Menú horizontal

Este blog lo escriben exclusivamente voluntarios

¿Echas de menos un tema? Escríbelo tú y enviálo a enbici@espormadrid y te lo publicamos en un par de días. Si quieres colaborar sin escribir o si te ha gustado un artículo, puedes invitar a una caña a quien escribe, que siempre hace ilusión.

martes, 8 de noviembre de 2016

Cómo iniciar una revolución ciclista en tu empresa 2: Las primeras acciones a la hora del café


Por Ignacio Prieto

¿Has encontrado a más personas que usan la bici para ir a trabajar?
¿Ya has localizado a más ciclistas potenciales?

Si no es así, vuelve al artículo 1. Sólo no puedes... con amigos sí.


Objetivo 2: Formalizar el grupo, crear un plano de recorridos y tener un listado de peticiones
Plazo: 2 semanas





El siguiente paso consiste en afianzar ese grupo que promoverá los cambios en movilidad.
Para ello hay algunas acciones que pueden ayudar, y que se pueden concretar durante un café (o incluso por correo):

Dar imagen y nombre al grupo. Una bici y el logo de vuestra empresa seguro que casan bien. Para el nombre, imaginación al poder, pero que quede claro que la bici está en medio.

Tormenta de ideas. Llevaréis mucho tiempo pensando en cosas que en vuestra empresa podrían ayudar a la bici... , es el momento de ponerlas todas en un papel, y ordenarlas por plazo y viabilidad, siendo realistas.

Lanzamos algunas:
  • Plano de desplazamientos: dibujad en un plano el recorrido que hacéis en bicicleta, indicando claramente el tiempo y la distancia, y mostradlo (máquina de café, fotocopiadora, …) para que el resto de trabajadores vea que es posible. Ofreced incluso acompañamiento a quien quiera probar, dejando vuestro contacto.
  • Reuniones informales programadas: desayunos o cafés mensuales para mantener activo el grupo y discutir avances y próximos pasos (¿último jueves de cada mes?).
  • Listado de posibles peticiones a la empresa: aparcabicis vigilado en acceso principal, taquillas, acceso a vestuarios, acceso a parking, … Cuestiones que apenas impliquen gasto o tramitación, pero que tengan visibilidad y viabilidad.
  • Llegadas o salidas conjuntas programadas al trabajo, para mostrar al resto la bici como alternativa de transporte. Tal vez un mismo día de cada semana (¿todos los martes?).
  • Fondo común y compra de material para los ciclistas del trabajo (kit antipinchazos, cámaras de recambio, hinchador, tronchacadenas,…).
  • Acciones puntuales para dar visibilidad: recorridos cortos en fechas señaladas, vueltas de 5 mn en torno a la oficina, …
  • Correos a personas conocidas, potencialmente interesadas, para ampliar el listado de correo y su repercusión.
  • Seguimiento de usuarios en bici: conteo diario apuntando también las condiciones de clima.

Objetivos mínimos

Tendríais que conseguir, al menos: 
  • El nombre y logo
  • El listado de correo (creciente)
  • El plano (aunque sea a mano) con los desplazamientos, km y tiempo
  • Un listado ordenado y consensuado de peticiones y carencias.

Repartir tareas


Por último, de todo lo propuesto, hay que repartirse las tareas.
Todos deberían podrán hacer algo para implicarse y sentir como propio el objetivo, pero siempre por convicción y gusto.
Los resultados irán llegando conforme más implicación haya.


¡A por ello!
En dos semanas veremos a quién pedir todas estas cosas, y cómo.

Coméntanos tu experiencia en tu empresa para conseguir formar un grupo con otros que vayan en bici. Tus problemas y aciertos pueden servir a otros



Paso 3. Cómo iniciar una revolución ciclista en tu empresa Paso 3. Romper la resistencia al cambio de tu entorno laboral

No hay comentarios :

Publicar un comentario