Menú horizontal

jueves, 17 de junio de 2010

¿Es rentable ir a trabajar en bici en Madrid?

Escrito el 17 de junio por Gonzalo

En bici al trabajoLa pregunta surgió charlando con un amigo que pensaba adquirir una bicicleta urbana, para ir al banco a diario. Fácil de responder si contamos solo el ahorro en transporte, ya sea público o privado, pero mi amigo quería ir más allá: ¿se puede valorar, en euros, el beneficio del ejercicio realizado?

Depende, si el que va a usar la bicicleta es deportista probablemente lo valorará más que el que no lo es, puede discutirse mucho sobre el tema sin llegar a nada. Eso fue lo que empezamos a hacer, pero enseguida encontramos un baremo para valorar el esfuerzo de ir a trabajar en bicicleta: no importa si el futuro ciclista urbano valora mucho o poco el ejercicio que realiza, lo que no se puede negar es que como lo realiza al mismo tiempo que se desplaza al trabajo, emplea su tiempo disponible al día con mayor eficiencia: ganamos minutos, tiempo, al realizar dos actividades al mismo tiempo.

Una vez aceptada la idea que ir al trabajo en bicicleta implica que ganemos tiempo disponible, al día por realizar dos actividades en una, queda valorar esos minutos conseguidos. ¿Cuánto vale ese tiempo que ganamos? Lo que te pagan por él en el mercado, es decir lo que te paguen por tu tiempo: la nomina anual traducida a euros/horas.

Dividí mi nomina integra por las 8.760 horas del año, y el resultado dio 2,05 € (1 hora en bici, 2 viajes al día de media hora), prácticamente el mismo ahorro que en el transporte público (abono mensual en Madrid) utilizado únicamente para ir a trabajar (2,09 €).

Así que, echando las cuentas, salió que el beneficio total anual era de 1.003 €: 506 € reales del ahorro transporte, y 242 horas ‘más’ (casi una semana y media) valoradas en 497 € anuales. El equivalente a que me ‘auto subiese’ el sueldo un 5,57% en mi caso.

En el caso de mi amigo su ahorro era mayor: al ser su nomina superior a la mía el beneficio conseguido también lo era, 1.169 € al año ya que su semana y media ganada vale 663 €. Calculándolo de esta manera, cuanto más ganas mayor es el beneficio de ir a trabajar en bicicleta pues tu tiempo tiene más valor (te pagan más por tu tiempo, al fin y al cabo).

Es verdad que todo esto se cumple solo si la persona que se convierte en ciclista a diario es mínimamente deportista, aunque sea solo de hacer un poco de jogging o largas caminatas, de vez en cuando los fines de semana. Si no, solo apreciará a priori el valor del ahorro en transporte público o privado.

Sin embargo mi amigo, que entra dentro de los poco (muy poco) deportistas señaló que, aunque el tiempo ganado difícilmente se puede materializar en billetes y monedas, los minutos ganados son ‘de mejor calidad’ que los invertidos en desplazarse en bici, pues aportan salud. De ahí salto al estribillo de la canción: salud, dinero y amor.

Y si lo importante en la vida es salud, dinero y amor, solo con ir al trabajo en bicicleta ya consigues dos tercios de lo que importa en la vida. Que esta rentabilidad sea ‘suficiente’ o no, es ya una cuestión personal, ahí están los números que dicen todo lo que da de sí pedalear a diario hasta el trabajo.

22 comentarios :

  1. Muchas gracias, Gonzalo, por el artículo.

    Es cierto que si te pones a hacer cuentas sale muy rentable ir a trabajar en bici, aunque además hay que añadir otros muchos factores importantes como tu salud, el mirar por el medio ambiente, o algo muy importante y que no puede medirse: la alegría con la que llegas al trabajo.

    :) :) ;)

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el cumplido, es verdad que hay más beneficios 'intangibles', pero para que un potencial ciclista urbano se decida a dar el paso lo mejor es apelar primero a la 'salud' de su cartera. Tal como anda el patio economico, es el mejor argumento (creo).

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, Gonzalo. Es una buena reflexión.

