pensado y nos consideran infraseres
      (¿o debería decir Untermesch?). Es que es tal tontería que no hay por donde cogerlo. y se presta a pensar mal.... ¿no harán coincidir esa matrícula con el DNI?... lo estoy viendo...

      ResponderEliminar
    12. Anónimo Anónimez9 de febrero de 2015, 15:06

      Propondría un texto como este. Por favor, que lo mejore quien pueda:
      Estimados señores:
      He leído con estupefacción el informe de la cátedra de seguridad vial de la unesco que patrocinan. Tras ello he visto su página dónde fomentan buenas ideas sobre la formación vial de las generaciones futuras y he encontrado un contraste demasiado grande entre ambas cosas. Econtré un informe que parte en muchas ocasiones de datos falsos o antigüos y que presenta sugerencias ingenuas contrarias a las opiniones de la mayoría de los expertos en el tema. (Villarambas o quien pueda, por favor mete algunas citas). Por esta razón les sugeriría que desautorizasen tal informe y que dejasen de financiar tal cátedra pues financiarla es un desprestigio para su marca.

      ResponderEliminar
    13. La Cátedra de movilidad no tiene nada que ver con la UNESCO. El reconocimiento de Cátedra UNESCO hace referencia al Instituto Internacional de Ciencias Políticas de la Universidad CEU San Pablo. Este tipo de reconocimiento por parte de la UNESCO no implica ninguna línea de financiación y hace referencia, en este caso, a materias distintas a la movilidad. El Instituto, como se puede ver en su propia web, prácticamente no realiza ninguna actividad de interés y cuando habla de publicaciones refiere más bien a papeles o libros autoeditados o publicados en revistas de bajo impacto (los que sean profesores de la universidad entenderán a que me refiero). Para ser claros: basura académica (intento de aparentar actividad de investigación mediante publicaciones de bajo perfil). La "Cátedra" es parte del Instituto, pero nada más. Una "Cátedra" de este tipo es simbólica. Es decir, en las universidades, las de verdad, hay cátedras que son ocupadas por personas que han ganado tal puesto en oposición, donde se valoran principalmente (al menos así debería ser) los méritos de investigación y que se dedican a una disciplina concreta: Cátedra de Lingüística, Cátedra de Historia Moderna, etcétera. Estas son las verdaderas cátedras. Sin embargo, también existen cátedras "ad honorem" a cuya cabeza se sitúa generalmente alguien que no recibe ninguna remuneración extra por tal honor y que, en los mejores casos, son financiadas por alguna fundación, patronato o similar, pero que en la mayoría de los casos, no cuentan con presupuesto o tienen un bajo presupuesto. Esta tiene esa pinta, pues la única actividad conocida es el informe que ahora publican. Y en toda la página no hay ninguna mención adicional a actividad en el campo de la movilidad. Como mucho, son nuevos en la materia. En fin, me llama mucho la atención toda esta historia, ya no sólo por lo que dice (que es sencillamente malo), sino porque normalmente una tontería así sólo se conocería si la dice alguien con suficiente entidad (Consejo de Estado o similar).

      ResponderEliminar
    14. Confiemos en la Cátedra Española de Seguridad Vial.

      ResponderEliminar
    15. Anónimo Anónimez10 de febrero de 2015, 0:23

      Hasta el punto que yo sé las cátedras ad honrem las aprueban las juntas de facultad y los claustros y les corresponde a ellos velar por que los comportamientos y capacidades de los catedráticos honorarios sean tales que no dejen en ridículo a quienes los han nombrado (eso ya es transigir pues según la norma deben ser similares a las de un catedrático por oposición). (ni a la ANECA que aprueba esas universidades como tales)

      Respecto a los "catedráticos por oposición" no diré nada que no hablamos de uno de ellos.

      El uso torticero de la UNESCO no es decir que la cátedra sea de la UNESCO, sino hacer que la cátedra parezca serlo sin serlo y sin decir que lo es... otro arte muy propio de la universidad española, el del sofisma .
      Este sofisma sirve para que las cosas le parezcan a un lector poco atento algo distinto de lo que son, Estoy seguro de que a mucha gente le ha parecido "de la unesco" o íntimamente ligado a ella (por la forma de venderlo) y claro, esta institución sí es algo gordo como pueda serlo el Consejo de Estado.

      Respecto a lo de simular actividad investigadora mediante publicaciones triviales en revistas poco prestigiosas y poco leídas (el índice de impacto debería medir eso, obviando el tema de la mafia de las revistas), yo no conozco ninguna cátedra en España dónde no se haga fomente o tolere.

      ResponderEliminar