Menú horizontal

lunes, 21 de septiembre de 2015

Cicleatones... ¿irrespetuosos o desinformados?

En bici por Madrid y la Policía Municipal informaron a los vecinos de Tetuán sobre el uso de la bicicleta en la ciudad


El pasado viernes, y con motivo de la Semana Europea de la Movilidad, tuvimos la oportunidad de compartir dos carpas informativas con la Policía Municipal de Madrid para divulgar entre los transeúntes todo lo que afecta a la bici en nuestra ciudad: normativa, consejos de circulación segura, biciregistro, etc.

Desde las doce del mediodía y hasta las nueve de la noche, voluntarios que respondieron desinteresadamente a nuestra llamada y varios policías municipales del distrito de Tetuán y de la Unidad de Medio Ambiente  -que son los que patrullan en bici-, atendieron a los ciudadanos que se acercaban a buscar información, bien por su propia iniciativa o a instancias de los agentes cuando les pillaban en alguna pifia.


Los cicleatones

Efectivamente, cada vez que un cicleatón (persona que, montada sobre su bicicleta, usa la calzada o la acera de forma indistinta según le salga de las bielas) pasaba por delante de la carpa o por los alrededores, era llamado a capítulo por los policías, quienes les informaban de que estaban cometiendo una infracción y, acto seguido, les remitían a nosotros para que mantuviéramos con ellos una amistosa charla sobre cómo deben circular por la ciudad.

El goteo de cicleatones no cesó durante todo el tiempo que estuvimos en ambos puestos, pero quizás el dato más revelador es que la gran mayoría de ellos no conocía la prohibición de circular por la acera pues, si lo supieran, no habrían pasado delante de las mismas narices de los policías. Incluso hubo alguno que venía directamente a pedirnos información sin bajarse de la bici y, lo que es peor, muchos afirmaban creer que por aceras de más de tres metros estaba permitido circular, un error producto de un globo sonda de la DGT difundido por todos los medios de comunicación y que solo por esto se convirtió en norma para muchos ciclistas.

Esto viene a poner de manifiesto, una vez más, la necesidad de que las administraciones públicas informen de forma clara y efectiva a los ciudadanos sobre las normativas, pues de nada sirve legislar si no trasladas esas leyes y esas normas a quienes van dirigidas.

Cierto es también que algunos de los que el viernes sorteaban peatones por las calles de Tetuán se echaban rápidamente a la calzada tras divisar a los agentes municipales, poniendo asfalto de por medio y parándose incluso en los semáforos. Esos eran ciclistas bien informados y conocedores de su infracción.

Los peatones

Peatones somos todos, y este colectivo fue también protagonista de la jornada informativa. Muchos se acercaban a protestar por la falta de respeto de los cicleatones y por el miedo y la inseguridad que tienen cuando pasean por unas aceras que en ocasiones ya cuentan con demasiados elementos que imposibilitan su transitar. Protestaban y también preguntaban -gente mayor en su mayoría- sobre si tenían ellos razón o no, al fin y al cabo desconocedores también de la normativa.

Otros muchos nos preguntaban por la ampliación de BiciMad, por el día de la bicicleta, por si es que iba a pasar por ahí la vuelta ciclista o reclamaban la instalación de un circuito de BMX en un solar próximo a la carpa de la Plaza de Rocío Dúrcal, pero un dato esperanzador es la cantidad de gente que se acercó a pedir información y no les pudimos resultar de mucha ayuda, porque se sabían al dedilllo la normativa que afecta a la bici, la manera de circular con seguridad, la forma de atar sus bicicletas y hasta el mapa de calles tranquilas. Lo que no conocían tanto era el Biciregistro, algunos de oídas y otros ni de lejos, pero a todos les parecía una iniciativa interesante y que pensaban utilizar en breve. Así que aquí... más de lo mismo: si una buena iniciativa no tiene difusión se queda en eso, en una buena idea que no llega a sus destinatarios potenciales.

Los polis

Aunque tenemos que tirar de las orejas al Ayuntamiento porque durante varias horas no contamos con la presencia de agentes que nos ayudaran en nuestra labor, la experiencia de colaborar con ellos fue más que positiva, sobre todo con los policías que realizan su trabajo a diario a golpe de pedal que, lógicamente, estaban mucho más concienciados con la movilidad sostenible y conocían por su propia experiencia las ventajas y las dificultades de moverse en bici por la ciudad.