    Podrías haber incluído el ahorro en gimnasio. La mayoría de la gente que gasta dinero en matrículas y gimnasios, acude a éllos para realizar ejercicios de mantenimiento aérobico, los mismos que harían a diario yendo al curro en bici y con la ventaja añadida de poder huir del tedio que producen los gimnasios.

    Seguramente son manías mías pero es que yo no soporto los gimnasios... y mira que lo he intentado. Desde que saqué la bici del trastero, no he vuelto a pisar uno y la pasta que me he ahorrado. :)

    ResponderEliminar
  4. Hola Martingala, estuvimos tentados de hacerlo como dices, el problema era con que precio / coste quedarnos: ¿el de un gimnasio privado o el de un polideportivo, más barato? Por otro lado, la mayoria de la gente que quiere hacer un poco de ejercicio suele decantarse por correr (coste: un par de zapatillas). Nos parecio más equilibrado mirar el ahorro desde el punto de vista del tiempo que ganamos (desplazamiento + deporte al mismo tiempo), entre otras cosas por que es aplicable a cualquiera, independientemente de su salario o el tiempo que tarde en ir en bici al curro.
    Os dejo, me voy a la critica de Ciudad Lineal. Salu2 8-)

    ResponderEliminar
  5. No solo es rentable, que lo es.

    Además, no importa que llegue el lunes, en absoluto. Es como estar de vacaciones.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Estoy muy de acuerdo con lo que dice Gonzalo, pero yo añadiría algo más a las ventajas de ser ciclista urbano: la observación pausada de lo que te rodea. Si vas por calles céntricas descubres la vida de las calles por las que pasas, tiendas, librerías cafés y sitios que te pasan desapercibidos circulando en coche o autobús, no digamos en metro. Dependiendo de la hora por la que pasas el ambiente de las calles cambia y es agradable observarlo sin prisas, a tu ritmo. Obviamente hay que huir de vías rápidas, pero buscando encuentras rutas alternativas a estas por calles paralelas en las que disfrutar del pedaleo y de lo que tienes a tu alrededor.

    ResponderEliminar
  7. Y esto está hecho calculando entre el transporte público y la bici. Si vas en coche y calculas el ahorro la cifra se dispara

    ResponderEliminar
  8. <span>Yo es que me lo paso teta!
    </span>

    ResponderEliminar
  9. <span>¿En qué estás pensando...?</span>
    Y si ya nos queremos poner finos, deberíamos de tener en cuenta el coste económico de las externalidades, es decir, de los beneficios a terceros. No sólo el medio ambiental (obvio) sino otros también interesantes:
    -Impacto acústico menor que con otros transportes
    -Transporte público menos lleno (si los ciclistas lo usaban antes)
    -Menor tráfico (si los ciclistas iban antes en coche)
    -Agilidad del tráfico (algún estudio leí que hablaba que una calle lenta tiene mayor capacidad de viajeros si van en bici que en coche. Habría que verlo) 
    -Calles más amables al peatón (la calidad de vida en ciudad evita el éxodo a periferia y sus costes asociados).

    ResponderEliminar
  10. <span>Es divertido, es sano, y si además te ahorras unos euros, pues mucho mejor :) </span>

    ResponderEliminar
  11. Un dato sobre el 'ahorro indirecto': en España se producen 16.000 muertes al año relacionadas con las polución (datos Seguridad Social), de las cuales unas 1.300 en Madrid (es una estimación). Si alguien tiene el dato de cuanto cuesta tratar a un enfermo de pulmón por culpa de la polución, ya tenemos otro ahorro del que TODOS los residentes en Madrid se beneficiarían.

    ResponderEliminar
  12. <span>¿En qué estás pensando...?Es rentable, saludable, sostenible, envidiable, apetecible, inmejorable y todos los ables e ibles que se te ocurran... ¿O no?</span>

    ResponderEliminar
  13. Mari Carmen Martinez Pastor24 de junio de 2010, 10:47

    <span>HOLA ESTOY BUSCANDO UNA BICICLETA, QUE SEA COMODA Y FLEXIBLE PARA PASEAR POR MADRID, SI CONOCEIS DE ALGUIEN QUE LA TENGA, Y LA QUIERA VENDER POR FAVOR PODEIS PONEROS EN CONTACTO CON MARI CARMEN MARTINEZ, mcmpastor46@yahoo.es   O AL MOVIL  636107527.</span>
    <span></span>
    <span>muchas gracias</span>

    ResponderEliminar
  14. Saludable, saludable, ... tal y como es una ciudad y todo el humo que te tragas de los coches, ... a parte que para las rodillas no es precisamente un "buen" ejercicio.

