Menú horizontal

domingo, 19 de enero de 2014

Acabada la M-10 ¿Qué opinas después de haberla recorrido?

Recorriendo la M-10
Ayer sábado, a las 10:00 de la mañana y con un tiempo que amenazaba lluvia, nos juntamos en Cibeles 22 ciclistas para recorrer la M-10: Paseo del Prado, Ronda de Atocha, Ronda de Valencia, Ronda de Toledo, Gran Vía de San Francisco, Bailén, Ferraz, Marqués de Urquijo, Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta, Génova y Paseo de Recoletos. En primer lugar, me gustaría dar las gracias a todos ellos por su participación a pesar de las negras previsiones meteorológicas.

Como ya hicimos en el sábado 28 de septiembre al recorrerla antes de que empezaran las obras, nos dividimos en dos grupos para hacer el recorrido en los dos sentidos de manera simultánea, y fuimos saliendo de uno en uno, cada minuto, para evitar ir en masa. Como cada ciclista circulaba a su ritmo, y la mayoría conocían el recorrido de la M-10, no se formaron grupos y casi todos circulamos en solitario.

Al acabar el recorrido nos juntamos en Cibeles, y tras cambiar impresiones volvimos a hacer la M-10 pero en sentido contrario al que habíamos hecho anteriormente.

Una vez realizada esta primera parte, ahora en los comentarios de este artículo esperamos que los participantes puedan darnos sus impresiones sobre qué tramos les parecen más hostiles para circular en bici, si hay respeto a la bici en zonas rápidas y cuestas, qué tal se circula con el bus y taxi a la derecha, cruces conflictivos... y lo que es más importante, con la M-10 acabada, nos gustaría conocer su opinión sobre si ha mejorado y ha merecido la pena la obra.

M-10. Pincha en el plano para verlo en Google MapsPincha en el plano para verlo en Google Maps

10 comentarios :

  1. En primer lugar, volver a dar las gracias a todos los participantes y animarles a contarnos su experiencia en los comentarios.

    Muchos pensarán que ayer no era un día representativo del tráfico que tenemos habitualmente en Madrid, y estará cargado de razón. Ayer fue un sábado lluvioso, con menos tráfico que un día laborable, sin atascos y con los coches circulando a velocidad mayor de la habitual.

    Como ya sabía que esto iba a pasar, el jueves pasado hice la misma ruta, en hora punta, con bastante más tráfico y como luego comentaré, la diferencia fue considerable.

    Respecto a la ruta del sábado, como íbamos separados cada uno la habrá visto de una manera distinta. Yo sólo puedo deciros que los conductores con los que compartí la calzada me respetaron y no me encontré a ninguno que me pitase o se pusiese nervioso por tener una bici delante. El pasado jueves, con más tráfico, tampoco tuve ningún problema.

    ResponderEliminar
  2. La M-10 ¿Ha mejorado en algo la movilidad ciclista?

    Hay que recordar que la M-10 se hizo para mejorar la movilidad del transporte público colectivo, y para ello se creó un carril bus (en el que se permite la circulación de taxis y motos) a lo largo de todo el recorrido. Aunque no tenemos datos, es de suponer que esto habrá hecho mejorar los tiempos a los autobuses y se habrá cumplido con el fin que se buscaba.

    ¿y la bici?

    La M-10 no se hizo para la bici, pero "ya puestos", con la obra se aprovechó para pintar un ciclocarril junto al carril bus en todo el recorrido. El ciclocarril no le da ningún tipo de preferencia a la bici, aunque si se respetara la velocidad máxima de 30 km/h ayudaría a hacer que esas vías rápidas fuesen más "tranquilas"

    Pero ¿Ayuda en algo esto a la bici?

    Además de disminuir la velocidad de los vehículos (si se respetara), el ciclocarril ayuda a recordar a los conductores la Ordenanza de Movilidad, que puede haber bicis en la calzada, que las bicis deben circular por el centro del carril y que circulando por ese carril no pueden pasar de 30 km/h. Nada más (y nada menos)

    ResponderEliminar
  3. Además de los ciclocarriles en estas arterias principales de Madrid, la M-10 nos ha traído dos novedades de aplaudir: los adelantabicis y los semáforos de Bailén - Plaza de España.

    Los nuevos semáforos de Bailén - Plaza de España permiten realizar movimientos que antes estaban prohibidos (sentido Sur) o que eran complicados de realizar (sentido Norte). Además ayudan a pacificar el tráfico y mejoran la movilidad peatonal entre Plaza de España y Plaza de Oriente.

    Los adelantabicis son muy útiles y permiten salir de los semáforos delante de los coches. Ayer sábado los utilicé en varias ocasiones, pero el jueves fue más complicado hacerlo porque con carriles estrechos y atasco es imposible colarse entre los coches para llegar hasta allí.

    ResponderEliminar
  4. Respecto a la prueba que realizamos el pasado septiembre, antes de empezar las obras ¿Ha mejorado la circulación para las bicis?

