Menú horizontal

Este blog lo escriben exclusivamente voluntarios

¿Echas de menos un tema? Pídelo o escríbelo tú y enviálo a enbici@espormadrid.es y te lo publicamos en un par de días.

Si quieres colaborar sin escribir o si te ha gustado un artículo, puedes invitar a una caña a quien escribe, que siempre hace ilusión.


lunes, 13 de julio de 2020

Un bulevar en Joaquín Costa en cumplimiento de los Acuerdos de la Villa

Escrito por Joaquín Costa

Este blog es una tribuna libre. Cualquier persona puede publicar su artículo enviándolo a enbici@espormadrid.es


Varios son los medios que estos días sospechan que el Alcalde JLM Almeida ha metido un gol a la oposición con los Acuerdos de la Villa: compromisos biensonantes, sin fecha ni presupuesto, que hablan de ecología y movilidad sostenible sin haber acordado una sola medida que ponga restricciones a la movilidad en coche. La primera etapa de este mal camino sucedió esta semana, cuando la red de carriles-bici provisionales aprobada se convirtieron en el proyecto de unos tramos aislados que se ejecutarán sin quitar capacidad de tráfico, sólo mediante estrechamiento de carriles.


Ayer salió una oportunidad de hacer cumplir de verdad esos acuerdos con la inminente demolición del paso elevado de Joaquín Costa, al haber llegado al fin de su vida útil. Desde esta semana y durante meses, el tráfico en toda esa calle pasa de 8 carriles a 2, además limitados a transporte público, bicis y residentes.

Será una demostración empírica de lo que se conoce como disipación del tráfico: los 50.000 vehículos que pasan por ahí al día no se traducirán en un aumento equivalente en las calles cercanas cuando vuelva el tráfico en septiembre. Parte prescindirá de esa ruta, parte cambiará de modo de transporte y otros renunciarán a llegar a la zona en coche.

Una vez comprobado que la supresión de esa arteria no implica el colapso de la zona, será el momento de plantear si en lugar de gastarse cientos de millones en reconstruir esa estructura que genera problemas de tráfico y ambientales a toda la zona y que habrá que volver a remodelar en unas cuantas décadas, no será mejor gastarse una cantidad considerablemente menor en la imagen que abre el artículo.

Es exactamente la cristalización de manera permanente de lo que ya está pasando a nivel de tráfico: 2 carriles, limitados a transporte público, bicis y residentes. El espacio restante se destina a la recuperación de 1,8 km de bulevares en Joaquín Costa, Francisco Silvela y Príncipe de Vergara y la obtención de una zona peatonal arbolada del tamaño del Parque de Berlín (que por cierto es la única zona verde del barrio, a más de 1 km de distancia).

Esto y no otra cosa son los Acuerdos de la Villa, que por unanimidad incluye este texto (pag. 88):


Acuerdo MEC.GT2.021/308
 
"Creación de una gran red de bulevares y recuperación de bulevares históricos, recreando zonas estanciales y de movilidad peatonal con continuidad y accesibilidad. Incluirán también carriles bici y de transporte público, buscando el adecuado equilibrio para garantizar la viabilidad técnica de la actuación."

Espero que podamos aplaudir su cumplimiento.

No hay comentarios :

Publicar un comentario