Desde aquí pedimos, rogamos e imploramos a los responsables municipales que doten de más visibilidad a este cuerpo de bicipolicías mediante la ampliación del número de agentes que prestan servicio en la unidad, pues sería una medida realmente eficaz para la normalización de la presencia de bicicletas en nuestras calles. La buena noticia es que, según nos contaron, estos agentes ya están saliendo de su campo de acción habitual (Casa de Campo, Madrid Río y otros parques) y están patrullando por otras zonas menos bucólicas, como el carril bici de Mayor-Alcalá y calles con señalización de ciclocarril.

El Ayuntamiento

Salvo el hecho ya comentado de no poder contar con policías durante todo el horario en el que nosotros sí estuvimos al pie del cañón, tenemos que agradecer a Montserrat Galcerán -Concejala del Distrito de Tetuán- y a su equipo tanto los medios que nos facilitaron como el interés que pusieron en esta actividad,  que esperamos que sea la primera de muchas y repartidas por más puntos de la ciudad.
Foto: @AhoraTetuan

De hecho, habría que repetirla pero con más difusión de los medios de comunicación y con un dispositivo que permitiera "cazar" también a los conductores irrespetuosos, algo que en esta ocasión no pudo ser por la ubicación de las carpas y porque, afortunadamente, cada vez son menos los cabestros al volante.

Los voluntarios

Esta actividad no habría sido posible sin la colaboración de nuestros amables lectores (Anónimez, Deteibols, Jorge, Tito y Diego), y desde aquí queremos agradecerles su generosa y valiosa aportación. Os traslado a continuación algunas de sus valoraciones y la de nuestro compañero Wheels:

Jorge: "El efecto carpa con folletos a la vista tiene un curioso efecto atrayente. Muchos se acercaban a ver qué dábamos por si regalábamos folletos pero luego les terminaba resultando interesante la información recibida. Una experiencia bastante positiva".

Tito:  "Me gustó la actividad porque me di cuenta de que Bravo Murillo es una calle muy transitada de bicicletas y casi todas circulando muy bien. Por lo demás, es triste que las personas solo sean amables y receptivas si hay policía municipal delante y es triste ver las protestas de las personas mayores por los ciclistas de acera ante los que se ven indefensos"

Deteibols: "No hubo presencia de policía municipal en mi turno. Atendí a ocho personas, seis de ellas mujeres y todas muy interesadas en acceder al trabajo en bici. Hice mucho hincapié en que fueran por la calzada  y en cómo hacerlo. Sigue habiendo desconocimiento del uso del los ciclocarriles 30 km/h CC-30 y de la manera de circular por el centro. Insistí mucho en los elementos que debía portar la bicicleta y en los antirrobo. Experiencia positiva, mucho, aunque incompleta por la ausencia de Policía.

Foto: @policiademadrid
Anónimo Anónimez: "Lo mejor: convencer a una abuela para que buscara más información de En Bici por Madrid. Lo mismo con una clase de instituto. De entre los cicleatones que se libraban de la multa, algunos acababan convencidos de la manera correcta de circular. Lo peor: mucha gente a la que no pude convencer."

Wheels: "Tras cuatro años de retraso por fin el ayuntamiento se decide a informar directamente a los ciudadanos a pie de calle de la ordenanza de circulación, una oportunidad de difundir la normativa vigente,  derechos y deberes y de mostrar apoyo institucional a los medios de transporte no motorizados. También para conocer de primera mano las dificultades del ciudadano de la calle a la hora de hacer cambios en su movilidad.

El público era muy heterogéneo: jubilados que se acercan a la Dehesa de la Villa a hacer sus kilómetros de ejercicio diario, chavales que desconocen totalmente la normativa, abuelas que preguntan para informar a sus nietos, familias que buscan mas información, madres preocupadas por cómo deben circular sus hijos y unas cuantas personas preguntando por el resto de las actividades de la semana europea de la movilidad. Hubiera estado bien que el Ayuntamiento nos hubiera dado el programa completo para repartirlo, así como más material informativo ademas de las guías ciclistas.

También se ha echado de menos algo mas de marketing en las carpas, que eran demasiado sosas, pero para ser la primera vez le damos el aprobado. El año que viene a ver si contratan azafatas/os, que nosotros somos muy feos y espantamos al público ;-) "



No hay comentarios :

Publicar un comentario