    A mi me gusta, y la uso para ir a trabajar y a todos los lados.

    Pero tampoco me ahorro mucho al final. Cada año me roban la bici, llevo ya 8 robadas, a 400 € cada una, al final tampoco te ahorras tanto.

    Eso no quiere decir que quiera más policia, es sólo la constatación de que en el mundo que vivimos en el que joder al más pobre está a la orden del día, pues al final acabamos así.

    ResponderEliminar
  15. ¡¡¡Ocho!!! como y donde las atas,... =-O

    Las rodillas sabiendo utilizar los desarrollos no sufren y para la polución aunque es bastante complicado alguna solución hay<span> relativamente</span> eficiente, al menos para filtrar las párticulas (microfiltros) y en menor medida para algunos óxidos y vapores.

    ResponderEliminar
  16. Jopé, ocho bicis son excesivas. Si has seguido después de la tercera te mereces el premio a la constancia y la fe.

    Me alegro y te felicito. Con más gente como tú llegaríamos muy lejos. Gracias. :) :) :)

    ResponderEliminar
  17. ¿¡Ocho bicis!?
    Pues....si a mí me atropellan 8 veces o sufro 8 accidentes de tráfico o me rompo 8 veces la pierna, empezaría a pensar que algo estoy haciendo mal....

    Prueba a cambiar de antirrobo, ¿no? También podrías probar a atar la bici en otro sitio que no fuera  un girasol, o una margarita, o un junco.

    ResponderEliminar
  18. Si llevas 3200 euros gastados en bicis tienes dos opciones: gastarte 100 euros en un buen candado, o no usar la bici, porque a ese ritmo, te arruinas rápido.

    Yo tengo suerte y jamás me han robado la bici (también es verdad que desde que empecé a usarla en Madrid, compré un buen candado de U) Y en cuanto a la rentabilidad, antes gastaba unos 100 euros al mes en gasolina y ahora prácticamente no gasto nada (algún fin de semana de viaje, nada más) Eso por no hablar de las consecuencias para la salud, bajada de peso, falta de stress, de ansiedad, y sobre todo, un dolor de espalda contínuo que antes padecía y que desde que uso la bici, milagrosamente, desapareció.

    ResponderEliminar
  19. creo que las ata en los bolardos

    sin maldad

    ResponderEliminar
  20. - una en el parking de mi padre.
    - otra en el bajo de mi casa, se celebró una fiesta y en momento de despiste la puerta quedó abierta
    - otra en el vestuario del curro
    - otra en la farola de delante de casa de mis padres a plena tarde
    - otra en el aparcabicis de delante de casa con un candado de 35 €
    - 2 en Londres (pero es que allí van a saco comparado con aquí)
    - otra en plena mañana en la farola de otra casa donde viví.

    en total 8

    también es cierto que llevo desde los 20 años montado en una bici para ir a trabajar y ya cumplo 32. Sin la bici me muero. Si me voy de vacaciones con ella, no se que haría teniendo que ir a pata.

    Siempre surge un día que las dejas mal y san se acabó todo

    ResponderEliminar
  21. Hola
    Hace 10 años que empezé a usar la bicicleta, 6 para ir al colegio y 4 para trabajar. La verdad que está bueno, yo le veo una sola contra: los días de lluvia. También es complicado cuando se debe llevar algo grande y no se lo puede cargar. Para lo demás es buenísima, cuidas el medio ambiente, hacés ejercicio y ahorras dinero.
    Un saludo desde Argentina

    ResponderEliminar
  22. Hola, Gonzalo y otros compañeros del pedal! He citado este post en mi blog recién inaugurado. Me ha encantado la reflexión:
    'Y si lo importante en la vida es salud, dinero y amor, solo con ir al trabajo en bicicleta ya consigues dos tercios de lo que importa en la vida. ' :)

    ResponderEliminar