    En algunas cosas ha mejorado y en otras puede que incluso haya ido a peor.
    Circulando por el centro del carril y respetando la Normativa, cualquiera puede circular en bici por las calles de Madrid, independientemente de si están pintadas o no las bicis en la calzada... aunque una "ayudita" recordando a los conductores la Ordenanza de Movilidad y que pueden encontrar bicis en la calzada no viene mal.
    Dicho esto, la M-10 no va a ayudar en nada al ciclista de acera o de carril bici. Si antes no se atrevían a meterse en estas calles, seguirán sin hacerlo. Tendrán que buscar vías alternativas más tranquilas.
    Al ciclista urbano que estaba acostumbrado a circular por estas vías poco le ayudará la nueva M-10 (salvo los semáforos de Bailén, los adelantabicis y la supuesta reducción de velocidad). Es más, en algunos puntos el nuevo carril bus-taxi-moto complica los giros a la derecha y los hace más peligrosos.
    ¿Ha merecido la pena la obra?
    Si lo que se buscaba era mejorar la movilidad en transporte público colectivo, sí, seguro que habrá merecido la pena. Respecto a la bici, siempre será bienvenida cualquier cosa que haga ver a los conductores que el sitio de la bici es la calzada, que los coches tienen que ir más despacio y que la bici tiene que ir por el centro del carril. Si ponemos en una balanza lo que hemos ganado y lo que hemos perdido con la nueva M-10, desde mi punto de vista, sí, ha merecido la pena la obra.

    ResponderEliminar
  5. Aunque no pude acompañaros, he recorrido la M-10 en casi todos sus tramos por mi cuenta y veo lo siguiente:

    1. Los adelantabicis: Están bien en general, aunque faltan bastantes por poner. En muchos sitios hay doble semáforo antes de un cruce y lo habitual es que estén en el segundo y que a ti te toque el primero, que regula el paso de peatones. Solución: naranja intermitente para bicis en esos pasos para poder llegar al primer semáforo. En otros sitios, como la llegada a Glorieta Embajadores ni siquiera hay.
    Y en Alberto Aguilera-Carranza, no tienen utilidad: los carriles son tan estrechos que no se puede adelantar. Sólo lo pueden hacer las motos al poder usar el carril-bus.


    2. Las indicaciones de ciclocalles: Donde no hay maniobras ni cambios de carril algo aportan, aunque sea anecdótico. En cuanto intentan encarrilar a la bici, son desastrosos. No entiendo por qué se usan para señalar el giro a la izquierda de Fernando el Santo, y lo he pasado bastante mal bajando Pintor Rosales al llegar a Bailén. Ahí me pitaron antes de haber ciclocarriles y me han pitado después. Al llegar al cruce con c/ Mayor te indican que te pongas a la salida del túnel. En esos casos, es mejor ignorar las señales.
    No sé cómo está el giro a la izquierda desde Marqués de Urquijo a Pintor Rosales, pero me imagino un despropósito similar.

    3. Los semáforos de Bailén. Un 10.


    4. ¿Por qué hay badenes al llegar a Bailén? Nos rechazaron la propuesta de poner badenes en otras calles para calmar velocidad, pero ahí existen. Casi me tengo que parar para pasar con mi pobre plegable por encima de ellos. Abran unos huecos en el centro de los carriles, por favor.

    ResponderEliminar
  6. Yo tuve la suerte de hacer ambos recorridos acompañado de una guapa balcánica residente temporal en Madrid que no conocía el recorrido (un saludo). A lo mejor por eso, y por el escaso tráfico, no sufrimos más que un leve pitido y algún adelantamiento algo justo pero en general nos respetaron bastante.Con tráfico intenso imagino que será otra cosa.
    Estoy de acuerdo en la utilidad de los adelantabicis que te permiten salir con la tranquilidad de saber que ya has sido visto aunque hay tramos que si hay tráfico es imposible adelantar.
    Si os habeis fijado para cruzar por delante del Palacio Real en Bailén hay una señal naranja indicando que hay que cruzar desmontado, andando. No me parece serio.
    En general la M-10 no tiene ninguna dificultad en el sentido horario dado que todos los giros son a derecha y se hacen fácilmente. El sentido contrario a las agujas del reloj, al ser giros a la izquierda, puede ser un poco más complicado en alguna de las grandes glorietas que te obligan a ir negociando con los vehículos para que te dejen pasar.
    Creo que los ciclocarriles tal como están concebidos (una señal de pintura sin ninguna dificultad física para la circulación de los vehículos por ellos) no tienen más utilidad que "legitimar" al ciclista que los usa frente a los vehículos, sin que tenga que estar continuamente dando explicaciones. Pero no creo que incentiven el uso de la bici.
    Por lo demás, una agradable mañana. Espero poder ir a alguna de vuestras rutas aunque como son en sábado lo tengo difícil.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Lo del naranja intermitente para bicis, ya tarda, porque yo lo estoy haciendo de todas maneras. Coincido en 2, 3 y 4. Respecto a 4, hace poco vi el primer badén berlinés de mi vida: En la acera de calle carretas tapando algún boquete, enfrente de una tienda. Me pregunto si no tendrán un uso mejor.

    ResponderEliminar
  8. Pues yo me permito comentar que no me parece correcto el paso de las bicicletas por delante del Palacio Real (no los semaforos que me parecen una solucion muy acertada) pues deberia ser una zona exclusiva de los peatones.
    Para mi gusto deberia establecerse una alternativa a esta

    ResponderEliminar
  9. ¿Y por qué no puede ser correcto que las bicicletas pasen por delante del Palacio Real? Convendrás conmigo que en la Plaza de Oriente hay sitio suficiente para hacer un carril bici, acera-bici o lo que sea, pero lo que no es de recibo es que la M-10 se interrumpa bruscamente así, o que haya que dar un rodeo sin sentido.

    ResponderEliminar
  10. Mi "grano de arena": solo pude dar la vuelta en el sentido contrario de las agujas del reloj, y no encontré ninguna mejora notable respecto a cuando circulaba por esas calles previo a la M-10.
    Si eché de menos señalización vertical, y la incorporación a la glorieta de Atocha viniendo de Embajadores está muy mal resuelta: deberían señalar a los vehículos que suben por Delicias que se pueden encontrar con bicicletas en ese punto.
    Pienso que el que esté acostumbrado a circular en bici en la calzada apenas notará la diferencia.

    ResponderEliminar